mobile facebook twitter
muchodeporte
 
Viernes, 19 de Abril de 2019
Versión móvil · Política de Cookies
MIGUELÁNGELCHAZARRI
La fábrica de humo

Vuelve la psicosis de los partidos fuera de casa

02/02/2019 · Miguel Ángel Chazarri

Lo mínimo que se puede esperar de un equipo después de recibir seis goles es espíritu, garra, ganas de reivindicarse para ir olvidando poco a poco el sainete de Barcelona. Pues no. Ninguno de esto rasgos apareció en el Sevilla de Vigo. Todo lo contrario. El ritmo de juego fue propio de un campeonato de veteranos, de partido de domingo por la mañana, paella y ambigú. En lugar de intentar meter el diente desde el primer mimuto a un Celta que ya vimos lo que es, el Sevilla comenzó a tocar la pelota a dos por hora, sin ganas de aventura ni capacidad para tomar riesgos. En un santiamén quedó claro que venía de camino otro petardazo a poco que al Celta se le quitara el miedo y se diera cuenta de que este Sevilla no es nada. O que aprovechara una jugada a balón parado, como de hecho ocurrió. Todo el mundo se pregunta qué le ocurre al Sevilla fuera de casa y, hombre, digamos que su mal fuera radica, en primer lugar, en que apenas llega a la portería contraria. No ataca. Se repliega pero sin capacidad para salir con peligro. Es decir, la muerte lenta pero segura. Acordarse de la ocasión de Ben Yedder es agarrarse a la nada, aunque si a Machín le pareció digna la derrota en el Camp Nou, es de suponer que la de Balaídos le parecerá la mayor injusticia de la humanidad.

Tampoco el Celta hizo nada, pero es que precisamente por el estado de los vigueses debe aumentar la preocupación. Si el Sevilla no le ha metido 0-3 a este equipo lleno de dudas, es que está para sopita y buen vino. Machín debe comenzar a resetear y tocar teclas. Ha llegado el momento. Por ejemplo, el centro del campo se le ha caído por completo. El trío que funcionó muy bien durante un tramo del campeonato ya no va. Lo de Sarabia, como siga así, va a ser un mal negocio... no haberlo vendido. El Mudo hace ya mucho tiempo que no cuaja un buen partido. Ojo, un buen partido completo, no cuatro detallitos de nada. Y Banega para todo no puede ser. Por ahí creo que debe comenzar el plan, porque total, atrás da igual lo que ponga. Todos los defensas son del montón. A la espera de los fichajes de enero (Wöber ha jugado un encuentro y ya lleva dos parado, Rog aún no ha entrado y Munir está en la enfermería), a Machín le alumbra exclusivamente el Sánchez-Pizjuán, estadio donde recuerdo que ganaba hasta Berizzo. Su mano se nota cada vez menos. La psicosis fuera de casa vuelve a Nervión. El Sevilla va de campo en campo de amable recuperador. Levantó la moral de Williams, revitalizó al Madrid, hizo el ridículo en Barcelona, donde el Valencia demostró que por supuesto es posible competir, y ahora le ha dado aire al Celta. Es necesario activar otro plan ya.

Otros Posts
© Muchodeporte Internet, S.L.L. | Avda. del Deporte, 4. 41020 Sevilla | redaccion@muchodeporte.com | LSSI | Política de Cookies
El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.