El 'Balita' Lozano aún espera sucesor

Lucas Haurie
13/09/2021

Más de dos largas décadas lleva esperando Rafael Lozano, el Balita, la llegada de su sucesor. Desde que el legendario cordobés se colgara la medalla de plata en Sidney 2000 no hay púgil que tome su relevo. En Tokio repitió como preparador. Por cierto, bastante ofuscado por las polémicas decisiones arbitrales, que dejaron huérfanos de premios a sus pupilos por unas controvertidas puntuaciones finales. En cuartos de final se quedó Gabriel Escobar. El madrileño aspiraba a asegurarse al menos el bronce en la modalidad de peso mosca. No superó a Saken Bibossinov, de Kazajistán. El combate se resolvió a los puntos con una tremenda polémica, ya que el dictamen de los jueces no fue justo tras lo visto al español en el ring. Tuvo que olvidarse de la medalla a las puertas de la misma después de superar al argentino Ramón Nicanor Quiroga y al búlgaro Daniel Asenov en las rondas de dieciseisavos y octavos, respectivamente, de manera bastante clara, además.

Igual de controvertido o más fue el desenlace en el último combate de Emmanuel Reyes. El cubano nacionalizado español se enfrentó en cuartos de final de la modalidad de peso pesado a su compatriota Julio de la Cruz, que le superó a los puntos. Una larga tradición de favoritismo con los boxeadores cubanos se revivió en Japón. Reyes había tumbado a Vassiliy Levit, de Kazajistán. También había acabado con las ilusiones de Gazi Jalidov antes de semifinales. Quien tuvo poco recorrido antes de acercarse al podio fue José Quiles, quien no pudo ir más allá de la fase de dieciseisavos al perder ante el irlandés Kurt Anthony Walker. El púgil de Elda cayó a las primeras de cambio, por tanto, en la modalidad de peso pluma.

Todos ellos se quedaron a la sombra de Lozano, que exhibió sin tapujos su malestar en cada una de las eliminaciones, sobre todo, en las dos cargadas de polémicas. “Le han quitado su medalla, no es normal lo que ha pasado. No sirve bailar, si te conectan. Los golpes claros han sido de Enmanuel, el que ha ganado el combate ha sido él. Ha sido injusto”, comentó el cordobés tras la eliminación de Reyes. Fueron los quintos Juegos Olímpicos de Tokio para el Balita Lozano, que ya intervino en el cuerpo técnico de España en Río de Janeiro 2016. Mucho tendrán que aprender sus alumnos para alcanzar sus cotas. Se estrenó en Barcelona 1992 con diploma. Cuatro años más tarde se convirtió en el segundo medallista cordobés y el primero en lograr más de una. 

En Atlanta 1996 se hizo con un bronce y en Australia logró la plata, que también le supo a poco por la decisión de los jueces en la final ante el francés Brahim Asloum. Competía el púgil nacido en el barrio de San Pedro en peso minimosca. No le queda otra a Rafa Lozano que aguardar a París, en 2024, para ver si, al fin, otro compatriota sube al podio en boxeo. Para el evento en Francia podría contar, además, con la ilusión renovada de tener a su hijo en la expedición. Balín lleva paso firme para seguir el camino del padre. Habrá que esperar un ciclo corto de tan sólo tres años para ver si se cierra el círculo con final inesperado.

 

 

Compartir:
Podcast Andalucía Deportes
 
Podcast




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.