mobile facebook twitter
muchodeporte
 
Viernes, 19 de Abril de 2019
Versión móvil · Política de Cookies
Polideportivo

EL ESCAPARATE

¿Puede Djokovic superar los 20 títulos de Grand Slam?

03/02/2019 · Alejandro Delmás

Tras la liquidación por demolición de Rafael Nadal en la final 2019 del Abierto de Australia, Novak Djokovic (Belgrado, 22-5-1987) acumula 15 títulos de Grand Slam y se convierte en el tercer tenista de la historia con más grandes títulos -'majors', como los 'salmones' del golf-, por detrás de Roger Federer (20 grandes títulos, 8-8-1981) y Rafael Nadal: 17 títulos 'grandes', 3-6-1986, y por cierto... con boda a la vista en el próximo otoño, si 'Hola' no miente. Su séptimo Campeonato de Australia ha permitido a Djokovic, actual y bien sólido número uno del mundo, romper el empate a seis 'Australias' (Norman Brookes Cup) con Roy Emerson y Roger Federer... además de quebrar el empate a 14 'grandes' con Pete Sampras en la tabla general de conquistas en Grand Slam. Surge una pregunta recurrente que ni el propio Djokovic, astutamente, se aventura a responder con máxima firmeza, y eso a pesar de su actual estratosférico nivelazo: ¿Puede este implacable caníbal Novak Djokovic -vencedor en fila de los tres últimos eventos de Grand Slam- superar (además de a Nadal) los 20 títulos de Grand Slam de un Roger Federer ya con la proa hacia los 38 años...?

Esta misma semana, la propia ATP -en su versión inglesa, 'WorldTour'- llamaba la atención sobre otra curiosa clasificación de títulos en la que Djokovic ya navega segundo... pero a un solo paso de desbordar a Federer. Se trata de una clasificación de 'grandes títulos' que añade los Masters 1000 y las ATP Finals/Masters Cup a los 'salmones' de Grand Slam. En esa lista también manda -por hoy y por la mínima- un tal Roger Federer: 20+27+6, igual a 53. Sigue Djokovic: 15+32+5, igual a 52. Tercero, Nadal: 17+33+0, igual a 50. Nadal nunca ha ganado la Masters Cup. Perdió finales (siempre en la pista dura del O2 Arena de Londres, ay) en 2010 y 13, ante Federer y Djokovic, respectivamente.

 

Pero, más allá, 'ATP WorldTour' formula un cociente en relación a este 'trébol' de 'grandes títulos' sobre los que realiza su estudio. Por ese cociente, el mejor es...  Djokovic, que gana un título en Grand Slam, Masters 1000 o ATP Finals por cada 3,3 eventos de estos en los que toma parte. Nadal, segundo, sube unas décimas en ese cociente: 3,5, mientras Federer desciende hasta 4,2. En lo que son conquistas exclusivas de torneos de Grand Slam, Nadal maneja el mejor porcentaje: 17/54, por 15/56 de Novak y 20/75 de Federer. Pero a Rafa le penaliza el 0/8 en ATP Finals/Masters Cup, sumergido por el 5/11 para Djokovic y el 6/16 de Federer en este último evento, el que cierra oficialmente la temporada ATP.

PALABRA DE NOVAK.- ¿Que nos dijo Novak Djokovic sobre toda esta historia? Pues, según 'ATP WorldTour', y con palabras bastante sensatas... "Soy consciente de que hacer historia en el deporte que amo de verdad es algo muy especial y ciertamente es lo que más me motiva. Jugar los Grand Slams y los más grandes eventos de la ATP es mi prioridad máxima en esta temporada y en las que vengan. ¿Superar los títulos de Roger Federer? Sólo quiero concentrarme en continuar haciendo progresos en mi juego y mantener el absoluto bienestar que ahora tengo -mental, físico, emocional-, de modo que pueda ser capaz de competir a un nivel igual de alto, y sin lesiones, en los años que han de venir. Y a partir de ahí... ya veremos".

Mientras se espera a ver si los grandes gatitos de la llamada 'NextGen' (Zverev, Thiem, Khachanov... Medvedev) crecen de verdad y alborotan el coto de caza de los tres supremos depredadores de la ATP, el maestro relojero suizo, el gran guerrero español y el relampagueante 'samurai' serbio, este Djokovic con una 'katana' como raqueta, y temperamento 'chetnik' en la pista... convendrá ilustrar asimismo sobre las semanas que cada uno de ellos se ha pasado hasta ahora mismo en el primer puesto de la ATP, en toda la cima. Esta es la cuenta de los 'números uno', recolectada con la cosecha de otros grandes campeones: Federer, 310 semanas. Pete Sampras, 286. Ivan Lendl, 270. Jimmy Connors, 268. Novak Djokovic, 236. Rafael Nadal, 186. 

GRAND SLAM... Y DJOKOVIC- Todo con todo, el marcador de títulos de Grand Slam es, sin duda y a la vez, crónometro, barómetro y termómetro de la rivalidad de estos tres fieros campeones del tenis moderno: Roger Federer, Rafael Nadal, Novak Djokovic. Resulta escalofriante: Desde Roland Garros 2005, a partir de que Nadal alzó en París su primer título en Grand Slam, se han disputado 56 grandes Campeonatos del Slam, o 'Majors'. Balance desde ese 2005: 17 grandes títulos para Nadal, 16 para Federer (20 en total, con cuatro antes de 2005)... y los 15 de Djokovic. Entre los tres, el llamado 'Big Three', han sumado... 48 de los 56 'grandes' a partir de junio de 2005: el ¡85,7%! de esos 56 eventos de Grand Slam. Los otros ocho: tres por barba para Murray y Wawrinka y uno para Del Potro y Cilic: sendos US Open, 2009 y 14. En este momento, no existe ningún campeón de Grand Slam por debajo de los 30 años después de que Del Potro y Ciiic pisaran la treintena: ambos, en septiembre de 2018.

Pero ahora viene otro dato no menos escalofriante... y preocupante para Nadal: desde 2015, Rafa ha completado 16 partidos con Roger Federer y Novak Djokovic. De estos 16, Nadal ganó... dos (2-14), ambos a Djokovic y en tierra: Madrid 2017, Roma 2018: aquí fue justo cuando se prometió con su futura esposa, María Francisca Perelló. Con Federer y desde 2015, Nadal va 0-5 (todo, en pista dura); con Djokovic... 2-9: 0-7 en pista dura, donde Nadal no bate a Novak desde la final del US Open 2013, y navega en racha de 0-8 desde entonces. Al mismo tiempo y desde 2015, Djokovic viaja en piso muy superior al de Federer: 8-3. Novak no pierde ante Roger desde la fase de grupos de la Masters Cup del mismo 2015 y en ese tiempo, ha batido tres veces al helvético en eventos de Grand Slam: Wimbledon 2015, US Open 2015 y Australia 2016. Y a partir de 2011, Djokovic ha ganado 14 títulos de Grand Slam: dos más que los 12 que combinan, juntos, Nadal y Federer: 8-4.

La mano sedosa de Federer sufre cada vez más el progresivo relajamiento de sus piernas e intenciones -como un lujoso tren expreso que enfilara el andén, frenando-, aunque en su regazo se mecen esos 20 grandes títulos, con Rafa Nadal en 17, dos más que Novak. Esto, cuando Federer ya enfila los 38 años… y Nadal va rumbo a los 33, siempre bajo la sombra de la eterna tensión en sus rodillas: y sin que se adivinen grietas en la flexible armadura física de Djokovic. Pero la carrera entre los tres más grandes jugadores de la historia del tenis resulta frenética en emulación y motivación. Es algo asombroso, es como si en otras rivalidades históricas, Eddy Merckx, 'El Caníbal', o Fausto Coppi, 'Il Campionissimo' -que este 2019 habría cumplido 100 años- defendiesen sus lideratos en Giro y Tour en una misma e irrepetible época ante Jacques Anquetil y/o Luis Ocaña.  O como si Ali y Frazier (2-1 para Ali entre 1971 y 1975) hubiesen extendido sus sangrientas batallas entre las 12 cuerdas de los 'rings' de todo el mundo hasta los años 80 o 90.

En 2016, tras la derrota inicial de Nadal ante Verdasco en Australia, Carlos Moyá hizo al autor de estas líneas unas reflexiones... que ahora ha repetido, junto al propio Nadal, durante los últimos acontecimientos en Melbourne: "La derrota que más daño y peor ha dejado a Rafa Nadal fue la de aquella final de 2014, aquí en Melbourne, en la que compitió hasta el fin ante Wawrinka pese a habérsele bloqueado la espalda. Y no ya por la lesión y lo que le dolió, sino porque, ganando esa final, Rafa se ponía sólo 17-14 abajo con Federer en títulos de Grand Slam; y ya después, podía haber sido 17-15 si ganaba Roland Garros ese mismo 2014, como así fue. Ahí, Rafa hubiera tenido muy cerca pasar a Federer, que no ganaba títulos de Grand Slam desde 2012 en Wimbledon (N: Roger no volvería a alzar un 'grande' hasta 2017, en Australia); por todo esto, esa situación fue frustrante, hizo mucho daño a Rafa… y todos hemos hablado eso varias veces”. Esto es así. Por cierto, también convendría regresar sobre la percusión que las batallas de atrición y desgaste desde los fondos de las pistas duras acarrean para la castigada estructura articular de Nadal. Pero…

PREGUNTAS.- ¿Qué ha de ocurrir ahora? No está fuera de toda conjetura, aunque nadie puede saberlo con certeza. ¿Aparecerán lesiones graves, condición que antepone a cualquier otra el preparador físico de Federer, Pierre Paganini, para que Roger continúe optando a todo…? ¿Qué sucederá en las pistas duras -para empezar, Acapulco e Indian Wells, entre febrero y marzo…- con esos tendones tan desgastados en las rodillas de Rafa Nadal  ¿Podrá superar Rafa ese "desgaste anímico” del que tantas veces ha escrito el propio Tío Toni Nadal en 'El País'? ¿Permitirán las rodillas y el resto del chasis que Nadal pueda entrenarse agresivamente, cuando los 33 años -con 18 de actividad profesional- ya están aquí mismo? ¿Quién y cómo puede detener el arsenal viviente de tenis que es el actual Djokovic? ¿Alguna lesión inopinada? ¿Puede ganar Rafa Nadal a Novak... yendo 'cara a cara', con tiritos planos cortos y sin la munición del sobrehumano despliegue defensivo que dio a Rafa ante el serbio los éxitos de Roland Garros en 2012, 13 (semifinal, 'punto de la red') y 2014... o el US Open de 2013? "Hemos visto algo extremadamente inusual", declaraba el 'Satán' australiano Lleyton Hewitt al comentar el tenis quirúrgico, como de bisturí, que practicó Novak Djokovic ante un aturdido Rafa Nadal en la final del pasado domingo, en el Rod Laver Arena: 6-3, 6-2, 6-3 para Novak... con masacre de 89-51 en puntos totales ganados. Además, con bastantes situaciones de confusión para Nadal: tiros inopinados al aire ('airswings'), restos infantiles, síntomas agudos de bloqueo mental...

Cuando Andy Roddick se retiró de la competición oficial, en 2012, con 30 años recién cumplidos y muchísima pista dura dentro de los cojinetes articulares, Roddick, que posee un cerebro articulado, lo supo explicar así: “Ya hace muchos meses que no me puedo entrenar agresivamente, para mejorar. Y si no puedo mejorar y jugar para los grandes títulos, yo no quiero seguir jugando bajo estas condiciones”, aseguró un Roddick que llegó a ser líder mundial en noviembre de 2003… y que era el 42º de la ATP cuando dejó el circuito, tras el US Open de 2012. ¿Hasta qué punto pueden seguir entrenando Nadal o Federer con esa agresividad precisa para que el cuerpo responda cuando lleguen las turbulencias de grandes duelos al mejor de cinco sets?

Justo antes del combate decisivo en Melbourne Park, el 'gurú' Brad Gilbert (@bgtennisnation, exentrenador de Agassi y Roddick, entre otros) reflexionaba en Twitter: "Si Nadal no gana el primer set, simplemente no tendrá más opciones". "El cambio en el juego de Nadal, más plano y con trayectorias menos bombeadas, es un deleite para Djokovic”, reflexionó el técnico francés Nico Escudé: hermano de Julien, ex jugador del Sevilla y a su vez ex 'Top Ten' en ATP y ganador de la Copa Davis. Nico dijo esto en 'L'Equipe' ANTES de la masacre que fue la final de 2019 en Melbourne. Se agregaba en el análisis Arnaud Clément, ex finalista en Australia (2001) y también ex capitán francés en Davis: "Djokovic es capaz de intercambiar bolas a un ritmo con el que, en mi opinión, Rafa no puede”... y Florent Serra, capitán francés de Copa Davis. “La utilización de los ángulos por Djokovic en pista dura... desactiva el juego de Nadal porque lo obliga a golpear la bola casi sin preparación. Son los dos mejores jugadores del momento con mucha diferencia pero, para mí, el serbio es favorito”.

No hay más cuentas ni dudas: del mismo modo que Luis Ocaña volaba como una mariposa de fuego entre la tormenta y hasta el abismo pirenaico del Col de Menté, a la caza de Eddy Merckx y toda su leyenda, o al igual que Gino Bartali y Fausto Coppi se machacaban en los grandes pasos de los Alpes, ante los ojos asombrados de Italia y de toda la Europa de la posguerra... Roger Federer, Rafael Nadal y Novak Djokovic combaten los tres contra los tres en una carrera frenética, mortal de orgullo y emulación, que les deja solos en la cima del tenis mundial.... de todos los tiempos. Tanto fuego, tanta pasión, tanto orgullo y tanta emulación se encuentran y se incendian en estos seis guarismos, como seis signos cabalísticos: 20-17-15. Casi con certeza, una de esas cifras cambiará en junio en Roland Garros: París, Bosque de Bolonia. Y mucho ojo como allí gane Djokovic y firme su segundo 'Nole Slam', los cuatro grandes torneos en fila. Igual sería... 'el principio del fin'. Eso mismo.

© Muchodeporte Internet, S.L.L. | Avda. del Deporte, 4. 41020 Sevilla | redaccion@muchodeporte.com | LSSI | Política de Cookies
El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.