mobile facebook twitter
muchodeporte
 
Viernes, 22 de Marzo de 2019
Versión móvil · Política de Cookies
MIGUELÁNGELCHAZARRI
La fábrica de humo

Un disparate de partido y un gran punto

23/12/2018 · Miguel Ángel Chazarri

Qué punto del Sevilla… ¿Alguien encuentra la explicación? ¿Otra vez el esoterismo? ¿Antonio Puerta desde el Cielo? ¿La fuerza de su himno irrepetible? No sé, la verdad es que obligatoriamente la mente se nos va a cuestiones que nada tienen que ver con el fútbol, pues precisamente en cuanto al fútbol, todo lo hizo mal el Sevilla en Leganés. No se puede jugar peor. Con la ventaja que otorga siempre el resultado, ahora quizás se pueda hasta censurar las dos tarjetas que vieron Banega y Sarabia ante el Girona. Quizás en aquel encuentro se comenzó a afrontar mal la cita de Madrid, justo antes de la visita del Atlético. A partir de aquí, todo lo demás. Para empezar, una puesta en escena infame, propia de jugadores que están pensando en las vacaciones, en coger la maleta y salir pitando. A los cinco minutos cayó el 1-0 producto de un centro más bien blando que puso Nyom sin oposición. Como faltan centímetros en la defensa, Vesga remató limpio. Por debajo en el marcador y sin el principal arquitecto de la obra en el campo.

Minuto que pasaba y más surrealista era todo. Al descanso, la expulsión del Mudo, que se merece una buena multa. Actitud de los argentinos, en puertas de las vacaciones y con tarjetas que acarreaban suspensión, que huele a chamusquina. Machín se contagió del disparate. Si en Vitoria obró con inteligencia, en Butarque todo lo contrario. Parece que quería que los argentinos no perdieran el avión. Quitó a Mercado y sacó a Gnagnon, que no estuvo mal, aunque cometió una última faltita… Para rematar la función, el show de André Silva, también con ganas de irse a la ducha. Dejó su sitio a Nolito… Y así, despropósito tras despropósito, con un equipo en el campo que daba miedo verlo, con uno menos y Pellegrino con más miedo que once viejas, llegó Ben Yedder y amarró este punto que sabe a victoria. Ben Yedder sí estuvo a lo suyo: picoteando, merodeando, sin llamar la atención ni tampoco meter la pata… Suyo es este empate. No es que jugara con fuego el Sevilla, es que directamente se abrasó. Pero el fútbol es la única disciplina que conozco en la que haciendo muy mal las cosas, a veces, sólo a veces, te puedes llevar una gran alegría. Justo lo que ocurrió en Butarque.

Otros Posts
© Muchodeporte Internet, S.L.L. | Avda. del Deporte, 4. 41020 Sevilla | redaccion@muchodeporte.com | LSSI | Política de Cookies
El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.