mobile facebook twitter
muchodeporte
 
Sábado, 23 de Febrero de 2019
Versión móvil · Política de Cookies
MIGUELÁNGELCHAZARRI
La fábrica de humo

A Machín le da otro ataque de pánico y la noche copera fue del Betis

31/01/2019 · Miguel Ángel Chazarri

Se acabaron los cuartos, de éxtasis para el Betis y de vergüenza para el Sevilla. Comencemos por lo último. Se podía intuir que un 2-0 en contra era pan comido para Messi y compañía. Los nubarrones se confirmaron viendo el planteamiento de Machín, que desde luego no atinó. Volvió a empequeñecer a su equipo en uno de esos partidos señalados. El estropicio comenzó con la portería. Por unos códigos que efectivamente yo no entiendo, ha decidido jugársela con Juan Soriano, que igual mañana es un figura, pero ahora mismo no está. Le vino grande el partido. Pudo hacer más en varios goles. Era un encuentro para poner a los mejores y sin embargo se salió con poco portero, lo que es igual a morir. En la elite, llega un momento que se acabaron las contemplaciones y menos con un chaval que tampoco está demostrando gran cosa. El centro del campo tampoco carburó. El Sevilla se quedó lejos del área rival. Con Amadou y Roque Mesa, que tampoco sujetaron nada, salir era difícil. También jugó el defenestrado Arana, se prescindió de Ben Yedder... Con este regalito de planteamiento, era cuestión de tiempo, cuestión de que los cracks acertaran. Dos marcó un mal Madrid en el Bernabéu y seis te hace un buen Barça en su casa. Matemático. Caricatura de partido que vuelve a dejar tocado al entrenador, que cuando hay gloria no da una. Caricatura de partido que atenta contra el ADN forjado en eliminatorias memorables. Me da que a quien le ha molestado de verdad la Copa es a Machín. Fuera de casa veo a su Sevilla y no me parece que esté lejos del de Berizzo o el de Montella.

Antes, el Betis resolvió con sacrificio su partido. En las eliminatorias se trata de aprovechar los momentos y la verdad es que el Espanyol tuvo varios. Comenzó frío el Betis, aquello no parecía unos cuartos de final de Copa. Luego sí fue inclinando el partido hasta que empató. La fuerza del Villamarín y la expulsión de Marc Roca llevaron al Espanyol al matadero. Las semifinales ya están en el bolsillo. Sin el Sevilla en faena, ahora ya sí se debe soñar con la final en casa. Por el momento, el viernes tendrá lugar uno de esos días que certifican el crecimiento del club. El Betis ya está en los carteles. En el bombo, Betis, Barça, Valencia y ya veremos si Madrid o Girona. Suena bien. A por la Copa como si se fuera a acabar el mundo.

Otros Posts
© Muchodeporte Internet, S.L.L. | Avda. del Deporte, 4. 41020 Sevilla | redaccion@muchodeporte.com | LSSI | Política de Cookies
El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.