Bolt, Gay, Powell, Greene, Christie, Obikwelu y Ben Johnson... sobre 100 metros: 'Usain pudo dejar el récord en 9,40'

Alejandro Delmás
17/04/2021

Entre 2004 y 2017, el firmante de este texto mantuvo diversos encuentros con Usain Bolt (más de media docena de veces, entre Jamaica, Los Angeles, Pekín, París, Toronto, Berlín, Nueva York, Londres...), Tyson Gay (Clermont, Florida, USA), Maurice 'Mo' Greene (Nueva York, París, Londres...), Linford Christie (Sevilla, Londres, Helsinki, Barcelona), Francis Obikwelu (Atenas, Madrid) y Benjamin Sinclair 'Ben Johnson: este último, en 2006, en Toronto. De casi todos estos encuentros, que incluyeron las correspondientes entrevistas, quedaron los testimonios gráficos que encabezan esta pieza, con (de arriba abajo y de izquierda a derecha) el aquí firmante junto a Johnson, Greene, Powell, el propio Bolt -quien, obviamente, preside la escena en colosal fotografía individual tomada por la Federación Internacional, IAAF/'World Athletics', cerca del domicilio de Usain, en Jamaica-, más Christie, Tyson Gay y Francis Obikwelu.

Un momento en el que el Tribunal Superior de Apelación del Deporte (TAS/CAS), establecido en Lausana, acaba de dejar fuera de los Juegos Olímpicos de Tokio (... ¿¿se darán éstos??) al 'minibólido' estadounidense Christian Coleman -1,75 de altura, 9.76 en 100 metros lisos y el sexto hombre más rápido de siempre en el hectómetro- es un buen momento para reflexionar sobre la pregunta que viene acuciando al atletismo mundial desde que Usain 'Relámpago' Bolt abandonó las pistas, tras el Mundial de 2017, en Londres: fue tras grave ruptura tendinosa en la final del relevo 4x100 metros. 

A estas alturas, Bolt -que cumplirá 35 años en agosto próximo- ha reiterado a 'La Gazzetta dello Sport', también en muy reciente entrevista, que existen 'cero posibilidades' de que regrese a la competición oficial". Usain Bolt, 'UB', que ya es padre de una hija, Olympia, también afirma en 'Gazzetta': ... "No creo que se baje de 9 segundos, lo veo muy difícil. El récord de los 100 metros lisos se rompe por muy poco cada vez, así que creo que no. Y si sucede, no será mientras yo viva. No veré un récord de menos de 9 segundos", afirmaciones de 'El Relámpago', 'Thunderbolt' o 'Lightning Bolt'... que pueden inducir a cierta confusión. UB también confesó que echa en falta la competición y el cariño del público. "Echo de menos la adrenalina de la competición, correr contra los mejores y estar en un estadio lleno de gente. Eso me hacía temblar todo el tiempo, pero siempre me han parecido momentos muy hermosos". Desde 2009 (Mundial de Berlín), Usain Bolt (nacido en Sherwood Content, Parroquia/'Parish' de Trelawny, Jamaica, el 21-8-1986, y de 1,96 metros de altura) mantiene los récords mundiales de 100 y 200 metros en unos tremendos 9.58 y 19.19, respectivamente. Su octava, última y definitiva medalla olímpica fue la del 4x100 de los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro, con el equipo de Jamaica, cerrando -como Usain solía- el trabajo previo de sus compañeros: en Río, Asafa Powell, Yohan Blake y Nickel Ashmeade.

Al mismo tiempo, y después de los Mundiales de Atletismo de Londres (2017, la despedida material de Bolt de las pistas) y Doha (2019), Usain es, de lejos, el atleta masculino con más medallas en la historia de estos Mundiales de Atletismo: 14, entre 2007 y 2017: Allyson Felix, la californiana de 'Chicken Legs', 'Patitas de Pollo', firma 18). Para situarse en lo abismal de este palmarés, baste apuntar a los mundialistas masculinos que llegan tras Bolt en la lista de medallas en Mundiales... y su número de conquistas: LaShawn Merritt (11) Carl Lewis (10), Michael Johnson (8), Mohammed Farah (6), Sergei Bubka (6)... en Juegos Olímpicos, mitos atléticos como Paavo Nurmi y Carl Lewis sí aventajan a Bolt en podios.

Pero volvamos a esa pregunta que viene acuciando al atletismo mundial (como mínimo a la 'supervelocidad') y que se resume tan fácil como así... ¿Es posible batir el récord mundial de Usain Bolt en 100 metros... y el de 200? ¿Existe o será concebido alguien que pueda hacerlo? En una serie de respuestas individualizadas probablemente sin parangón en los actuales medios deportivos, 'Muchodeporte.com' puede extractar en este texto las opiniones de todos los grandes campeones de la velocidad ya citados. Vayamos uno por uno... más el correspondiente análisis final.

BOLT SOBRE BOLT.- Recién conquistado su primer oro olímpico, en los Juegos de 2008, en Pekín, el prodigioso 'Relámpago' de Trelawny emergido de la jamaicana William Knibb High School y de la 'Casa de la Velocidad' de Kingston, con sus pistas de hierba hizo estas declaraciones a quién aquí suscribe, tras su fastuoso y fácil récord de 9.69 sobre 100 metros lisos, en aquella embrujada noche de Pekín: . No sé exactamente cómo ha pasado todo. Las cosas han ido muy rápido. Pero sí sé que perfectamente pude haber terminado incluso en 9.60. Me puse muy feliz, y empecé a celebrarlo, no pude evitarlo, salió de dentro de mí. Está claro que puedo correr mucho más rápido".

Un año exacto después de aquel asombro del llamado 'Nido de Pájaro', en Pekín (que incluyó otro electrizante récord planetario en 200, 19.30) y ya en la noche del 16 de agosto de 2009, Bolt se disparó hasta un monumental registro de 9,58, sobre la veloz pista azul eléctrico de 'Das Blaue Denkmal', 'El Monumento Azul' el Olympiastadion berlinés: el mismo recinto que en 1936 agrupó en el Berlín nacionalsocialista y olímpico a... Jesse Owens y Adolf Hitler: en Berlín. Allí, Bolt se mostraba ya mucho más reflexivo: "Estoy en una gran forma, pero no en mi mejor forma posible; no esperaba este récord... lo que yo que aquí buscaba era ganar; sabía que los otros venían preparados... Tyson (Gay) llevaba una gran temporada. Creo que estar en la banda de los 9.50 es, definitivamente, una cosa realmente grande. No será fácil de mejorar esta 'zona' de 9.50 o salir de ella; estoy orgulloso de mí mismo porque soy el primer hombre que ha llegado hasta aquí". Una extraordinaria marca de Bolt que pasó bastante desapercibida fueron ciertos 9.77 que señaló en 2008, en Bruselas... con -1,3 de viento en contra, en noche húmeda del Mar del Norte: de perros. De haberse invertido el aire hasta los límites legales a favor (+2), esa marca habría valido muy probablemente menos de 9,50.

Las palabras de Usain Bolt en aquella zona mixta del Olympiastadion berlinés -la misma de los Juegos Olímpicos de 1936, una brillante reliquia de construcción y esquema- resultaron atinadísimas. En esa final del Mundial de 2009, con + 0,9 metros de viento a favor... Tyson Gay fue 'el primero de los humanos', con un crono de 9.71 que era... nuevo récord de los Estados Unidos de América. Un mes casi exacto después de aquel trueno en Berlín, el 20-9-2009... un Gay furioso de emulación se lanzó en Shanghai, en la 'Diamond League', a unos colosales 9.69: que aún hoy colocan a Gay como el segundo humano más rápido de todos los tiempos en 100 metros, 'ex aequo' con otro misil jamaicano: Yohan Blake, también 9.69 en 100, en Lausana, el 23-8-2012, y con más mérito que Gay: -0,1 de viento en contra para Blake en La Pontaise, en Lausana... por + 2,0 a favor (máximo permitido) para Gay en aquella tropical noche de Shanghai, en pleno estuario del Yangtzé. (Por cierto, Blake, de 31 años, declaró hace pocas semanas en Jamaica: "Preferiría perderme los Juegos Olímpicos antes que ponerme la vacuna del COVID-19. Yo estoy feliz. No quiero entrar en eso ahora, pero tengo mis razones". Bien. Veamos. Tyson Gay.

GAY SOBRE BOLT Y SOBRE GAY.- "En la pista se ve a Usain como una sombra grande, alta... y rápida, muy rápida", revelaba Tyson Gay (Lexington, Kentucky, 9-8-1982, 1,80 de altura) al aquí firmante, en junio de 2010 y en el National Training Center (NTC) de Clermont, Florida, a unos 40 minutos del centro de Orlando por las pistas de la Florida Turnpike. Allí, a la piscina de ese NTC iba también iba a entrenarse... un tal Michael Phelps.

Las reflexiones y recuerdos de Tyson Gay: "No sentí como que ese día de Shanghai fuera mi mejor carrera. Fui bastante descuidado, no salí demasiado bien y acababa de llover, aunque sí: había dos metros de viento a favor. Pero la pista estaba muy dura y no sentí un tiempo como de 9.69. Por eso pienso que, claramente, puedo mejorar esa marca. No es mi límite, desde luego. Estoy seguro de que puedo bajar de 9.69... y batir a Usain Bolt... Tommie Smith siempre ha sido una fuente de inspiración para mí, como un modelo: por muchas cosas. Hay gente que compara mi forma de correr con la de Jesse Owens y, honestamente, sí pienso que nos parecemos algo en el estilo. Pero soy humilde, quiero ser la misma persona cada día. Y para estar contento conmigo mismo, debo decir que no me veo ni siquiera cerca de ser capaz de hacer lo que Jesse Owens hizo en su tiempo".

Según Lance Brauman, entonces entrenador de un Gay hoy técnicamente 'retirado'... “el sistema nervioso central de Tyson fluye más constantemente que el de Bolt; eso se demuestra con sus marcas en 400. Bolt posee mayor arsenal de fuerza explosiva, pero le dura menos”. Encarcelado entre 2007 y 2009 por fraudes diversos, Brauman llegó a entrenar a Gay desde la cárcel. Muy consciente y autocrítico, Tyson Gay subrayaba en aquellos calurosos días de Clermont, Florida: "¿Rivalidad? Ojalá la hubiese, pero no puede llamarse así cuando siempre gana uno... Usain me ha hecho ser mejor cada vez que corro contra él. Pero ahora tengo que ser aún mejor si quiero ser el número uno. Para eso me entreno. Si para ser el número uno hay que ganar a Bolt, yo aún lo creo posible. La llegada de Usain, su aparición en la gran escena ha cambiado los límites. O los ha destrozado".

Muy poco después de esas declaraciones, en agosto de 2010, los 'pies ligeros' de Gay -sí: se parece algo corriendo a Jesse Owens y son de similar talla...- acabaron con dos años de imbatibilidad de un Bolt que compitió medio lesionado en la espalda sobre la lenta pista de Estocolmo. Allí, Tyson batió a Usain sobre 100 metros por un insospechado margen de 13 centésimas: 9.84-9.97. Pero el tramo final de la carrera deportiva de Gay estuvo marcado por amarguras y 'shocks': un control antidopaje 'positivo' (en sangre...) de mayo de 2012, contrastado en 2013 y confirmado oficialmente en 2014... privó a Tyson de la medalla de plata olímpica del hectómetro de 2012, en Londres, siempre tras un Bolt que voló en el Olympic Stadium londinense con unos colosales 9.63, la segunda mejor marca de todos los tiempos. Tyson volvió a competir en 2015, sexto en la final de 100 en el Mundial de Pekín.

Al fin, en octubre de 2016, poco después del cierre de los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro (donde Gay quedó descalificado por culpa de un mal cambio Rodgers-Gatlin, con todo el relevo 4x100 estadounidense)... su hija, Trinity Gay -a la que conocimos, casi una niña, en los días de Florida- cayó víctima de una bala perdida durante un tiroteo en el 'parking' de un restaurante de comida rápida, en Lexington, Kentucky. Gay -que quedó destrozado, no ha vuelto a competir en atletismo desde entonces... y sí ha hecho una intentona por apuntarse a... 'bobsleigh'- es el velocista más rápido de todos los tiempos... que se va a despedir sin una medalla olímpica. Ya cumple... 39 años, aunque en alguna de sus últimas declaraciones, el religioso Tyson ha apuntado: "Creo que Dios mantiene aún algún record dentro de mí". Si él lo dice...

ASAFA POWELL.- En octubre de 2006, en Jamaica, Asafa Powell, entonces plusmarquista mundial de 100 metros con 9.77, nos aseguró: "La única verdad es que por una razón o por otra, nunca he terminado de sentirme totalmente bien cada vez que he hecho 9.77. O estaba cansado o era a final de temporada, siempre pasaba algo. Quizá cuando menos me lo esperaba era en Gateshead (11-6-2006): me habían hablado mal de la pista y del viento, pero hizo un buen día con viento a favor (+1.5), y salió la marca. Yo pienso que hasta ahora mi mejor carrera son los 9.85 de Ostrava (9-6-2006): una serie, con lluvia, 10 grados de temperatura y sin apenas viento a favor (+0,5). Estaba tan seguro de que no iba a hacer buena marca que fui completamente relajado, disfrutando. Me sentí especialmente bien. En esas condiciones, esa marca es de récord del mundo... pero cuanto al récord del mundo, yo sí tengo una marca en mi cabeza: 9.68". Tampoco era exactamente así; cuando Asafa produjo su primer '9.77', en junio de 2005, en Atenas... el viento volaba a sus espaldas a 1,6 metros por segundo, sólo cuatro décimas por debajo del límite máximo reglamentario.

El 23-8-2008, el también muy religioso Asafa Powell (Spanish Town, Jamaica, 23-11-1982, 1,90 de altura, 88 kilos en forma)... firmó también en La Pontaise, en Lausana -al igual que Yohan Blake- su mejor marca hasta hoy en 100 metros: el registro de 9.72 que le convierte en el cuarto mejor hombre de siempre sobre la distancia. Entonces, en 2008, Powell insistía en su sueño de '9.68'... "porque se trata de la primera marca por debajo de 9,69". Claro, los 9.69 que citaba Asafa eran en ese momento... la plusmarca universal que Bolt recién había impuesto en los Juegos de Pekín. Pero, claramente, Asafa no veía demasiado margen de mejora.

Con dos hermanos también muertos en circunstancias trágicas en el peligrosísimo 'hinterland' jamaicano, y con su padre el 'Reverendo Ministro' presbiteriano William Powell autor de unos espléndidos 10,2 manuales en su juventud... Asafa Powell también dio 'control positivo' en 2013 por el estimulante oxilefrina. Tras alegaciones y 'arrepentimientos', Asafa recibió una 'suave' suspensión IAAF de 18 meses... que aún le permitió asomarse al oro con Jamaica en los relevos 4x100 del Mundial de 2015 y de los Juegos de 2016: esta es su única medalla olímpica. También al borde de los 39 años, Asafa Powell asegura literalmente sobre el COVID-19 y los Juegos de Tokio: "No deseó fervientemente ponerme una 'vacuna' que creo no necesitar; pero seguramente tendré que 'vacunarme' si quiero ir a los Juegos. Tengo 38 años y si declinara la 'vacuna', probablemente ya tendría que olvidar toda expectativa olímpica y retirarme".

MO GREENE: 'CANNONBALL' SOBRE BOLT.- Curiosamente, Asafa Powell impuso su récord de 9.77, el 14 de junio de 2005, en Atenas, en la Pista del Estadio Olímpico ateniense donde... Maurice 'Mo' Greene (Kansas City, 23-7-1977, 1,76 de altura) había registrado su propia plusmarca mundial de 9.79 en 1999. Este firmante trató a Greene con asiduidad desde que 'Mo' se entrenaba en el Drake Stadium de los 'Bruins' de UCLA, la Universidad de California en Los Angeles, a las órdenes del reputado gurú John Smith, con el brillante equipo californiano de supervelocidad 'HSI'... y siempre bajo sospechas de dopaje no confirmadas en el caso de Greene, que en su ciudad natal de Kansas había tenido -según él- 'los peores trabajos que un hombre puede tener': esencialmente, descargador en mercados, repartidor, etc...

Bajo el lema de 'Rake, no brake', 'Desgarra la pista, no frenes jamás sobre ella'... Smith hizo de Greene una tonante 'Bala de Cañón', 'Cannonball': 82 kilos de músculos lanzados a toda velocidad, una 'Cannonball' absolutamente imparable a finales del Siglo XX y comienzos del Siglo XXI: triple campeón mundial de 100 metros lisos entre 1997 y 2001 (con Sevilla'1999 entre Atenas y Edmonton)... oro mundialista 'indoor' en 60 metros en 1999, en Maebashi; oro mundialista en 200 lisos en 1999, en Sevilla; oro olímpico en los Juegos de Sydney 2000, en 100 y relevo 4x100 y en fin... plata en el relevo olímpico 4x100 de Atenas/2004 y bronce en la final de 100 de esos mismos Juegos atenienses. Tras los Juegos de 2008, una serie de fuertes lesiones causaron impacto definitivo sobre sus voluminosas fibras musculares. Hoy, Greene se dedica a su propia agencia de representación de atletas ('Quick GLD')... y es comentarista y 'showman' en Eurosport. Esto dijo Mo Greene al aquí firmante sobre Bolt y los registros de 100 metros entre 2010 y 2013 entre Nueva York, París, Londres...

"Siempre busqué ser perfeccionista. Pero yo podía controlar lo que yo hacía, no lo que otros hacen. Hace años, yo no veía a Bolt haciendo grandes carreras en 100 metros, le veía más en 200, incluso en 400. Pensé que nada me iba a impresionar en atletismo. Como mínimo, impresionarme es difícil. Pero… Bolt sí que me impresiona. Nadie conoce los límites de Bolt. Nadie… ni él mismo sabe lo que puede correr, sobre todo en 100 metros, donde creo que no le he visto una carrera completa, en las mejores circunstancias, competida al 100% y a tope de velocidad punta. Es como si siempre hubiera estado aprendiendo. Él mismo dice que el '200' es su gran prueba. Hasta la temporada 2009 aún no sabía exactamente cómo correr un '100'. Salía, se divertía y ya está. Ni él mismo conoce sus límites, pero yo creo que pueden andar en torno a 9.40".

Justo antes de los Juegos Olímpicos de 2012, en Londres, la apreciación de Greene sobre Bolt experimentó un vuelco, coincidiendo con la pujante irrupción de Yohan Blake. Antes de los Juegos, Greene señalaba...  "En apariencia, la pista del Estadio Olímpico de Londres es del mismo material que la del Nido de Pekín, pero mis sensaciones ya me dicen que será aún más rápida: siempre se hace más rápida... claramente, Usain sigue teniendo un problema en la salida. La salida falsa y la posterior descalificación en el Mundial de Daegu (2011) no fueron por casualidad. No confía en su salida, sabe que algo falla, y esa desconfianza se paga en estos grandes eventos ante tipos tan explosivos como Blake... me sorprende y me gusta la irrupción de los jamaicanos. Vivimos tiempos de transición. Antes, los jamaicanos iban a entrenarse con nosotros a EE UU. Ahora parecen que han encontrado buenos recursos en su país, buenos entrenadores, todo tipo de apoyos, ayudas… y este el resultado. Me alegro por ellos". Habrá que insistir en que Usain Bolt mide 196 centímetros de altura desde la coronilla hasta la planta del pie.

En el Londres olímpico de 2012, Greene consideraba a Blake favorito en 100 metros (..."si hablamos de los 100 metros, Blake es favorito; en 200, ya no lo veo tan claro...) por delante de Bolt; que, como sabemos, ofreció un 'show' londinense en 100 metros rematado con su segundo oro en fila sobre esta misma distancia. Fue con unos estupefacientes 9.63 (+1,5 metros de viento a favor). Después de 'eso'... Greene se mostró sarcástico: "En realidad, yo no tuve ídolos. Mi gran ídolo era Maurice Greene. Siempre quise correr lo mejor que pudiese correr ese chico, ese Maurice Greene. Me salió bien, ¿no cree?".

LINFORD CHRISTIE.- Con sus 9.87, el británico-caribeño Linford Christie (nacido en Jamaica, St. Andrews, 9-2-1960, mole bruñida de 1,88 de altura y 85 kilogramos) es el tercer mejor velocista europeo en 100 metros: después de Francis Obikwelu, Jimmy Vicaut y los 9.86 de ambos. Christie fue campeón olímpico en 1992, en Barcelona; plata olímpica en Seúl/1988, en la célebre final Lewis-Johnson... y campeón mundial en 1993, en el Gottlieb Daimler Stadion de Stuttgart, precisamente el evento en el que registró su tope de 9.87.

Diversos problemas con el dopaje asediaron a la impresionante figura de Christie: ya, desde los Juegos de 1988, en Seúl, donde salvó por un solo voto de la descalificación tras las series de 200 metros. Al fin, un 'positivo' por nandrolona, en un 'meeting' en Dortmund, cerró su carrera profesional en 1999. Más tarde, el espectacular y cordial Linford continuó un poco como entrenador... un poco como representante. En 2010, Linford Christie (que en 1994, en Sevilla, afirmaba con certeza que "el foso de longitud del Mundial de Tokio en 1991 y la recta de 100 metros estaban 'cuesta abajo"... aún aseguró en Barcelona a quien aquí suscribe:

"Vuelvo a colaborar con la Federación de nuestro país en el trabajo con 'sprinters' como Mark Lewis-Francis... pero Usain Bolt es otra cosa, es como una buena jugarreta del Destino o un regalo que la vida ha hecho a este deporte. Lo que ha pasado en el atletismo con Usain es como lo que le pasó al golf con Tiger Woods. Algo que ocurre una vez en la vida. Usain Bolt no ha alcanzado sus límites, sobre todo en los 100 metros. Aún no le hemos visto al 100%, corriendo todo lo rápido que puede correr. En 200, tras los 19.19 de Berlín, aún tiene algún margen de mejora: pero no es mucho. En 100 sí puede bajar de 9.50 y estar en torno a 9.40, estoy seguro de esto que le digo. Tyson Gay es el único que ha demostrado poder estar cerca de Bolt, aunque sólo si va al máximo". 

En aquel 2010 había una pregunta para Christie: '¿Cuál era la idea que les hacía a todos ustedes tan imponentes, en aquellos años 80 y 90?...' Y la respuesta del imponente Linford, que hoy ya tiene 61 años, fue: "Entrenábamos día a día, con lluvia y sol, calor y frío, porque queríamos ganar. Ganar lo era todo. Fue como hizo Carl Lewis: era la única manera de ser respetado. Yo nunca me entrené o corrí para hacer mejores tiempos, sino para ganar. Yo amo el respeto. Y en nuestro mundo de 'pistoleros' sólo eres respetado cuando ganas".

OBIKWELU, 'EL PORTUGUÉS DE MADRID'.-  El 22 de agosto de 2004: Francis Obiorah Obikwelu (Onitsha, Nigeria, 22-11-1978, ciudadano de Portugal, 1,95 de altura; otros lo dejan en... 1,94) dejó el récord de Europa en 9.86 (+0,6 de aire a favor) y atrapó la plata en la final de 100 metros lisos en los Juegos de Atenas. En 2015, el francés Jimmy Vicaut igualó esos 9.86, que aún siguen siendo la mejor marca de 100 metros jamás producida por un ciudadano europeo. A comienzos del Siglo XXI, Francis Obikwelu se entrenaba y residía en Madrid, tras nacionalizarse portugués después de haber sido albañil en el Algarve. 

Aunque mantenía domicilio en Lisboa, Francis vivía en Madrid en un piso entre la Dehesa de la Villa y el Barrio de El Pilar... y se dejaba aconsejar por una figura tan polémica como luego había de ser Manuel Pascua Piqueras. Así veía Francis Obikwelu la vida, la velocidad... y los 100 metros entre 2005 y 2008:

"En 1996, (el 'manager') Miguel Ángel Mostaza llegó allí donde vivíamos, en Lumia, y me dijo que si era capaz de bajar de 21 segundos en 200 metros, él me podía hacer ganar mucho dinero. Me llevó a una reunión, en Maia, y dicho y hecho: hice 20.98. A partir de ahí, a correr y a hacer dinero... Yo escribí carta en 1996 al presidente de la Federación Española (N. B. Entonces, José María Odriozola Lino) para que me hiciera gestión de nacionalización española, y no recibí respuesta alguna. Eso me decepcionó. No te puede dejar contento que ni siquiera te respondan cuando tú estás intentando abrir esa puerta. ¿Por qué lo hicieron así, por qué no hubo respuesta? No sé. Ya me da igual: estoy muy agradecido con lo que hicieron por mí en Portugal, aunque en España hay o había buen dinero".

Obikwelu fue semifinalista en 200 metros en los Juegos Olímpicos de Atlanta, en 1996, cuando Michael Johnson facturó unos descomunales 19.32 en su turbulento, casi sobrehumano viaje hacia el oro. "Lo de Johnson en Atlanta fue una cosa superhumana, como de otro mundo. No se puede describir. Yo lo viví allí mismo, en la pista. Hacer esa marca, de esa manera, y con las series de 200 y 400 que Michael ya llevaba encima es un poco como para que la gente se ría del resto de los que corrieron ese mismo día, y uno de ellos era otro de mis ídolos, Frankie Fredericks. Creía que ese un récord imbatible... hasta que llegó Usain Bolt. A partir de ahí... ya no se puede estar seguro de nada".

Obikwelu siempre añorará el oro olímpico que se le escapó en 2004, en Atenas: "Nunca me he encontrado tan bien como allí. Creí que ganaba la final: yo iba pendiente un poco de Maurice Greene, que venía por la derecha. No pensaba en nadie más, creía que había ganado, y entonces vi de refilón a Justin Gatlin, por la izquierda y me sentí muy tenso al final... sé que si en uno de esos días de Atenas tenemos el máximo de viento a favor, dos metros por segundo, hubiese bajado de 9.70. Hice 9.86... con + 0,6 metros a favor. Imagínese con casi un metro y medio más de aire a favor". Obikwelu, grandemente católico, devoto la Virgen de Fátima y del Padre Pío de Pietrelcina) , explicaba así sus días madrileños con el grupo de Pascua, en el módulo del INEF: "Todo pasa por sentirme bien. Manolo me trabaja constantemente la salida de tacos, uno de mis puntos flacos. Tengo muchos amigos en Madrid, iba a misa católica en la parroquia de Pío XII".

... Y BEN JOHNSON.- Un día de septiembre de 1988 (24-9-88), durante los Juegos Olímpicos de Seúl, escuchamos cómo Benjamin Sinclair Johnson (Falmouth, Jamaica, 30-12-1961, 1,77 de altura, 79-80 kilogramos de peso, pasaporte canadiense) proclamaba al mundo: "Me gustaría decir que mi nombre es Benjamín Sinclair Johnson y que mi marca en la final de 100 metros en estos Juegos, este récord del mundo de 9.79, va a durar con seguridad hasta el Siglo XXI o incluso por toda una generación, a menos que sea yo mismo quien lo supere". Obviamente... no fue así: en uno de los mayores escándalos en la historia de los Juegos Olímpicos, Johnson resultó descalificado al dar positivo con el anabolizante estanozolol, tomado en grandes dosis durante el verano en pastillas de 'Winstrol', en la isla caribeña de St. Kitts. Al destaparse el maloliente pastel, 'Big Ben' Johnson cayó en el descrédito más universal (perdió el oro olímpico, el titulo mundial del hectómetro de Roma-1987, un 'Ferrari' flamante, una cotización de 250.000 dólares por carrera)... todo, en un auténtico 'descenso a los infiernos'; siempre en compañía de su entrenador, el afamado Charlie Francis, y su médico personal: 'Jamie' Astaphan. Aunque canadiense de pasaporte, Johnson -residente en Toronto- nació en Jamaica en la 'parish' de Trelawny: la misma, nada menos, que de Usain Bolt y de Asafa Powell. En noviembre de 2006, Johnson concedió una entrevista exclusiva al aquí firmante sobre la pista de la York University, en Toronto, donde entrenaba a talentos jóvenes en relevo del 'Coach' Francis: por entonces, finales de 2006, ya enfermo con los primeros avances del tumor que se lo llevaría a la tumba en 2010. Estas fueron algunas de las cosas que Benjamin Sinclair Johnson nos dijo ese otoñal día canadiense, en la York University de Toronto...

"Es cierto: Asafa Powell puede correr más rápido, si mejora ciertos aspectos técnicos: por ejemplo y sobre todo, corre con los brazos demasiado abiertos, separados, y eso le hace perder tiempo. Si aprendiese a ir con los brazos más cerrados, ganaría en velocidad. Pero sí puede ir más rápido, aunque no sé si por debajo de 9.70. Mi carrera de la final de Seúl (9.79 con un metro de viento a favor) si no hago aquellos gestos que hice al final, era una carrera que hubiese valido 9.72. No es una especulación: la hemos descompuesto paso a paso 'Coach Francis' y yo, calculando con un sistema informático, y sabemos a ciencia cierta que esa carrera hubiese valido 9.72. Dí los tres primeros pasos en ocho décimas de segundo, y luego iba a cinco zancadas (pasos, 'strides') por segundo. Alcancé una velocidad punta de 30 millas por hora (algo más de 48 kms./h.). Pero yo tenía que mostrar mi orgullo al mundo y demostrar de qué era capaz. Nací para tener orgullo. Y con las nuevas tecnologías de hoy y lo que ya sé, seguro que podría haber hecho 9.50. Nadie ha tenido el poder que Ben Johnson tenía y tiene en el tren superior. Lo que hablábamos de las cargas de pectorales en series con 150 kilos. Escuche, nadie: ni Mike Tyson, ni Muhammad Ali han tenido mi fuerza en el tren superior... Me han hablado mucho de un nuevo fenómeno de Trelawny... al que ya he visto correr. Se llama Usain Bolt. Es muy joven aún. Como a Powell, le diría que lleva los brazos demasiado separados y por ahí... pueden ganar tiempo".

Más adelante (2010), Ben Johnson establecería los límites de Usain Bolt en... '9,4', literal: calcando los análisis de otros 'pistoleros' de la velocidad. Fue así, durante una reunión neoyorquina de la 'Diamond League': " El atletismo ya no tiene la emoción que tenía antes. La emoción se ha ido, aunque sabemos que Usain Bolt podría ganarlo todo y bajar mucho más el récord del mundo de 100 metros, hasta los 9,4 segundos. Por lo que he visto a Bolt en las grabaciones de carreras y salidas, creo que si él puede trabajar en los primeros diez metros y en la reacción al tiro... él podría llegar a hacer una carrera por debajo de los 9,5 segundos. Pero Bolt y yo somos de diferentes generaciones. Cuando yo corría, lo hacía en una pista mucho más lenta. Ni siquiera se puede comparar la pista de Seúl en 1988, la de los 9.79, con las de ahora. Ahora, la tecnología ha cambiado. No estoy diciendo que no sea bueno. Bolt es grande y es bueno para Jamaica y para todos los niños, para que èstos quieran formar parte del atletismo".

Por comparativas, cabe añadir que hasta los 60 metros el propio Bolt iba más rápido en la carrera del oro olímpico de Pekín (9.69, 2008)... que en la del récord mundial de Berlín-2009: 6.29/6.31. En 70 metros ya existía igualdad absoluta en los tiempos parciales de ambas carreras-récord: 7.12. Pero el Bolt de Berlín ya cruzó por los 80 metros en 8.75: frente a los 8.82 del Bolt de Pekín... que había empezado a ralentizarse, 'decelerar' y proponer su propio y feliz 'show', tan criticado por el propio Jacques Rogge, presidente del Comité Olímpico Internacional (IOC) durante aquellos Juegos de China, en 2008. 

Vamos a dar ahora los mejores 'splits' o tiempos parciales de 100 metros en la historia del atletismo... POR TRAMOS: 0-10m (sin tiempo de reacción): 1.67, Oluji Fasuba, Doha 2006 (marca final, 9.85).•10-20m: 0.99, Usain Bolt, Berlín 2009 (9.58). •20-30m: 0.89, Maurice Greene, Estocolmo 1999 (9.87). •30-40m:0.85, Usain Bolt, Nueva York 2008 (9.72). 0.85, Justin Gatlin, Doha 2006 (9.77... Doping). •40-50m: 0.83, Usain Bolt Berlín 2009 (9.58). Nueva York 2008 9.72. * 0.83, Tyson Gay, 'Eugene Trials' USA 2008 (9.77). •50-60m: 0.82, Usain Bolt, Berlín 2009 (9.58), Pekín 2008 (9.69), Nueva York 2008 (9.72), Bruselas 2011 (9.76). 0.82, Maurice Greene (9.85 Roma GP 1999, 9.86 Berlín GL 2000 & 9.87 Sydney 2000). 0.82, Tyson Gay, Berlín 2009 (9.71); 'Eugene Trials', USA 2008, (9.77). •60-70m: 0.81, Usain Bolt, Berlín 2009 (9.58) •70-80m: 0.82, Usain Bolt, Berlín 2009 (9.58), Pekín 2008 9.69. •80-90m: 0.83, Usain Bolt, Berlín 2009 (9.58), Pekín 2008 (9.69), Bruselas 2011 (9.76) •90-100m: 0.83, Usain Bolt, Berlín 2009 (9.58). Es decir... Usain Bolt domina TODOS los 'splits', los mejores tiempos entre tramos... a partir del 'split' de 20-30 metros, donde manda Mo Greene.

Y nos despedimos -con melancolía, naturalmente- con esas 'famous last words', famosas últimas palabras de Usain Bolt en la milanesa 'Gazzetta dello Sport'..."Me gustaría mucho ir a Tokio para animar a Jamaica. Depende de lo que pase en los próximos meses. Me gustaría ir a Japón, así que si se celebran los Juegos y espero que así sea, haré todo lo posible por estar allí en las gradas animando. Desde 2008, los tres últimos Juegos lo he vivido en la pista y ahora me gustaría saber qué se siente al ver correr a los demás... ahora mismo no tengo ningún proyecto deportivo, el deporte ha caído un poco en Jamaica. Me estoy centrando en las actividades de mi Fundación.... Sí, me contagié de COVID-19 en agosto de 2020. Fue difícil para mí y para todos. Pero tenemos que permanecer unidos como país y como mundo. Creo que las cosas están volviendo a la normalidad. Veremos qué pasa, pero estamos viendo la luz al final del túnel". Esto nos cuenta la leyenda, el único ser ¿humano? que puede decir... "I am Bolt'.

Cuando el diablo danza sobre decenas, cientos de miles o millones de almas... puede ser que un corredor de 100 metros lisos, un 'supervelocista'... llegue a bajar de 9.50 y se instale en 'zona 9.40'. Probablemente, así ocurrirá. Pero ya no será Usain Bolt. Bajo ningún concepto. Y el nuevo elegido tendrá que proclamar al planeta Tierra (si es que ese planeta sigue existiendo)... 'I am no Bolt'. No habrá otro 'Relámpago', no habrá otro 'Lightning', no more... 'Thunderbolt'.

 

Compartir:
Podcast Polideportivo
 
Podcast




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.