Nuestras Firmas: Lucas Haurie

El favorito de cada derbi

El tackle

Lucas Haurie
02/11/2022

La última semana europea de 2022 carece de interés en esta tierra de temperaturas y perfumes saharianos porque sus dos representantes saben, desde la semana pasada, dónde retomarán la lid continental a la vuelta del Mundial qatarí, la Navidad y San Valentín: en los octavos el uno y los dieciseisavos el otro de la Liga Europa. Ni la visita al matadero de Manchester ni la recepción de los amigos fineses empecen, por tanto, que el foco de la Híspalis balompédica apunte derechito al derbi del domingo, en cuyas vísperas vuelve a tintinear la matraca de siempre en forma de, llámenlo como quieran, lugar común, topicazo o sandez. ¿Todavía alguien compra la moto averiada del “en estos partidos no hay favorito”?

Las coplillas populares ya advertían, desde la Edad Media, que el vencedor de una justa suele ser quien con mejores soldados, armas y pertrechos se presente en el campo de batalla. “Llegaron los sarracenos / y nos molieron a palos / que Dios ayuda a los malos / cuando son más que los buenos”, cantaba el pueblo descreído cuando algún caudillo desaprensivo pretendía suplir con rezos la escasez de acero. Es verdad que la historia de los derbis está llena de resultados sorprendentes, como aquel empate que un Betis disminuido y acomplejado arrancó el segundo día de enero de 2020 contra un Sevilla triunfante, y aun hubo Bono de parar un penalti para impedir la derrota de los suyos. Pero no hace primavera una golondrina, ni siquiera un puñado de ellas.

Visita un equipo en puesto de descenso a un habitante de la zona Champions, es decir, juega el Betis contra el Sevilla con mejor defensa, mejor centro del campo, mejor delantera, mejor entrenador y en su casa. ¿De verdad que “en estos partidos no hay favorito”? Podrán recordar los sevillistas con delectación que no perdieron en el Villamarín en sus dos últimos descensos (1-1 en 2000 y 3-3 en 1997, cuando 39 puntos separaban a los vecinos en la tabla) y evocarán todavía con escalofrío cómo aquel Betis esperpéntico de los 25 puntos fue a ganar 0-2 en Nervión en el primer derbi sevillano-europeo de la historia. Pueden suceder cosas raras en un partido, o sea, pero lo lógico es que, cuando se enfrentan dos Reyes, salga airoso el equipo de José Antonio sobre el de Lolo, y que sea el equipo de Fekir el que resulte vencedor de su duelo contra el equipo de Marcao.

Compartir:
Más Artículos
Podcasts

 




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.