mobile facebook twitter
muchodeporte
 
Domingo, 19 de Mayo de 2019
Versión móvil · Política de Cookies

La gaditana Ame Romero ha sido elegida los dos últimos años como segunda mejor jugadora del mundo de Fútbol Sala

Talento de patio de colegio

05/03/2019 · Lucas Haurie

No se necesita una gran extensión de terreno para ponerse a dar patadas a una pelota. Basta el patio de una casa o de un colegio. Bastan unas mochilas o simples abrigos como marco. Ni siquiera es trascendental que el balón sea el último modelo, porque cualquier esférico de cualquier material puede servir. Así se han iniciado los niños desde siempre hoy en la práctica del fútbol. La templanza de las habilidades ya irán surgiendo y en los patios de los colegios y polideportivos. Luego, el esfuerzo, el tesón y la calidad ayudan a que aparezcan fenómenos como Amelia Romero.

Romero empezó a jugar con su hermano y con los hijos de las compañeras de trabajo de su madre, maestra de Educación Infantil, en un patio escolar gaditano. Apenas tenía cinco años, pero se lo tomó en serio. Dejó el flamenco y se incorporó a la cantera del equipo de fútbol sala del Cádiz, a las órdenes de Kiko Oliva, con quien debutó en el primer equipo. Con 18 años fichó por el Cajasur Córdoba, para pasar a continuación por Valladolid y la Universidad de Alicante, hasta recalar en su actual club, el Futsi Atlético Navalcarnero.

Con el equipo madrileño lo ha ganado todo a nivel nacional y europeo, lo que ha llevado a Ame Romero, como es conocida, a ser elegida por dos años consecutivos como la segunda mejor jugadora del mundo, única española en la lista de las finalistas y sólo por detrás en votos de la brasileña Amandinha, ganadora las cuatro últimas ediciones de esta versión femenina en calidad del maestro luso Ricardinho. 

Precisamente en tierras portuguesas se celebró hace dos semanas la fase final de la Eurocopa de fútbol sala, la primera que reconocía la UEFA y donde la gaditana, internacional desde 2014, ayudó con sus goles a la selección española a llevarse este título recién estrenado. Uno lo anotó en la semifinal frente a Rusia (5-0) y otro en la final ante las anfitrionas, derrotadas por 0-4.

Madrileña de adopción desde hace casi una década, aún no llega la jugadora gaditana a la treintena. Desde siempre ha mirado el futuro más allá del fútbol sala, por eso ha dedicado parte de sus renuncias a la Educación Infantil y a trabajar de monitora escolar como complemento al deporte. Es a lo que la han conducido las carestías del fútbol femenino profesional. 

Ame Romero no olvida sus raíces y se sigue ilusionando cada vez que vuelve a tierras gaditanas, sobre todo si es para ganar títulos, como la Copa de España lograda la temporada pasada ante un público entregado. El fútbol sala viene años cobrando protagonismo no sólo en Cádiz sino en toda Andalucía, con varios clubes en la élite masculina y femenina. Las figuras internacionales en el gremio, como Aicardo, Joselito, Solano y Bebe, son síntoma perceptible de ello. 

La gaditana sólo reconoce como referencia a Montse, jugadora ya retirada pero muy querida en Cádiz, mientras sigue superando retos en esta disciplina futbolística que aún no se ha quitado del todo el sambenito de ser el benjamín de una familia numerosa, donde no ha triunfado tanto como el hermano mayor, el fenómeno de masas por antonomasia.

 

© Muchodeporte Internet, S.L.L. | Avda. del Deporte, 4. 41020 Sevilla | redaccion@muchodeporte.com | LSSI | Política de Cookies
El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.