Nuestras Firmas: Víctor Fernández

Bendita reinvención

Me levanto y me voy


25/06/2021

El fútbol es un invento maravilloso, una maquinaria imparable que le plantó cara a la ‘Bomba-Covid’, lanzada por la mano que mece la cuna. Una empresa poderosa que arrasó a todos los imbéciles que quisieron ponerle freno con filosofías tan progresistas como “el miedo es libre” y “lo importante es la salud”. Un generador de ilusiones capaz de emocionar a la mente más maravillosa de este país, Antonio Escohotado, al recibir un homenaje del propio Florentino Pérez en su retiro en Ibiza donde espera con humildad la llegada de la muerte natural o provocada por el botiquín eutanásico. El fútbol es imparable y sigue reinventándose. Bendito sea.

Llevo muchos años, en la previa de cada sorteo, repitiendo cansinamente la ventaja que acarrea jugar primero en casa en las eliminatorias. A algunos les cuesta trabajo entender que cambiar de idea es signo de inteligencia y se anclan en convencionalismos prehistóricos. Son los mismos que aún siguen relatando por la imposición del VAR, catetos incapaces de avanzar. La UEFA, finalmente, se ha decidido a darle otro giro genial al fútbol eliminando el valor doble de los goles fuera de casa. Esta regla se impuso hace varias décadas para equilibrar las emboscadas que los equipos sufrían en los encuentros en territorio contrario: campos minados, ausencia de cámaras de televisión que denunciasen los mangazos, arbitrajes sibilinos, trampas mortales en las gradas… Ese otro fútbol es parte de nuestro pasado, hasta el punto de que jugar en campo rival (con el plus del valor doble de los goles) se había convertido en una ventaja sustancial. Se acabaron las especulaciones en casa para buscar el golito fuera de casa. Se terminó con premiar excesivamente un acierto del rival. Ganará el que más goles marque, sin más. Me parece que abrirá los partidos. Más justo. Me gusta.

La UEFA ha podido con el coronavirus, se ha lanzado con el VAR a buscar la justicia en las decisiones arbitrales (con errores que habrá que pulir) le ha parado los pies a los que querían cerrar el circo para ellos y ahora le mete otra vuelta de tuerca a ese particular fútbol que es el de las eliminatorias. No para de ofrecer alicientes que mejoran, indudablemente, el espectáculo y la competición. El querido Lucas pregunta qué hará Luis Rubiales en la Copa del Rey con el valor de los goles a domicilio. Como ha nacido para darle de comer al pobre y encontrar la justicia social seguro que le dará la oportunidad al equipo más humilde de que sus tantos valgan por seis. Eso sí, en las semifinales esa medida-podemos desaparecerá. Claro, a ver si por casualidad se cuela el Moralo en la final y jode la taquilla televisiva. 

Compartir:
Más Artículos
  •  

    El Sevilla siempre vuelve

    23/09/2021 · Miguel Ángel Chazarri

    El Valencia ha salido este año a jugar con un portero que en Cádiz sería el delirio de El Yuyu y compañía. Hasta Monchi podría...

  •  

    El Sevilla se aburre de sí mismo

    19/09/2021 · Víctor Fernández

    Visto lo visto, uno se atreve ya a lanzar esta pregunta: ¿Está el Sevilla viviendo en un engaño? Los tres empates consecutivos permiten a algunos...

  •  

    Revisen la fe

    14/09/2021 · Víctor Fernández

    En un instante, tras un chasquido de dedos de diputados del Silencio, de manera inesperada, el Sevilla se esfumó. El perfil competitivo, seguro, serio, ambicioso y...

  •  

    Los primeros días de septiembre

    07/09/2021 ·

    La vida me enseñó a quitarme de en medio los primeros días de septiembre. Es una época peligrosísima, terreno abonado para las...

  •  

    Así late el corazón

    01/09/2021 · Víctor Fernández

    No sé si renunciar en dos ocasiones a más de 50 millones de euros por un jugador es una locura. No sé si echarle un pulso de este nivel al poderoso...

Podcasts

 

Podcast




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.