mobile facebook twitter
muchodeporte
 
Sábado, 23 de Febrero de 2019
Versión móvil · Política de Cookies
Polideportivo

EL ESCAPARATE

Aitor Ibar Atxega Azpiazu Segurola Celaya Orbegozo Uranga Oliden: "Sabemos que mi primo Pablo es inocente"

30/01/2019 · Alejandro Delmás

El pasado día 19 de este mismo enero, un nuevo veredicto de culpabilidad parecía haber torcido definitivamente el caso de Pablo Ibar Casas, sobrino del fallecido boxeador guipuzcoano José Manuel Ibar Azpiazu 'Urtain', campeón de Europa de los pesos pesados en los años 70. ('Hace 50 años que debutó Urtain: el 'Tyson del franquismo', Muchodeporte 5-1-2019)

https://www.muchodeporte.com/polideportivo/43144/hace_50_anos_que_debuto_urtain_el_tyson_del_franquismo/.

Pablo Ibar Casas, perseguido por el Estado de Florida desde 1994, es hijo de Cándido Ibar Azpiazu, el hermano a quien José Manuel 'Urtain' llamaba 'Candidín'... y que, bajo el apodo o nombre deportivo de 'Azpizu', acabó haciendo una estupenda carrera como pelotari profesional en los frontones de Florida (EE UU): esencialmente en la especialidad de cesta punta y en los 'Jai Alai' ('Fiesta Alegre') de Dania y Daytona Beach, junto a Uribar y Juaristi. Después, en Connecticut y en los años 90, 'Candidín', con cierto parecido a Robert De Niro, llegó a ser 'juez de cancha'.

En el año 2000, Pablo Ibar Casas fue condenado a muerte por un Juzgado de Fort Lauderdale (Florida), de resultas de un triple homicidio cometido en 1994 en la localidad de Miramar, al Norte de Miami, también en Florida. En 1998 ya se había anulado un primer juicio, también celebrado en Fort Lauderdale, como el segundo, el que dio el veredicto de pena capital. En 2016, el Tribunal Superior de Justicia de Florida anuló el juicio y la condena... por la deficiente defensa del acusado y porque consideró que las pruebas por las que se le acusó fueron “escasas y endebles”.

El pasado 1 de octubre de 2018, ahora en el Tribunal de Broward County, arrancó el tercer juicio, que culminó el pasado 19 con la nueva declaración de culpabilidad de Pablo Ibar, después de una feroz intervención del histriónico fiscal Chuck Morton (el del juicio de Fort Lauderdale), sacado del retiro para llamar a Pablo Ibar 'asesino': a voces y sin el menor paliativo. 

Sin embargo, y en las últimas horas, el 'Caso Ibar' de nuevo ha dado un giro, cuando Dennis Bailey, nuevo juez del Caso, ha citado a declarar al miembro del jurado que se retractó del veredicto de culpabilidad emitido inicialmente por la unanimidad de los 12 miembros del jurado de Broward. En un post publicado en un foro de Internet bajo el alias de 'Wickerstar', alguien al que el juez identifica como el miembro del jurado conocido como 'Black'... asegura que emitió el veredicto de culpabilidad 'bajo increíbles presiones' y en un clima de 'bullying no intencionado'.

El autor de los comentarios señala en los mismos que se trata de un caso de 'extrema gravedad” y preguntaba a los lectores del post 'qué hacer al respecto'. El juez Bailey identifica como 'Collins' a este miembro del jurado y le cita hoy mismo, miércoles 30, a las 12:30 horas en Florida (18.30 en la España peninsular) para un interrogatorio formal sobre el 'Caso Ibar', en el Tribunal de Broward County, con el objetivo de que aclare si es el autor de esas publicaciones, si ha realizado alguna más y si hay otros miembros del tribunal popular que las conozcan.... además de si ha conocido o compartido alguna otra información adicional de interés.

AITOR IBAR.- Estos últimos días, 'Muchodeporte' ha entrado en contacto con miembros de la familia Ibar que residen en el área de Sevilla, concretamente en Castilleja de la Cuesta. Allí, y en los años 80, José Manuel Ibar 'Urtain' y su hermano Eusebio -eran diez hermanos, los Ibar Azpiazu de Cestona...- abrieron y gestionaron un restaurante llamado 'El Caserío de Urtain'. Tras fallecer Eusebio, que liquidó las últimas deudas de José Manuel Ibar 'Urtain', después de su trágica muerte en Madrid, en 1992, la inmensa mayoría de sus cinco hijos permanecieron en Castilleja y en el Aljarafe sevillano como una familia más del área. 'Muchodeporte' entró en contacto con Aitor Ibar Atxega, hijo de Eusebio, residente en Castilleja, primo de Pablo Ibar, sobrino de José Manuel 'Urtain'... y de Cándido Ibar, el padre de Pablo. "Mi hermana pequeña es la que se fue a Orio, con la madre. Los otros hijos de Eusebio nos quedamos aquí. Yo he sido cocinero en Salteras, por ejemplo, y ahora trabajo como inspector de una franquicia hostelera. Medía 1,85 de altura con 18 años y ahora mido 1,92 y peso 125 kilos. Pero queda poca duda de que mis ocho apellidos son vascos: Ibar Atxega Azpiazu Segurola Celaya Orbegozo Uranga Oliden". Esta es la generosa autopresentación de Aitor Ibar Atxega.

Por vía de Aitor Ibar Atxega, 'Muchodeporte' pudo tener acceso a un audio de WhatsApp que Cándido Ibar, padre de Pablo, compartió con su familia desde EE UU. En ese audio, el antiguo pelotari manifestaba su frustración tras el nuevo veredicto de culpabilidad de su hijo Pablo, el pasado día 19. "Este ha sido un golpe demasiado grande, inesperado totalmente; no podía ser, pero ha sido", manifestaba un Cándido Ibar que avanzaba sus intenciones de abandonar Florida y EE UU ("yo me voy de aquí a alguna parte, no sé adónde ni para dónde, pero me voy de aquí")... aunque eso era antes de que la más reciente decisión del juez Bailey sobre el jurado 'Collins' abriera un nuevo cauce a la esperanza: una esperanza que la familia Ibar nunca ha perdido.

Aitor Ibar hizo estas declaraciones a 'Muchodeporte': "Todos seguimos el asunto paso a paso, pero es que no tenemos duda: sabemos que mi primo Pablo es inocente porque... la noche de aquellos crímenes en Miramar, él estuvo en la casa de su pareja, la que hoy es su mujer (Tanya Quiñones, hoy Mrs. Tanya Ibar): pero, por razones de vínculo familiar, no se acepta el testimonio de Tanya. El problema es que una decisión de rectificación sobre Pablo Ibar cuestiona todo el sistema judicial del Estado de Florida porque, además, la nuestra es allí una familia renombrada y popular. La prueba es que el nuevo fiscal del caso quiso negociar... y ahora fíjate. Es muy duro, claro. Para toda la familia es muy duro. Esperamos la sentencia a partir del 25 de febrero, aunque ahora vamos a ver, a la vista de estos últimos hechos".

EL RECUERDO DEL COLOSO.- En euskera, Ibar significa 'valle'. Esta de los Ibar es una imponente familia de deportistas: boxeadores, 'pelotaris', levantadores de piedras, como el patriarca José, el padre de Urtain... o como lo fue el propio José Manuel Ibar Azpiazu, antes de ceñirse la diadema europea de los grandes pesos. Por parte de los Atxega de Orio (propietarios de buenas bodegas), en la familia de Aitor Ibar se encuentran excelentes remeros.

Un día de julio de 1992, cuando sólo tenía 17 años, Aitor Ibar se topó con un valle ('Ibar') de lágrimas en la Sala 6 del Tanatorio del Instituto Anatómico Forense de Madrid. Allí, las leyendas de la Edad de Oro del boxeo español velaban los restos mortales de José Manuel Ibar, 'Urtain'. Allí estaban su viuda, Marisa; sus hijos Vanessa y José Manuel; el hermano Eusebio, padre de Aitor, y otros compañeros y boxeadores históricos, todos asombrados y desolados: Pedro Carrasco, José Legrá, Alfredo Evangelista, José Durán... Manuel Calvo. También, el que fuera su preparador, Alfonso del Río.

Aitor Ibar recuerda cómo en el Anatómico Forense se le abrazaron, entre llantos, dos colosos, los hermanos Valenzuela. "Con las palizas que nos hemos pegado con José Manuel, y ahora verlo así", le dijeron los Valenzuela: sollozando. Pero al fin, la voz de Aitor Ibar Atxega Azpiazu Segurola Celaya Orbegozo Uranga Oliden recupera la jovial alegría del vasco, con ese mismo recuerdo de su tío, el gran José Manuel, 'el Tyson de Cestona': "Fíjate cómo era mi tío José Manuel, mira las cosas que de él escribió José María García (autor del libro 'Comedia Urtain'), que no tenía por dónde cogerlo... y él, Urtain, nunca tuvo una mala palabra para García. Decía que los periodistas tenían que dar que hablar para buscarse la vida y que esa era su profesión. Siempre saludaba a García con una palmadita en la espalda y acababa diciendo: 'Lo bueno es que hablen de uno, aunque sea mal'. Ese era Urtain". Y basta con el recuerdo del campeón para que toda la familia Ibar recupere esa esperanza que le quiso arrancar el histriónico fiscal Chuck Morton... 

© Muchodeporte Internet, S.L.L. | Avda. del Deporte, 4. 41020 Sevilla | redaccion@muchodeporte.com | LSSI | Política de Cookies
El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.