La gran Yugoslavia de los 70, 80 y 90 ¿sería repetible con Doncic, Teodosic, Bogdanovic...? Opinan Oscar Schmidt, Corbalán, Bodiroga, Mirotic...

Alejandro Delmás
15/05/2021

El bien reciente y agónico tiro triple del alero croata Krunoslav Simon (exUnicaja) que puso KO en la EuroLeague al Real Madrid y envió a su equipo, Anadolu Efes, a la 'Final Four' de Colonia (RFA)... ha vuelto a reabrir un viejo -aunque no demasiado útil- debate. ¿Qué podrían conseguir los jugadores de baloncesto nacidos en la antigua Yugoslavia de poder reunirse como Selección nacional -y con el grandísimo Luka Doncic al frente-, cuando en otra época, sus predecesores históricos, todos juntos, se imponían al Europa y al mundo, cuando eran llamados los 'plavi', los 'azules' de Yu-gos-la-via, 'Ju-gos-la-vi-ja'...?

Hablamos de un país o una unión de repúblicas que, mientras se mantuvo 'pegado'... firmó los siguientes éxitos: seis medallas olímpicas (oro en 1980, en Moscú; cuatro platas y un bronce), cinco Campeonatos del Mundo FIBA (plusmarca, en empate con EE UU), más tres subcampeonatos y dos 'bronces'... y ocho Campeonatos de Europa (segunda cifra, tras los 14 de la Unión Soviética, ocho seguidos), con cinco 'platas' y cuatro veces en tercera posición. Cabe reseñar que, por ejemplo, Croacia, con Drazen Petrovic al frente (más Toni Kukoc, Radja, Vrankovic, Perasovic, etc), ya bien fuera de una Yugoslavia que aún existía como tal... firmó la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de 1992, en Barcelona. Sólo se inclinaron los croatas ante el más fabuloso 'Dream Team' de EE UU/NBA. Ustedes mismos.

Este será, por prolijo, estadístico y detallado, un texto muy sumario donde datos y opiniones se dejan expuestos a la consideración del lector. Se detallarán y agruparán plantillas de una y otra época, con las aclaraciones justas, empezando en 1968 allá cada cual. Vamos allá...

SELECCIÓN YUGOSLAVA, CICLO 1968-72: ZERAVICA.- Subcampeones olímpicos en 1968, en México, frente a un fabuloso equipo de EE UU,  campeones mundiales en 1970 y subcampeones de Europa en 1969 y 71, hasta tocar fondo en el quinto puesto olímpico de 1972, en Múnich. Jugadores-base de Yugoslavia en este ciclo: Kresimir Cosic (2,11 de altura, Croacia), Ivo Daneu (1,88, base, Eslovenia), Nikola Plecas (1,87, Croacia), Vinko Jelovac (2,08, Croacia), Radivoj Korac (1,96, Serbia), Rato Tvrdic (1,85, Croacia), Damir Solman (2,00, Croacia), Petar Skansi (2,06, Croacia)... el semifracaso de los Juegos de Múnich acaba con la tenencia del gran 'coach' y seleccionador serbio Ranko Zeravica (de Belgrado, fallecido en 2015, tras entrenar, entre otros, a Barcelona y CAI Zaragoza) y llevó a los 'plavi' a un nuevo ciclo y cambio de guardia, bajo las órdenes del croata Mirko Novosel. Zeravica reaparecería en el banquillo de los 'plavi', para obtener el oro olímpico en Moscú... y el bronce en el Mundial colombiano de 1982: precisamente, en partido decisivo ante la emergente España de Antonio Díaz-Miguel.

SELECCIÓN YUGOSLAVA, 1973-76: NOVOSEL. A partir de 1972, Mirko Novosel, el mítico -y ladino- maestro croata, de Zagreb y de Cibona se esmeró en pulir a una nueva generación de 'fenómenos' entre los que se hallan los dos sensacionales aleros serbios Drazen Dalipagic (1,97) y Dragan Kicanovic (1,91, más 'escolta' que el potentísimo tirador Dalipagic), el base -también serbio- Zoran 'Moka' Slavnic (1,80 de altura, hizo campeón de Liga al Joventut de Badalona en 1978, luego fue entrenador...), el ala-pívot montenegrino Zarko Varajic (Bosna Sarajevo, 2,02, plusmarca total de 45 puntos en la final de Copa de Europa de 1979, a Varese)... y el genial base-escolta bosnio Mirza Delibasic: 1,97 de altura, fallecido en 2001 y figura legendaria en Bosna y Real Madrid; Varajic siguió a Mirza al otro barrio en 2019. Novosel conservó -básicamente- a Cosic, Jelovac, Plecas, Skansi (menos que a los otros, como Tvrdic)... y obtuvo el dorado bagaje de sendos títulos europeos (1973, 75) y los subcampeonatos mundial y olímpico en 1974 y 76, respectivamente: con sendas honrosas derrotas en las finales ante URSS y EE UU.

SELECCIÓN DE YUGOSLAVIA, 1977-78: AÇA NIKOLIC.- Novosel consideró cumplido su compromiso al terminar el ciclo olímpico en los Juegos de 1976, en Montreal, y abrió paso a otra leyenda: Alexander 'Aça' Nikolic, que había nacido en Sarajevo... pero que era serbio y yu-gos-la-vo con todo su corazón. Nikolic (falleció en 2000) ya había dirigido a Yugoslavia en 1951 y 65 y había catapultado a lo más alto de Europa (tres Copas de Europa FIBA) a 'la' Ignis de Varese: con Dino Meneghin, Manuel Raga y, posteriormente, Bob Morse. El sabio Nikolic tocó poquísimo de la herencia de Novosel, apenas agregó al pívot serbio Ratko Radovanovic (2.08 de altura)... y ello le valió subir a la Selección 'plava' a lo más alto del podio en el Eurobasket de 1977 (Bélgica, 74-61 a la URSS en Lieja) y en el Mundobasket de 1978, en Manila, Filipinas, donde Yugoslavia revalidó por la mínima (82-81) la gran victoria 'europea' sobre la gran Unión Soviética de Sergei Belov, Vladimir Tkachenko, Stanislav Eremin, Zarmukhamedov, Myshkin...

1979-1982: SKANSI, ZERAVICA, TANJEVIC...- Entre 1979 y 1982 ya hay un inicio de tensiones políticas y comienza a declinar el gran equipo que cimentó Mirko Novosel a principìos de los años 70... aunque con el gran 'bonus' del título olímpico de 1980, en Moscú, siempre en ausencia de los 'boicoteadores' Estados Unidos. Zeravica agrupó este plantel de 12 hombres que batió en la final moscovita a Italia por 86-77, con España cuarta tras perder por 117-94 con la URSS del 'último' Belov la consolación por el bronce. Estos fueron los yugoslavos campeones olímpicos en 1980, en Moscú: Knego (2,06, Croacia, Kicanovic, Zizic (2,10, Serbia, fallecido), Mihovil Nakic (2,06, Croacia), Zeljko Jerkov (2,08, Croacia), Branko Skroce (1,95, Croacia), Cosic, Slavnic, Radovanovic, Duje Krstulovic (2,03, Croacia), Dalipagic y Delibasic. Los héroes de la final fueron Kicanovic (22 puntos), Delibasic (20), Dalipagic (18) y Zeljko Jerkov: 16 tantos y 13 rebotes. Prácticamente el mismo equipo que resultó tercero en el Eurobasket de 1979... y segundo en el de 1981 (Praga), ambos conjuntos entrenados respectivamente por Skansi y Bogdan Tanjevic. De cara al Mundobasket de 1982 retornaría Zeravica. Y...

1982-1991: DOMINIO Y EXTINCIÓN.- En 1982, Ranko Zeravica recupera el timón de la Selección con el difícil reto de liquidar 'dulcemente' a esa generación dorada que ya enfilaba el declive -lo que se verificaría en el Eurobasket de 1983- e ir preparando el terreno para la nueva hornada en la que ya brillaba cierto demonio joven: Drazen 'Mozart' Petrovic. Su hermano Alexander, 'Aça' Petrovic (Croacia, 1,94 de altura) hoy seleccionador de Brasil y brillante entrenador en Sevilla, en el Caja San Fernando de 1995-97... ya se incorporó a la Selección 'plava' a la que Zeravica aún aferró al tercer puesto en el Mundobasket de 1982, en Colombia, precisamente con un espectacular 119-117 ante una brillante España que había vencido por primera vez a EE UU.

La necesidad del relevo generacional se acentúa con el séptimo puesto´(España, subcampeona ante Italia) en el Eurobasket de 1983, de la mano de Josip 'Pino' Djerdja, antiguo base internacional del Zadar. Básicamente, ya embocaba el final la extraordinaria generación de los años 70... justo en el mismo evento en el que Drazen Petrovic (1,97 de altura, Croacia) apareció en la gran pasarela internacional de selecciones. Con la irrupción del cometa Drazen más 'consolidada' por Mirko Novosel en Cibona Zagreb, ya en el papel centelleante de nueva gran estrella del menor de los Petrovic... Yugoslavia recuperó a Novosel para patronear a la Selección... y Mirko aún llevó al equipo hasta el bronce en los Juegos de 1984, en Los Angeles, California, donde (sin una extraordinaria URSS en acción) la mejor España de Díaz-Miguel los apartó de la final.

En el Eurobasket alemán de de 1985 ya habían desaparecido todos los grandes veteranos de los 70, aunque Dalipagic aún retornaría para el Mundobasket-1986. El ya retirado pívot mormón Kresimir Cosic (fallecido en 1995 en Maryland, EE UU) se hace cargo de la Selección y llama al pívot Stojan Vrankovic (2,17, Croacia), que aún bastante 'verde'... apenas aporta. Los hermanos Petrovic poco pueden hacer ante grandes equipos de la URSS (Arvydas Sabonis, estelar), Italia, España e incluso Checoslovaquia. En aquel Eurobasket, la Yugoslavia de Cosic alineó al montenegrino Borislav Vucevic (2,01 de altura, ex Bosna Sarajevo), padre del potente reboteador Nikola Vucevic, hoy señalado y buen jugador en la NBA: del que luego también hablaremos.

A partir de 1986 en en el Mundobasket español, Yugoslavia se dispara... pero es rumbo al despeñadero al que la conducen los odios políticos y nacionalistas. Un 'escaso' tercer puesto en ese Mundobasket, tras semifinal trágicamente entregada ante la URSS de Sabonis (memorables 'dobles' de Vlade Divac) no puede esconder que en ese Campeonato del Mundo español, Kresimir Cosic ya juntaba (con un bien veterano Dalipagic en papel menor) a los dos hermanos Petrovic, con la base de 'sus' croatas campeones europeos con Cibona: Danko Cvjeticanin (1,98, base-escolta), Franjo Arapovic (2,15, pívot), Zoran Cutura (2,02, alero) y también... Vlade Divac (2,16 Partizan, Serbia) el proyectil más brillante una generación que al año siguiente conquistaría un memorable Mundial 'junior' en Bormio, Italia...

...Y ahí y a partir de 1987 (bronce en el Eurobasket 'ateniense', otra vez con Cosic al frente), junto a los dos Petrovic -'Aça' dejaría la Selección en ese 1987, tras el bronce en Atenas- se juntaron todas esas luminarias que llevaron a la última gran Yugoslavia 'de verdad' a... los títulos europeos en 1989 y 1991, al Mundial argentino de 1990 o la plata olímpica en 1988, en Seúl. Explotan y centellean, en compañía de Drazen Petrovic, Vrankovic, el alero montenegrino Zarko Paspalj (Partizan, 2,07 de altura),  Divac... y todos los otros campeones mundiales 'junior' de 1987, los 'chicos' de Bormio: de paso inminente para la NBA en un buen número de ellos: Toni Kukoc (alero, 2,11 de altura, Croacia), el propio Divac, Dino Radja (2,11, Croacia, ala-pívot), Sasá Djordevic (1,88, base, Partizan; serbio)... y el más joven Sasá Danilovic (2,01, serbio, Partizan). Además y de refuerzo... sendos magníficos bases-escoltas croatas: Velimir Perasovic (1,98) y Arijan Komazec: 2,01.

Desde los Juegos de 1988, en Seúl, ese equipo pasó a manos del venerable 'coach' Dusan Ivkovic, que les guió con aura carismática de respeto... hasta que toda Yugoslavia saltó por los aires en 1991, en pleno avispero de los Balcanes y en plena celebración del Eurobasket italiano: cuyas pistas abandonó de inmediato el base esloveno Jure Zdovç (1,98 de altura), con el inicio de las hostilidades y del conflicto civil. Yugoslavia en cuanto que tal ya nunca sería la misma. Pero en baloncesto, 'kosarkaski' en serbocroata ('K.K='Kosarskaski Klub')... aún había mucha tela que cortar.

1992-2003.- Desde 1992 a 2003, la Selección 'plava' aún compitió como Yugoslavia... pero ya sin los jugadores de Croacia, Bosnia ni Eslovenia. Pasó a llamarse incluso competitivamente... 'República Federal de Yugoslavia con Serbia y Montenegro'. Aún se colgaron el oro en sendos Campeonatos Mundiales (1998, 2002, Grecia y EE UU) y en los Campeonatos de Europa de 1995, 97 y 2001 (más otra plata olímpica, en 1996, en Atenas) gracias a la incesante aparición desde la 'factoría de talentos' de nuevas figuras de fantasía, con calibre de estrellas mundiales: el propio Danilovic, hecho un jugadorazo; 'Predrag, 'Peja' Stojakovic (2,08 de altura), el alero croata -pero con doble pasaporte con Grecia, muy 'internacional', NBA...-, una ametralladora con la Selección yugoslava que ya se extinguía... y con los mejores Sacramento Kings de la NBA, a principios del Siglo XXI: en compañía de Vlade Divac y bajo la dirección del terco Rick Adelman. Además... el superclase base 'hacelotodo' Dejan Bodiroga (Serbia, 2,05 de altura), que luego presidió la Federación Nacional. O los pívots serbios Dejan Tomasevic (2,08) y Zeljko Rebraca: 2,13, sólida carrera en la NBA. El base serbio Zeljko Obradovic (ex Partizan, 1,80 de altura), plata olímpica en 1988 como 'lugarteniente' y escudero de Drazen Petrovic dirigió la inmensa mayoría de estos últimos grandes, crepusculares éxitos. Quizá más grandes o memorables... por venir alumbrados con esa luz del inmenso, sangriento crepúsculo de los Balcanes.

Ahí casi ya llegaba también el espectacular base serbio Milos Teodosic (1,96 de altura), de paso para la plata olímpica de 2016: ya con la firma de Serbia... que en 2007, ya sin ser Yugoslavia (aunque con Maçvan, Keselj y los gigantes NBA Miroslav Raduljica y Boban Marjanovic)... había vuelto a apuntarse el oro en el Mundial 'junior', en Novi Sad contra unos EE UU... con un tal Stephen Curry. Esto y así fue Yugoslavia en baloncesto. No se repetirá. Pero será mejor una última ojeada al avispero de los Balcanes... y a sus fenomenales jugadores de baloncesto (que también estuvieron a punto de llegar a las manos, ya como 'croatas' y 'serbios', en los podios del Eurobasket alemán de 1993 y en el Mundobasket griego de 1998.

OPINIONES.- Con el paso de los años, el firmante ha ido recabando opiniones de legendarias estrellas mundiales sobre el 'fenómeno yugoslavo', sus nombres propios, sus recuerdos. Ahí van, las opiniones de los fotografiados con el aquí firmante entre la fotografía central del majestuoso Luka Doncic... y la entrañable imagen lateral de Drazen Petrovic, en vieja portada de 1989 de la extinta revista 'Basket/16', haciendo malabarismos bajo la mirada sonriente de un Earvin 'Magic' Johnson 'posterizado' en la portada/reclamo. Para Drazen, su ídolo y líder era su su hermano Alexander, quien le enseñó en su casita de Sibenik a tocar más rápido que nadie las teclas del tiro a cesta.

Paso por paso. Oscar Schmidt Bezerra, legendario cañonero brasileño, alero de ataque. 'Mano Santa': 2,05 de altura, profesional entre 1977-96 (326 internacionalidades con Brasil), jugador en el Forum Filatélico en España y autor de 44 estupefacientes puntos en la recordada final de la Recopa de 1989 entre Real Madrid y Snaidero Caserta, con éxito del Real Madrid (119-113), tras prórroga... y 62 puntos para un insultante, exuberante Drazen Petrovic. "El juego ha ido cambiando desde mis primeros tiempos; antes, la gente se jugaba más los balones individualmente y ahora todo se 'elabora' mucho más. En este sentido, a mí me gusta mucho el base español Ricky Rubio. De aquellos yugoslavos de los años 80, me encantaba la mecánica de tiro del croata Cvjeticanin. Petrovic era otra cosa: era un genio y sentí muchísimo su muerte. Sólo alguien como él nos podía haber hecho perder aquella final de Recopa en Atenas. Hicimos todo lo necesario para ganar, pero..."... sostiene Oscar Schmidt, aquí fotografiado (en Madrid, por Alejandro Ruesga) junto al firmante con una camiseta de fútbol americano con el número '12'. Por cierto, Drazen Petrovic respetaba muchísimo al gran cañonero brasileño, a quien conocía como 'Schmidt'. Ya se vio en la final de la Recopa de Atenas que tenía razones de sobra para ello.

Según el doctor Juan Antonio Corbalán, 178 veces internacional con España, subcampeón olímpico en 1984, en Los Angeles, y mito del Real Madrid (aquí, junto al firmante, en pie, a la izquierda de la imagen): "Resulta imposible negar que, aunque yo también compartí vestuario con Dalipagic, por ejemplo, mi jugador favorito yugoslavo fue Mirza Delibasic. Era un genio. En el duelo final de la Liga de 1982, contra el Barcelona, en el Palau Blaugrana, nos decía... 'Tranquilos, tranquilos que esto lo ganamos'... y luego yo le dije: ‘¿Cómo estabas tan seguro, genio’…?

Sobre los yugoslavos y su talento, Corbalán nos deja una reflexión profunda: "Mirza era especialmente rico y vivo en reflexiones y vivencias. No éramos endogámicos, no; el nuestro era un grupo que daba mucho más… y Mirza tenía una vida cojonuda, con 1.000 anécdotas de vivencias. Ya se sabe que en los Balcanes hubo un cruce de civilizaciones y una gran selección natural, y quizá por eso sean tan buenos y haya tanto talento y habilidad: son una raza seleccionada. Ellos son herederos del Imperio Turco: los bosnios y algunos serbios. Otros son más germanófilos, como los croatas… y después también tuvieron la proyección social que en los países socialistas se le daba al deporte".

BODIROGA, MIROTIC, TEODOSIC.- "Yugoslavia y Serbia siempre crecimos y pudimos seguir teniendo buenos equipos a base de contar de firme con muchos jugadores jóvenes. Estamos contentos por ellos y seguimos teniendo mucha ambición. Espero que todos nuestros jóvenes aún puedan dar mucho más de sí. Yo siempre quise jugar de base, pese a que iba creciendo y creciendo altura; y me fijaba en los bases. Primero, en Mirza Delibasic, que a todos nos fascinaba. Luego, naturalmente, en Drazen, aunque él no era como un director de juego clásico. Más tarde, siempre me gustaban Djordjevic, cuyo liderazgo también se está demostrando en la dirección de equipos... y Predrag Danilovic, aunque este tampoco era un base típico", apuntaba Dejan Bodiroga (que ha compartido las camisetas de Real Madrid y Barcelona, que lideró a Yugoslavia hacia el título mundial de 2002 o hacia el Eurobasket turco de 2001), dentro de una conversación con el firmante a la que otros asistían en segunda fila.

Para el discreto Niko Mirotic, nacido montenegrino, el Jugador Más Valioso (y más caro) de la Liga Endesa, exNBA, a la derecha superior en la imagen... "Lo que está haciendo en la NBA Luka Doncic me sorprende, de verdad. Yo no vi jugar a Delibasic, así que no puedo opinar. Otros me dicen que Luka se parece a Bodiroga. Quizá, pero no sabría qué decir. Lo que sí digo es que las cosas que Doncic hace resultan sorprendentes. Siempre sorprende. No sé si podía esperarse algo así, tantas cosas maravillosas como Luka viene haciendo. Lo que está claro es que el secreto del baloncesto en Yugoslavia, Serbia, Croacia o Montenegro es... el buen trabajo con la gente joven".

Según el mágico 'regista' Milos Teodosic (hoy en Bolonia; antes L. A. Clippers/NBA -dos años- o CSKA Moscú), verdugo de España en el Mundial 2010, con un triple histórico en Estambul que materialmente arrebató a la Selección española el cetro mundial de 2006... "Yo querría jugar como todos nuestros grandes jugadores a los que admiraba y veía cuando era muy joven: Djordjevic­, Bodiroga, Danilovic. A los americanos los veía poco y a ellos, a los nuestros... sí. En Estambul, yo daba gracias a Dios por haber anotado ese triple, que fue una jugada loca por la decisión... pero era por mi equipo y por nuestro entrenador, el señor Dusan Ivkovic. Y siempre por nuestro país, Serbia. Jugar con nuestra Selección y por nuestro país... siempre ha sido lo más valioso y el mayor orgullo para todos los serbios".

Lo dejamos con la lista de la docena completa que podría ser la 'Selección de la Antigua Yugoslavia" a día de hoy, 15-5-2021. Sin quitar ni poner media coma: Luka Doncic (22 años, 2,01, base, Eslovenia, 25,7 puntos de media total; Dallas Mavericks, NBA). Goran Dragic (35 años, 1,91, base-escolta, Eslovenia, 13,9 puntos de media; Miami Heat, NBA). Nikola Jokic (26 años, 2,11, alero, Serbia, 18,4 puntos de media; Denver Nuggets, NBA). Milos Teodosic (34 años, 1,96, base, Serbia, 8,0 puntos y 4,0 asistencias en los Clippers de la NBA entre 2017/19). Krunoslav Simon (35 años, 1,95, ala, Croacia, 13,4 puntos en EuroLeague 20-21 con Anadolu Efes). Bogdan Bogdanovic (28 años, 1,98, ala-escolta, Serbia, 14 puntos de media en NBA; Atlanta Hawks). Jusuf 'La Bestia' Nurkic (26 años, 2,13, ala-pívot, Bosnia, media de 11,7 puntos; Portland Trailblazers, NBA). Ivica Zubac (24 años, 2,16, pívot, Bosnia,7,4 puntos y 5.6 rebotes de media, L. A. Clippers/NBA). Nikola Vucevic (30 años, hijo del internacional yugoslavo Borislav Vucevic, recuerden): 2,13 de altura, pívot, Montenegro, medias de 16,9 puntos y 10,4 rebotes. Nemanja Bjelica (33 años, 2,08, alero, Serbia, medias de 7,8 puntos y 4,6 rebotes, Miami Heat, NBA). Dario Saric (27 años, 2,08, alero, Croacia, 12,2 puntos y 6.2 rebotes de media; Phoenix Suns, NBA). Boban Marjanovic (2,24 de altura, 32 años, pívot, Serbia, 6,2 y 4,0 rebotes de media NBA; Dallas Mavericks).

Hagan juego.  'Ko-sar-kas-ki'. 'Ba-lon-ces-to'.

(Hoy, cuando Vlade Divac viaja a Zagreb, la capital croata, a visitar la tumba de Drazen Petrovic, su amigo del alma -que cuando murió en accidente de tráfico, en 1993 no se hablaba con Vlade, por las heridas de la Guerra de Yugoslavia-... voces anónimas aún le sueltan a Divac  y su 2,16 de altura, por las calles de Zagreb: 'Divac, chetnik'. 'Divac, terrorista'. Y así se explica todo. 

'Yu-gos-la-via'. 'Ju-gos-la-vi-ja'.

Compartir:
Podcast Polideportivo
 
Podcast




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.