Los ganadores y perdedores de la agencia libre

FRANQUICIA SUR

Javier Márquez Mata
11/07/2019

La agencia libre de la NBA es un gran bazar en el que los que mejor negocian, se ganan sus posibilidades de anillo para el año que viene. En este mercado, las estrellas han sido jugadores de clase media alta como Tobias Harris, Jimmy Butler, Khris Middleton o Horford, junto a algún All Star como D’Angelo Russel, Kyrie Irving, Kevin Durant o Klay Thompson. Este interesante mercado se ha movido especialmente rápido respecto a otros años. Los cuatro All Star de la lista han elegido su equipo durante el primer día de agencia, solo ha habido una excepción a esta regla, la joya de la corona, Kawhi Leonard. No fue hasta el 6 de julio que firmó con uno de los grandes vencedores de la agencia, los Clippers, mientras que Durant e Irving han decidido unir sus caminos en los Nets, el otro gran ganador de la agencia libre.

Los vencedores del verano han sido los Nets y los Clippers, en un segundo escalafón se encontrarían Lakers y Utah. La victoria final seguramente se la quede la franquicia de Nueva York por llevarse dos jugadores que, a priori, son mejores, aunque la vuelta de la lesión de Kevin Durant será clave.

Nets le ha “robado” a Boston a su base titular, pese a perder a D’Angelo Russel, parece una mejora evidente en dicha posición. La otra bomba, en el mismo día, fue el fichaje de Kevin Durant por la franquicia neoyorquina. Con estos dos agentes libres, los Nets se coronan como los mejores en el mercado.

Estos dos movimientos les posicionan como una de las fuerzas a tener en cuenta en los siguientes años, además de ser uno de los mejores equipos de la conferencia este a corto y medio plazo. La buena mezcla posible entre sus dos nuevas adquisiciones y lo que ya poseían hace pensar en grandes acontecimientos cerniéndose sobre Nueva York.

El otro gran ganador, los Clippers, ha completado un gran movimiento en la agencia como es la llegada de Kawhi Leonard, sumado al traspaso que ha terminado con Paul George también en Los Angeles.

Ambos jugadores regresan a casa y se juntan con Doc Rivers para formar un tridente (2 jugadores y un entrenador) realmente temible. Al entrenador de Chicago le vuelven a dar las armas necesarias para campeonar, tras el fallido intento Paul-Griffin-DeAndre.

La revolución de los “hermanos pequeños” ha comenzado, y ha venido para quedarse.

El hermano mayor de Los Angeles también se ha movido bien, pero con pegas. Los Lakers han traído al all star player que tanto reclamaba LeBron para poder luchar por el anillo en condiciones. Sin duda, el movimiento de Anthony Davis es uno de los más sonados de los últimos años y, a buen seguro, traerá alegrías de inmediato. Junto a Davis, una agencia libre más que decente ha terminado de dar lo que necesitaba al equipo para tomar un cariz de contender.

La única, aunque gigantesca pega a todo ello, es la pérdida de Kawhi Leonard, el jugador por el que habían apostado todo, y, que finalmente refuerza a su rival más directo, los Clippers.

El último en entrar en la terna de ganadores sería Utah Jazz. Tras dejar ir a Ricky, los de Salt Lake City han conseguido reclutar a Conley (excompañero de Marc en Memphis) vía traspaso y han reforzado la que, hasta ahora, era su posición más débil, la de ala-pívot. El refuerzo tiene nombre y apellidos, ni más ni menos que Bogdan Bogdanovic. El alero ha experimentado un crecimiento brutal en Indiana, lo cual significó que su mercado creció exponencialmente, lo que le ha valido un supercontrato a la altura de su reputación en la liga. Su unión al ya mencionado Conley y a Rudy Gobert supone una mejora respecto a Indiana y le hacen aspirar a todo.

Cerrada la lista de ganadores, da comienzo una breve lista de equipos que están un pequeño escalón por detrás este año de lo que vivieron el año pasado, pero que aún cuentan con opciones. Estos son equipos contender que este año han perdido alguna baza.

En esta lista se encuentran tanto Sixers como Boston. Los 76ers pierden a uno de los mejores 2 in 1 players de la liga, como es el caso de Jimmy Butler, para traer a un pívot consagrado como Horford. La ventaja de este movimiento es que le quitas a Boston su pívot titular, devolviendo a Tobias Harris a su posición natural en el alero.

Caben dudas al respecto de como pueden rendir juntos Horford, Embiid y Simmons, jugadores con un potencial tremendo por dentro, pero con problemas en el triple. Especialmente el australiano, que es el único exterior de estos tres. La adición y rendimiento de Josh Richardson serán esenciales a la hora de abrir la pista.

Boston es el otro equipo que baja un peldaño. Sus dos mejores jugadores, Kyrie Irving y Al Horford, han decidido marcharse a rivales directos (Nets y Sixers), además de la pérdida de otros activos importantes como son Rozier y Morris, que viven ahora en otras franquicias del este.

Las buenas nuevas en Massachussets son que han arribado jugadores que pueden llegar a suplir las carencias de los que se fueron, como Kemba Walker o Enes Kanter, suponiendo un gran alivio para un vestuario con un ambiente... complicado.

Hay equipos que pierden, en mayor o menor medida. Hay varios equipos que han visto como su equipo sufría demasiadas bajas, algunas muy importantes, sin un recambio a la vista y con un panorama complicado.

En este caso nos encontramos ante uno de los menos perdedores, como Indiana. Un bloque sólido que rompe la marcha de Bogdanovic rumbo a Utah. El balcánico es un jugador prácticamente insustituible por sus características y por su enorme fiabilidad desde más allá de 6,75, además de su capacidad de asestar parciales letales al rival.

A cambio, hacerse con Malcolm Brogdon es una recompensa algo menor, pese a ser un gran jugador con mucha carrera aún por delante.

Milwaukee sale perdiendo, a pesar de solo dejar escapar al escolta recién fichado por los Pacers. Brogdon era un jugador capital en el sistema de Budenholzer y Milwaukee, que no sale bien de esta agencia libre. Desgraciadamente, el supercontrato de Middleton puede acabar pesando demasiado de cara a nuevas agencias.

Curiosamente, los mayores perdedores de la agencia son los últimos finalistas de la NBA, Warriors y Raptors. 

Los californianos han perdido a su big five, uno de los mejores equipos en cuanto a nombres de la historia de la liga, han visto marchar a dos de sus titulares y a un hombre cuyo dorsal será retirado. Ni más ni menos que Kevin Durant, DeMarcus Cousins y Andre Iguodala dejan de pertenecer a los Warriors, junto a ellos, Shaun Livingstone, Jordan Bell o Quinn Cook dejan la franquicia.

¿La principal baza de los subcampeones? Curry y Thompson siguen en la franquicia. Además, cuentan con la posibilidad de traspasar a un all star como D’Angelo Russell. El equipo puede volver a competir ya este año, aunque parte con más rivales que nunca.

Por último, Toronto apostó todo a un año, a convencer a Kawhi en 365 días. El alero ha decidido volver a casa tras la conquista del anillo en Canadá, el primero para la franquicia y el segundo en su cuenta particular. Une su camino con Paul George, ambos vuelven a casa para asaltar el anillo, lo cual significa la desgracia para Toronto, que, además, han visto marchar a Danny Green rumbo Lakers, lo cual deja sin efecto alguno el traspaso que completaron hace un año con San Antonio Spurs.

No podemos dejar de mencionar a los Charlotte Hornets de Michael Jordan, que han perdido a su estrella para traer a Rozier por 20 millones por cada una de las 3 temporadas que tiene firmadas (58 millones en 3 años). La franquicia se queda sin rumbo sin su capitán y parece que nunca llegará a buen puerto.

 

 

 

 

Compartir:
Podcast Polideportivo
 




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.