Nuestras Firmas: Víctor Fernández

Y resurgió de las llamas...

Me levanto y me voy

Víctor Fernández
08/11/2021

Ovidio escribía que "cuando el Fénix ve llegar su final, construye un nido especial con ramas de roble y lo rellena con canela, nardos y mirra, en lo alto de una palmera. Allí se sitúa y, entonando la más sublime de sus melodías, expira. A los 3 días, de sus propias cenizas, surge un nuevo Fénix y, cuando es lo suficientemente fuerte, lleva el nido a Heliópolis, en Egipto, y lo deposita en el Templo del Sol". Después de varias jornadas ardiendo en los ríos de lava provocados por el Lille, Julen Lopetegui resurgió con fuerza y personalidad. Un nuevo episodio de la leyenda del ave Fénix se representó en otro golpe del Sevilla en un derbi que hace ya muchos años que dejó de existir…

Detrás de la nueva imagen de Lopetegui que vimos en el Villamarín podría escribirse todo un ensayo basado en la autocrítica, el esfuerzo, la humildad, la fe, la constancia y el trabajo. Lejos de acudir al victimismo, en el que Pellegrini empieza a enredarse, Monchi y Castro aprovecharon el fuego generado en la Champions para reconducir el perfil de un entrenador que parece haber renacido con más cuerpo. Detrás de esa imagen más pausada, profesional y atrevida de Lopetegui hay un trabajo bestial del propio entrenador y la mano de ese club que nunca descansa. El resultado fue espléndido: otra muesca más en los duelos con el Betis, el fortalecimiento del técnico y la apertura de nuevos caminos que inviten a creer en este Sevilla que tanto se ha dejado en ese maldito paso por la Liga de Campeones. Lopetegui se llevó por delante todos los elogios que había acumulado hasta el momento Pellegrini, quien ya empieza a hablar de expulsiones y presupuestos. Mala señal. Su repaso táctico fue inabordable, tan solo frenado (por momentos) por la ineficacia de Rafa Mir, quizá la única mala noticia del derbi. Hasta Rakitic desplegó de nuevo sus alas…

Las mentes más sabias y claras del beticismo empiezan a esquivar los derbis. El Betis ha convertido estos duelos en un lugar para la depresión y el sufrimiento del que el sentido común invita a huir despavorido. Sólo la inconsciente osadía permite acudir a estos partidos con una venda en los ojos. Los datos son demoledores: El Betis sólo ha ganado 7 de sus 46 últimos derbis, con 16 empates y… 23 derrotas. Desde hace 25 años estos enfrentamientos son un juego de niños para el Sevilla. Quizá sea el resultado de obsesionarse con justificar cada temporada con sólo estos dos partidos.

Compartir:
Más Artículos
  •  

    Vueltas en círculos

    29/11/2021 · Víctor Fernández

    Se lo leí alguna vez a Eduardo Galeano: “¿La historia se repite? ¿O se repite sólo como penitencia de quienes son incapaces de...

  •  

    Simplemente Joaquín

    22/11/2021 · Víctor Fernández

    Seamos sinceros, a ninguno de los que apreciamos a Joaquín con la misma intensidad con la que admiramos a Rafael...

  •  

    Qué pesadilla

    15/11/2021 · Víctor Fernández

    Los dos esperpentos firmados por España han servido, bendito sea Dios, para librarnos de la Selección y la romería que arrastra hasta el...

  •  

    El poder del silencio

    30/10/2021 · Víctor Fernández

    El silencio tiene un poder incomparable, es invencible. El silencio sana, es prudente, productivo y puede convertirse en el ataque más agresivo jamás visto....

  •  

    Victimismo

    25/10/2021 · Víctor Fernández

    Dice el maestro Escohotado que "no hay que dar de comer al victimismo porque es una forma de eludir la responsabilidad". Hay que alimentar la crítica, sin duda, una...

Podcasts

 

Podcast




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.