Mike Tyson: del salvaje 'Dynamite Kid' al empresario que ya piensa en Holyfield: 'The Sound and The Fury III'

Alejandro Delmás
04/12/2020

Hace 34 años casi exactos, el 22 de noviembre de 1986, en el llamado 'Hilton Center' del Las Vegas Hilton Hotel, Michael Gerard Tyson, 'Mike Tyson', 'Kid Dynamite' o 'Iron Mike' se proclamó el campeón mundial más joven de todos los tiempos en los pesos pesados. Esa noche del 'Hilton Center', 'Dynamite Kid' -el apodo se entiende a la perfección, cree uno- aporreó salvajemente al jamaicano Trevor Berbick, campeón de los grandes pesos del Consejo Mundial de Boxeo (WBC), hasta dejar a Berbick, literalmente, como una caña rota azotada por el viento, o como un muñeco con los cables cortados. Fue aquí, en mitad de ese huracán, a los 2:35 del segundo asalto de un combate fijado para una docena de 'rounds' cuando el afamado 'referee' Mills Lane miró lo que quedaba de Berbick (una caña rota y zarandeada, insistimos), dijo al jamaicano "No more tonight", 'no más por esta noche'... y alzó los guantes del 'Chico Dinamita' que, con 20 años y 145 días de edad, se alzaba con el cinturón de campeón mundial a una edad más joven que nadie, nunca: mejorando a Floyd Patterson, que había firmado el título mundial de los pesos pesados... el 30 de Noviembre de 1956, con 21 años y 360 días. "Habría sido criminal si yo hubiera dejado que el combate continuara", dijo Mills Lane, un Fiscal del Distrito de Reno, Nevada.

Berbick medía 1,88 de altura; Tyson, unos escasos 178 centímetros; y esto, siendo generosos. Pero el estilo de boxeo de 'Iron Mike' se definía fácilmente: el de un asesino callejero. Curiosamente, un tal Muhammad Ali (de quien hablaremos la semana próxima, quizá El Más Grande en la historia del boxeo) arengó a Tyson para que pasara por encima de Berbick... como Mike al fin hizo. Ocurría que en diciembre de 1981 y en Nassau, Bahamas, Berbick había puesto punto y final a la carrera de Ali. Aquel combate lo ganó con facilidad y por decisión unánime a los puntos un Berbick con 26 años ante un Ali que rozaba los 40 años y que ya presentaba síntomas de degeneración neuronal. En realidad, Muhammad Ali firmó -por 1,1 millones de dólares de bolsa, en aquellos tiempos- aquel infame y 'devastador' compromiso final de Nassau porque estaba sin un penique: situación de la que era culpable, entre otros, un tal Don King del que más adelante nos volveremos a ocupar.

Increíblemente, el rincón de Berbick estaba liderado, aquella noche de Las Vegas... por Angelo Dundee, soberano estratega del boxeo que moldeó, gestionó y alargó la carrera de Ali desde que este, aún como Cassius Clay, se pusiera a las órdenes de Dundee en el célebre gimnasio de Miami Beach, a comienzos de los años 60. A Tyson se le acababa de morir Cus D'Amato, el llamado 'Preparador Loco' -seguramente, porque sabía de la vida como muy pocos- que esculpió a 'Iron Mike' en su célebre gimnasio del Hudson Valley, en las Catskill Mountains de Nueva York... que aún existe. D' Amato se hizo con la tutela legal de Tyson, después de que este -hijo biológico del convicto jamaicano Purcell Tyson- contemplara como... A) Su padre 'legal', Jimmy Kirkpatrick, ex exjugador de béisbol de North Carolina, abandonara a la familia, en pleno gueto de Bedford-Stuyvesant, Brooklyn; fue bastante poco después de que Lorna Mae Smith-Tyson diera a luz al joven Mike. Obviamente, Purcell Tyson cogió el camino un poco antes que Kirkpatrick. B) Cuando murió Lorna Mae, su madre, el joven Mike pasó a los poderes legales de D'Amato, que le 'internó' en aquella guarida de las Catskill...

Con 13 años de edad, Mike Tyson había sido arrestado... 38 veces. La primera de ellas, por propinar una paliza brutal a un chulángano de las calles de Brooklyn... que había arrancado la cabeza a sangre fría a uno de los pichones del niño Mike. "Los pichones son como las personas y no se les arranca la cabeza", resumió Tyson al 'bully' de Brownsville, Brooklyn... antes de proceder casi a arrancarle la cabeza: por su parte. El tremendo arrapiezo de Lorna Mae y de Brownsville se instaló en la 'Tryon School for Boys' de Johnstown, Fulton County, Brooklyn, después de pasar por varios Centros Juveniles de Detención en el propio suburbio de Brooklyn que acababa de abandonar la familia de un tal Michael Jefrrey Jordan: hablamos de 'correccionales', para entendernos. En 'Tryon School for Boys' trabajaba como 'consejero' o pedagogo de los chicos descarriados un excampeón de los pesos semipesados en los 'Golden Gloves' ('Guantes de Oro'): Bobby Stewart. Stewart había oído hablar de cómo el joven Mike Tyson se dedicaba a hacerse valer en los correccionales y allí mismo, en Johnstown: sembrando el pánico entre todos aquellos que se metían con su voz de pito, su ceceo -Mike Tyson apenas puede pronunciar las 'eses'- y, por supuesto... sus pichones, que le eran tolerados.

Bobby Stewart habló de Tyson a D'Amato, quien requirió la presencia del chico de Brooklyn en su gimnasio de Hudson Valley, en Catskills Mountains... en cuanto que la Justicia lo permitiera. Esto ocurrió en 1980. Stewart y Tyson cruzaron guantes en presencia de D'Amato. Fueron tres asaltos entre Stewart y el joven Tyson en el gimnasio regentado por D'Amato, en la tercera planta del Catskill Village Hall. Los golpes de un Tyson ya más grande, adulto, fuerte y potente que muchos hombres... resonaban y restallaban en las defensas de Stewart. Tal como éste se quitaba los guantes, después de los tres asaltos de 'exhibición' para Cus D'Amato, Stewart preguntó a D'Amato: ‘What do you think?" "¿Qué opinas?" Y...

"Nunca había visto tan excitado a Cus", recordaría Stewart, que sigue viviendo en Fonda, Nueva York. "¿Qué debo pensar?"... respondió D'Amato. "Si le quitamos cualquier distracción del exterior, lo que tenemos antes nosotros va a ser el más joven campeón mundial de los pesos pesados en todos los tiempos".

Pero D'Amato murió el 4 de noviembre de 1985, cuando 'The Dynamite Kid' ya llevaba un estruendoso 11-0 en combates profesionales, abiertos con el KO Técnico en sólo 107 segundos al pobre Hector Mercedes, en el Plaza Convention Center de Albany, Nueva York, el 6-3-1985. Tyson tenía 19 'añitos'. Bill Cayton y Kevin Rooney, amigos de D'Amato, se hicieron cargo del imponente muchacho de Brooklyn: ellos fueron quienes lo pusieron delante de Berbick, aquel 22-11-86 en Las Vegas, cuando Tyson ya navegaba en... 27-0.

La bolsa de Berbick para la ocasión era de 2,1 millones de dólares; la de Tyson, 1,5 millones de dólares. "OK", dijo Dundee a Berbick... "No olvides: boxéale, muévete sin parar de lado a lado; no vayas 'cabeza con cabeza', 'cara a cara; te matará si lo haces". Hubiese dado igual que Dundee hubiese dicho a una joven de Whitechapel, en Londres y a finales del Siglo XIX, que se quitase del camino de un sujeto apodado 'El Destripador'. Estas eran las ideas de Tyson: tras un 'jab' de salida que lanzó como un asesino fastidiado o airado, 'Dynamite Kid' siguió, incesante, con ganchos de izquierda y derecha que el mismo Tyson describió así: "Intentaba que ess ganchos tuvieran precisión criminal; buscaba el oído izquierdo de Berbick, reventarle el tímpano y dejarle sin sentido de la audición". ¿Algo más?

Mediado el primer 'round', un 'crochet' de derecha del desencadenado Tyson martilleó la cabeza de Berbick como con un látigo de plomo; Berbick titubeó, dio un paso atrás... y 20 segundos antes de la campana de ese primer asalto, otra feroz derecha de Mike envió a Berbick de vuelta junto a Angelo Dundee... mareado, trastabillando y dando traspiés. "Estás cazando cabezas y no es eso; primero es el cuerpo y después, la cabeza", señaló Rooney a Tyson, ya en el rincón. "Lo siento, pero así soy yo y ese es mi estilo", contestó Mike. A los diez segundos del segundo asalto, Berbick ya colapsaba en la lona, por el impacto de otra brutal derecha. El jamaicano se levantó demasiado pronto, intentando probar su hombría, quiso no dar sensación de darse a la fuga... y en menos de dos minutos más, una terrorífica combinación de Tyson finalizó con un gancho de izquierda en plena frente de Berbick, quien se levantó a la cuenta de 'nueve'... sólo para que Mills Lane detuviera definitivamente el martirio: más adelante, en 2006, y casi como en una reedición de la abrumadora noche del Hilton Center, Berbick sería asesinado a machetazos en su residencia familiar de Port Antonio, Jamaica.

CARRERA Y RECONVERSIÓN DE 'IRON MIKE'.- La paliza (o caza) a Berbick firmaba el 28-0 en el palmarés de Tyson, que se detuvo abruptamente en Tokio, el 11-2-1990, bajo los puños de James 'Buster' Douglas, quien produjo un espectacular KO de 'Iron Mike' en diez asaltos. Tyson llegaba a esa pelea con récord de 37-0, tras haber aterrorizado ('El Terror del Garden') y machacado, desde aquella noche del Hilton de las Vegas en 1986, a James Smith, Pinklon Thomas, Tony Tucker, Tyrell Biggs, Larry Holmes, Tony Tubbs, Michael Spinks, Frank Bruno y Carl Williams, la flor y nata de los pesos pesados de finales de los 80. En el fiasco del Tokyo Dome ante Douglas tuvieron mucho que ver su explosivo matrimonio con la actriz Robin Givens... y la proximidad devastadora de Don King, que desde 1988 había ido apartando a Cayton, Rooney y -con ellos- al espíritu salvífico y protector de Cus D'Amato. Entre junio de 1991 y agosto de 1995, Tyson no pudo pisar un 'ring' en combate oficial... pero a cambio regresó a la cárcel entre marzo de 1992 y marzo de 1995 por la violación probada en Indianapolis de Desiree Washington, 'Miss Rhode Island Negra', y candidata a 'Miss América Negra'. Convicto de 'abuso sexual', y lejos aún de cumplir 30 años, Mike Tyson fue internado en el centro penitenciario de Indiana Youth Center, hoy Cárcel Correccional de Plainfield. El dinero y los contactos de King -que, a su vez, había pasado tiempo en una cárcel de Cleveland, Ohio, por homicidio: a finales de los años 50- tuvieron que ver en su regreso más o menos rápido a la libertad. Salió con el nombre islámico de 'Malik Shabaz', que tampoco es que haya usado mucho desde entonces.

En 1996, Mike Tyson recuperó los cinturones del WBC y de la WBA, avasallando sin piedad y en un suspiro a los ya aterrorizados Frank Bruno y Bruce Seldon. Entre noviembre de 1996 y junio de 1997 lo perdió ya prácticamente todo, con las dos derrotas seguidas ante Evander Holyfield: la primera, por KO Técnico en el 11º asalto... y otra, la que se vendió como 'The Sound and The Fury', en el MGM Grand de Las Vegas... por la tumultuosa descalificación de Mike al morder la oreja derecha de Holyfield, de la que arrancó un buen trozo: Tyson se quejaba de que Holyfield no paraba de 'cabecear y atacar con la cabeza... sin que nadie le dijera nada'. En la abismal diferencia entre las medidas antropométricas de Holyfield (1,89 de altura... 197 cms. de envergadura/alcance) frente a las de Tyson (1,78 por 180 de envergadura) residía la evidente carta ganadora de la superioridad de Holyfield.

Descalificado y suspendido durante casi año y medio (hasta octubre de 1998) por el incidente y el caos con Holyfield, la carrera de Tyson se encaminaba hacia su final que, en el gran escenario, quedó sellado con el KO en el 8º asalto ante Lennox Lewis (1,96 de altura, 213 centímetros de envergadura), el imponente londinense de sangre jamaicana: fue el 8 de junio de 2002, en combate valedero para reunificar el título mundial en 'La Pirámide' de Memphis, que entonces pisaba casi a diario... Pau Gasol, recién enrolado en la temporada 2001-02 en las filas de los Memphis Grizzlies de la NBA. Tras la clara inferioridad ante Lewis, poco más quedaba por hacer: Tyson cobró algunos dólares por noquear al pobre Clifford Etienne, ya en 2003, y de nuevo en La Pirámide de Memphis. Pero sendas abruptas derrotas antes del límite frente a Danny Williams y Kevin McBride (esta última, el 11 de junio de 2005, echaron el cierre formal a la carrera profesional de Mike Tyson: que ya se había divorciado de Monica Turner, con quien se casó en 1997... y se había adornado la cara, en el pómulo izquierdo, con el tatuaje racial del 'doble ojo' de los maoríes de Nueva Zelanda: "El tatuaje es de un pueblo guerrero y representa mi carácter guerrero", explicó el propio Tyson.

En 2003, Tyson intentó partir la cabeza a Don King dentro de un coche, en Miami, cuando, según el mismo Mike, se hallaba 'a tope de cocaína': según su autobiografía 'Tyson, la verdad indisputada: mi autobiografía', escrita con la ayuda de Larry Sloman, de la que ofrecemos aquí un ejemplar autografiado por el propio Mike Tyson. La idea de aquel ataque 'tysoniano' de Miami era arrebatar a King un maletín que 'Don Don', viejo gánster de los bajos fondos de Cleveland (también demandado en su día por Muhammad Ali) portaba con un millón y medio de dólares en efectivo. Al momento, Mike demandó a Don por haberle estafado sus ganancias desde 1988: le reclamó 100 millones de dólares. Lo arreglaron con 14 millones. Desde entonces, en bancarrota (había 'quemado' 300 millones de dólares, adquirió inclusive un tigre blanco...), y convicto en Arizona por posesión y tráfico de drogas a pequeña escala (llegó a pesar 170 kilogramos), Tyson intentó buscar dinero más o menos a la desesperada. Se inventó el 'Mike Tyson's World Tour' de exhibición, a través de la compañía 'Iron Mike Promotions': que canceló, todo con todo, tras una pobrísima exhibición ante Corey Sanders: en 2006 y en un tétrico suburbio de Ohio: Youngstown.

Pero ahora y al fin, Mike Tyson, 'Dynamite Kid', el ya viejo 'Terror del Garden' parece haber dado con la tecla. Paso a paso. La muerte de su hija Exodus (2009) y su inmediata (y tercera) boda con Lakiha Spicer le han hecho 'resucitar' al viejo y feroz 'Kid' de Brooklyn y de las Catskills. Hizo un monólogo autobiográfico con Spike Lee, en Broadway; creó 'Tyson Ranch', una empresa dedicada la promoción de la legalización del cannabis y la marihuana en todos los Estados que pueda en la Unión norteamericana, que le ha ido bastante bien... y, en fin, puso en pie la empresa 'Legends Only League', más o menos heredera de aquella 'Iron Mike Promotions'... destinada a la promoción de combates entre 'leyendas': lo que recién ha hecho Mike frente a Roy Jones Jr. en el Staples Arena de Los Angeles, California, a los 54 años y de vuelta a su peso en forma de aquel 1986: 220 libras, 99,79 kilogramos. Para la estadística, Jones arrojó en la báscula tanto como 210 libras: 95,25 kilogramos.

Sólo con la exhibición ante Jones de la semana pasada (ocho asaltos, guantes grandes, 'nulo' firmado de antemano, clara superioridad de un Tyson potente y en forma), Mike Tyson ha ganado diez millones de dólares con 'Legends Only League'. Con singular ambición y a la vista del éxito obtenido, 'Iron Mike' planea protagonizar combates con otras leyendas como el propio Holyfield o Bernard Hopkins. "Quiero ayudar a todos los boxeadores que quieran revivir sus días de gloria", ha declarado Mike tras medirse con Roy Jones Jr. Lo curioso es que, ahora y al fin, la inteligencia y la habilidad -¿o es la experiencia vital de tantas cárceles y tantos desastres vitales?-... han acudido en ayuda y en adorno de Mike Tyson, aquel 'Dynamite Kid' o 'Terror del Garden'. Igual Mike Tyson, 'The Fury', necesita todo eso cuando vuelva a medirse con ese gran guerrero de Alabama: Evander Holyfield, 'The Sound' o 'The Real Deal'. No será exactamente 'El Ruido y la Furia' (no se traduce así); serán, de nuevo, 'The Sound and The Fury', y no es la novela de William Faulkner. Pero es la apasionante, feroz saga vital de Mike Tyson, 'El Terror del Garden'.

Compartir:
Podcast Polideportivo
 
Podcast




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.