Pau Gasol, el viaje increíble desde 2001, el 'Octubre Rojo'

Alejandro Delmás
10/10/2021

La primera vez que el aquí firmante trabó contacto con Pau Gasol Sáez fue exactamente el 20 de mayo de 1999, en el Pabellón ('Palacio' suena algo pretencioso) de los Deportes de San Pablo, en Sevilla. Se trataba de un entrenamiento previo del Barcelona de baloncesto -obviamente-, en vísperas del tercer partido de la Final de la Liga ACB 1998-99, que el Barça se aprestaba a liquidar ante el Caja San Fernando que dirigía el melillense Javier Imbroda, hoy Consejero de Educación de la Junta de Andalucía. Uno había ido al entrenamiento de vísperas para charlar tranquilamente con Alejandro 'Aíto' García Reneses, el excelente entrenador que entonces se encargaba del Barcelona y con el que existía amistad desde los remotos tiempos de 'Basket16', entre 1987 y 1989. Aíto había sido capaz de diseccionar y manejar aquellos turbulentos Campeonatos ochenteros con frases del calibre de ...'Drazen Petrovic tiene bula con los árbitros' o... '¿Quién es Fernando Martín en un equipo? Es simple, es alguien que si no juega ese día, tú pierdes por 20 puntos'...

Nada escapaba -ni escapa- al análisis de Aíto. Aquel mediodía de mayo de 1999, el Barça de Aíto, 'Sale' Djordevic, Milan Gurovic, Derrick Alston, Efthimios Rentzias... estaba terminando de entrenarse de cara al partido del día siguiente, en el que iba a cerrar la final del Campeonato ACB de 1999 con barrida de 3-0, gracias a un ajustado 56-60 sobre el equipo de Imbroda y del C. B. Sevilla. Era el final del entrenamiento azulgrana en San Pablo. Ahí, una especie de querubín gigante, filiforme y estilizado, de 'dos muchísimos' jugaba 'uno contra uno' contra otro 'supergigante', bastante más 'Mazinger' que el querubín filiforme. En la pista y en la acción... se trataba de Pau Gasol Sáez (Sant Boi/San Baudilio de Llobregat, 6.7.1980, 2,13 de altura y entonces menos de cien kilos de peso) contra el pívot internacional madrileño Roberto Dueñas (Móstoles, 1.11.1975, 2,21 de altura), el mismo a quien cierto miserable vaticinó, negro sobre blanco, una muerte rápida a principios del Siglo XXI. Hoy, 'Rober', sigue felizmente entre nosotros, a tope de salud, mientras el miserable se ha perdido en los océanos de los tiempos.

...El querubín, ni 19 años aún, salía fuera de la zona y desde siete metros se dedicaba a fulminar al más experto Dueñas con... tiros de tres o con entradas mareantes... pasándose el balón por entre las piernas: 'crossover dribble'. Uno (entonces, en 'El Mundo del Siglo XXI') había entrado preguntando a Aíto: '¿Quién es ese Pau Gasol del que hablan maravillas?'

 "Ahí lo tienes", respondió García Reneses, señalando con el dedo al implacable, filiforme querubín, que fulminaba a Dueñas como con espada de fuego y con brazos interminables. Pau Gasol había debutado con el Barcelona de Aíto en un partido de Liga regular ACB de ese mismo Campeonato 98-99 que, curiosamente, fue un completo fracaso del Barça. Fue en Cáceres, el 17 de enero de 1999 y el Barcelona cayó ante el Cáceres C. B, en el Pabellón cacereño del V Centenario por 92-78. García Reneses alineó a Gasol durante los últimos 29 segundos, ya con asunto resuelto. Pau tocó el balón una sola vez, en saque de fondo tras la última canasta del hoy desaparecido Cáceres.

'¿'Esto' se puede parecer algo a Sabonis? 'Esto' va derecho a la NBA, no hay duda', afirmó el intrépido (...) reportero. "Pues fíjate, a mí me recuerda algo mas a Kukoc. Claro que puede ser que le busquen pronto de la NBA, pero si eso es así, lo que a mí me preocupa es que termine de formarse, que quiera irse sin madurar. Sería peligroso para él. No me gustaría que se precipitara", señaló Aíto. 

Como queda dicho, el Barça remató la faena de la Liga 98-99 al día siguiente, en un partido de desenlace más o menos apretado; la igualdad y la trascendencia impidieron que el 'angelito rubio' que descargaba fuego y triples sobre Dueñas se activara en la pista sevillana, la lejana noche del 21.05.1999. Sí jugaría Gasol en las dos siguientes visitas del Barcelona a San Pablo, en las Ligas 1999-2000 y 2000-01... con sendas derrotas de los azulgrana de Aíto ante el C. B. Sevilla: 69-57 y 72-57; de hecho, el Caja de Imbroda' también había batido en San Pablo al Barça en la Liga regular 98-99: 72-61. 

El 16 de diciembre de 2000, en el penúltimo partido del Siglo XX en San Pablo, el Caja San Fernando sorprendió a un Barça que venía de 10 victorias seguidas y que acabaría siendo campeón de Liga ACB y Copa del Rey, ya en 2001. Pero esa noche, Pau Gasol ya fue el mejor de ese Barça: 19 puntos y 9 rebotes. Y Saras Jasikevicius vivió el peor día de su carrera como jugador: 13 pérdidas. El Caja, que llegó a perder por 22-38, remontó con dos héroes tan inopinados como el brasileño Anderson Schutte y el australiano Martin Cattalini. Esa fue la última vez que Pau Gasol disputó un partido de clubes en Sevilla, donde nunca ha ganado con intervención 'real' en el juego, más allá de aquella comparecencia sin minutos en la final de la Liga 1998-99; ya no lo volvería a hacer, ya no lo hará.

En esas dos últimas visitas a Sevilla con el Barcelona, el reportero ya cambió palabras con Pau Gasol y con Juan Carlos Navarro, su compañero del alma, cuya familia paterna es del pueblo sevillano de Aznalcázar. Cayó alguna pequeña entrevista para 'El Mundo...'. Esto era que en diciembre de 2000, Gasol y Navarro ya habían sido campeones mundiales 'Junior' en Lisboa (1999), con los célebres 'Juniors de Oro', a las órdenes de Charly Sáinz de Aja (el mismo que una década después afirmaría sentirse 'olvidado'). Navarro, que llevaba la voz cantante y ya había intervenido en los Juegos Olímpicos de Sydney/2000, llamaba a Gasol... 'pardillo, novato' e incluso... 'Pantera Rosa'. Y Pau respondía con un sonriente, pero sonoro, 'calla, enano'. Tras los éxitos de 2001 con el Barça, cuando Pau arrasó a la competencia en las finales de Copa (imborrable: en Málaga) y de Liga ACB, poca duda quedaba. El querubín se iba a la NBA, donde salió elegido con el Núm. 3 en el Draft del 27.06.2001, en el Gran Teatro del Madison Square Garden neoyorquino, se puso la gorrita roja de los Atlanta Hawks ante el sonriente -y hoy fallecido- Comisionado David J. Stern... y de inmediato fue transferido a los Grizzlies, que recién se estaban mudando desde Vancouver hasta Memphis. 

Desde esos tiempos remotos, que nos retroceden a más de dos decenios atrás -esto es... eones, en tiempos como los de hoy-, el aquí firmante siguió a Pau Gasol en Nueva York en ese mismo 'Draft 2001', con el cuartel general en el Hotel Sheraton de la 7ª Avenida de Nueva York (en viaje de llegada EE UU-Madrid y a las 24 horas... regreso a EE UU) y, de inmediato... en su primer viaje a Memphis, inicial e iniciático, para ya continuar los años y las décadas tras la pista de aquel querubín, la 'Pantera Rosa' de 'Los Juniors de Oro', 'Gasofa' o 'Gasolina' a través de un viaje bastante increíble. Todo a 'La Caza del Octubre Rojo' que Pau Gasol fue en el baloncesto español y europeo. Y todo, a través de 18 temporadas completas en la NBA, siete Campeonatos de Europa (desde 2001), tres Mundiales FIBA (desde 2002), otros tres Juegos Olímpicos (desde 2004), dos títulos de la NBA y, entre 2006 y 2016, seis partidos 'All-Star' de la NBA, todos los que Pau jugó; eventos todos en los que, hasta el Eurobasket de 2017 (ya dentro de FIBA), el firmante siempre estuvo presente, con aproximadamente una veintena de entrevistas personales, 'one on 'one', 'face to face', más decenas y decenas de contactos y pequeñas declaraciones, pre y pospartido en Mundiales y Campeonatos de Europa, reuniones, incluso cenas en Memphis o Los Angeles... en el 'collage' de fotografías que se acompaña... queda un pequeño rastro de esa historia, desde una fotografía con Pau en el MCI Center de Washington, en abril de 2002 (20 años atrás, ay), hasta los testimonios gráficos con los propios Aíto, Dirk Nowitzki o Jerry West -el 'logo' de la NBA, el ejecutivo que en Memphis ya calibró la clase de estrella que Pau podía ser en la NBA-... más la imagen central de la última entrevista 'one on one', durante el 'All-Star Weekend' de 2016, en Toronto, cuando Pau Gasol se hallaba en las filas de los Chicago Bulls.

Como daría para escribir un libro o enciclopedia (inclusive)... compartimentaremos la historia en secciones o departamentos. Otro remedio no queda cuando toca hablar de Pau Gasol. Recordando la célebre reflexión final de Sean Connery (Capt. Marko Ramius) en las escenas finales de 'La Caza del Octubre Rojo'... "Una pequeña revolución de cuando en cuando es algo saludable, ¿no cree?” Sólo cabe agregar que, entre 2001 y 2021, la estampida legendaria de Pau Gasol fue una auténtica revolución para el baloncesto español y el de toda Europa; revolución que aquí intentaremos condensar como con pequeños relatos. "Un castor está saliendo de la madriguera", dicen los analistas estadounidenses cuando el 'Octubre Rojo' abandona la base soviética de Polyarny.  

2001-2007: EL MUNDIAL Y LA CONSAGRACIÓN NBA.- Desde que se afincó en Memphis, en septiembre de 2001, recién conquistado con la España (de... Imbroda) el bronce en el Eurobasket-2001, con una estancia inicial de varias semanas en el Hotel 'Marriott Downtown' -ahí llegó con lo puesto, mientras esperaba a su familia-, la idea de Pau Gasol era inmutable. Tan ambiciosa como fija. Lo iría repitiendo año tras año. "Triunfar en EE UU y en la NBA era para mí una posibilidad real, creía en mí". Había sido el máximo reboteador en ese Eurobasket.

Este Número 3 del Draft 2001 (con un '1' tan inconcebible como el hoy olvidado Kwame Brown) se trataba de la posición más alta de siempre para un jugador no formado en EE UU. El 7 de octubre de 2001 -'Octubre Rojo', véase...- el firmante, ya como enviado especial 'permanente', ponía el pie en Memphis justo el mismo día en que EE UU declaraba la guerra oficialmente a... Afganistán. 'Im sure you know, oficially we are at war since this morning', apuntó el taxista de Memphis, al atardecer, en las 'llegadas' del aeropuerto de Memphis, Tennessee. 

En los días anteriores, en Nueva York, entonces como una ciudad mártir, el visitante a la llamada 'Zona Cero' podía percibir un siniestro olor a carne quemada entre los restos mates, achicharrados, de las Torres Gemelas. Ya con Pau Gasol, los Grizzlies arrancaban en la Pretemporada 2001-02 como un equipito con ciertas pretensiones... que después sólo quedaría el penúltimo total de la NBA, el equipo 28 de 29, con balance de 23-59 bajo el discreto entrenador Sydney Lowe. Sólo cabe recordar las dos o tres raciones de costillas a la barbacoa que Pau despachaba tras jugar en los restaurantes de Beale Street donde una noche, frente al legendario Hotel Peabody, un vagabundo 'homeless' le animó con gestos y frases a 'hacer algo con el balón, algo positivo', cada vez que tuviese 'the rock' en las manos. Así: "Oye, chico español, haz algo con 'eso', intenta 'algo', tú eres grande, eres muy bueno para lo grande que eres, puedes ser alguien realmente bueno en la NBA". Uno pisaba la pista de The Pyramid junto a Pau; y alguna vez, como en el Eurobasket turco, le grabó dentro de la pista... y se marcó unas cositas de 'uno contra uno' frente al ya menos querubín de Sant Boi. Una sola zancada y ya no se le veía. En fin.

Llegaron la pretemporada y el debut oficial en la Liga, el 1.11.2001, ante los Detroit Pistons (4+4 en puntos y rebotes en 17:20 de acción, con aquel hermoso 'slam dunk' en asistencia majestuosa de Jason 'White Chocolate' Williams), todo con el desembarco en Memphis y en la NBA de una paletada de españoles (bastante indocumentados) a la estela de Pau Gasol. Incluso con un tal Arturo Valls a ver qué podía hacer... sin la menor idea de NBA. Ahí empezaron los viajes tras Pau en lo más hondo de la Liga Profesional, esos 'días de perros' ('dog days') que tan poquitos hemos vivido: Minneapolis -inolvidable 'dunk' sobre Kevin Garnett-, Oakland, Washington -ahí, esa fotografía añeja, con los dos sobre la pista del entonces MCI Center-, en Oakland, ante los Warriors, hasta Pau se asombro ('Pero tú, Delmás... ¿qué haces aquí?'), tanto que facilitó una espléndida camiseta... hoy en Sevilla, en poder de un amigo. 

En Sacramento se produjo un buen reportaje con Peja Stojakovic, el cañonero serbio... que cubrió de elogios a Pau. Y el canadiense Scott McCullough, 'Head Athletic Trainer' de los Grizzlies, atendió al firmante de un golpe en la frente, en la misma caseta 'grizzly'... donde Jason Williams se echó la capucha de la sudadera y pasó a echarse una siesta bajo la consigna: "No me molesten ni para jugar", lo que se cumplió rigurosamente. Scott Roth, que luego entrenaría al Caja San Fernando y entonces era técnico auxiliar en Memphis... no dejará a uno por embustero. El 11 de diciembre de 2001, en Memphis, Pau Gasol se midió directamente con los Washington Wizards que alineaban a un lujoso veterano de 38 años llamado Michael Jeffrey Jordan. Lo vio incluso gente de Coria. Ganaron los Wizards, 81-91 (Jordan, 16 puntos; Pau, 6, ya como titular)... y Michael dijo sobre Pau: "Pau Gasol me parece un buen jugador que sin duda va a mejorar muchísimo en esta Liga si mantiene con esa idea de trabajo y de triunfar que es la que le ha traído hasta aquí. Sólo por eso ya merece todo mi respeto". Con elogios semejantes... Pau fue nombrado por la NBA 'Novato/Rookie del Año 2002'.

Entre 2001 y febrero de 2008, Pau permaneció en el 'pequeño mercado' de Memphis, con la familia -a la cabeza, los padres Agustí y Marisa, sanitarios-, ya establecida en el suburbio 'chic' de Lausanne, en cuyo equipo de 'high school' jugó Marc hasta que voló de vuelta a España, a la ACB. Era todo cada vez con menos motivación, dentro de la ambición que nunca le faltó. Entre medias, y como MVP en el Europeo de Suecia, condujo a España al quinto puesto en el Mundial/2002, batiendo inclusive -bajo dirección de imbroda- a una Selección de la NBA y al subcampeonato de Europa en 2003, en Estocolmo, (donde Larry Bird respondió a este enviado especial... "Para ustedes, los españoles, Pau Gasol qué es... ¿es el Papa o qué es ?") y en fin, Pau jugó muy bien en Atenas/2004 (máximo anotador y taponador de aquel torneo olímpico)... pero sin resultado positivo como equipo: España cayó en 1/4 ante EE UU, 94-102, tras una soberbia fase inicial. Aquel mismo año 2004, Pau había declarado en EE UU al aquí firmante, textual y para 'AS': "Si Florentino me quiere para el Real Madrid, yo puedo salirle más caro que Ronaldo... pero no ponga eso en título, es una broma". Obviamente, Alfredo Relaño Estapé y Juan López Mora, directivos del Diario AS, titularon la entrevista con 'la' broma'... y Pau, naturalmente, suspendió relaciones con el medio y el reportero durante unos meses, hasta que llegaron las disculpas pertinentes. Poco que alegar.

En Memphis, en 2002, Jerry West había llegado para convertirse en Presidente Director de Operaciones... y lo primero que hizo se trató de dos cosas esenciales: cargarse a Lowe en el banquillo (con otro balance letal de 28-54 en 2002-03) relevarle por el carismático Hubie Brown... y renovar a Pau al final de 2004-05 con megacontrato de seis temporadas, por valor de 70 millones de euros, unos 87 millones de dólares de aquella época, con ficha inicial de 10,9 millones de dólares (nueve millones de euros) en 2005-06. A partir de 2004, con Brown y luego (2005-06) Mike Fratello, y aunque con eliminaciones en primeras rondas (ante Spurs, Suns, Mavs...), los Grizzlies pasaron a jugar 'playoffs' en la NBA. El 20 de diciembre de 2004, por ejemplo, los Grizzlies vencieron por 72-82 a unos grises Lakers en el Staples Center de L. A, con Pau como máximo anotador 'grizzly' y de todo el partido: 14 tantos... por sólo 11 de Kobe Bryant sin Phil Jackson. Era un Pau ágil, tan relajado.. que en 2005 volaba a Singapur como embajador de la fallida 'gallardoniana' candidatura olímpica de Madrid/2012.

Este dineral del megacontrato en Memphis más el avance en edad, peso, lesiones y veteranía... ya generó la primera precaución de Pau Gasol hacia la Selección Española. Con cautelas por una lesión de fin de temporada ('playoffs') en la ingle, Gasol renunció al Eurobasket de Serbia en 2005, lo que -junto a su presencia en Serbia como comentarista- generó el enfado de José Luis Sáez, entonces Presidente de la FEB, Federación Española de Baloncesto. En la misma Serbia, en el 'Arena Beocin' de Novi Sad, Jerry West declaró al aquí firmante: "La decisión de no jugar el Campeonato de Europa ha sido personal de Pau Gasol; pero si me pregunta mi valoración y la opinión de mi club, diré que estamos felices. Creemos que se trata de una decisión lógica, razonable. Había tenido una lesión dura, con riesgo evidente de intervención quirúrgica. Se trata de un jugador clave para nosotros. Mientras menos riesgos tome, mejor para nuestro club". 

Estas palabras del 'logo' de la NBA (cabe agregar que el 99% de la Prensa española acreditada no reconoció a West en el 'Arena Beocin', Novi Sad) ocasionaron la consiguiente polvareda. Pero West lo dijo: vaya si lo dijo. Y España fue... cuarta en ese Eurobasket-2005 mientras Pau Gasol se 'confesaba' con nuestro común y gran amigo Jorge Muñoa (Efe) y al señor Sáez se lo llevaban los demonios. Hasta tal punto que pagó los platos rotos el seleccionador, Mario Pesquera, cuando la Selección había caído apartada de la final de Belgrado por una canasta agónica de un tal Dirk Nowitzki. "Yo vengo aquí y digo: Dirk Nowitzki", proclamaban las pancartas alemanas. Eso, aunque aquel título europeo de 2005 acabara finalmente... en las manos de Grecia. España fue vapuleada por Francia en la consolación por la medalla de bronce.

En 2006, Pau Gasol fue seleccionado por primera vez como 'All Star' por el equipo del Oeste, en el Toyota Center, Houston. Aquejado de anginas con fiebre, Pau no se entrenó en Houston, no anotó en el partido... pero capturó más rebotes que nadie: 13. Ganó el Este, 122-120. José Ramón de la Morena pudo entrevistarle en monopolio gracias a quien suscribe (por última vez), cuando ilustres figuras mediáticas del calibre de Santiago Segurola señalaban a De la Morena que 'no se podía entrar a entrevistar a Gasol en vestuarios'... exactamente, los mismos vestuarios del Toyota Center que estaban tomados por media Humanidad para entrevistar a Gasol, Kobe Bryant... o a LeBron James, MVP de aquel 'All Star Game'.

Del Mundial de 2006 en Japón (Hiroshima y Saitama) ya está casi todo contado por plumas y locutores más ilustres que este firmante. Dirigida por ese ilustre técnico socialista y del Ramiro de Maeztu, José Vicente 'Pepu' Hernández (cuyo mejor hallazgo es la sublime expresión 'ba-lon-ces-to')... ganó España, no sé si sabrán. Fue con Pau fuera de la final ante Grecia tras haberse roto el pie en semifinales, tras arriesgada maniobra -entrada en reverso- con falta del NBA argentino Fabricio Oberto. Pero Pau Gasol fue el MVP del primer Mundial que ganaba España. De allí, uno recuerda, más que nada, la sensación de calorazo y los insectos mutantes de Hiroshima... más la pelea a guantazos entre guardias de seguridad del hotel del barrio de Urawa, Tokio, y periodistas españoles, a la salida del hotel cuando Pau Gasol iba a hacerse -en silla de ruedas- el reconocimiento en el pie roto. Más o menos... lo de siempre. 

Sin plaza en el vuelo de la Selección (...), este firmante enfiló el regreso al aeropuerto de Narita con la Selección de Alemania, gracias a la intervención personal de Dirk Nowitzki y de Holger Geschwindner, 'padre espiritual' de un Nowitzki que compareció en aquel autocar no en las mejores condiciones. Lo que sí dijo Nowitzki al firmante, en pleno Mundial y tras un gran destrozo de España a Alemania, en Hiroshima (92-71), fue exactamente esto: "Pau Gasol está en camino de convertirse en el mejor hombre alto de la NBA... y el mejor hombre alto de la NBA es bastante e incluso sobra para que España gane el Mundial. Lo va a ganar". Punto y aparte.

Vino un buen y reflexivo reencuentro con Pau Gasol en el FedEx Forum de Memphis (gracias a la dinámica Stacey Mitch, 'PR' de los Grizzlies, casi bajo la lluvia del otoño en Tennessee), el primer día en el que Pau pudo pisar pista tras la fractura del pie en Saitama, en noviembre de 2006. Con Gasol muy limitado en prestaciones, los Grizzlies capotaron sin remedio, ni siquiera entraron en 'playoffs' (22-60)... y eso le costó el puesto a Fratello, a quien West reemplazó con Tony Barone, insigne desconocido. Gasol, descansado y suelto, cerraría la temporada 2006-07 con 20,8 puntos de media, su máximo en la NBA. Había descansado. Y...

...Con tiro final de Pau Gasol, al límite del tiempo, que escupieron tablero y aro, España se estrelló lamentable y agónicamente (59-60) ante la Rusia del brillante base J. R. Holden y del MVP Andrei Kirilenko en la final del Eurobasket-2007, en el Palacio de los Deportes de Madrid. Esa derrota (además de su ansia de protagonismo ante cierta Prensa) cavó la tumba de Pepu Hernández a los ojos de Sáez, 'Mr. President'. Ahí ya había aparecido Rafa Nadal junto a un Pau Gasol que consiguió que Navarro, su gran amigo y colega de tantos años, le acompañara en Memphis... de donde Jerry West se acababa de retirar, al borde de cumplir de 70 años. Navarro no estaba tan mal en la NBA... pero le agobiaban la estrechez sin objetivos de Memphis, la lejanía de España y de Barcelona más las 'extrañas' costumbres y normas de la NBA. Ya con el tecnócrata ejecutivo Chris Wallace en relevo de West en la Dirección de Operaciones, muchas cosas iban a cambiar. Y...

2008-2015: LAKERS... Y LILLE.- El 1 de febrero de 2008, Chris Wallace y los Grizzlies del millonario propietario (ya fallecido) Michael Heisley cerraron el traspaso a los Lakers de un Pau Gasol ya al borde de los 28 años... pero rumbo a la etapa cenital en su carrera. Los Grizzlies se despedían de Navarro... pero se hacían, vía Lakers, con los derechos NBA de Marc Gasol Sáez. Ese mismo 2008, ya de púrpura y oro, con los Lakers de Kobe Bryant y Phil Jackson... Pau ya jugó su primera final de la NBA, perdida ante los Boston Celtics (4-2)... del mismo modo que España, bajo dirección nada menos que de Aíto, perdió por segunda vez una final olímpica, la de los Juegos de Pekín, ante un sensacional 'Redeem Team' ('Equipo de Redención') de Estados Unidos: 118-107, con Doug Collins recogiendo una medalla de oro como la que le fue negada en 1972, en Múnich, por la Unión Soviética... y por la FIBA.

A la vuelta de Pekín, cuando ya vivía en Redondo Beach, una de las playas 'chic' anexas a Los Angeles, Pau se topó con una sorpresa en el primer día de pretemporada con los Lakers: una medalla olímpica de oro flameaba en su taquilla de los Lakers, en El Segundo. "Esto, de recuerdo". Firmaba Kobe Bryant. Gasol fue de inmediato a buscar a KB y le dijo, enardecido... 'You, fxxckin ass'... "Esto es para que no olvides que te faltan muchas cosas por conseguir", le replicó Kobe. Fuera como fuese, esta situación obró como un estallido en la conciencia de Pau Gasol quien, entre febrero y septiembre de 2009 volvió a ser 'All Star', en Phoenix (aquí, ante los ojos de Muhammad Ali), conquistó su primer anillo de la NBA, con los Lakers, en final ante Orlando y al fin, en septiembre, y tras la recuperación casi milagrosa de un dedo desgajado durante la preparación... firmò el MVP y el liderazgo de anotación (más tapones) en el Eurobasket de Polonia, el primero que España conquistaba. Todo, a unos importantes 18,9 puntos de media por partido en la NBA. Estas eran sus declaraciones, ya en el verano de 2009: "Esto es para que lo disfruten todos los españoles que creen en el baloncesto y en sus posibilidades. Esta ambición que tengo no sé si es insaciable, pero de momento sí es insaciable. Ahora se puede decir que hemos hecho algo, y ese 'algo' ha sido gracias a superarme año tras año, hasta llegar lo más lejos posible, junto a Kobe Bryant y a todos mis compañeros de la Selección española". 

Entre 2009 y 2014, Pau permaneció en Redondo Beach y en Los Angeles Lakers junto a su compañera de entonces, Silvia López Castro, amasando un segundo título de la NBA (2010, ante los Celtics), otras dos comparecencias como 'All-Star' (Dallas, con nevada tremenda y Los Angeles)... más el título europeo de 2011, en Lituania y quizá con la España más esplendorosa: derrotada por un escueto 107-100 en la final olímpica de Londres/2012, de nuevo por la Selección de la NBA, quizá la mejor posible. 

Tras el 'All-Star Weekend' de 2010, y a través del Banco Popular, que le patrocinaba, Gasol organizó una fiesta en un restaurante de West Hollywood para festejar su renovación por los Lakers, de los que acudieron bastantes jugadores, además de la gente de 'Estopa', su grupo favorito, y de varios miembros de la familia Buss, los históricos propietarios de la franquicia 'laker'. Justo al lado de los invitados, en una mesa solitaria, se hallaba en West Hollywood, navegando en alcohol, Harry Dean Stanton, aquel actor de 'La Leyenda del Indomable' (hoy ya fallecido) que antes de interpretar en 'Alien' a Samuel Brett, navegante en la condenada nave 'Nostromo', le dijo al director, Ridley Scott: "No me gustan la ciencia ficción ni las películas de monstruos". Lógicamente, Scott dio a Stanton el papel de Brett.

A partir de 2010-11, los Lakers de Bryant, Jackson y Gasol, estos dos ya con la treintena rebasada de sobra... iniciaron una decadencia galopante que concluyó, de entrada, con la renuncia de Jackson al banquillo, en el verano de 2011, aunque, inicialmente, el 'Zen Master', emigrado a las oficinas de los Knicks, siguiera como pareja de 'la jefa', Jeanie Buss; en 2013, con los Lakers cuesta abajo y sin freno, a pesar de todos los esfuerzos, Pau Gasol también se borró del Eurobasket de Eslovenia -España, bronce al fin-, aunque también se diese una vuelta por Liubliana. 

Cuando ya se había despedido de los Lakers -y de Silvia López- para fichar por Chicago Bulls (tres temporadas), Pau regresó a la Selección para la Copa del Mundo de 2014, cerrada con estrepitoso fracaso ante Francia (1/4, 52-65) en un partido desastroso... que Pau jugó con microrrotura en la ingle. "Fallaron algunas cosas en la preparación de ese partido contra Francia, pero no cabe arrepentirse; volvería a hacer lo mismo", dijo Gasol al firmante ya en octubre de 2014, en Chicago, cuando Shaquille O'Neal le llamaba 'acabado'. Volvió a usar eso como motivación (lo anticipó) y acabó la temporada con los Bulls en 'Playoffs', sólo batidos por los Cavs de LeBron James (semifinales del Este)... y con el celebérrimo salto inicial junto a su hermano Marc en el 'All Star Game' de 2015, en el Madison Square Garden, el Este contra el Oeste... y -20 grados, bajo cero en las calles de Nueva York, junto al Garden y ya de madrugada. Lo sabemos bien.

En el Eurobasket de 2015, en la famosa semifinal ante Francia (17.09.2015), ante 25.000 atónitos espectadores, Pau, motivadísimo y ya con 35 años cumplidos, jugó el que posiblemente fue el mejor partido de su carrera. Con 40 puntos, 11 rebotes y 11 faltas recibidas (valoración histórica... 52 'créditos'), Pau Gasol 'sacó la guillotina' para ajusticiar con 75-80 a la Francia de los NBA Parker, Diaw, Batum y Gobert, de paso para el oro en la final ante Lituania: 80-63... y MVP. "A nadie en Europa se le ha visto dominar así un partido de este calibre", coincidieron Sergio Scariolo, Felipe Reyes o Niko Mirotic, su compañero en Chicago y Milwaukee. "Pau Gasol es el mejor jugador que yo haya visto jamás en todos los tiempos, no sé si se me entiende; como mínimo, yo no he visto ninguno que sea superior a él", sentenció en Lille Felipe Reyes, en una entrevista personal con el aquí firmante. También anduvo por allí, en los grandes sucesos de Lille, septiembre de 2015, Rafael Nadal Parera, gran amigo de Pau Gasol desde 2008 y, sobre todo, desde 2012. Digamos que el trato de Pau es un puntito mejor que el de Rafa... y su entorno. Punto.

No queda mucho más del relato. Al fin de 2015-16, Bryant (20 temporadas con ésa, la suya definitiva), Tim Duncan (19), Dirk Nowitzki (18), Tony Parker y Pau Gasol agrupaban 87 temporadas y 6.786 partidos en la NBA: playoffs incluidos. Ninguno de ellos pisa ya las pistas... y Bryant no se halla en este mundo. El firmante aún estuvo 'cara a cara' y a solas con Pau en Chicago en el otoño de 2015, una vez más, como en un Bulls-Grizzlies frente a frente Pau-Marc... y en el 'All Star Game' de Toronto, el sexto y último de Pau, en 2016 y a -27 grados en las calles de Toronto, siempre bajo cero y con media de sueño en torno a un par de horas diarias. 'Vacaciones permanentes', dirían los miserables de siempre. 

Gasol aún firmó bronce en los Juegos de 2016 y en el Eurobasket de 2017, donde uno ya le saludó y habló como personal oficial de FIBA. Desde 2016-17 y hasta 2019..., ya como máximo taponador europeo de todos los tiempos en la NBA, Pau cambió Chicago (obsesionados los Bulls con el 'small ball', el juego de 'pequeños) por San Antonio, donde Gregg Popovich ya le fue rebajando minutos y protagonismo con los Spurs. En marzo de 2019, Pau regresó junto a Mirotic y con Antetokounmpo, en Milwaukee Bucks... pero sólo fue para jugar tres partidos en el club de la tundra de Wisconsin. El domingo 10 de marzo de 2019, precisamente ante los Spurs de Popovich, Pau Gasol disputó su último partido en la NBA, con tres puntos (un triple) y tres rebotes en 14:38 de acción. El 10 de mayo de 2019 se operó de fractura del hueso 'navicular', en el escafoides del pie derecho y en julio fue traspasado a los Portland Trailblazers, donde ya no llegaría a disputar. En agosto de 2019, en China, España selló su segundo título mundial, con Ricky Rubio y el propio Marc Gasol como grandes estrellas; Marc, sobreviviente impávido y (en cierto modo como el propio Ricky)... gran heredero de la hazaña de Saitama en 2006. 

Tras dos años de inactividad, el matrimonio con 'Cat' McDonnell, brillante ejecutiva a la que conoció en Chicago (tienen una hija, 'Eli' Gianna, recuerdo a la fallecida hija de Kobe), y casi un año después de la terrible muerte de Kobe Bryant, su 'hermano mayor', Pau Gasol Sáez firmó contrato el 21 de febrero de 2021 con el Barcelona y con la vista puesta en los Juegos de Tokio, sus quintos Juegos Olímpicos. 

Así, y de regreso a Europa y a la actividad en pista, Gasol aún ganó la Liga ACB 20/21 con el Barça, bajo órdenes de Saras Jasikevicius en el banquillo... pero ahí se quedó; no pudo conseguir la Euroliga en la final ante Anadolu Efes, quizá su gran reto pendiente junto a esos mismos Juegos Olímpicos, en los que España, en Tokio, cayó con poca apelación... otra vez ante los Estados Unidos de la NBA: 81-95. Pau Gasol capturó tres rebotes -sin anotar- en seis minutos en pista, en aquel mismo Saitama SuperArena de la alegría de 2006... y ahí concluyó todo. "Ha sido una etapa maravillosa y ahora todo es una mezcla de sensaciones; me hubiera gustado no perder este partido, me hubiera gustado contribuir mucho más en este partido también, sobre todo me hubiera gustado ganar... ahora toca desconectar y hablar con la familia si merece la pena seguir jugando al baloncesto o si debería dar un paso a un lado a otros desafíos"... así le salían las palabras a Pau en... Saitama, justo en Saitama, ahí precisamente entre todos los sitios del mundo, cuando ya se despedía de la Selección y -casi con total seguridad, en esos mismos momentos- del baloncesto activo.

Igual que pasó cuando la finalísima de Londres/2012, todos los jugadores de la Selección de 'USA Basketball', con el gran Kevin Durant a la cabeza, pasaron respetuosamente por el banquillo de España para presentar sus respetos al gran Pau Gasol. Hasta que el pasado martes 5, en el Liceu barcelonés, aquella 'Pantera Rosa', aquel 'querubín' de mayo de 1999 en Sevilla al que Alejandro García Reneses analizaba tan cuidadosamente... acabó por despedirse del baloncesto con frases definitivas y entre emociones: "Mi carrera ha sobrepasado todas mis expectativas, quería acabar jugando y disfrutando en una pista y no con muletas". "Los dos Gasol eran la gran diferencia entre las expectativas de la gran España del Siglo XXI y nuestra otra gran Selección de los que ganamos la plata olímpica en 1984, en Los Angeles", ha observado siempre el base José Luis Llorente. Otro subcampeón olímpico de L. A./1984, Juan Manuel López Iturriaga, escribe en 'El País', en relación a Pau que... 'Una vez más, el secreto estaba en un gran talento al servicio de una cabeza muy bien amueblada'. 

Siempre gentil y a su aire 'Zen', Phil Jackson le despidió con estas palabras: "Pau Gasol trajo esperanza y talento a los Lakers. El efecto fue inmediato. Su juego devolvió a LA a la lucha por el Campeonato de la NBA. Además, Pau fue un héroe gentil y generoso". El mismo Jackson que, sarcásticamente había descrito a Pau Gasol, educado, ilustrado y gran lector como 'Un Hombre del Renacimiento... aunque seguramente me gustaría que ese Hombre del Renacimiento metiese más tiros libres bajo presión'. 

Kareem Abdul-Jabbar, que le entrenó especialmente a su llegada a los Lakers, en 2008, y Earvin 'Magic' Johnson -también, Jackson- siempre han observado en Pau Gasol 'ese sentido de juego colectivo que hace mejorar a todos y cada uno de los equipos en los que juega'. Magic Johnson aludía a que 'es difícil encontrar un jugador europeo tan alto y, a la vez, tan coordinado y tan bueno físicamente'. 

Pau Gasol -que tiene negocios de restauración junto a Rafa Nadal y otras empresas de 'coaching' y e interconectividad, más su propia Fundación- se despide del baloncesto activo después de haber ganado más de 200 millones de dólares en la NBA (173,2 millones de euros); esto, según 'Forbes', la 'Biblia' de las revistas económicas. Citado por 'Forbes', el portal financiero estadounidense 'Celebrity Net Worth' sitúa al ya exjugador catalán en un patrimonio de 65 millones de dólares, unos 56 millones de euros al cambio actual. 

¿Ha sido mejor jugador Pau que Dirk Nowitzki, el plurilesionado Arvydas Sabonis... o el malogrado Drazen Petrovic? Por masa de títulos y por logros colectivos e individuales, con bastante certeza. Pero todo es opinable: Sabonis sí tiene, por ejemplo, el oro olímpico (1988, con la URSS), más la Euroliga o máximo título europeo (con el Real Madrid, 1995)... y tanto 'Sabas' como Nowitzki (campeón NBA con Dallas, 2011) o Petrovic -o el doctor Juan Corbalán- fueron un deleite para el espectador. Resultaba inigualable -tanto o más que su prodigiosa técnica individual- el endiablado carisma de Petrovic.  Pero aún en 2002, alguien como 'Peja' Stojakovic aún insistía en que "Nowitzki es el mejor de todos nosotros'. No sé.

Cuando han pasado más de 22 años, uno tiene detenida la memoria en el 20 de mayo de 1999. Estamos junto a Alejandro García Reneses y es en una silla a pie de pista en el Pabellón de San Pablo, en Sevilla. Está detenida la memoria... en aquellos triples que aquel angelical querubín hace diluviar sobre el colosal 'Mazinger' Roberto Dueñas. Han pasado esos 22 años como en un suspiro. Y uno ya no quiere pensar en más.

Compartir:
Podcast Polideportivo
 
Podcast




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.