mobile facebook twitter
muchodeporte
 
Jueves, 18 de Enero de 2018
Versión móvil · Política de Cookies
RAFAELPINEDA
Zona mixta

¿Nadie va a reaccionar en el Sevilla?

21/12/2017 · Rafael Pineda

Incauto e inocente en los meses de estío, quizás acostumbrado a las buenas cosechas producto de Monchi, me pareció que el Sevilla puso en manos de Berizzo una plantilla más que preparada para pelear por la cuarta plaza de la Liga española. Apenas pude salir de mi asombro después de que el equipo estuviera a punto de caer eliminado por el Basaksehir en la previa de la Liga de Campeones, pero la experiencia me aconsejaba cierta prudencia a pesar de que los análisis en el fútbol deben hacerse semana a semana. Con muchas dificultades y algunas dosis de fortuna, el Sevilla fue ganando partidos al mismo tiempo que se mostraba incapaz de competir con rivales de entidad tanto en la Liga como en Europa. No obstante, las señales que emitía el equipo en las tristes derrotas de San Mamés, Wanda o Moscú apuntaban ya una debilidad estructural en la confección de la plantilla, donde asustaban la falta de intensidad, el escaso vigor físico o la ausencia de jugadores con desborde y gol. Pero había un problema mayor, terrible por sus consecuencias: la fallida y millonaria apuesta en la confección de la columna vertebral del equipo. Un Sevilla grande no puede moverse sujeto a las prestaciones de Kjaer, Pizarro y Muriel, llamados a cimentar a este plantel, destinado a pelear por la cuarta plaza y alcanzar los cuartos de la Liga de Campeones tras la mayor inversión de su historia.

Perdida la batalla de la planificación, la deriva del Sevilla desde el partido del Santiago Bernabéu abre la puerta del infierno. Hacía seis años que no veía en el equipo señales tan preocupantes en cuanto a su falta de competitividad, la deficiente organización del equipo en defensa y ataque y, especialmente, la baja forma de los valores que todavía mantiene este equipo. Estos son aspectos que atañen directamente al trabajo de Eduardo Berizzo, un entrenador desbordado, sin las ideas claras y con evidentes problemas a la hora de encontrar un once definido y con capacidad para pelear los partidos en la Liga española. Si Berizzo no entiende, por ejemplo, que un centro del campo formado por Pizarro, Banega, Ganso y Krohn-Dehli tendrá muchos problemas para ser competitivo en cualquier estadio de la Liga es que su desconocimiento alcanza cotas supinas. El nivel que viene ofreciendo el Sevilla en los últimos encuentros no le da ni para pelear por la Liga Europa, por lo que conviene tomar decisiones urgentes y determinantes.

Particularmente, creo que destituir a Berizzo y colocar a otro entrenador no sería la solución definitiva. Entiendo que ningún entrenador puede asegurar la cuarta plaza o pelear hasta el final por ella con las prestaciones de esta plantilla. Sí mantengo que Berizzo debe dar un giro total a sus planteamientos ayudado por la llegada de tres futbolistas que sean capaces de darle un salto de calidad a esta plantilla. En definitiva, en el mercado de invierno hay que arreglar muchos de los problemas causados en verano. No hay más que analizar el rendimiento de los fichajes: Corchia, Kjaer, Geis, Carole, Pizarro, Navas, Nolito, Banega y Muriel. Es lógico que la sombra de la ausencia de Monchi sea muy alargada, pero Óscar Arias tiene todavía la opción de rectificar en el mercado invernal aunque sea una tarea muy complicada. Y, por supuesto, si Berizzo no endereza el rumbo incluso con la llegada de tres buenos futbolistas que cambien la decadente fisonomía de este Sevilla, la ley del fútbol tendrá que imponerse con toda su crudeza.

 

Otros Posts
© Muchodeporte Internet, S.L.L. | Avda. del Deporte, 4. 41020 Sevilla | redaccion@muchodeporte.com | LSSI | Política de Cookies
El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.