¿Es posible destronar al califa Nadal en su reino de Roland Garros?

Alejandro Delmás
30/05/2021

Lo que arranca hoy en el Stade Roland-Garros de París, a escasos metros de la Port d'Auteuil y casi en pleno Bois de Boulogne es, numéricamente, la edición número 125 de los Internacionales de Francia de tenis: y el segundo evento de 2021 en Grand Slam, después del Australian Open. Pero, por condensar más... diremos que se trata de un maratón sobre tierra roja arcillosa. Cuesta abajo y en cuenta atrás hacia un duelo de grandes guerreros que podría llegar en semifinales: Novak Djokovic-Rafa Nadal. Y siempre, de paso para algo tan esperado como inusitado: la coronación número 14 en ese escenario -con la Copa de Mosqueteros al aire ventoso de París- de Rafael Nadal Parera. Y aquí hablamos, en síntesis y sin una sola duda, del mejor tenista de todos los tiempos sobre tierra batida.

Lo penúltimo que hemos sabido de Nadal en Roland Garros es que el torneo, los Internacionales de Francia, en su habitual 'rendición de homenaje' a los campeones ilustres... le ha inaugurado una estatua (en una de las imágenes que abre el texto; en la otra, Rafael Nadal posa con el aquí firmante, precisamente en París); se trata de una estatua que es obra del escultor Jordi Díez Fernández. La estatua de Nadal, el hombre con la plusmarca absoluta de 13 (trece) títulos en el Abierto de Francia se ubica junto a la nueva puerta de acceso para el público en general, directamente al llamado 'Jardín de los Mosqueteros'. La inauguración de la estatua de Rafael Nadal Parera formó parte -este pasado jueves 27- de la misma ceremonia en la que se inauguraron la estatua del aviador Roland Garros, que da nombre a la instalaciones de la Federación Francesa de Tenis... así como de otras cuatro efigies: las de los 'Cuatro Mosqueteros' históricos del tenis: Jean Borotra, Jacques 'Toto' Brugnon, Henri Cochet y René Lacoste: correcto, el del 'Cocodrilo' en los polos de piqué.

Construida íntegramente en acero, con 3 metros de altura por 4,89 metros de ancho y 2 metros de profundidad, la estatua del Jardín de los Mosqueteros representa a Nadal en plena acción de su más característico golpe: el tiro de 'derecha zurda' o 'drive 'superliftado', con 'topspin' pesado, (cierto director se empeñaba en que esto no es 'una derecha': ¿cómo llamaría este sujeto al pase 'natural' de un torero zurdo?); en todo caso, se trata del mazazo que lleva la bola a unas 4.000 rpm. por término medio, el basamento de las 13 coronaciones -hasta hoy, éjem- de Nadal en París. Sólo este dato ya basta para valorar la importancia de Rafa Nadal en Roland Garros: le han levantado una estatua. Punto y aparte.

PREMIOS, CUADROS Y SORTEOS.- En esta edición 125ª, los Campeonatos Internacionales Abiertos de Francia reparten un total de 38 millones de euros, con 1,4 millones para cada uno de los campeones absolutos (los finalistas, la mitad) de los cuadros masculino y femenino, con 128 tenistas cada uno de ellos. Hay 244.295 euros para cada pareja campeona en los cuadros de dobles. En el cuadro femenino, España reluce con la brillantez -algo apagada- de Garbiñe Muguruza (actual número 13 WTA), más la emergente Paula Badosa (Nº34), que intenta 'clonar' en español a Maria Yurievna Sharápova... más el regreso de Carla Suárez en lo que podría ser un 'Farewell Tour', tras haber superado con agallas un duro partido- cabría decir a cinco sets-: con el cáncer, con el Linfoma de Hodgkin. Al borde de los 33 años, la grancanaria Suárez, que llegó a ser sexta del mundo en febrero de 2016, es consciente de que el tiempo sí que la terminará por atrapar -como a todo bicho viviente- y se presenta en Roland Garros con la ilusión de una buena despedida (116 oficial en Ranking WTA, 68 según el Ranking 'protegido' y dentro de lo que bien podría ser su 'Farewell Tour'.

De Muguruza -campeona en 2016 aquí mismo, en su bautismo de títulos en Grand Slam ('maiden title')-... poco pronósticos pueden hacerse. Garbiñe llega a París 'algo abollada' (expresión de L. Jon Wertheim en 'Sports Illustrated') y apenas convaleciente de la lesión muscular -aductores- que le hizo renunciar al Mutua Madrid Open, aquí ya con el cuadro sorteado. Ayer, Garbiñe Muguruza dijo todo esto en París: "No me considero favorita, prefiero ser humilde porque no he jugado mucho en tierra y pienso cero en esas cosas (del favoritismo)... mi cuerpo no ha estado al 100% en la campaña de tierra, y ha sido difícil rehabilitar, entrenar, intentar llegar a la competición. Un poco frustrante porque me gusta y quería jugar lo más posible. He estado recuperándome, me encuentro mejor físicamente y tendré que afrontar con lo que tenga los partidos".

Casi más revelador, auténticas sentencias, fue lo que Garbiñe dijo sobre Carla Suárez:  "Estoy muy feliz de verla aquí, porque no estaba segura hasta el último momento y yo la empujé a venir. 'Vamos, Carla', le dije. "Sólo ve, sin expectativas, será increíble que estés'. Será divertido para mí verla y triste porque sea la última vez. Aquí tenemos buenos recuerdos, jugamos dobles… Es muy inspirador que haya venido". 'Sharápova' Badosa, expareja del cómico David Broncano y reciente campeona en Belgrado (su 'maiden title' en el circuito WTA) ya se lo dice todo a sí misma y no necesita abuela: "Estoy mejor que nunca y me siento preparada para lo que venga". Otro punto.

Por cierto, la exótica Naomi Osaka, segunda jugadora mundial tras la 'lideresa' Ashleigh Barty (poco favorita en las agrestes  pistas del Planeta Tierra y cuyo número uno puede asaltar la propia Osaka en París) ha anunciado que no comparecerá en ningún caso ante la Prensa, ni siquiera en conferencias pospartido: por razones de salud mental. WTA Tour, la organización del tenis profesional femenino, ha pedido calma a los periodistas presentes en París y tratará el tema con Osaka. Pero un tal Novak Djokovic ya ha hecho saber su afilado punto de vista: "No sé si las reglas de WTA o de los Grand Slams sancionarían a Osaka si finalmente decide no dar ninguna Conferencia de Prensa. Entiendo que a veces las ruedas de prensa en general puedan ser incómodas, no siempre las disfrutas, en especial si vienes de perder un partido, pero es parte de nuestro deporte y de nuestra vida en el circuito: entiendo que tenemos mucho desgaste mental y que precisamente por ello... deberíamos hablar mucho más sobre la salud mental. Y bueno: ya está aquí Novak Djokovic.

EL CALIFATO DE NADAL.- Como sabemos, en la cultura islámica existe escasa afición hacia las representaciones artísticas de imágenes humanas, sean pinturas o esculturas. Esto se debe a que no hay nada ni nadie que merezca esa representación, más allá de Allah: sea en El Nombre de Dios Clemente y Misericordioso, 'Alhamduillah'. ¿Cómo valoraría entonces una persona de credo islámico esa magna representación de Rafa Nadal en la puerta de acceso al 'Jardín de los Mosqueteros'? Pues no cabría plantear otro respuesta que como... la efigie de un califa, no sabría decirse si un Omeya o un Abasí, un Harún al-Rashid, (el califa de 'Las Mil y Una Noches' y de los Setenta Pabellones); en este caso, se trataría de Harún Al-Nadal Parera. Desde 2005, cuando ganó al argentino Mariano Puerta en la primera final que disputaba de los primeros Internacionales de Francia que disputaba, Rafael Nadal Parera ha ganado 13 títulos en Roland Garros... y NUNCA ha perdido una final.

Allí, en el umbral del Bosque de Boulogne, y en el mes revolucionario de Pradial (mayo/junio)..., siempre desde 2005, Nadal sólo ha sufrido dos derrotas en pista (siempre, la Chatrier): ante Robin Söderling, en octavos de 2009 y ante Novak Djokovic, en cuartos de 2015. Por lesión en la muñeca, Rafa abandonó antes de jugar la tercera ronda en 2016. Su palmarés total en París y sobre arcilla es sencillamente... califal: ¡¡100 victorias!!  Esas dos derrotas 'nadalísticas' en pista y sin retirarse (como ante Granollers por W. O., lesión en la muñeca, en 2016) fueron decretadas por los aviesos paletazos del arisco y ya retirado Söderling y por el aún bien presente Djokovic. Así y aquí, Rafa (más de 91% de porcentaje histórico de triunfos en tierra batida, el mejor de todos los tiempos, de largo) firma los 13 títulos ya citados: al aire levantisco de la Philippe Chatrier.

Por poner un ejemplo histórico. Bjorn Borg, imperial 'Vikingo de Oro', ganó seis títulos en Roland Garros entre 1973 y 1981. Borg dijo adiós a la tierra ocre de París con el título de este mismo 1981 (el postrero suyo en Grand Slam, final a cinco sets ante Ivan Lendl): y fue con 49 triunfos y DOS derrotas en los Internacionales de Francia: ambos dos fiascos frente a Adriano Panatta, el finísimo 'condottiero' romano del barrio EUR, que sabía derretir y desquiciar el ritmo inhumano del imperial 'IceBorg' a base de dejadas ladinas y latinas más astutos cambios de ritmo.

¿Qué nos dice Harún Al-Nadal Parera, califa de 'Las Mil y Una Noches de los Setenta Pabellones de Roland Garros', que ayer mismo machacaba a Pablo Carreño en un entrenamiento a ritmo inhumano en la Pista Central Philippe Chatrier? Esto: "Nadie es invencible en ningún sitio. En tierra, yo mismo he perdido este año en Montecarlo (NB: Rublev) y Madrid (NB: Zverev) y estuve muy cerca en Barcelona (NB: Tsitsipás) y Roma (NB: Shapovalov). Por eso me tengo que preocupar en hacer todo lo posible para evitar que me venzan. Los otros, estimo que pensarán lo mismo; por eso yo me centro en lo que debo hacer para no perder... el único secreto, si lo hay, para que yo gane lo que estoy ganando en tierra batida, es que siempre peleo hasta la última bola, cada punto, cada partido. A lo mejor, es que eso es lo más importante. Pero Djokovic, por ejemplo, es el número uno y siempre puede ganarme. La gente piensa que voy a ganar siempre, pero yo sé perfectamente que lo normal es que habrá veces en que no venza".

El que sí venció ayer mismo fue el propio Novak Djokovic, número uno de la Lista ATP, aunque en Roland Garros no pase de valido o de 'Gran Visir Iznogud' del califa Nadal. Fue un 64 y 63 de Novak en la final del ATP 250 'Belgrado 2' al zurdo -'zurdo'- eslovaco Alex Molcan, que fuera campeón en el 'Challenger' sevillano del Tenis Betis... en 2018. Minutos después de batir al zurdo -'zurdo'...- eslovaco, Novak 'Iznogud' Djokovic soltó lo siguiente: "Desde el torneo de Roma, siento que estoy golpeando la pelota muy bien y me veo capacitado para derrotar a Rafa Nadal en París. En Montecarlo sentía que iba por detrás de los mejores y que me faltaban cosas para optar a todo. Pero ahora me veo con opciones de vencer a cualquier, incluso a Rafa en París. Creo que no cambia nada si nos enfrentamos en semifinales o en la final, pero lo que tengo claro es que el partido de Roma me ha hecho ver que puedo derrotarle y cumplir con el mayor desafío que puede haber en el tenis, que es imponerse a Nadal en Roland Garros". Pues otro punto y aparte.

VENTAJA RAFA.- Como hemos dicho, Nadal y Djokovic deberían cruzarse en semifinales de Roland Garros 2021, habida cuenta de que el posicionamiento en la lista de cabezas de serie, como números 1 y 3 (lo que hoy son en el Ranking ATP WorldTour) les ha situado... en la misma mitad del cuadro. Anda también por ahí un tal Roger Federer, a poco más de dos meses de cumplir 40 años: algo que, sumado a la inactividad competitiva de 'Genius Roger' (sólo tres partidos en poco más de 15 meses, desde el Australian Open 2020) reduce prácticamente a testimoniales las opciones de un Federer encaminado a buscar en el All England Club de Wimbledon el que quizá sea el último canto del cisne suizo. Cabe agregar que en cuartos, Nadal quizá -quizá...- podría tener enfrente a uno de los que le han batido esta misma temporada sobre tierra batida, en Montecarlo: Andrey Rublev. En la otra mitad del cuadro, Tsitsipás, Thiem y Zverev van a vaciar los cargadores, ya veremos si frente a frente. Sobre las pesadas, inmensas marismas rojas de las pistas Chatrier y Suzanne Lenglen, Medvedev resulta ser un 'número dos' bastante testimonial: asimismo. El ruso no ha ganado un solo partido hasta hoy en los Internacionales de Francia y el balance de su carrera sobre tierra batida es 11-20.

Pero la ventaja de Nadal sobre Djokovic en tierra batida y en este 'Pradial' de París es... clamorosa. Veamos. Al descomponer un apretadísimo marcador global de 28-29 para Djokovic en el 'cara a cara' con Rafa, se advierte que en tierra van... 19-7 para Nadal, quien cedió por primera vez ante Novak en esta superficie en la altura de Madrid, en 2011. En el balance en otras superficies, la superioridad de Djokovic es muy clara: 9-22 para Novak (1-2 en Wimbledon, 8-20 en dura). En todo 2011 y hasta la final del Masters 1000 de Montecarlo de 2012, Nadal no fue capaz de batir a Djokovic, quien llegó a engarzar un 7-0 sobre Rafa: siempre en finales, incluidas Wimbledon y US Open. Entre 2013 y 2016, hasta 2017, en Madrid, Djokovic produjo un... 11-1 victorioso sobre Nadal, con una sola derrota de Novak... que fue vitalmente épica: la final de 2014 en Roland Garros. Desde ese regreso de Nadal en 2017, en Madrid, el balance Rafa-Novak registra... 5-3 para Rafa, con todas las victorias de Nadal en tierra: la decantada final de Roland Garros 2020 -con Djokovic hecho una sombra ambulante-, otras tres en Roma, (2021, 18 y 19)... y aquella de Madrid-2017.

Siempre desde 2017, Djokovic ha vencido a Nadal en la semifinal de Wimbledon 2018 y en sendas citas en pistas duras australianas, incluida la final del Australian Open 2019. Pero ojo: Djokovic no gana a Nadal en tierra desde los cuartos del Masters de Roma... en 2016: más de cinco años. A cambio, y desde la final del US Open 2013 -siete años exactos-, Nadal no sabe lo que es batir a Djokovic en pista dura/rápida/'hard': desde ese US Open 2013, vale insistir, Djokovic domina a Rafa en 'hard' con puño de hierro: 7-0. En Roland Garros, Djokovic sólo ha ganado a Nadal en los cuartos de 2015 (75, 63, 61)... a cambio de perder otros siete combates desde 2006 hasta 2020: tres finales (2012, 2014, 2020, tres semifinales (2007, 08, la apasionante de 2013) y el cuarto de final de 2006, la primera vez que se midieron en absoluto: aquí, Djokovic se retiró por un problema lumbar cuando ya perdía por dos sets a cero, sendos 64 para Rafa.

En finales de Grand Slam, Djokovic 'viaja' así: 9-0 en Australia, 1-5 en París, 5-1 en Wimbledon (una sola derrota, ante Murray en 2013, con 3-0 a Federer y 1-0 a Nadal) y 3-5 en el US Open. Total: 18-11 en grandes finales para Novak... y 5-2 en finales de Masters Cup, en pista rápida bajo techo, donde Nadal nunca ha ganado al serbio y perdió las dos finales que jugó: 2010, 13 (Federer, Djokovic). El conteo total de finales de Grand Slam para Nadal es... 13-0 en RG, 1-4 en Australia (dos derrotas ante Djokovic, una ante Wawrinka y 1-1 con Federer), 2-3 en Wimbledon 2-3 (dos derrotas con Federer, otra con Djokovic) y 4-1 en US Open. Balance de Rafa en finales de Grand Slam... 20-8.

Otros 'cara a cara' interesantes: Djokovic-Tsitsipás, 5-2 (Tsitsipás aún no ha podido ganar a Novak sobre tierra: 3-0 para Djokovic). Nadal-Tsitsipás: 7-2... y aquí sí que Tsitsipás mantiene un triunfo sobre Rafa, en las 'especiales condiciones de Madrid, en  semifinales de 2019. El griego también gozó de 'match point' ante Nadal en la reciente final del Conde de Godó, en Barcelona, el 25 de abril de este mismo 2021: aunque al fin fue Nadal el que gobernó esa travesía por la agonía del RCT Barcelona... 3h38min07s.

Más: Nadal-Zverev, 6-3 para Rafa... al que 'Sascha' Zverev sí supo vencer en tierra, tan recientemente como este mismo mayo que concluye, en 1/4 de Madrid y entre la madrileña, desconcertante altitud, que tanto favorece la coz de mula del saque-camión de 'Sascha': 6-4, 6-3. Djokovic-Zverev, 7-2 para un Novak que sólo perdió con 'Sascha' sobre tierra en la final de 2017 en Roma: el año de la peor crisis vital del 'número uno'. Y por fin, Nadal-Thiem es igual a 9-6 para Rafa... al que Thiem sí ha vencido, desde 2016 (Buenos Aires, semifinal)... cuatro veces sobre arcilla en esto 15 duelos; porcentualmente, bastante mejor que los siete triunfos 'terrícolas' de Djokovic en 57 enfrentamientos. Pero en Roland Garros, Thiem simplemente no es rival para un Nadal que le hunde sin piedad sobre la tierra de París: 4-0, incluidas las finales de 2018 y 19. Al fin, Djokovic-Thiem es un negocio que va 7-5 para Djokovic... pero ojo: van 3-3 en tierra batida y Thiem maneja ventaja muy particular en Roland Garros sobre Novak: 2-1.

De los últimos cuatro turnos Djokovic-Thiem sobre tierra batida, desde 2017, el austríaco se ha impuesto en tres. Sobre arcilla, Djokovic no bate a 'Domi' desde la semifinal del Madrid Open de 2019 (única victoria de Novak en ese ciclo de cuatro años). Este éxito de Djokovic fue en sendos 'tiebreaks': 76, 76. Ya se ve que el serbio necesita condiciones similares a las de la pista dura: aquellas donde la bola 'ande' o 'viaje' más y mejor. Ah: y pistas bien grandes, para sus alucinantes 'hiperextensiones' de maléolos. Eso sí que es verdad: Djokovic llega a Roland Garros con la pinta sobria, esculpida y cincelada, de un mediofondista del Magreb. O de un galgo bien entrenado.

EL REINO DE RAFA.- Pero claro, todas estas cuentas e imágenes desaparecen ante Rafa Nadal y en Roland Garros, donde se juega a otro deporte. El extrañísimo, casi inaccesible deporte de vencer a Rafael Nadal Parera en su califato de París, por ventoso que sea el 'Pradial' parisino, el mayo revolucionario, en el Bois de Boulogne. Allí, lo que Nadal le propone a cada rival es un vistazo a los rojos colores del infierno, el 'desierto inacabable' que describía el estadounidense Kevin Kim, ya en 2006. Y lo gestiona con el colmillo retorcido, con el Ojo del Diablo.

Con el mejor Federer, desde 2005 hasta 2019, Nadal camina sobre las marismas de Roland Garros... en un paseo atronador de 6-0, un viaje alucinante de puro sometimiento de Roger, a través de cuatro finales y dos semifinales. Como recuerdo, el total del 'cara a cara' Rafa-Federer es 24-16 para Rafa. Para hacerse una idea, Federer y Djokovic empatan sobre tierra batida (4-4)... y también igualan resultados en Roland Garros: 1-1, en sendas semifinales, 2011 y 2012. Compárese con el 7-1 de Nadal a Djokovic en Roland Garros... y el 6-0 a Federer. No más preguntas.

¿Tienen alguna posibilidad Djokovic, Thiem, Tsitsipás, Zverev... contra este Nadal que cumple 35 años esta misma semana, el jueves 3 de junio... y que hace de 'su' Roland Garros una especie de caverna de devoradores de hombres como la que tenían repleta de huesos los leones homicidas, los 'man eaters' del Tsavo? La única respuesta -y va dedicada especialmente al estresado y estresante Novak Djokovic- es que hay que sufrir tanto para dominar a Rafa... como aquellas agonías y angustias que sufrió el Coronel John Henry Patterson ante los infernales seres depredadores conocidos como 'Demonios de la Noche': en Tsavo, Tanzania.

Djokovic ha hablado muy suelto, muy ligero. Como él es. Le asisten quizá el mejor resto de la ATP y el mejor 'timing' de revés. Pero se trata de la tierra de Roland Garros, muy parecida a la tierra roja y barrosa del Tsavo. Territorio de caza. De ocho veces que Novak se vio 'cara a cara' con Rafa en la Philippe Chatrier -siempre en la Philippe Chatrier-, sólo en una le hizo rasguños, en los cuartos de 2015, ya bien olvidados. Si saca este torneo, Nadal se aupará al liderazgo histórico en la cuenta de Grand Slams (21), mejorando a Federer (20) y Djokovic: 18. Si, por manos del demonio, Djokovic pusiera a secar en su hotel de París el bronceado, manacorí pellejo de Nadal... el hoy número uno del mundo se anotaría una victoria de incalculable impacto psicológico en las alturas del tenis mundial, en la gran cuenta histórica de Campeonatos de Grand Slam: lo que verdaderamente importa.

En Roland Garros y en su Pista Central Philippe Chatrier, Nadal tiene una estatua, es el califa, es 'Gladiator' y también es... Robespierre. Siembra el Terror. Djokovic tendría que sufrir como sufrió el 'Mitralleur' Joseph Fouché para agrupar a la Convención Nacional en el Termidor de 1794, contra el Incorruptible Maximilien Robespierre.  ¿Será capaz Novak de hacer 'un Fouché'? ¿Podría ser? Pero si Novak Djokovic no quiere sufrir, combatir y golpear desde el combate mas feroz... casi será mejor que desista de ofender a Nadal, gran tirano de París. París: donde de Rafael Nadal Parera, con su estatua incluida, cabe esperar casi todo.... excepto la derrota. 

Compartir:
Podcast Polideportivo
 
Podcast




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.