Las ventajas de contar con un entrenador personal para preparar unas oposiciones

Redacción
05/11/2021

Las pruebas físicas constituyen una parte fundamental y determinante dentro de los procesos selectivos a las plazas de empleo público. Podríamos decir que constituyen el grueso de los criterios en muchos tipos de oposiciones por lo que resulta especialmente importante destinar los períodos de preparación al entrenamiento. 

Pero, ¿cómo optimizar la preparación, agilizar los procesos e incrementar nuestro rendimiento? Optar por un entrenador personal a medida se ha convertido en uno de los recursos más populares. ¡A continuación te explicamos por qué!

Programas individualizados

La función principal de un entrenador personal es diseñar un programa completamente adaptado a tus necesidades. Para ello, desarrolla un análisis pormenorizado de tus objetivos, tu anatomía y tus capacidades actuales, tu estado de salud o tu estilo de vida (incluyendo factores complementarios como tu edad o tu disponibilidad horaria).

Además, por lo general, los entrenadores personales apoyan sus estrategias de entrenamiento con consejos de alimentación que ayuden a incrementar el nivel de rendimiento.

Una fuente de motivación

El camino hacia la obtención de plaza puede ser largo y complejo. La fuerza de voluntad y la motivación se convierten en elementos imprescindibles para alcanzar los objetivos marcados. Sin embargo, a lo largo de los procesos preparatorios se hace especialmente habitual que se produzcan crisis de motivación. Contar con una figura externa especializada como un entrenador personal puede suponer un soporte importante y una fuente de estimulación. 

Por otro lado, contar con la supervisión de un preparador físico ayuda a conocer el mundo del deporte y el cuidado personal desde una perspectiva práctica, por lo suponen una oportunidad para adquirir hábitos saludables a lo largo de toda la vida.

Programas adaptados a los recursos disponibles

Uno de los grandes inconvenientes que se derivan de la preparación libre o sin supervisión, es la vulnerabilidad. Lo más probable es que tus conocimientos en preparación física cuenten con ciertas limitaciones que pueden acabar exponiéndote a incidentes que pongan en peligro tu salud. Por ello, lo más recomendable, especialmente cuando la preparación va orientada a un objetivo exigente como unas posiciones, es contar con el asesoramiento de un profesional.

El apoyo de un entrenador personal puede ayudar a optimizar las rutinas de ejercicio para incrementar tu rendimiento sin comprometer tu estado de salud. Su bagaje profesional le permite localizar las ventajas y desventajas de cada ejercicio, lo cual resulta fundamental para prevenir cualquier tipo de lesión. Además, adapta cada programa a tu situación individual y siempre tiene en cuenta tus limitaciones. Su apoyo te ayudará a alcanzar tus límites sin sobrepasarlos haciendo de cada sesión una experiencia productiva y segura.

Reducción de tiempos

Contar con garantías de protección hace que los procesos de entrenamiento proporcionen mayor confianza. Gracias a una sensación de seguridad que se deriva de una supervisión profesional, podrás llevar a cabo tus entrenamientos con mayor tranquilidad y paz mental. Tendrás la certeza de que estás adoptando las rutinas más efectivas para alcanzar tus objetivos a partir de soluciones prácticas. 

El hecho de que un entrenador personal marque el rumbo implica renunciar a ciertas responsabilidades o quebraderos de cabeza y únicamente debes centrarte en alcanzar tus objetivos a partir de sus indicaciones.

Al final, esto se traduce en una mayor sistematización de las sesiones con el consiguiente ahorro de tiempo, uno de los objetivos principales en la preparación de unas oposiciones. Reducir los períodos de preparación (dentro de unos límites seguros y saludables) puede ayudar a incrementar las posibilidades de acceso y obtención de plaza de forma más inmediata. 

Contar con garantías de protección hace que los procesos de entrenamiento proporcionen mayor confianza. Gracias a una sensación de seguridad que se deriva de una supervisión profesional, podrás llevar a cabo tus entrenamientos con mayor tranquilidad y paz mental. Tendrás la certeza de que estás adoptando las rutinas más efectivas para alcanzar tus objetivos a partir de soluciones prácticas. 

El hecho de que un entrenador personal marque el rumbo implica renunciar a ciertas responsabilidades o quebraderos de cabeza y únicamente debes centrarte en alcanzar tus objetivos a partir de sus indicaciones.

Al final, esto se traduce en una mayor sistematización de las sesiones con el consiguiente ahorro de tiempo, uno de los objetivos principales en la preparación de unas oposiciones. Reducir los períodos de preparación (dentro de unos límites seguros y saludables) puede ayudar a incrementar las posibilidades de acceso y obtención de plaza de forma más inmediata. 

Compartir:
Podcast Polideportivo
 
Podcast




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.