Nuestras Firmas: Víctor Fernández

Extravagancias

Me levanto y me voy

Víctor Fernández
21/03/2021

Dos acciones extravagantes han acelerado los corazones sevillistas esta semana. Dos acciones alejadas de lo común demostraron que en cualquier esquina puede esconderse el sentido de la vida. Dos acciones originales sacaron de su silencio al Mudo y giraron los focos hacia Bono, capaz de compaginar su altísimo nivel con el anonimato. Un delicioso taconazo y un gol del portero en el último minuto nos recordaron que el fútbol y la pasión caminan siempre juntos en un Sevilla que no deja de sorprendernos.

"Yo no soy más que un mendigo de buen fútbol. Voy por el mundo, sombrero en mano, y en los estadios suplico una linda jugadita por amor de Dios. Y cuando el buen fútbol ocurre, agradezco el milagro sin que me importe un rábano cuál es el club o el país que me lo ofrece", quizá Eduardo Galeano dejó por escrito esto pensando en Franco Vázquez. Después de vivir en las sombras por la incomprensión de su entrenador y del mundo, el Mudo regaló a sus seguidores una obra genial, un pase de pecho elegante, una revirá fascinante, un momento de emoción y melancolía. Yo me declaro 'mudista', posiblemente por la incapacidad que siempre tuve para mover el balón con ese dominio y delicadeza. Su forma educada y silenciosa de entender el fútbol y la vida es un mantra que nos hace huir del sistema. Franco se irá este verano en silencio, con el mismo sigilo con el que vino, sin ruidos ni bullicio; pero dejando entre los suyos fogonazos de felicidad. ¿Alguien espera otra cosa en la vida? Espero darle las gracias antes de que se vaya.

Es curioso, a veces necesitamos la extravagancia para otorgarle relevancia a las cosas. Bono ha tenido que marcar un gol para que las miradas viren hacia él. Su perfil modesto necesita un buen tatuaje para llamar la atención, es triste pero así está montado todo. Bono es el mejor fichaje de Monchi en su etapa más reciente. Ese genio y particular 'majara' que tiene el cargo de director deportivo sigue sacando cartas ocultas de sus mangas. Mientras nos recreamos con la fortaleza de Ocampos, el físico de Diego Carlos, el oficio de Fernando y Acuña, la capacidad de En Nesyri y la proyección de Koundé, Monchi inventó un portero por tres euros que ya está entre los mejores de Europa. No hay grandeza sin un portero grande y el Sevilla ya lo tiene. Bono es modesto, qué bendición, y su aspecto de ser el agradable vecino del quinto piso le ha restado poder mediático. Su gol demuestra esa ambición de este Sevilla capaz de pelear a muerte por un punto en Valladolid. Su gol es el grito rabioso de la rebelión de los humildes. Dos jugadas extravagantes han puesto ruido al silencio. Dos acciones originales nos han recordado por qué nos gusta tanto el fútbol.

Compartir:
Más Artículos
  •  

    La obra de Pellegrini

    12/04/2021 · Víctor Fernández

    La propaganda sólo sirve para engañar al pobre de espíritu y acercar la destrucción. Te envuelve en un fino manto que provoca una falsa...

  •  

    Yonki y gitano

    05/04/2021 · Víctor Fernández

    ¿Debemos mordernos la lengua y tragar? Es la pregunta que se hace el profesor Darío Villanueva en su nuevo ensayo que destapa esa corrección...

  •  

    Cofrades, al fútbol

    25/03/2021 · Víctor Fernández

    Cómo se le ha podido escapar a Antonio Garrido y a su gente de El Palermasso la idea lanzada desde el Ayuntamiento para convertirla en parodia en sus geniales...

  •  

    El Muro

    15/03/2021 · Víctor Fernández

    El Sevilla ganó el derbi con ese oficio que los grandes lucen en días en los que necesitan solventar el partido con el mínimo esfuerzo porque no...

  •  

    Llamadme Manuel

    09/03/2021 · Víctor Fernández

    "Llamadme Ismael". Así arranca Moby Dick, el inicio más valorado de la literatura universal. Un libro descomunal y profundo que va más allá de...

Podcasts

 

Podcast




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.