muchodeporte
muchodeporte.com
Lunes, 27 de Mayo de 2019
Real Betis

El gran perdedor

15/05/2019 · Antonio Félix

Era difícil encontrar razones para ir a ver al Betis. Hacía un calor de mil demonios, el equipo ya no se jugaba nada y enfrente se alineaba el Huesca, descendido como colista del campeonato. Había que estar muy aburrido o muy chalado para ver ese partido, destinado irremisiblemente al dulce sopor de la intrascendencia. Pero hete ahí que, en el minuto 97 de la castaña, Joaquín agarró un derechazo terrible a la salida de un córner, un misil que sellaba el 2-1 para los verdiblancos. Y Joaquín entró en éxtasis. “Uno de los mejores goles de mi carrera”, diría después el genio de El Puerto, tras celebrar como un poseso el triunfo sobre un descendido Huesca que además estaba con 10… Uno de los mejores goles de su carrera, que significaría para el Betis acabar decimosegundo de la Liga… Y así, en medio de esa tarde incandescente y absurda, se revelaba en todo su esplendor la naturaleza de Joaquín y la naturaleza del Betis, que al fin y al cabo son una misma cosa, por absoluta, fenomenal y eterna desgracia.

¿Qué es Joaquín? Comencemos por esto: se trata de un futbolista asombroso. Un portento. Piensen en las cualidades que hacen a un futbolista: velocidad, potencia, tacto, mirada, regate, freno, disparo, gol. Joaquín las tiene todas, y todas en buena medida. Les añade, por lo demás, un rasgo particular: la emoción. No serán pocos los aficionados que cuenten las veces que Joaquín les puso la carne de gallina, como tampoco lo serán los rivales que, cuando se les mencione, recuerden a un jugador imparable. En síntesis, hablamos de un deportista superdotado, además de un tío muy inteligente. Un futbolista para comerse el mundo. Luego, en el currículum de Joaquín aparece que ha ganado un par de Copas del Rey. Y que ha jugado en el Betis, el Valencia, el Málaga y la Fiorentina. Completemos, pues, el perfil del genio de la Bahía: al fin y al cabo, un maravilloso perdedor.

¿Y qué otra cosa se puede decir del Betis? El otro día lo remarcaban, ufanos, con mucha guasa y un puntito de desazón, Curro Romero,  José de la Tomasa y Rafael Gordillo, ante la cómplice mirada de Joaquín, uno de los suyos en ese santuario de béticos del universo. También estaba Lorenzo Serra, el contrapunto que debía darle la vuelta a esto. Pero tal vez la empresa desborde el inmenso talento de don Lorenzo. Al fin y al cabo, de lo que ahí se hablaba era de algo connatural, metafísico, insondable. Una insensata manera de perder y parecer feliz. Lo parece el Betis, que tras acabar el 12 se va a arreglar con unos retoquitos y fichajes como Juanmi. Enfrente, el Sevilla, sexto, prepara una revolución, y poco más hay que explicar sobre el grado de autoexigencia que se imponen unos y otros. También parece ser feliz el gran Joaquín, a quien, en el futuro, unos pocos, con honda emoción, recordaremos como aquel futbolista portentoso que ganó menos que, digamos, Aleix Vidal.

Cuando se retire, y esa retirada es ya inminente, Joaquín ha anunciado que quiere ser presidente del Betis. Y será un caso realmente curioso, porque, como presidente, el Betis necesita a alguien que sea exactamente lo contrario a lo que Joaquín ha sido como futbolista.

En portada
© Muchodeporte Internet, S.L.L.
Avda. del Deporte, 4. 41020 Sevilla
redaccion@muchodeporte.com | LSSI | Política de Cookies
El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.