Nuestras Firmas: Lucas Haurie

La Superliga vista desde Sevilla

El tackle

Lucas Haurie
19/04/2021

Mi primer director, que era un monstruo, tenía clarísima cuál era la dimensión y el alcance de la prensa de provincias: “Si viene Bill Clinton –imagínense si hace años– a Sevilla y declara la tercera guerra mundial, yo lo publico en la portadilla de local”. Este modesto escribiente tiene, ¿lo dudaban?, una sesuda opinión acerca de la llamada Superliga, un movimiento sísmico que amenaza con sacudir el fútbol europeo hasta no dejar sanos ni los cimientos, pero se trata de un asunto poliédrico, con demasiadas aristas –y con los centros de decisión demasiado lejanos– como para cansarles aquí. Sí creemos pertinente, por el contrario, poner la cuestión bajo un prisma hispalense.

Incomoda al Sevilla esta deflagración porque llega justo en la semana en la que quedó certificada virtualmente su participación en la próxima Champions, segunda consecutiva con el mérito que ello encierra y con siete jornadas por delante para desbancar del podio de la Liga a uno de los tres rivales que lo copan desde hace casi un decenio. El triunvirato al mando en Nervión debería ser el mayor defensor de la meritocracia, puesto que en el campo son capaces de mirar de igual a igual a la mitad de los secesionistas y no hay ningún motivo, excepto el dinero, para haber sido excluido del banquete. Sin embargo, es casi una evidencia que, de prosperar subversión, el Sevilla será uno de los primeros en la lista de invitados. Como al general Franco en 1940, le conviene mantenerse en una estricta neutralidad para acudir, en cuanto callen los cañones, en auxilio del vencedor. El problema será si alguno de los bandos, o ambos, exigen alguna prueba de adhesión.

Para el Betis de la hora, con telarañas en la caja fuerte, la exclusión sine die del fútbol continental equivaldría a una cadena perpetua de mediocridad. Es, por tanto, obligatoria su férrea oposición a la Superliga porque su asfixia económica sólo es salvable (y ni así…) con el dinero que pueda allegarle Tebas a través de las televisoras –sin los tres grandes, ¿cuánto valen los derechos de la Liga?– y lo que se rasque en alguna eventual participación europea. Se entiende, así, la beligerancia mostrada enseguida por Don Haruel y Catalanza, aunque se comprende un poco menos que uno de sus propios haya tenido la ocurrencia de excluir a los clubes sediciosos de la tabla liguera para ubicar al Sevilla como líder destacado. ¡En un medio oficial! Resulta tremendo el desconocimiento que tiene esta gente de su propia clientela, la escasa mundología que se percibe en cada una de sus acciones. Son una broma pesada para el bético. Summa estultitia.

Compartir:
Más Artículos
  •  

    El Betis vuelve a existir

    11/05/2021 · Lucas Haurie

    Aquel castizo “¡que inventen ellos!” de Unamuno, nada que ver con el delantero de Durango que ganó la Liga con el Betis, fue el primer grito del...

  •  

    Los malacostumbrados

    03/05/2021 · Lucas Haurie

    1-X-2. Se necesitaba una sucesión canónica de signos quinielísticos para seguir alimentando la hoguera, ardiente desde el jueves en el que el Granada...

  •  

    Cuando la expectativa ya constituye un gran triunfo

    28/04/2021 · Lucas Haurie

    De repente, salen las cuentas en Nervión porque el sevillista ya no es un experto en táctica o preparación mental –desde Helenio Herrera a...

  •  

    ¡Demuéstrese!

    22/04/2021 · Lucas Haurie

    Diógenes de Sinope, también conocido como Diógenes el Cínico, se hartó un día de las disputas metafísicas de sus pares,...

  •  

    El quid está en la pregunta

    13/04/2021 · Lucas Haurie

    ¿Puede ganar el Sevilla esta Liga? La respuesta es “sí” e invariablemente lo será el lunes próximo también, sean cuales sean...

Podcasts

 

Podcast




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.