mobile facebook twitter
muchodeporte
 
Martes, 25 de Junio de 2019
Versión móvil · Política de Cookies
Polideportivo

Djokovic, Nadal, Federer: arde Australia

30/12/2018 · Alejandro Delmás

Cuando el año 2018 dice adiós, en pleno solsticio de invierno del Hemisferio Norte... el Hemisferio Sur se inflama en el solsticio de verano austral: en 'Australia', precisamente. Y allí, en el verano de Melbourne arrancará este próximo lunes 14 de enero el Australian Open... en el 50 Aniversario de la Era Open, que se abrió para el tenis en 1969; también se trata de la edición número 50 de lo que es el 'Open', el 'Abierto de Australia', dado que en 1986 no se celebró el torneo por los ajustes del traslado desde la hierba del añejo Kooyong Club a las actuales pistas sintéticas de Flinders/Melbourne Park, al ladito del gran coliseo hoy llamado 'Melbourne Cricquet Ground' (MCG): el gran Estadio Olímpico de los Juegos de 1956. Entre la arboleda 'austral', en las riberas junto al río Yarra, las acequias de Melbourne Park bullen en ranas veraniegas que se dispersan a brincos entre los paseantes que se dirigen al Rod Laver Arena.

En 1969, Rod Laver -en el año de su segundo 'Grand Slam' completo- fue el primer campeón del Abierto australiano. Entre cuatro y cinco décadas después, un tal Novak 'Nole' Djokovic, 'The Djoker', empezó a ir de cacería en los parques de Melbourne, de tal modo que -entre 2008 y 16-, Djokovic alzó hasta seis veces el llamado 'Norman Brookes Trophy', igualando la plusmarca establecida por Roy Emerson entre 1961 y 67, en años 'No Open'. Cuando Roger Federer selló los dos Abiertos de 2017 y 18 en Melbourne Park (donde tanto lloró tras perder ante Nadal la final de 2009)... Roger se igualó en seis conquistas australianas con Djokovic y Emerson. La antigüedad del evento se remonta a 1905 como 'Campeonato de Australasia' y a 1927 como 'Campeonatos de Australia'... hasta la implantación como Australian Open, en 1969.

En Melbourne y en 2019, bajo el sol masivo del cambiante verano austral va a estallar la que será -a no dudarlo- una de las últimas batallas de una extraordinaria época del tenis mundial: la que, desde 2005, viene gobernando un triunvirato de acero: Novak Djokovic, Rafael Nadal y Roger Federer, por orden actual en el Ranking ATP. Por situarnos. Desde Roland Garros 2005, a partir de que Nadal alzó en París su primer título en Grand Slam, se han disputado 55 grandes Campeonatos del Slam, o 'Majors'. Balance desde esa fecha: 17 grandes títulos para Nadal, 16 para Federer (20 en total, con cuatro antes de 2005)... y 14 de Djokovic. Entre los tres, el llamado 'Big Three', han sumado... 47 de los 55 'grandes' a partir de junio de 2005: el ¡85,5%! de esos 55 eventos de Grand Slam. Los otros ocho: tres por barba para Murray y Wawrinka y uno para Del Potro y Cilic (sendos US Open, 2009 y 14).

UNA ERA EXTRAORDINARIA.- Lo tremendo de la singladura del trío Djokovic-Nadal-Federer se puede comprender cuando se ajusta, por ejemplo, con la de un periodo similar en años y grandes estrellas: 1975-88, cuando el tenis estaba en manos de... Björn Borg, John McEnroe, Mats Wilander, Ivan Lendl y Jimmy Connors. Entre 1975 y 88 se disputaron otros 55 torneos de Grand Slam, habida cuenta de que en 1986 no se jugó en Australia. Balance en ese ciclo: diez grandes títulos para Borg (que acabó con once, uno en 1974); siete para Wilander y McEnroe. 'Stop' aquí: entre esos tres líderes de 1975 a 88 conquistaron 24 de los 55 títulos, el 43,6%: la mitad casi exacta de Djokovic-Nadal-Federer, ahora. Pero en esos días venía después otra quincena de jugadores, hasta un total de 18 con títulos de Grand Slam entre 1975 y 88: Lendl (6; ocho en total), Connors (5; ocho en total), Guillermo Vilas (4), Stefan Edberg (3; seis en total) Boris Becker (2; seis en total), Johan Kriek (2) y, con uno entre 1975 y 88, Manuel Orantes, John Newcombe (seis en total), Mark Edmonson, Roscoe Tanner, Vitas Gerulaitis, Pat Cash,  Adriano Panatta, Yannick Noah... y hasta el remoto Brian Teacher, ganador en Australia en 1980. 

Es decir: hasta 18 jugadores ganaron títulos de Grand Slam entre 1975-88, en la cresta de la ola de Borg, McEnroe, Wilander, Lendl y Connors... mientras que sólo siete tenistas han alzado un 'grande' entre 2005 y 2018: los tres cónsules del triunvirato, más Murray, Wawrinka, Del Potro y Cilic. Vale: llegamos a ocho con el Australian Open de Safin en 2005, justo antes del iniciático Roland Garros que Nadal ganó en final ante el también remoto (y dopado) Mariano Puerta... lo que ya se pierde en la noche de los tiempos. Por todas estas insólitas circunstancias de dominio, en estos momentos, y este es otro dato escalofriante... no existe ningún campeón de Grand Slam en activo con menos de 30 años cumplidos: Del Potro y Cilic ya rebasaron la treintena en septiembre de 2018. Djokovic pone proa a los 32, Nadal cumplirá 33 en junio... y Federer, hará nada menos que 38 el próximo ocho de agosto, si Dios quiere. Federer (20), Nadal (17) y Djokovic (14, empatado con Pete Sampras) son los tres tenistas masculinos que más títulos individuales de Grand Slam han ganado en la historia del tenis. Así ha sido y es -todavía- esta época irrepetible.

Roger Federer ya duerme en Australia Occidental, en Perth, donde disputa con Suiza la 'costellada' amistosa llamada Hopman Cup, y donde ha sufrido el ataque inopinado de una langosta-crustáceo. Este fin de semana que concluye, Nadal nos ha debutado en la exhibición de Abu Dabi ('Mubadala World Tennis'), con más sombras que luces: el viernes 28, Rafa perdió ante el sudafricano Kevin Anderson el primer partido que jugaba desde su retirada (dos sets abajo) en semifinal del US Open 2018 ante Del Potro: el 7 de septiembre. 

Lo malo en Abu Dabi no fue la derrota de Nadal, 4-6, 6-3 y 6-4 para Anderson (2,03 de altura, sexto jugador de la ATP, finalista en US Open y Wimbledon). Lo peor fue que, en la pista dura y rapidísima del Zayed Sports Center de Abu Dabi, las sensaciones de Rafa distaron mucho de ser las mejores... y le indujeron a retirarse ('hubo dolores'...) del segundo partido, el de consolación ante el emergente ruso Karen Khachanov, quien sí se consoló ante Thiem: 3-6, 6-4 y 10-3 en 'Súper Tiebreak'. En la final de Abu Dabi, también ayer, Djokovic tuvo que bajar a la trinchera bajo el bombardeo de la veintena de 'aces' de Anderson, campeón del torneo en 2017. Pero el serbio, líder mundial, escapó de la trinchera con el cuchillo entre los dientes, en otro ejercicio de resistencia y ductilidad, para abatir al campeón Anderson: 4-6, 7-5 y 7-5. Fue el cuarto título de Djokovic en 'Mubadala', igualando el récord del propio... Nadal.

Ahora, en la penúltima semana antes del estreno en Melbourne, Djokovic jugará en Doha ('Qatar ExxonMobil Open'), mientras Nadal se dirige a Brisbane. Allí, Rafa ha sido sorteado para competir quizá ante Tsonga y ya en segunda ronda. Pero, ¿quién podría garantizar 'nada' sobre el actual 'Nadal'? Impone -mucho- el excelente documental emitido en '#Vamos' sobre la mítica final de Wimbledon de 2008 en la que Nadal derribó a Federer. Se produce un 'shock' al apreciar cómo y de qué han manera se han dejado sentir esos diez años en el cuerpo, intensidad y velocidad de Nadal. En Federer... mucho menos.

Por concretar: en el 'cara a cara' oficial del gran triunvirato de la ATP, Djokovic-Nadal-Federer, el propio Djokovic ha mandado en los duelos directos de esos 'cara a cara': 52-47, con balance victorioso de 25-22 ante Federer... y 27-25 sobre Nadal. Pero, curiosamente, en una clasificación conjunta según eventuales criterios de liga, Nadal podría situarse en cabeza del trío gracias a su amplio margen de 23-15 sobre Federer, lo que da a Rafa un total de 48-42 en el balance combinado. Y eso que, a partir de noviembre de 2015 -y sin duelos en 2018-, Federer va en racha de cinco victorias seguidas ante Nadal. También por concretar, vamos a dividir los datos más sobresalientes y actuales de cada uno de estos tres fenomenales jugadores.

NOVAK DJOKOVIC.- Flamante tetracampeón en Abu Dabi. Campeón vigente en Wimbledon y US Open. Será cabeza de serie número uno en el Australian Open 2019, donde firmó títulos en 2008, 11, 12, 13, 15, 16. En total, 14 títulos de Grand Slam y, afirma 'sentirse capaz' de ganarlo 'todo' en 2019 y de superar los 20 grandes títulos totales de Federer. Desde Wimbledon 2018, según revela el analista de datos Craig O'Shannessy ('BrainTennis'), Djokovic está ganando el 60% de peloteos ('rallies') de cinco o menos golpes (cuatro intercambios). "Los puntos de cuatro intercambios o menos suponen el 68% de todos los puntos que se juegan, siendo el de un solo intercambio el más usual. Por eso, el saque y el resto tienen hoy más peso que ninguna otra cosa en lo que concierne al ganar partidos", afirma O'Shannessy... que reparte su tiempo de trabajo para la ATP y para el propio Djokovic. Este, estratégicamente, intenta ahora poner toda la presión desde el primer golpe con bolas profundas, para luego dictar el punto a placer. En el total de puntos ganados en los partidos de la temporada 2018, Djokovic lidera con 5.796 puntos en 65 partidos (53-12, 4.832 puntos perdidos, 54,5%)... pero, por porcentaje, Nadal es el mejor: 4.281 puntos (3.247 perdidos), igual al 55,4% en 47 partidos completos más dos retiradas (45-4). Tercero en total llega Federer: 5.097 puntos ganados, con 4.280 perdidos en 58 partidos (48-10), igual al 54,4%.

RAFAEL NADAL.- Número dos del mundo. No compite oficialmente desde el 7 de septiembre de 2018 (Abu Dabi no es un torneo oficial del Calendario ATP). Pero fue el mejor de la ATP de 2018 en el 'combo' total de puntos de 'break' salvados (70,46% en 49 partidos, 198/281) y convertidos: 45,57%, 216/474, suma final de 116,03. Rafa fue segundo y tercero en cada una de esas categorías de puntos de 'break' que lideraron, respectivamente, Steve Johnson y Gal Monfils. Además, Nadal es el mejor restador total de la ATP en 'rating' de puntos porcentuales: 174,4 total, por delante de Goffin, Schwartzman, Fognini y Djokovic. En el 'rating' ATP de 2018 en 'puntos bajo presión', Nadal fue segundo tras Nishikori: 253,3/252,2... con Federer, quinto: 240,4. La gran incógnita es su estado físico; sobre todo, las rodillas: cartílagos y tendones.

Hay esta declaración para 'Muchodeporte' de un eminente médico deportivo especializado en traumatologías de rodilla... que prefiere no ser citado: "Los tratamientos PRGF con plasma y plaquetas que Nadal ha llevado a cabo en sus rodillas desde 2010, e incluso las células madre en la espalda ('stem cells') sólo pueden ayudar. Tienen un efecto de soporte. A unos más, y a otros… menos. Biomecánicamente, robustecen los tendones, es cierto. Pero no le extienden una vida extra al cartílago desgastado, no es como un remedio milagroso de superación de ese desgaste. Como ejemplo fácil, el bótox puede aliviar la vejez… pero no la elimina. Ningún condrólogo lo ha conseguido aún: no se podría evitar el choque entre las placas óseas ni el estrés consiguiente… más el desgaste adicional". Rafael Nadal Parera cumple 33 años el próximo 3 de junio.

ROGER FEDERER.- Tercer tenista mundial en estos momentos, pero líder supremo en títulos de Grand Slam (20), por delante de Nadal y Djokovic/Sampras. 38 años el próximo 8 de agosto. Vigente campeón en Melbourne, tras hacer 'doblete' en 2017 y 18, comparte con Djokovic y Emerson la plusmarca de seis títulos. "Puede ser que esté equivocado, como ya me ha hecho quedar otras veces, pero no veo a Roger Federer ganando otro título de Grand Slam", ha apuntado Toni Nadal, tío de Rafa y el entrenador de sus mayores éxitos. Roger viaja segundo en la ATP en 2018, después de Nadal, en el 'rating' de los puntos de 'break': 68,40% salvados y 41,88% convertidos en sus 58 partidos jugados, para un 'rating' total de 110,37. Tercero es el francés Herbert: 108,30. Aquí, Pablo Carreño es quinto:105,48. A Djokovic le penaliza su mal comienzo de temporada, con sólo el puesto 12 en puntos de 'breaks' salvados (64,78%)... y el número 27 en convertidos, un discreto 39,87%: 246/617 en sus 65 partidos. En total, Novak computa un discreto 'rating' de 104,65.

Pero la gran novedad de Federer reside en sus declaraciones a la cadena televisiva suiza SRF donde por primera vez, y en alemán (su idioma materno, el preferido), el gran maestro helvético da pistas de una eventual retirada. Así: ('Tras conversar con mi equipo')... "ya tengo una idea del 'planning' de 2019, aunque no estoy compleamente seguro de lo que va a pasar en la primavera con la hierba, la tierra y la pista dura, y eso aún lo estamos discutiendo el equipo (`team') y yo. Y después de eso, ya más tarde, entonces veremos si va a haber un año más... o no".

¿Vienen entre esas líneas las claves de la retirada de Federer, además del crecimiento de sus cuatro chicos y el marcado gusto de todo buen burgués suizo (este, multimillonario...) por las comodidades de la vida familiar. Pues... uno piensa que el eco del cañoneo plano que Federer usa contra Djokovic aún no se ha extinguido: aunque Roger no derrota a Novak desde 2015; en Grand Slam, desde 2012 (Wimbledon)...y las tres últimas finales de Grand Slam que les midieron, en Wimbledon (dos) y Nueva York pertenecieron a Djokovic, como siempre desde el éxito de Federer en el US Open 2007. Este 2007 fue también el último año en el que Federer ganó a Djokovic en Australia...

Y uno también recuerda cómo el rugido sesgado de la raqueta o bayoneta de Nadal deja pensativa a la fauna de Melbourne Park. Además de la raqueta, Nadal suele usar un arma aún más peligrosa: ese corazón que fascina incluso a Patrick Hemingway, segundo hijo de Don Ernesto, y el único vivo. “Siempre disfruto intentando adivinar qué clase de persona puede esconderse tras un corazón tan candente como el de Nadal”, reflexiona Pat Heming­way, que hoy reside en Montana: a sus 90 años.

"El cura dice que no debemos atacar", dice un soldado a un oficial en 'Adiós a las Armas', una de las mejores novelas de Papá Ernest Hemingway. "Esto es la guerra, y en la guerra se ataca: dejad al cura solo", responde el oficial, ante la impotencia del sacerdote. En Melbourne Park, entre las ranas saltadoras, se escuchará fuego de artillería, casi como el que relató Ernest Hemingway entre las tablas del Delta del Ebro. “Esto es la guerra y en la guerra se ataca”, dicen los oficiales del padre de Pat Hemingway: esos oficiales que mandan al combate a gente tan candente como Rafael Nadal Parera… mientras entre trincheras y acequias ardientes aguardan grandes maestros suizos preparados para sacar a 221 kilómetros por hora... hacia hieráticos, emboscados serbios que restan para ganar: como gana Novak Djokovic.

© Muchodeporte Internet, S.L.L. | Avda. del Deporte, 4. 41020 Sevilla | redaccion@muchodeporte.com | LSSI | Política de Cookies
El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.