mobile facebook twitter
muchodeporte
 
Miércoles, 26 de Abril de 2017
Versión móvil · Política de Cookies
MIGUELÁNGELCHAZARRI
La fábrica de humo

El primer día de la era Óscar Arias

25/04/2017 · Miguel Ángel Chazarri

Óscar Arias se pone al frente de la dirección deportiva. No existe materia suficiente para evaluar nada sobre él. Nada de lo mucho bueno que viene ocurriendo últimamente en el Sevilla es obra de una persona. A la hora de concretar los juicios, en lo bueno y en lo malo, siempre tiendo a responsabilizar al que cobra como jefe. Es decir, a Monchi. Monchi ya ha posado junto a la loba capitolina y me parece que el Sevilla ha obrado con coherencia nombrando a Arias. Muy claro no lo tendrían cuando la designación se ha dilatado algo en el tiempo, aunque al fin y al cabo no había prisa. También es normal que se abra un período de reflexión para decidir con calma la mejor forma de sustituir al mito. Y había que esperar a que el mito se fuera del todo.

En este asunto, no veía mucha salida, la verdad. Existía la tentación de ponerse en manos de la mentira externa de turno. Ya saben, cuatro lugares comunes por aquí, el cuento del hombre metódico por allá y la supuesta buena labor en otro club sin que sepamos realmente de la misa la mitad. No hace falta irse muy lejos para comprobar el bluf que es el mercado de los directores deportivos. Aterrizado Monchi en Roma, es normal que el Sevilla se la juegue con los suyos. Con gente que conoce el club, a los que nada hay que explicarles sobre lo que es el Sevilla, su entorno, su afición, lo que gusta y lo que no. Gente que se ha formado en la pujanza de un club con las ideas claras, cuyo modelo debe seguir siendo exactamente el mismo: vender caro y comprar bien. A eso no lo llamo yo desmantelar. A eso lo llamo saber crear equipos ganadores. Sin Monchi se pierden elementos diferenciadores. Entre ellos, empaque a la hora de negociar. Hará falta club. El brazo ejecutivo tendrá que subirse al avión para rematar las operaciones como Dios manda. También Monchi en este punto siempre estuvo bien respaldado.

La incógnita ahora es ver qué refuerzo caerá. Me da que el Sevilla busca una carita y no sé bien para qué. Supongo que para cubrir la exposición mediática del cargo. No lo veo. La exposición mediática, en el fondo, es lo de menos. Lo normal es que primero aparezca un Arias en pañales en este sentido, para luego ir mejorando con el paso del tiempo. Como el propio Monchi al principio. Como Pepe Castro al principio. Como todo el mundo al principio. El Sevilla cuenta con gente experta en comunicación que asesorará a Arias y le dirá por dónde pueden venir los tiros. Y además, no nos engañemos, lo que salvará o condenará a Arias será su trabajo, no un discurso más o menos atinado. Otra cosa es que conozca a alguien de su confianza y lo desee incorporar. Eso es distinto. Pero la carita por la carita no sirve absolutamente de nada. Y a partir de ahí, a ver bien el fútbol y a acertar, la palabra clave de este negocio. Arias tendrá que gestionar la salida de Sampaoli, firmar a un entrenador que marque diferencias y fichar a buenos futbolistas para no bajar, o aumentar, el potencial. Monchi deja el listón altísimo, sí. También una planificación muy mejorable. Lo de la delantera de este año es una broma pesada. Y bien que se ha pagado.

 

Otros Posts
© Muchodeporte Internet, S.L.L. | Avda. del Deporte, 4. 41020 Sevilla | redaccion@muchodeporte.com | LSSI | Política de Cookies
El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.