Nuestras Firmas: Víctor Fernández

El común sinsentido

Me levanto y me voy

Víctor Fernández
30/12/2021

Gilbert Keith Chesterton, escritor, ensayista, filosófo y polemista británico y católico, dijo que "una sociedad está en decadencia cuando el sentido común se vuelve poco común". En eso estamos desde hace ya bastante tiempo, en una evidente caída en picado. El joven escritor Jano García ha publicado un excelente ensayo, prologado por Escohotado, basado en el virus que está devastando todo, la alogocracia: "Uno de los principales puntos de la alogocracia consiste en analizar los hechos no desde una perspectiva racional, sino emocional". Un virus que ha dado rienda suelta a la incapacidad de los políticos, la decadencia de los medios de comunicación y el "tragacionismo" del pueblo. El Covid ha destapado las carencias que nos arrastran hacia el mayor de los males: la estupidez.

Y la decadencia no tiene fondo: Pedro Sánchez agradece a la pandemia que sea "un motor de modernidad para el país" (está a un paso de bajar los pantalones en sus comparecencias), los medios han dejado de ser libres para convertirse en metralletas de teletipos, bulos y noticias alarmantes sin contrastar, y la mayoría de la gente se limita a aceptar e inclinar la cabeza. Lean a Juan Manuel de Prada, uno de los últimos intelectuales dignos que nos quedan, y sentirán vergüenza al ver reflejada la sociedad en el espejo.

Mientras Israel estudia la posibilidad, no sé si se atreverán, de abrirle las puertas al virus, aquí los políticos toman medidas injustificadas para demostrar que hacen algo. Si repasan todo lo que ha ocurrido, es normal pensar que a uno llevan tiempo tomándolo por idiota. La última decisión es echar a la gente, otra vez, de los estadios después de vacunar al 90 por ciento de la población. ¿Alguien puede ofrecer una explicación razonable a algo alguna vez? Si la pides, te llaman negacionista… Por cierto, ¿para ir a los estadios no hace falta el pasaporte Covid? ¿Y en los bares sí? Ya está bien.

El fútbol no escapa de la imbecilidad que nos arrastra. Los clubes cierran los entrenamientos, impiden las entrevistas por miedo al virus, apuestan por evitar que los periodistas viajen con los jugadores, ocultan los partes médicos hasta de los resfriados, pero permiten que los futbolistas salgan pitando a las playas de Dubai con el resultado de una bestial cascada de positivos. Los jugadores, siempre indignados por el trato recibido, entierran su profesionalidad y que el equipo arree con lo que venga… El rizo de la estupidez nos lo ofrecen los dos equipos sevillanos ocultando, para salvar la intimidad, la identidad de los afectados. "Todos los cerebros del mundo son impotentes contra cualquier estupidez que esté de moda", es una de las citas de Jean de la Fontaine que se puede leer en 'El Rebaño' del joven Jano García que deja al descubierto a todas esas hordas de tertulianos mediocres.

Compartir:
Más Artículos
  •  

    El guardián de los sueños

    27/01/2022 · Víctor Fernández

    Los periodos de convalecencia te enriquecen. Calma, no les soltaré otro ladrillazo sobre ese término tan...

  •  

    Empobrecimiento

    16/01/2022 · Víctor Fernández

    Cuando lean esta pieza, posiblemente el derbi ya se habrá disputado y otro puñado de acontecimientos habrán disparado los debates hacia otro lado. Se...

  •  

    El paso de Djokovic

    06/01/2022 · Víctor Fernández

    Dos años después aún no nos hemos enterado de qué va esto. La “pandemia” ha confirmado la decadencia de Occidente, la...

  •  

    Soldados de Rodríguez

    22/12/2021 · Víctor Fernández

    La batalla que se llevó a cabo en el año 480 a.c. en el desfiladero de las Termópilas entre los espartanos y el imperio persa se pone siempre como...

  •  

    Los Dioses hablan

    16/12/2021 · Víctor Fernández

    Hablábamos el otro día de las señales. De algo que chirría en el Sevilla y que no transmite buenas sensaciones. Algunos han querido mitigar el...

Podcasts

 

Podcast




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.