Fin a la travesía de Niko 'Threekola' Mirotić: MVP de la Liga Endesa ACB 2019-20

Alejandro Delmás
28/06/2020

Anotar una canasta limpia de campo a campo, en semipedrada como de béisbol y casi desde la esquina lateral de una de las pistas de entrenamiento de 'L'Alqueria del Basket, la joya que Juan Roig -él mismo: el 'zar' de Mercadona- inauguró en 2017 para 'su' Valencia Basket. Este alarde, la canasta limpísima y lejanísima que celebró como el título de la NBA, fue la primera celebración que hizo Nikola 'Niko' Mirotic Stajovic (Podgorica, Montenegro, 11-2-1991, 2,08 metros de altura, @NikolaMirotic33 en RR SS)... cuando Carles Cascante, el Jefe de Prensa/'Cap de Premsa' del Barça-Bàsquet le comunicó que le había sido concedido el Premio MVP al Jugador Más Valioso de la Liga Endesa (ACB) 2019-20. Después de recoger, con camiseta azul de entrenamiento, el galardón material 'MVP Movistar', Niko 'se entregó' para dejarse tirar por sus compañeros del Barça, del célebre técnico serbio Svetislav Pešic, a la piscina del complejo hotelero valenciano: donde el equipo azulgrana vela armas en la lucha por su título liguero español número 19.

Hoy domingo, a las 17:00 en la pista valenciana de la Fuente de San Luis, 'La Fonteta', el Barça chocará en la primera semifinal ACB con el San Pablo Burgos, por delante del segundo turno semifinal: Valencia-Kirolbet Baskonia. "En la fase regular sufrimos mucho para ganarles en Burgos, así que no es ninguna sorpresa vernos aquí de nuevo con ellos", reflexiona el propio Mirotic. Efectivamente, aquella fría noche burgalesa a que Niko se refiere (4-1-20), el Barça de  Pešic batió en Burgos al brillante y ya histórico San Pablo que dirige Joan Peñarroya por un ajustado 80-82. Y fue con 29 puntos y sendos tiros libres definitivos del propio Mirotic. Sendos bases-escolta que descargan puntos en cascada, Vitor Benite (1,94 de altura, 16,6 tantos de media) y Thad McFadden (1,88, 12,2) conforman la base del arsenal que Peñarroya maneja, curiosamente, Benite y McFadden se alinean en competición española con pasaportes de Italia y Georgia a pesar de haber nacido en Brasil y EE UU: de hecho, McFadden vio la luz en 1987 en Flint, Michigan, a muy pocas millas de donde lo hizo su gran ídolo de niñez: un tal Earvin 'Magic' Johnson.

Oficialmente, Mirotic saludó el Premio 'MVP Movistar' con estas palabras que suenan 'un poco demasiado formales'; con seguridad bajo la batuta y asesoramiento de la Dirección de Prensa azulgrana:  "El MVP Movistar significa para mí un trabajo colectivo del equipo. Este premio va por todos mis compañeros que me han ayudado cada día a ser mejor. Cada partido me han ayudado a encontrarme bien. Y por supuesto al cuerpo técnico que han sabido ponerme en la mejor posición que me siento eficaz. Y también por todos los que nos apoyan, los aficionados. Que sea sólo un inicio y podamos darle una nueva alegría al final de temporada". En su cuenta de Twitter, @NikolaMirotic33, (antes, en la NBA... era '@ThreeKola'). Niko agregó: "Decidí dar un paso más en mi carrera y encontré esta gran institución y gran familia. Los éxitos no son posibles sin vosotros: gracias, compañeros y técnicos, al club y a vosotros, a todos los fans del Barça". Las cifras voladoras que han llevado a Mirotic al gran éxito han sido sus promedios en Liga (antes de decidirse el Premio MVP) de 19,5 puntos, 5,7 rebotes y 1,5 asistencias por partido... más 24 de valoración media. Los 19,81 puntos actuales de media mantienen a Niko como segundo anotador del Campeonato ACB 2019-20 por detrás de la 'ametralladora' eslovena llamada Klemen Prepelic (Joventut): 22,3 tantos de media. 

Como MVP de la Liga Endesa, Mirotic sucede al base-escolta argentino/italiano Nico Laprovittola, que lo ganó el año pasado como jugador del Joventut... y que hoy, tras el estrepitoso fracaso blanco en la fase final ACB de Valencia, tiene pie y medio fuera del Real Madrid. No se trata este del primer Premio MVP en España/ACB para un Mirotic que lo ganó en la 2012/13 cuando aún estaba en el RealMadrid. En este 'MVP Movistar 19-20', Mirotic desbordó en la votación final a Facundo Campazzo, que tenía más puntuación en el voto popular... pero no con Prensa, jugadores y entrenadores. Tras el recuento de estas últimas papeletas, Mirotic, con 90 puntos, rebasó de largo los 60 de Campazzo y no digamos los 25 de Shermadini y Shengelia. Pero... han pasado tantas cosas a Nikola Mirotic en estos cerca de diez años desde aquel MVP 2012-13...   

LARGA TRAVESÍA.- A Nikola Mirotic le han dicho y llamado muchas cosas en sus 29 años de vida. Antes y después de que, en octubre de 2017, al borde de comenzar la temporada oficial NBA 2017-18, Bobby Portis, uno de los 'compañeros' que le quedaban en los Chicago Bulls (de los que Pau Gasol se acababa de marchar, rumbo a los Spurs)... destrozara la mandíbula del ala-pívot hispano/montenegrino, en refriega durante un entrenamiento en Chicago y con una ráfaga de puñetazos que mandaron a Niko al hospital: 'ipso facto'. Aquella agresión de Portis (2,11 de altura, hoy en los surrealistas Knicks) fue, básicamente, el detonante que hizo implosionar la estancia de Mirotic en Chicago y que, por elevación iba a resultar decisiva en el camino de regreso que en breve Niko iba a emprender hacia España. No era fácil quedarse en la 'Windy City' con el agresor Portis bien dentro de una plantilla que sabía apuñalarse perfectamente a sí misma. ante la impotencia del débil entrenador Fred Hoiberg (operado a corazón abierto)... y ante la impasibilidad equidistante del 'General Manager' (GM), John Paxson: que nunca tomó partido abiertamente contra Portis.

De ese modo, y con los dados bien cargados, el 1 de febrero de 2018, Mirotic fue traspasado a los Pelicans de Nueva Orleans (NOP), cuyo 'GM', Dell Demps (también despedido ya, en el fragor explosivo del 'affaire' de Anthony 'The Brow' Davis y su marcha a los Lakers) saludaba jubilosamente a Niko. Esto dijo Dell Demps de Mirotic, en aquel 2018. Este es el 'scouting report' de un 'GM NBA': "Niko ha sido un gran contribuyente para que hayamos llegado a los playoffs. Es un jugador de baloncesto realmente bueno, no es sólo un tirador. Es un buen reboteador, es competitivo y puede hacer tiros y anotar de bastantes maneras. Por lo competitivo que es, nos supo ayudar a ganar en defensa. Para nosotros, su impacto ha sido enorme". Así detalló Demps las características de juego que hacen de Niko Mirotic un fabuloso y especial 'all-around' ('todoterreno'), palabreja con la que John Paxson gustaba de definir al excelente jugador de Podgorica... y las cualidades que en el verano de 2005 le hicieron llegar a los escalafones inferiores del Real Madrid (recuerden: 2005, Real Madrid...) desde la 'Joker School of Basketball' que dirigía Jadran Vujacic en la misma Podgorica: Jadran es hoy, el suegro de Niko, el padre de su esposa, Nina, y el abuelo de su hijo Aleksej, que nació en 2013: precisamente en Madrid. Aún hoy, Niko Mirotic abre su cuenta de Twitter con una bella fotografía de los montes que rodean a su ciudad natal: Podgorica, 'Montenegro', 'Crni Gora'.

En marzo de 2010, Nikola Mirotic ya adquirió la nacionalidad española por carta de naturaleza, después de que el Real Madrid le hubiera enrolado, para completar su formación deportiva, en Maristas de Palencia (LEB Oro) y en el filial madridista de Addeco Plata. En julio de 2010, Niko -que siempre guardó bastante parecido con la megaestrella Dražen Petrovic (1,98 de altura)- ya formó parte de la Selección española Sub-20 que firmó bronce en el Eurobasket de Croacia. En 2010-11, Ettore Messina le subió a la primera plantilla madridista. En 2011, Houston Rockets eligió a Niko con el número 27 en primera ronda del Draft NBA, aunque sus derechos acabarían en Chicago Bulls, via Minnesota Timberwolves. En el verano de 2011, Mirotic fue elegido MVP del Eurobasket Sub-20, cuya medalla de oro ganó España a Italia en la final en Bilbao: ese MVP de Bilbao lo alzó Mirotic a base de unos promedios de 27 puntos y 10 rebotes. "Niko es un jugador muy completo, que sabe jugar de espaldas y de cara al aro, echar el balón al suelo, tirar, pasar... ha mejorado muchísimo en estos años. Además es un gran compañero”, declaraba uno de sus compañeros madridista de aquellos días jóvenes: el base-escolta canario Jorge Santana. Ese 'buen compañero', Nikola Mirotic, tuteló en los primeros años de esta década los pasos iniciales en Madrid de un tal... Luka Doncic, de quien Mirotic diría en 2015: "Las cosas que hace Luka resultan sorprendentes". Nunca se han desconectado las línea de contacto entre Doncic y Mirotic, una especie de 'padrino' en la NBA para 'Lukita'... que de hecho es hoy otro cliente de 'BDA Sport Management', la agencia matriz de Mirotic. 

Desde el Real Madrid (previo pago de 2,5 millones de € en cláusula, de los que Bulls abonaron 450.000 euros=600.000 dólares) Nikola Mirotic había llegado a Chicago en la agonía del verano de 2014. Iba a jugar en la NBA junto a Pau Gasol... con un contrato bruto que cuadruplicaba el que tenía con el Real Madrid. En cuanto que le vio jugar allí, otra megaestrella, Dirk Nowitzki, se reconoció 'un poco' en el montenegrino. 'Hace muchas de las cosas que yo hacía en los tiempos cuando empecé en la NBA', dijo Nowitzki. En Chicago, y en el otoño de 2014, Mirotic pensaba y sentenciaba al aquí firmante con la misma serenidad con la que cabe asegurar que sigue pensando... y sintiendo: "Me habían dicho que Chicago era muy acogedora porque es bastante europea. Me vine a vivir con mi mujer y mi hijo Aleksej, que casi acababa de nacer (N: en Madrid). Vivimos en la zona del Navy Pier, cerca de Michigan. Así que quise comprobar las cosas por mí mismo. Y sí vi el aspecto acogedor en la ciudad, pese a lo amplia que es. No sólo en la ciudad, que me gusta cada vez más: también en los compañeros". Digamos que, para lo bueno y para lo malo, a Niko Mirotic (cristiano ortodoxo serbio, condecorado en 2017 con la Orden de San Sava)... le habían pasado ya muchas cosas antes de regresar a España. 

Pero he aquí que, de repente y tras fichar por el F. C. Barcelona de básquet en julio de 2019 (previo paso por Nueva Orleans y Milwaukee, tras abandonar Chicago), el yerno de Jadran Vujacic, esposo de Nina y padre de Aleksej... se vio envuelto en un torbellino/tempestad de emociones que le fueron marcando -a un hombre tan tranquilo como él, Niko Mirotic- como el jugador y la persona que, en efecto y por semejanza con aquellas palabras de Dell Demps... ha causado 'un impacto enorme' en las competiciones de España y Europa. Más bien...ha sido una revolución. Pero la revolución de 'El Hombre Tranquilo', aquel 'ThreeKola' de la NBA.

HONORES, DINERO... AMENAZAS.- Siempre -y decisivamente- bajo las órdenes de ese 'gurú' de (casi) todos los baloncestistas balcánicos que responde por Svetislav Pešic, Mirotic empezó a aportar en el Barcelona casi desde su primer minuto de juego. Explotando en todo su fulgor, Mirotic estalló en una luminaria de 20 puntos en 29:30 minutos de acción para catapultae al Barça de Pešic en el 83-63 con que el Real Madrid se vio subyugado y sometido en el Palau Blaugrana, en el choque directo ACB del 29-12-2019 entre ambas potencias. No viene mal recordar aquí que el 20-12-2014, en el FedEx Forum de Memphis, ya en la NBA, Mirotic se despachó con un perfecto 6/6 en lanzamientos triples, de paso para 27 puntos finales en un triunfo por 97-103 de los Bulls de Niko (y de Pau Gasol): frente a los Grizzlies de Marc Gasol. Pero, además... 

En la cancelada EuroLiga 2019-20, Mirotic también había brillado con el fulgor de un relámpago azulgrana o de una 'montenegrina' aurora boreal: en esta EuroLiga, Niko fue designado 'Jugador del Mes de Diciembre de 2019', tras 'guiar' al Barça a un perfecto 5-0, a través de ese mes. 'Driving force'. Así definía oficialmente la Euroliga a Niko: la 'fuerza impulsora' del Barça. Todavía en octubre de 2019, los 'General Managers', los 'GMs' de la NBA eligieron a la nueva gran estrella barcelonista como 'Mejor Jugador Extranjero Fuera de la NBA'. Fue con el 55% de los votos, por delante de Nando De Colo y Sergio Llull.

A cambio de todo esto, o quizá precisamente por esto, Nikola Mirotic tuvo que enfrentarse a insultos y amenazas variadas. La clave de todo residió en su fichaje por el Barça, en el verano de 2019. Todo hizo 'click' cuando los dos notables representantes que manejan los destinos de Niko, el estadounidense Bill Duffy (BDA Sports Management, con Quique Villalobos en España) y el vitoriano y exjugador Igor Crespo (Xpheres Basketball Management, también gestiona los derechos de otro ex-NBA, Álex Abrines)... unieron los deseos que Mirotic ya tenía de abandonar el trajín de EE UU. "Tenía pensado con mi mujer volver a Europa después de cinco años en la NBA", admitiría Niko... cuando ya manejaba sólidamente la excelente oferta económica del Barcelona: 26 millones de euros garantizados por tres años (luego podrían firmarse otros dos más opcionales, 1+1, con subidas ya ajustadas y pactadas). De esta suma total, la comisión para los agentes de representación se cifraba en dos millones de euros.

Para el trato con el Barça, Crespo y BDA gestionaron adecuadamente la fiscalidad española de los deportistas profesionales, que incluye la posibilidad de un abono en concepto de 'signing bonus' o 'prima de fichaje' con sólo el 24% de tributación durante un primer año de contrato: de acuerdo a esta evaluación, Mirotic podría haberse embolsado perfectamente en el Barça 2019-20, por ejemplo, los 12,7 millones de dólares (actualizados) que ganó en su última temporada NBA (2018-19, Milwaukee), con impuestos estadounidenses en torno al 50%... pero en el Barcelona sólo tendría que haber tributado un 24% por esta misma suma, el equivalente actual de 11,4 millones de euros. Esto habría sido como la mitad aproximada del total del fichaje por el Barça, con el cierre fiscal a 31 de diciembre de 2019. 

La otra parte del trato Mirotic-Barça, hasta los 26 millones de euros por tres años (casi cinco millones de euros anuales) ya tributaría en torno al 45%, porcentaje más cercano al de unos EE UU... donde, al final de 2018-19, el matrimonio Niko-Nina ya estaba bastante harto de toda la historia y el incesante, agotador ajetreo de la NBA... "Desde aquí, muchas gracias a Igor Crespo. Ya sé que quieres estar siempre en un segundo plano, pero hoy mereces un reconocimiento al trabajo bien hecho", dijo Josep Maria Bartomeu, presidente del Barça, en la presentación formal y final de Niko Mirotic como jugador azulgrana, el 8 de julio de 2019. "Me siento ilusionado, y vengo preparado para este nuevo reto que me apasiona", respondió el propio Mirotic, muy poco antes de proclamar 'urbi et orbi' su admiración por Leo Messi y su fascinación y 'envidia' por el tratamiento y fervor que el público culé dispensa al mejor futbolista del mundo: precisamente, de niño y en Podgorica,  Mirotic había soñado con ser jugador de fútbol, pero cuando el crecimiento del niño Nikola empezó a dispararse, su abuelo le envió de inmediato a la 'Joker School of Basketball' de Jadran Vujacic.

LOS DETALLES DEL REGRESO.- Mirotic pudo regresar a Europa derecho a ponerse la camiseta azulgrana... sólo porque ya habían pasado más de tres años desde que en 2014 abandonó Madrid y el Real Madrid con destino a Chicago. Ese periodo de tiempo fuera de España salvaba sus obligaciones contractuales que firmó a su salida del Real Madrid. En Chicago y junto al Lago Michigan, lo primero que Niko hizo fue comprarse aquella casa en la bonita y cómoda zona de Navy Pier... y un  espléndido 'todoterreno' 'SUV BMW' casi calcado al que Pau Gasol conducía de ida y vuelta al cavernoso y colosal United Center, el tremebundo templo que adorna la estatua de Michael Jordan... siempre en la inquietante zona de South Side: el devastador gueto donde crecieron Isiah Thomas, Glenn 'Doc' Rivers... y Anthony Davis. En los años en los que él y Pau coincidieron en Chicago (2014-16), Mirotic trabó una buena amistad con el mayor de los Gasol: amistad que iba a dar frutos de oro para España en el señalado EuroBasket de 2015, con aquellas heroicidades de Lille. ("Tener a Pau conmigo es algo genial, aparte de todo lo que él aporta al crecimiento del equipo. Con tanta experiencia... le he ido preguntando muchas de las cosas sobre las que tenía dudas y él me las ha ido solucionando. Me ha introducido en muchos de esos aspectos que yo desconocía"), contaba Niko en diciembre de 2015, a quien aquí firma y en el mismísimo vestuario del United Center. Todo era junto a las taquillas que una vez ocuparon Michael Jordan, Scottie Pippen o Dennis Rodman y en esa conversación que quedó grabada y fotografiada por el periodista sevillano -residente en Chicago- José Luis Sánchez Pando ('Chicago Tribune' en español, 'vivelohoy.com', gran bético)... en la imagen que aquí que se reproduce.

En la NBA y entre 2014-19, Niko Mirotic totalizó (antes de impuestos) 41,63 millones de dólares de ganancias brutas en contratos -43,57 millones actualizados al día de hoy-, con picos de 13,07 y 12,7 millones de dólares -siempre, actualizados a hoy- en sus dos últimos años, en Nueva Orleans y Milwaukee. ¿Podría haber aspirado a un contrato, por ejemplo, de unos 60 millones de dólares a partir de 2019-20? Pues quizá: pero Duffy, Villalobos y Crespo conocerán cifras, probabilidades e impuestos mejor que nadie... además de los deseos e inquietudes personales de su propio cliente, al que tampoco gustaba tanto movimiento al albur de cada equipo. Y esto fue lo que hubo, en fin. 

En el verano de 2019, Nikola Mirotic y su familia dejaban la NBA de la que Niko se despedía con 12,3 puntos de media por partido (345 partidos en total, playoffs incluidos), entre 2014 y 2019. Sus picos fueron 16,8 tantos en 2017-18 en Chicago, y 16,7 en 2018-19 en Nueva Orleans, antes del traspaso final a Milwaukee, ya en plenas convulsiones en Nueva Orleans por la marcha del GM Demps y el 'affaire' frenético desatado por la crisis y presión de Anthony Davis: que se iba a los Lakers a toda costa. El mejor año NBA de Mirotic en rebotes fue en 2018, ya en Nueva Orleans, con media diaria de 8,2 capturas: de paso para una cifra/promedio definitiva de 5,9 rechaces en la NBA.  En dos cursos incompletos en los Pelicans, Mirotic promedió 15,7 puntos y 8,2 rebotes, con 35% en tiros de tres puntos. Y eso que Niko hizo declaraciones amargas al llegar a Nueva Orleans por el tratamiento que había recibido en los Chicago Bulls cuando el incidente y agresión de Portis ("sentí que todo se venía abajo, en el club de Chicago se pusieron en una posición ambigua, como en medio de los dos, diciendo que lo resolviéramos nosotros")... y esa amargura se le iba a recrudecer tras unos sombríos meses finales en la ciudad ártica, casi de tundra, que es Milwaukee, en el Estado medio ártico de Wisconsin. 

Con el ánimo no en las mejores por las idas, venidas y las condiciones de Milwaukee -que también echaron de allí en los años 70, por ejemplo, al gran Kareem Abdul-Jabbar-, y eso pese al fantástico porvenir que en la tundra podía dibujar el monstruoso Giannis Antetokounmpo, 'The Greek Freak'... la familia Mirotic empezó a mirar las cosas de otra manera. Pese a haber caducado en 2017 los tres años de plazo o 'tanteo' que el Real Madrid tenía para reclamar a Nikola Mirotic, si este se decidía a regresar a Europa...  Mirotic contactó de modo más o menos público con gente del club blanco para hacerles saber su negociación del verano de 2019 con el Barça y la opción de regresar al Real: si es que este igualaba la oferta azulgrana, claro. Por lo que se sabe, Florentino Pérez consultó con Pablo Laso, y el primer entrenador madridista expresó sus dudas tanto sobre el precio del retorno... como sobre la aclimatación y readaptación de Mirotic a los métodos, sistemas y equipo del propio Laso, que también veía sobre la mesa y con la luz larga el ominoso tema de la redistribución del dinero en el plantel madridista. No había más historia: Niko, con el contrato más caro en el baloncesto europeo de clubes, acabó en el Barça de Bartomeu y Svetislav Pešic: siempre con el mismo número 33 que le identificó en la NBA. 

En Madrid, y en su primera comparecencia como barcelonista ante el Real Madrid, en el WiZink Center (septiembre de 2019, Supercopa), se le lanzaron a Mirotic, directas a su persona y cuando fue presentado... decenas de figuritas plastificadas de rata. El 21 de noviembre de 2019, antes de un tenso duelo Real-Barça de EuroLiga, cámaras y micrófonos sorprendieron a Miguel Ángel López, médico del Real Madrid, voceando la siguiente arenga a los jugadores blancos: "Vamos a jugar contra la mayor panda de ratas de la EuroLiga". Esto costó a López una multa de 15.000 euros, por parte de la EuroLiga.

"¿Qué te parece que te llamen ‘rata’? ¿Qué te parecen las arengas del doctor (del Madrid)?" De inmediato y ya en el túnel de vestuarios, después de ese duelo continental dominado por el Real Madrid (86-76), tales fueron la preguntas a Mirotic de Nico Rodríguez, de 'El Chiringuito TV'. En ayuda del jugador montenegrino acudió Carles Cascante, el 'Cap de Premsa' del baloncesto azulgrana, que reprendió con acritud al periodista ante la interminable perplejidad del pívot Ante Tomic y la cabeza baja de un Mirotic que enmudecía de plano, sumariamente. "¿Tú crees que tienes que preguntarle eso? Por favor, un poco de rigor periodístico, tío”, estalló y reclamó Cascante ante Rodríguez y su cámara. 

 "No vine al Barcelona por dinero, ni tampoco es una traición al Real Madrid", insistiría después el propio Mirotic. El pasado 31 de diciembre, el día postrero de 2019, menos de 48 horas después de su espléndida actuación (con 20 puntos, recordemos) en el 83-63 del Barça al Real de Liga Endesa, en el Palau barcelonista, Nikola Mirotic tuvo que leer en su página de Instagram lindezas tales como 'Me cago en tu p... m....', 'Qué asco me das' o, mucho peor... 'Voy a matar a toda tu familia'. "Qué pena me da la gente como este tío. No le basta con insultarme a mí, sino también amenazar a mi familia", 'instagrameò' directamente Mirotic, antes de poner los insultos y las amenazas en manos policiales. Hasta ahi llegaron las aguas de las letrinas más sórdidas. "Hay que reconocer que sí que resulta especial ganarle al Madrid", tuvo que concluir más o menos suavemente el propio Mirotic. Pues... claro.

EL MIROTIC 'ESPAÑOL'.- Como despedida, no cabe olvidar que Niko Mirotic subió al podio en los dos grandes Campeonatos en los que representó a España. Primero, el imborrable Eurobasket 2015, entre Alemania (Berlín) y Francia (Lille): España campeona, y Mirotic, segundo anotador español, en media de 12,7 puntos, tras un descomunal, épico e inolvidable Pau Gasol: MVP del Torneo, con 25,6 tantos de media y una actuación maravillosa, mágica, quizá la mejor de toda su carrera en la semifinal ante Francia: 75-80 para España, tras prórroga... y 40 puntos + 11 rebotes para Gasol. Pero antes, en un drama en cuartos de final y ante la Grecia de Giannis Antetokounmpo... 18 puntos de Mirotic resultaron absolutamente decisivos para el ajustadísimo 73-71 final que ponía a España en semifinales, siempre por detrás de los 27 tantos del mejor Pau Gasol de siempre. Esa noche densa, ominosa y tensa del combate hispano-griego en Lille, la defensa combinada de Mirotic y Claver -hoy compañeros en el Barça- redujo al imponente Antetokounmpo a una mera docenita de puntitos...

En otra serie de combates dramáticos, Mirotic también se colgó con España el bronce de los Juegos de Rio, en 2016. Simétricamente, como el Hombre Tranquilo que es, Niko promedió 12,7 puntos en el triunfal Eurobasket 2015... y 12,6 en los Juegos de Brasil-2016, todo a través de 30 actuaciones totales con la camiseta de la Selección española absoluta. Muy probablemente, Nikola hubiera jugado más con España en esta era triunfal de Sergio Scariolo... de no haber tenido que escoger el técnico de Brescia entre la presencia de Niko, nacido montenegrino, o del volátil saltarín NBA que es Serge Ibaka, nacido congoleño... y cada vez más alejado de España y de todo lo español. Había sólo una plaza por cada equipo nacional para foráneos nacionalizados. En el Eurobasket 2015, y en el Mercedes-Benz Arena de Berlín,  Mirotic llegó a enfrentarse con una cuadrilla de volcánicos aficionados serbios que le restregaban poco amistosamente la espalda con una bandera de Serbia, en la entrada del túnel de vestuarios del Mercedes-Benz Arena... y tras dura derrota de España ante la Serbia de Sasha Djordjevic y Nemanja Beliça: 70-80. 

En 2015, estando en los Bulls, Niko fue convocado para el equipo extranjero de 'Novatos/Rookies' en el 'All-Star Weekend' de Nueva York, el del salto inicial de los hermanos Pau y Marc Gasol. Curiosamente y algo despistado, Mirotic jugó esa noche de los 'rookies' con la bandera de Montenegro en la espalda, después de haber dicho que su país de nacimiento era... 'Yugoslavia'. Ya en una entrevista posterior, Niko señaló: "Estoy muy contento y feliz de representar a mi país en el 'All Star'. Bueno, a España y a mi equipo".Todo eso era... 'entonces': en la NBA. Por ahora, la travesía de Niko Mirotic se ha detenido en la piscina de un buen hotel de Valencia: con el Trofeo al Mejor Jugador de la Liga Endesa bien agarradito. Y con mucha tranquilidad, eso también. 'Ajde', Niko. 'Idemo'. Vamos.

Compartir:
Podcast Polideportivo
 
Podcast




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.