Nuestras Firmas: Víctor Fernández

Noche oscura del alma

Me levanto y me voy

Víctor Fernández
09/12/2021

Se puede morir de éxito. El Sevilla, ni mucho menos, murió en Salzburgo, pero ciertas señales invitan a reflexionar sobre el asunto. (Léase “morir” de manera metafórica, una aclaración pertinente en tiempos en los que lo políticamente correcto es de obligado cumplimiento y en los que se anuncia una huelga de juguetes para denunciar gestos tan discriminatorios y machistas como regalarle a los niños una pistola y a las niñas muñecas…). Al equipo le queda mucha vida hasta el próximo mes de mayo, pero la reacción tras el fracaso ha sido aún más inquietante. Las señales, presten atención a las señales. San Juan de la Cruz describió en ‘Noche oscura del alma’ el sufrimiento y su tránsito místico. De las noches oscuras suele nacer la luz. El Sevilla ni la ha padecido en esta ocasión y eso es preocupante. El club, la crítica (me incluyo) y la afición parecen haber asumido el ridículo europeo con resignación, confirmando esa pérdida de motivación que se respira en el ambiente. Cada vez va menos gente al estadio. Claro que se puede morir de éxito…

Los personajes empiezan a devorar a las personas. El presidente habla continuamente de ganarlo todo y de instalar un campamento base en la Champions, competición a la que se llega y de la que se desaparece con urgencia. El director deportivo se recrea en el proyecto y el crecimiento y deja al equipo cojo en ataque y con ciertos jugadores sin nivel y otros con futuros billetes a Arabia en el bolsillo. Y el entrenador, entre miedos y complejos, sigue justificando su pena y metiéndonos a presión su aburrido fútbol y su carencia para reaccionar cuando el fuego asoma. Su porcentaje de victorias es aplastante, es segundo en la Liga, pero no olviden que se puede morir de éxito…

La caricaturización de la profesionalidad está teniendo su máxima expresión en el espectáculo ofrecido con las lesiones. Los 'personajes' siguen devorando la cordura. Nada se sabe de En Nesyri, siglos después. Volvió y se lesionó sin diagnóstico ni fecha de reaparición. Desde Marruecos se oyeron las carcajadas. A Navas le dieron dos meses, hala. Los problemas del hombro de Lamela se detectaron semanas después. Se lesionó en un entrenamiento un jueves. Qué casualidad que otro jueves Suso ha sufrido otro percance que nada tenía que ver con su lesión anterior. Por precaución, el equipo debería suspender los entrenamientos de los jueves. La mala suerte es evidente, pero la grandeza exige siempre seriedad, pulso y responsabilidad y no liga con ciertas actuaciones mediocres. Al Sevilla le queda mucha vida por delante y ha dado muestra de su capacidad para renacer, pero no le vendría mal una noche oscura...

Compartir:
Más Artículos
  •  

    El guardián de los sueños

    27/01/2022 · Víctor Fernández

    Los periodos de convalecencia te enriquecen. Calma, no les soltaré otro ladrillazo sobre ese término tan...

  •  

    Empobrecimiento

    16/01/2022 · Víctor Fernández

    Cuando lean esta pieza, posiblemente el derbi ya se habrá disputado y otro puñado de acontecimientos habrán disparado los debates hacia otro lado. Se...

  •  

    El paso de Djokovic

    06/01/2022 · Víctor Fernández

    Dos años después aún no nos hemos enterado de qué va esto. La “pandemia” ha confirmado la decadencia de Occidente, la...

  •  

    El común sinsentido

    30/12/2021 · Víctor Fernández

    Gilbert Keith Chesterton, escritor, ensayista, filosófo y polemista británico y católico, dijo que "una sociedad está en decadencia cuando el...

  •  

    Soldados de Rodríguez

    22/12/2021 · Víctor Fernández

    La batalla que se llevó a cabo en el año 480 a.c. en el desfiladero de las Termópilas entre los espartanos y el imperio persa se pone siempre como...

Podcasts

 

Podcast




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.