mobile facebook twitter
muchodeporte
 
Jueves, 17 de Enero de 2019
Versión móvil · Política de Cookies
VÍCTORFERNÁNDEZ
Me levanto y me voy

Las campanadas milagrosas

28/12/2018 · Víctor Fernández

Alguien decidió un día, quizá fuera esa mano invisible que mueve el sistema, que las navidades serían fechas de diversión, alcohol, holganza, desenfado y un terreno vacío para limpiar lo hecho durante 12 meses e iniciar mentalmente un nuevo camino. El fútbol español, en el que incluyo a los profesionales, periodistas, patrocinadores, dirigentes y aficionados, ha alimentado este tiempo colgado de la nada. Cuando el país está de vacaciones, no hay fútbol. Incomprensible. En fin… Las campanadas de fin de año, al parecer, es el momento señalado para arrancar la nueva aventura. Entremos, pues, en el juego del rebaño y adelantemos las tareas pendientes que deberán sortearse con el año nuevo.

Al Betis la vida le va bien. Ha crecido en lo deportivo con brillantez y en sus ambiciones. Ahora, los que mandan marcan un mensaje con retos exigentes y desprecian lo mediocre. La evolución es extraordinaria, sobre todo cuando no hace mucho tiempo aquellos que censuraban la pobreza mental que existía en el club y en parte de la afición eran declarados enemigos de la causa bética. Esa crítica tan denostada es abrazada ahora por todos. Es grato observar que uno no estaba tan equivocado… Enero traerá días de emociones, con un problema de fondo que deberá solucionarse antes de que haga explotar todo por los aires: las dudas sobre Quique Setién.  La opinión, cada día, es más generalizada. Si gana el Betis, es por el nivel de la plantilla elaborada por Serra Ferrer. Si pierde, el culpable es Setién. El entrenador esquiva aún la desconfianza porque sus resultados son extraordinarios. Pero llegarán las curvas  y en esos momentos sería ideal que este debate se hubiera solucionado. Quizá el éxito de la temporada radique en la capacidad para solucionar cuanto antes estas discrepancias internas.

El Sevilla deberá aprender a vivir con la grandeza que ha cultivado en la última década. Es el momento de apostar por estar entre los mejores o ser uno de los mejores. La decisión es complicada porque conlleva un desgaste demoledor. Los primeros que deberán mover pieza son los dueños. La puesta en escena de la posible venta del club fue un disparate y sería conveniente zanjar el asunto cuanto antes. Es decir, tomar una decisión. Es cierto que la magia que rodea al Sevilla de los últimos años puede con todo, pero imaginar que se puede dar un paso más hacia el éxito cuando se está pensando en vender el juguete parece imposible. Si esa incertidumbre no es aclarada con explicaciones convincentes, la reacción ante un tropiezo podría ser incalculable. Tras las uvas habrá que ponerse manos a la obra. Pero no se preocupen si estos dos problemas no se solucionan con el adiós a 2018, porque realmente nada será distinto cuando suene la última campanada. Pero si este espectáculo les anima, adelante…

Otros Posts
© Muchodeporte Internet, S.L.L. | Avda. del Deporte, 4. 41020 Sevilla | redaccion@muchodeporte.com | LSSI | Política de Cookies
El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.