Espejo del Kick Boxing

Lucas Haurie
Lucas Haurie
06/12/2022

Es recurrente relatar vidas deportivas con el esfuerzo y la constancia como recetas de éxito. Hay otras trayectorias, además, que son de película. Es el caso de Antonio Romero, el primer español con síndrome de down que logra el cinturón negro en Kick Boxing. ‘Nada es imposible’ es el lema que aparece en el atuendo que le regaló la Federación Española. El amor por este deporte le dio combustible al cordobés, de 22 años, para hacer historia. Se examinó en igualdad de condiciones que el resto de aspirantes. No se sometió a pruebas especiales, que son específicas para deportistas con alguna discapacidad. ‘Nadie le ha regalado nada’, se enorgullece su entrenador, Jesús Bellido, que le encendió la mecha por el Kick Boxing, cuando hizo una exhibición donde estudiaba Romero hace un lustro.  

Consultó con sus padres y desde que probara no ha faltado a una sola sesión de entrenamiento, de cuatro horas de duración, dos días a la semana, más una hora diaria de cardio con vídeos desde casa. ‘Debe tener fiebre para que se pierda su cita en el Team Bellido, el centro deportivo de Alcolea, donde es una estrella’, se emociona el padre. La pasión por el deporte le ha permitido al cordobés relacionarse con numerosos amigos y vivir con normalidad su discapacidad, que en nada le ha impedido desarrollarse como un deportista de primer nivel. La coordinación y la psicomotricidad, que podrían surgir como desventajas, son sus puntos fuertes, además de su flexibilidad y elasticidad. Antonio Romero, que apenas hablaba con nadie cerca del ring, ha ganado en autoestima. Incluso, ejerce de monitor con los novatos, a quienes enseña a vendarse las manos de manera profesional y a iniciar calentamientos, movimientos básicos y golpes. El Kick Boxing combina técnicas de boxeo con golpes de kárate y taekwondo.  

El cordobés es considerado un ejemplo de vida e integración, de ahí que recibiera el reconocimiento del Ateneo de Córdoba. Ha tumbado innumerables barreras, pero le queda una trascendente: que la Federación permita competir a los deportistas con discapacidad. Ahora mismo están vetados oficial y extraoficialmente para salvaguardar su integridad física. El cinturón negro le faculta para ser entrenador y transmitir valores como el respeto, la disciplina, la lealtad, el compañerismo o la pertenencia al grupo. Todo eso demuestra Antonio Romero en las exhibiciones en las que participa. Su dilema es dedicarse laboralmente al ámbito de la FP que ha terminado de Alojamiento o Lavandería o centrarse exclusivamente en el deporte. Pese a la encrucijada, ya ha marcado su propio camino, guía para otros como él que se enfrentan sin miedos a su realidad.  

 

Compartir:
Podcast Andalucía Deportes
 
Podcast




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.