Los diez más grandes de todos los tiempos: Muhammad Ali, Phelps, Bolt, Owens, Nadal, Laver, Kareem, Pelé...

Alejandro Delmás
Alejandro Delmás
12/06/2022

El título número 14º de Rafa Nadal como campeón en los Internacionales de Francia/Roland Garros consolida al tenista de Manacor como el mejor jugador de tenis de todos los tiempos... al menos en lo que títulos de Grand Slam conseguidos se refiere; que no es mal dato, aunque no diremos que se despegue demasiado de los dos 'Grand Slam' completos que firmó (1962 y 69) Rodney George, 'Rod' Laver. Al margen, Laver (nacido en 1938 en Rockhampton, Australia) también mantiene -dentro y fuera de la llamada 'Era Open' una sideral plusmarca total de 184 títulos; por edad, sólo 47 de éstos se produjeron en el actual 'ATP Tour'. También por edad (...), el aquí firmante puede tener el gusto y el derecho de proponer una lista de 'Mejores Deportistas Mundiales de Todos los Tiempos' en la que no faltan, evidentemente, Nadal y Laver.

Va una fotografía del firmante junto al imponente Usain Bolt, el llamado 'Relámpago', uno de los que están en el podio de esta lista -que ahora detallaremos y explicaremos-, del mismo modo que habrían podido ir otra media docena de imágenes con Bolt o algunas otras con Michael Phelps, Kareem Abdul-Jabbar, el propio Nadal (ya se ofreció una imagen, la semana pasada), Eddy Merckx o Hicham El Guerrouj. Dejando a un lado aquellos que fueron 'intocables' por simples razones de edad, el autor de este texto ha tenido mayor o menor contacto personal con unas tres cuartas partes de estos campeones que vienen a continuación, empezando por el primero de ellos: Muhammad Ali/Cassius Clay. Punto y aparte.

1) MUHAMMAD ALI/'CASSIUS CLAY'.- "Alejandrito, ha salido un boxeador en Estados Unidos que es increíble; no sólo le gana a todo el que se le pone por delante, sino que dice por adelantado en qué asalto va a terminar el combate... y en ese asalto tira al que sea. Y dice que 'vuela como una mariposa, pero pica como una avispa', qué tío. Y es de los pesos pesados, pero no veas cómo se mueve", reveló al firmante cierta vez, hacia comienzo de 1964... su señor padre. Ese boxeador que decía que 'volaba (o 'bailaba') como una mariposa pero picaba como una avispa', en los movimientos de esgrima conocidos como el 'Ali Shuffle' se llamaba entonces Cassius Marcellus Clay; nacido en 1942 en Louisville, Kentucky. Medía 192 centímetros de altura que albergaban un alcance de brazos o envergadura de 198 centímetros. Pero cuando murió, el 3.6.2016, en su casa de Scottsdale (Arizona), 'Cassius Clay' ya se llamaba 'Muhammad Ali', había conquistado -y perdido- por tres veces el Campeonato Mundial de los grandes pesos... y se fue a la tumba, seguramente, bajo el halo e impacto de haber sido el mejor deportista mundial de todos los tiempos.

Ali/Clay fue medalla de oro (en pesos 'cruceros' o semipesados) en 1960, en Roma, se alzó por primera vez con el Campeonato Mundial de los pesos pesados en 1964, ante el exgánster Sonny Liston, al que llamaba 'El Oso Feo y Perezoso', fue desposeído del título en 1967 al negarse a ser reclutado en Houston para combatir en la Guerra de Vietnam ("no tengo problema alguna con ningún 'Vietcong', ninguno de ellos me ha hecho nada")... recuperó el título mundial en septiembre de 1974 ante George Foreman (después de una derrota anterior frente a Joe Frazier, 1971), en el memorable 'The Rumble of the Jungle', en Kinshasa, Zaire... y lo perdió en 1978 ante Leon Spinks, sólo para recuperarlo a los pocos meses de manos del propio Spinks, en el que fue su tercer y último 'cinturón'... y el cuarto de la Asociación Mundial, marcas inigualadas en los grandes pesos; la última, la de la AMB, lo nunca visto.

Al fin, Muhammad Ali renunció al título mundial, antes sufrir una humillante derrota (octubre de 1980) bajo los puños de Larry Holmes en su intento de recuperar el cetro, conducido por ocho millones de dólares y por las zarpas peludas de Don King. Ya en 1981, otra infamante derrota ante el jamaicano Trevor Berbick, en Nassau ('Drama in Bahama'), clausuró su carrera profesional con 56 victorias (39 KOs) en 61 combates. Su última gran aparición pública, ya tembloroso y bajo los efectos del Mal de Parkinson fue para encender la llama de los Juegos Olímpicos de Atlanta, en 1996.

Dentro y fuera del 'ring', el impacto de Muhammad Ali resultó extraordinario e insuperable. Su conversión al islamismo y a los 'Musulmanes Negros', a partir de 1964, y bajo el rechazo de colegas campeones como Floyd Patterson, su negativa al reclutamiento, el boicot a la Guerra de Vietnam, sus declaraciones incendiarias en pro de los derechos humanos y de los afroamericanos en EE UU, el lanzamiento del oro de Roma al río Ohio, los tres memorables combates con Joe Frazier entre 1971 y 75 ('Fight of the Century'... 'Thrilla in Manila'), las salvajes batallas con Ken 'Mandingo' Norton, el histórico e incendiario duelo de 1974 con Foreman en Kinshasa, su amistad cercana con mitos del libro, el periodismo y el espectáculo: Norman Mailer, Frank Sinatra, Frank Deford, Hunter S. Thompson... todo ello son capítulos de la mejor historia del deporte, del boxeo, de los grandes pesos y de la misma lucha por las libertades cívicas en América. Hubo otros boxeadores que podrían haberse acercado a Ali por simple cuestión de palmares: Joe Louis, Rocky Marciano, Ray 'Sugar' Robinson... Podría ser. Pero ninguno de ellos tuvo que batallar casi durante dos décadas y a través del ciclo de cuatro o cinco Campeonatos Mundiales con rivales de la ferocidad de Liston, Patterson, Frazier (¡Frazier!), Norton, Foreman, Spinks, Holmes... Ali siempre será recordado. no sólo como aquél que a la vez era 'mariposa y avispa', sino como 'El Más Grande'.

2) MICHAEL PHELPS.- Sólo el halo y las hazañas de Muhammad Ali pueden apartar el hecho objetivo de considerar al 'pez humano' estadounidense Michael Fred Phelps (Baltimore, 30.6.1985) como 'Mejor Deportista Mundial de Todos Los Tiempos', o sea el 'GOAT' (emoji de 'Carnero', 'GOAT' en inglés, 'Greatest Of All Time'). Habría una razón inmejorable para coronar a Phelps: nadie ha ganado más medallas olímpicas que el llamado 'Tiburón de Baltimore'. Todo con todo, Phelps, ferviente admirador del rapero Marshall Mathers 'Eminem' (siempre llevaba sus canciones en los auriculares, durante los calentamientos)... se trata del deportista olímpico más condecorado de todos los tiempos. En total, 28 medallas a partir de Atenas-2004 (aunque ya debutó y nadó en Sydney, en 2000, con sólo 15 años). Phelps también posee los récords de más medallas olímpicas de oro (23), más 'oros' en eventos individuales (13), totales en un solo evento (ocho, Juegos de Pekín-2008) y más medallas olímpicas en eventos masculinos: 15. Además, y desde Fukuoka-2001 hasta Shanghái-2011... 33 medallas en Mundiales al aire libre en piscina larga (50 metros): 26 de oro, seis de plata y una bronce.

Con 1,93 de altura y... un perfecto 52 en talla de pies, algo así como 'aletas biomecánicas' , el cuerpo de escualo de Phelps fue cincelado para devorar y gobernar las piscinas por el hábil técnico Bobby Bowman; y eso se hizo dentro del 'Swimming Center' de los 'Wolverines' en Ann Arbor, Universidad de Michigan como la 'respuesta perfecta' para el dominio de Ian Thorpe, el icónico 'Thorpedo' de Australia. Ya consagrado como 'el Michael Jordan de la natación', Michael Phelps se despidió de la competición en los Juegos Olímpicos de Rio en 2016 con cinco postreras medallas de oro más otra de plata. Bajo la irresistible estela del 'Tiburón' quedó sepultada -aunque no olvidada- otra de las grandes hazañas históricas de la natación, la cosecha de siete medallas de oro que otro 'pez humano', Mark Spitz, (con quien el firmante ya publicó aquí mismo el oportuno reportaje personalizado) consiguió en los Juegos Olímpicos de 1972, en Múnich.

3) USAIN 'RELÁMPAGO' BOLT.- La persona reluciente, bruñida en caoba, que aparece con el firmante en la imagen de apertura no es exactamente una persona. Es, más/menos... un 'Relámpago': Usain St. Leo Bolt (21.8.1986, Sherwood Content, 'parish' de Trelawny, Jamaica, 1,96 de altura), poseedor de estratosféricos, vigentes récords mundiales en 100 (9.58) y 200 metros lisos (19.19) y relevos 4x100: 36.84, junto a Nesta Carter, Michael Frater y Yohan Blake, el cuarteto olímpico de Jamaica en la final de Juegos de Londres-2012. Los tremebundos récords mundiales de 100 y 200 'estallaron', ambos, en el Mundial de Berlín, el 16 y el 20 de agosto de 2009.

Toca hacer un par de precisiones sobre la ubicación de Bolt en esta historia y en la historia, sobre todo en relación a dos atletas tan sensacionales como Carl Lewis y Jesse Owens. Retirado en 2017, después del Mundial de Londres, Usain se hizo con nueve medallas olímpicas de oro a lo largo de tres Juegos, entre 2008, 12 y 16... que se quedaron en ocho por el dopaje de Nesta Carter en el 4x100 de Pekín, decisión que 'cayó' en enero de 2017, con efecto retardado. Es decir, y entre 1984 y 1996 Carl Lewis sumó más medallas olímpicas totales que Usain Bolt (10-8, 9-8 para Lewis en 'oros')... quien, por su parte, desborda a Lewis en medallas en Mundiales: 14 de Usain, con 11 de oro (2007-2017), 15 si se cuenta la plata del 'Mundial de Relevos' de Nassau-2015... frente a una decena 'escasa' de 'King Carl' (ocho de oro) entre 1983 y 1993.

Uno cataloga aquí a Bolt por encima de Lewis, esencialmente por el brutal impacto de unas plusmarcas mundiales que aun hoy se ven inaccesibles -a 10/13 años de distancia-, producidas por un organismo maravilloso, casi superhumano, que movía a velocidad portentosa un cuerpazo de 196 centímetros. de altura y 87 kilogramos en plena forma, zarandeando las pistas sintéticas con pisadas de 400 kilogramos de fuerza dinámica (vatios...) en aceleración. Lewis sólo llegó a poseer un récord mundial individual, el de 100 metros;  y fue por breve tiempo, en 1991. Aunque se quedó a bastante poco... Lewis, el llamado 'Hijo del Viento', jamás pudo hollar los topes de Pietro Mennea (19.72) y Bob Beamon (8,90 metros), en 200 metros y salto de longitud. En el capítulo de récords, la herencia de Bolt se antoja un 'Himalaya' insuperable. En el departamento de títulos y medallas reinaría una igualdad que se desequilibra en favor de Bolt por las medallas de los Mundiales. Ciertamente, el carisma y la gracia de Carl Lewis eran portentosos. Pero... ¿y Bolt...?

La ubicación de Bolt sobre Jesse Owens, que llega ahora, sería caso parecido al de Nadal con Borg en el tenis. Entre 1935 y 36, Owens fue una auténtica llamarada... que iluminó los Juegos Olímpicos de Berlín con cuatro medallas de oro, además de los ¡seis! totales del 'Día de los Récords'. Por un puñado de circunstancias que ahora explicamos, Jesse Owens no volaría mucho más lejos de aquellos récords de 1935 y 36, más las medallas de Berlín... con todo su espectacular legado. Justo en Berlín concluyó la carrera deportiva 'oficial' de Owens... que en el caso de Bolt se extendió durante un cénit de casi toda una década a partir de su primer récord mundial de 100 metros, en 2008. Y...

4) OWENS: 'ANTÍLOPE DE ÉBANO'.- En esta tabla de campeones, como se va viendo, se dan preferencia a estas soberbias hazañas físicas que son susceptibles de mediciones objetivas... sin que quepa negar las sacudidas carismáticas y repercusión en popularidad y mercados de los seres prodigiosos que las consiguen. Todo junto y, como ya hemos aclarado, no sería fácil hallar a nadie por encima de James Cleveland 'Jesse' Owens (Oakville, Alabama, 12 de septiembre de 1913-Tucson, Arizona, 31 de marzo de 1980, 1,78 de altura).

Estos 'Owens' eran descendiente directos de esclavos del algodón y esta familia emigró a Ohio; 1,78, -¿1,80...?- de altura. 'Jesse' fue el último de los diez hijos de Henry Cleveland Owens y Mary Emma Fitzgerald, nietos de esclavos de Alabama que recogían cosechas en plantaciones. Cuando el chico 'Jesse' tenía nueve años, toda la familia se trasladó a Cleveland, Ohio. Los Owens formaron parte de la ‘Gran Migración’ que alejo a un millón y medio de afroamericanos de los segregados Estados del Sur, en busca de oportunidades de trabajo. El problema esencial es que la 'carrera' deportiva (en todos los sentidos) de Jesse Owens se detuvo y concluyó con poco más de 23 años, justo después de los Juegos Olímpicos de Berlín... y mediante choque traumático con una barbaridad de circunstancias tan peculiares como adversas: su paso al profesionalismo deportivo, la llegada de la II Guerra Mundial, la propia segregación racial tan viva y dura en EE UU hasta bastante más allá de la primera mitad del Siglo XX...

Aquel mítico sobrenombre de 'Antílope de Ébano', el que le acompañó hasta los cuatro 'oros' en los Juegos Olímpicos de 1936, se lo ganó Owens el 25 de mayo de 1935, en el Ferry Field de Ann Arbor, Michigan, el memorable 'Día de los Récords' o 'Día de Días'. En el transcurso de 45 minutos, en el Ferry Field y en las 'Finals' de la Conference Big Ten, Owens igualó o superó cuatro récords mundiales... aunque fueron homologados un total de seis al ajustarse en metros las plusmarcas conseguidas en yardas. A las 15:25 hrs. de ese día y en 'Ferry Field', Jesse voló en un planeo o salto estratosférico (para aquellos días), hasta 8,13 metros de longitud, la primera vez que un hombre saltaba más de ocho metros. Esa plusmarca resistió 25 años, dos meses y 18 días como récord mundial hasta que el también estadounidense Ralph Boston saltó 8,21 en Walnut, California, el 12.8.1960... 

Pero es que a las 15:15 horas, antes de 'planear' sobre el foso de longitud, Owens había registrado récord mundial de 9,4 en 100 yardas. Ese fue el tiempo más lento que tomaron los seis jueces presentes en la escalinata del Ferry Field; Owens paró en 9,3 los cronómetros de cuatro de los seis jueces. Nadie más marcaría un 9,3 en 100 yardas hasta 1948: 13 años después. Pero el Reglamento obligaba a 'registrar' ('for the record') el tiempo más lento de todos: el 9,4. Uno de los dos récords que se 'dobló' con la transformación en metros fue el de 220 yardas lisas: a Owens se le habían tomado -reglamentariamente- 20,3 al cruzar por 200 metros exactos. En 220 yardas con vallas bajas, nadie había bajado nunca de 23 segundos; y este fue el segundo récord 'doblado' en su paso a metros. Owens se impuso en esta última prueba con una ventaja sobre el segundo -según testigos presenciales- 'entre cinco y ocho metros'. Al fin, Jesse Owens tuvo que salir escoltado por la Policía de Ann Arbor de ese mismo Ferry Field en el que hoy día una lujosa placa con la efigie del campeonísimo saluda y recuerda aquel 'Day of the Days.

En los Juegos de Berlín, entre un clima báltico, con viento, llovizna, temperatura media de 18 grados y ante los ojos curiosos de Adolf Hitler desde su palco del Olympiastadion berlinés -el Führer y Canciller del III Reich nunca tuvo un mal gesto hacia Owens, más bien al contrario... y ya puede caer pedrisco sobre estas palabras-, Owens barrió a todos en 100 (10,2), 200 (20,7) y 4x100 metros, además del salto de longitud: 8,06 metros. Tras el boicot de la Alemania nazi a los velocistas judíos Sam Stoller y Marty Glickman... en la final del 4x100 los 'boicoteados' y 'desjudaizados' Estados Unidos de América completaron un fabuloso cuarteto con Draper, Wykoff, Ralph Metcalfe y el propio Owens. Arrasaron rumbo al oro con un fastuoso crono de 39,8 que se mantendría como récord mundial durante 20 años cabales: hasta los australianos Juegos de Melbourne, en 1956. Esa final del relevo corto del 9 de agosto de 1936 fue, con su cuarta medalla de oro en Berlín, la última carrera de Jesse Owens en competición oficial: no tenía ni 23 años cumplidos...

Al fin y después de todo... Owens -que había ingresado en el Partido Republicano después de los desplantes del presidente 'Demócrata' Franklin Delano Roosevelt, a su regreso de Berlín- cayó en la bancarrota. Había hecho todo tipo de 'bolos', como correr contra caballos trotones -en los descansos de una Liga Profesional de béisbol, una 'Negro League', que él mismo habia ayudado a organizar. Incluso jugó en esa Liga, que apenas duró un par de años. En 1966, Owens fue juzgado por evasión de impuestos. Tras haber tocado fondo, encontró una primera ayuda en el Gabinete Demócrata del Presidente Lyndon B. Johnson, que le designó 'Embajador de Buena Voluntad'. 

Una vez retirado, Owens se convirtió en propietario de caballos de carreras.  Siempre fumando un paquete de tabaco al día, a lo largo de sus últimos 35 años de vida (que discurrió entre 1913-1980), Jesse Owens se fue a vivir a Tucson, Arizona... hasta que el cáncer de pulmón, detectado en 1979, pasó a la fase final y acabó con su vida en este valle de lágrimas. Esta ultimísima final sí la perdió El 'Antílope de Ébano'. El hombre de los pies más ligeros en la historia del atletismo... había fumado bastante más de la cuenta. Los pulmones del superhombre de Ann Arbor y de Berlín dijeron 'basta'. Y sus restos quedaron enterrados en el cementerio de Oak Woods, Chicago. 

No es posible cerrar la lista de los grandes campeones de atletismo sin -al menos- cinco menciones honoríficas: Emil Zátopek, 'La Locomotora Humana', el checo campeón de 5.000, 10000 metros y maratón en los Juegos de 1952, en Helsinki (lo nunca visto), tras sobrevivir a las represalias nazis en Lidice y sus alrededores. Con un total de cinco medallas olímpicas entre 1948-52 y otras cuatro en Europeos (cuando aún no había mundiales), Zátopek, de Korpivnice (1922-2000) es todo un héroe nacional entre los checos. 

En 2004, en Atenas, el superclase lebrel marroquí Hicham El Guerrouj, de Berkane, dobló oro olímpico en 1500 y 5000 metros, algo que sólo había hecho en Juegos Olímpicos el gran Paavo Nurmi, en los Juegos de 1924, en París. El Guerrouj (Berkane, 1974) se retiró en 2006, con el Premio 'Príncipe de Asturias', más un total de tres medallas olímpicas y cinco en Mundiales de Atletismo... incluidos aquí los cuatro títulos de 1500 en fila entre 1997 y 2003. También se despidió con la plusmarca universal de 1500, el fastuoso 'milqui', el kilómetro y medio: 3'26"00; 1998, Roma... plusmarca que Hicham -a quien uno ha visto llorar ante la Giralda de Sevilla- aún conserva hoy.

El 26.7.1983, hoy hace casi 39 años, la atleta checa Jarmila Kratochvílova (que también llegó a disfrutar del récord de 400 lisos, en competencia con Marita Koch) estableció en la pista del Olympiastadion de Múnich  el que hoy sigue siendo récord mundial de 800 metros, versión femenina: 1'53"28, la plusmarca actualmente más longeva en el atletismo mundial. Sin que quepa olvidar este trío de monstruosos récords de un par de tremendas atletas: los de Florence Griffith-Joyner en 100 y 200 metros lisos, 10.49 y 21.34, ambos de 1988... y los 47.60 de la alemana (del Este) Marita Koch en 400 lisos, en 1985. Estas tres últimas 'supermarcas' (incluso la de Kratochvílova) se establecieron bajo sombras y sospechas de dopaje... nunca legalmente confirmadas. En 1998, Griffith-Joyner murió de un ataque durante el sueño, sin haber cumplido aún los 39 años... y 'Frau' Meier-Koch (Wismar, 1957) es hoy una sólida y buena empresaria comercial en Rostock, Alemania.  

5) 'EX AEQUO': RAFA NADAL-ROD LAVER.- Dentro de este baremo de nombres con máxima presunción de objetividad toca ahora el turno al tenis. Resulta ocioso recordar ahora la brutalidad de los flamantes 14 títulos de Rafael Nadal en los Internacionales de Francia-Roland Garros... o la suma completa de de Rafa de 22 Campeonatos en eventos de Grand Slam: 14 en París, cuatro en Nueva York/US Open y 2+2 en Wimbledon/Londres y Melbourne/Australia. Más allá, la cuestión debería ser.. ¿son más importantes los 22 títulos de Nadal en Grand Slam... o los dos 'Grand Slam' completos, los cuatro grandes títulos en el mismo año de calendario que el llamado 'Rocket' ('Cohete') Rod Laver culminó en 1962 y 1969, el último tenista masculino en hacerlo? ¿Dónde debería quedar un Novak Djokovic con 20 títulos de Grand Slam... más la plusmarca de 373 semanas totales como número uno de la ATP... con Federer en 310 y Nadal, tras otros varios, sexto con 209 semanas de líder mundial...?

La respuesta de quien esto firma es que resulta poco viable dar una primacía a Nadal sobre Laver o viceversa... mientras que al menos de momento, Rafa sí se alza un pelín por encima de Novak. El meritazo del zurdo Laver fue que completó sus dos 'Grand Slam' con... siete años de diferencia (1962, 69), debido a su paso al 'Tour' profesional de Jack Kramer a finales de 1962... lo que le invalidaba en aquellos tiempos para competir en eventos de la Federación Internacional de Tenis, ITF. Hasta que no se abrió la actual 'Era Open' para reunir a profesionales y aficionados, el inmenso atacante que fue Rod Laver no pudo volver a competir en Roland Garros, Wimbledon, Campeonatos de Estados Unidos...

Casi al 100% de posibilidades, nadie -nunca- podrá acercarse a la barbaridad de los 14 títulos de Nadal en París, incluida la épica, la lucha, toda la grandeza 'nadalística'. En la cuenta total de 'majors', el liderazgo planetario de Rafa si se halla aún a tiro de una buena racha de Djokovic y -bastante menos, bien poco factible- de un Federer (20 grandes títulos)... ya al borde de los 41 años y con un año de inactividad. Pero, en punto a récords objetivos, las hazañas del gran Laver sí resisten la comparación con Rafa... y más con sus siete años alejado de los 'Slams. El zurdo australiano de Rockhampton atesora una espectacular marca de 184 títulos en torneos, aunque de ellos 'sólo' sean 47 en Era Open, donde Jimmy Connors es lider supremo con 109 títulos, por 103 de Federer, 94 de Ivan Lendl, 92 de Nadal... y 87 de Djokovic.

Cuando la objetividad se afila tantísimo... aquí caben -al menos- otras dos menciones de honor: Steffi Graf es el/la única tenista del planeta, de ambos sexos, que ha conquistado el 'Golden Slam', lo mismo a lo que Djokovic aspiró en 2021: los cuatro 'grandes' en el mismo año de calendario... más el oro en los Juegos Olímpicos, allí donde Laver no pudo competir oficialmente en toda su carrera. Graf remató la hazaña en 1988, con los Juegos de Seúl. Entre 1974 y 1981, aquel impresionante Bjorn Borg, 'El Vikingo de Oro' o 'de Hielo' sumó 11 grandes títulos del Slam: 6+5 de Roland Garros a Wimbledon. Fatigado mentalmente, agobiado y 'preocupado', Borg se despidió de los 'grandes' y casi totalmente, del tenis de comeptición...  no mucho después de cumplir 25 años. Su ciclo apenas se extendió durante las ocho temporadas que se computan entre 1974 y 81. Sólo por apuntar (a favor o en contra...) Nadal lleva 18 años (2005-22) alzando copas de 'Grand Slam'... y Djokovic, otros 13: 2008-21. Roger Federer ha ganado sus 20 títulos de Grand Slam entre 2003 y 2018: 16 temporadas. 

7) KAREEM ABDUL-JABBAR, 'THE CAP'.- Las anotaciones en baloncesto, los puntajes, nos dan otro buen índice para hacer 'baremos'. Y, ¿puede haber en baloncesto alguien, algún jugador que mejore o supere al líder anotador de todos los tiempos en la NBA...? Cabría debatir (ahora veremos)... pero ese líder responde hoy por 'Kareem Abdul-Jabbar', nacido como Lewis Ferdinand Alcindor el 16.4.1947 en Harlem, Nueva York, 2,18 de altura. A día de hoy, Abdul-Jabbar, 'The Cap', el 'Captain', el 'Capitán' de los maravillosos Lakers del 'Showtime' en los años 80... también ostenta los récords en la NBA de más puntos (38.387) en la historia de la competición regular NBA, más minutos jugados (57.446), más tiros de campo convertidos (15.837)... y más tiros de campo intentados: 28.307. No marginalmente, Kareem ha sido SEIS veces campeón de la gran Liga Profesional estadounidense: 1971, con Milwaukee y cinco con Lakers, 1980, 82, 85, 87 y 88. Por lo demás, también ha sido seis veces Jugador Más Valioso (MVP) de la Liga, otras dos veces más MVP de las 'NBA Finals', se halla en el 'Salón de la Fama', etc, etc. Se convirtió al islamismo en 1968, cuando boicoteó los Juegos Olímpicos de México y del 'Black Power'... pero no fue hasta 1971 cuando hizo público y oficial el cambio de nombre, desde 'Lewis F. Alcindor' hasta el actual 'Kareem Abdul-Jabbar'

El estilo gracil y fácil de Kareem y su tiro imparable llamado 'Sky Hook', 'El Gancho del Cielo', se edificaron de la mano de un fenomenal entrenador: el 'Coach' John Wooden, al que Kareem recompensó con tres titulos nacionales de NCAA (1967, 68 y 69) para 'sus' 'Bruins' de UCLA, la Universidad de California en Los Ángeles, 'campus' de Westwood. 19 veces 'All Star' en la NBA (récord)... Jabbar se retiró en 1989, con 42 años cumplidos, no sin disputar -y perder- una última final ante los Detroit Pistons de los 'Bad Boys'. En el penúltimo partido de su ilustre carrera, ya con los 42 años... aún anotó 22 puntos a la terrible defensa de los Pîstons. "Siempre me he movido individualmente por todo lo que pudiera hacer funcionar mejor colectivamente al equipo; esto fue lo que Coach Wooden me enseñó". Esta es la filosofía deportiva del hoy escritor y (notable) articulista Kareem Abdul-Jabbar, expresada varias veces al aquí firmante entre 2006 y 2016. Consumado especialista en artes marciales ('Jet-Kune-Do'), Kareem filmó 'Juego con la Muerte' en 1975, nada menos que con un tal... Bruce Lee, de quien ésa fue su última película. Bruce no viviría para ver concluido el 'Juego con la Muerte'.

¿Llega más alto Kareem con su 'Sky Hook' y todos sus títulos y menciones... que toda la sublime espectacularidad de Michael Jordan -seis títulos, 63 puntos en un solo partido de 'playoff', en Boston, a los Celtics campeones-, los ¡¡ ONCE !! títulos NBA del pívot Bill Russell (2,08 de altura, aún vive) con los Boston Celtics entre 1957 y 1969... o el astronómico atleticismo de Wilt Chamberlain con sus 2,16 de talla y sus 100 puntos en un solo partido (1962), más temporadas enteras, como la 1961-62 en medias tan de ciencia-ficción como 50,4 puntos más 25,7 rebotes por partido (1961-62) o... 27,2 rebotes de promedio en 1960-61? Los datos son ésos. La opinión del firmante... es la que es.

8) PELÉ, BRASIL Y LA 'GINGA'.-  Casi en fin... llegamos al fútbol,. Y aquí, el Brasil más imborrable e improbable, el tricampeón mundial entre 1958 y 1970, se nutría de la 'Ginga' de un tal Edson Arantes do Nascimento, un tal 'Pelé' (1,73 de altura, discretos incluso para los años 60), que vino al mundo el 23.10.1940 en Tres Coraçoes, Estado de Minas Gerais, Brasil. Toda su carrera deportiva en Brasil se desarrolló en el paulista Santos FC. Al fin, se retiraría en 1977 en el Cosmos neoyorquino tras recoger las últimas espuertas de dólares por 'competir' más o menos amistosamente.

'O Rei' Pelé fue el astro más rutilante de la fantástica constelación del Brasil tricampeón, 'tricampeao' del mundo en 1958, 1962 y 1970. El Brasil de la 'Ginga'. La 'Ginga' es un gesto, una suma y un lazo que te atrapa en una 'koiné' original de tradiciones a base del ritmo, armonía y raíces de la 'capoeira'; ahí viaja el sentimiento de una raíz personalizada... y definida en la encarnación futbolística de un Pelé como figura legendaria. Genuinamente, Pelé sí era capaz -él; y tal vez... 'Mané' Garrincha- de interpretar ese estilo único, diferente a todo el mundo: a partir de 1958, en el Mundial de Suecia, con aquel gol tras 'sombrero'al meta sueco Kalle Svensson, en la final ante Suecia. Ahí quedó inaugurada toda una era. 

En siglos remotos, desde el S. XVI, la 'Ginga' la crearon, edificaron y mantuvieron las almas libres de los esclavos que huían a la jungla amazónica, a buscarse la vida. Esos esclavos crearon un método de defensa personal al que llamaron 'Ginga', el origen de lo que sería la 'capoeira', casi un arte marcial de guerra. Después y en Brasil, el término 'Ginga' se extendió como concepto para ilustrar el alma, la forma de moverse, de hablar. La 'Ginga' devino en el alma libre, la finta, el regate, la expresión en el campo de juego con toda naturalidad, sin corsés (Pelé solia echarse siestecitas en el vestuario, reposando la cabeza en la bolsa de equipaje); eso era lo que hacían Pelé -sobre todo, más que nadie y con el 'diez'- y el propio Garrincha. Como alma y el espíritu de Brasil y de la gran 'Seleçao Brasilera', la 'canarinha', la' Ginga' se extendió incluso como concepto para ilustrar la forma de moverse, de hablar... y de jugar al fútbol en todo Brasil: fue que después se ha conocido como el 'futebol-arte'. 

Hay una 'Seleçao' tricampeona, la que deslumbró en 1958, en Suecia, con el 5-2 a los locales suecos -y dos goles de Pelé, dos de los 1284 oficiales en su carrera-, en aquella final de Estocolmo; con aquella pantera amazónica al frente, aquel 'Pelé', el joven brujo de aquellos magos cuya alineación todavía hoy repiten de memora los supervivientes de la la vida, después de más de seis décadas: 'Gilmar; Djalma Santos, Bellini, Orlando; Nilton Santos Zito; Garrincha, Didí, Vavá, Pelé y Zagalo". El alma de aquella incomparable 'Seleçao' que iluminó Suecia y todo el fútbol mundial justo hasta el Mundial mexicano de 1970 y de todo el espíritu de la 'ginga' fue Edson Arantes do Nascimento, 'Pelé'. Por eso se halla en esta lista. Por cierto, una camiseta original de Pelé con la selección de Brasil de 1966 se halla en el domicilio de José M. Valera, el hijo del jugador y entrenador bético Pepe Valera. Esa camiseta, en perfecto estado de conservación, llegó a los Valera por vía de José María de la Concha, que, cuando era secretario técnico del Atlético de Madrid, la recibió del propio Pelé tras un amistoso entre el Atlético y Brasil, en 1966, en la inauguración oficial del estadio Manzanares.

9) EDDY MERCKX, 'EL CANÍBAL'.- Una vez anulados por dopaje los siete triunfos de Lance Armstrong ('Livestrong y tanto...), entre 1999 y 2005, cuatro ciclistas comparten la plusmarca de cinco victorias en el 'Tour de Francia', la 'Vuelta a Francia', 'La Grande Boucle', la carrera ciclista más importante del mundo: el normando Jacques Anquetil, el belga Eddy Merckx ('El Caníbal'), el bretón Bernard Hinault ('Caimán' o 'Tejón') y el navarro Miguel Induráin; este, el único que logró los cinco 'Tours' en fila, entre 1991 y 95. Pero...

...Pero Édouard Louis Joseph 'Eddy' Merckx (1945, Flandes, Bélgica; 1,82 de altura, 74 kgs. en forma, 39 pulsaciones por minuto) no era alguien exactamente humano. En 1969 y en el equipo del Faema (dirigido por Guillaume Driessens), Édouard Louis Joseph Merckx, que debutaba en 'La Grande Boucle'... ganó TODAS las clasificaciones del LVI Tour de Francia, el primero en el que se impuso... excepto una: las metas volantes, que quedaron finalmente en manos de otro belga, Eric Leman, del equipo Flandria-De Clerck. Leman, un potente 'sprinter', compitió mucho en la Vuelta a Andalucía, ganó un total de cinco etapas en la Vuelta a Francia, esa 'Grande Boucle', y conquistó hasta tres 'Tours de Flandes'. "He ganado bastantes cosas, pero durante toda mi vida, la inmensa mayoría de la gente sólo me ha hablado de ese 'maillot' rojo de las metas volantes ('sprints intermedios') del Tour de 1969... porque fue el único que al final no vistió Eddy Merckx, ese año", diría Leman en varias entrevistas. En la llegada final al Velódromo de Vincennes, Merckx subió... ocho veces a lo más alto del podio.

Uno de los problemas con Merckx es que... los logros del llamado 'Caníbal' impresionan y reducen al ridículo cualquier otra apreciación. "Para mí, Eddy el mejor ciclista de todos los tiempos, sin una sola duda", dijo en 1999 a quien suscribe Jean-Marie Leblanc, polémico Director del Tour de Francia entre 1989 y 2005. El 'Cycling Hall of Fame' coincide de pleno con Leblanc y sitúa a Merckx en el primer puesto de todos los tiempos, por delante de Bernard Hinault. 

Con los equipos 'Faema' y 'Molteni'. Eddy Merckx ganó cinco veces el Tour, entre 1969 y 74 (no participó en 1973 para centrarse en ganar la Vuelta a España, lo que consiguió, naturalmente), conquistó cinco 'Giros' de Italia entre el de 1968 (con el brutal triunfo en las 'Tres Cimas del Lavaredo', sobre el recién fallecido Julio Jiménez) y el de 1974... y fue descalificado por presunto dopaje con anfetaminas/fencamfamina, en el Giro de 1969 (tras la etapa 'maldita' de Savona), algo que siempre negó su máximo rival en aquella triste carrera: Felice Gimondi, del 'Salvarani'. "Sé perfectamente quién es Eddy Merckx, presumo de conocerlo bien, y Eddy Merckx no se dopa. Eddy Merckx no es un tramposo", dijo entonces Gimondi, todo un señor. 

Pero, además del fantástico palmarés en las grandes vueltas por etapas, Eddy Merckx no tiene rival en el balance de las 'Clásicas' y grandes pruebas o 'criteriums' de un solo día. A Merckx se le contabilizan... 32 victorias en 'Clásicas', con un balance estratosférico e inigualable en este departamento: siete éxitos en la Milán-San Remo, cinco conquistas en la Lieja-Bastogne-Lieja, diez Clásicas de las Ardenas, tres París-Roubaix, tres Campeonatos del Mundo profesionales... y uno en 'amateurs'. ("Quizá en este sentido, en 'clásicas', el que más se asemeja a mí sea Alejandro Valverde", suele decir Eddy). Sólo por comparar, Miguel Induráin (otro ganador de cinco 'Tours'... además de dos 'Giros') nunca se impuso en las prestigiosas metas de San Remo o Lieja, ni tampoco ganó la Vuelta a España o el Mundial profesional en ruta: aunque Induráin sí fue campeón olímpico en los Juegos de Atlanta/1996 y oro en el Mundial de Duitama en 1995, contra el reloj individual en ambos casos. En cuanto a 'Clásicas', el titán que sí fue Induráin apenas puede presumir de una 'Clásica de San Sebastián' o del Critérium Internacional. Merckx también batió el récord de la hora en 1972, en el Velódromo Olímpico 'Agustín Melgar' de Ciudad de México, con marca de 49,431 metros o 49,431 km/h. Y fue el último en hacerlo con la bicicleta 'de pista' convencional que se manejaba hasta aquella época. Ese récord no se batiría hasta enero de 1984 (por Francesco Moser, con total de 50,80937 metros, 50,809 km/h... y también sobre la pista en altitud del Velódromo Olimpico mexicano).

En julio de 2019, Merckx declaró a José Antonio Ezquerro, en 'AS': "Mi padre trabajó mucho, era muy estricto. Debió sacar tres hijos adelante. La vida no fue fácil para nosotros. Nunca me consideré especial. Un médico que salva vidas tiene más mérito que un ciclista que compite en carreras. Simplemente, me esforcé muchísimo para sacar el máximo provecho a mis cualidades. Siempre salí a ganar. Me gustaba y me gusta ganar en todo, incluso en los juegos de mesa. No obstante, me siento un tanto incómodo con la fama, los autógrafos, las fotos, entrevistas y esas cosas. No vivo del pasado, trato de apurar el presente y desarrollar mis proyectos, negocios y aficiones. Probablemente, mi mayor rival fue Luis Ocaña, un noble enemigo y un enorme corredor..."; Ocaña, 'El Español de Mont-de-Marsan', el infortunado campeón conquense de Priego ya fallecido que fue el único corredor capaz de humillar a Merckx en el 'Tour', en la célebre etapa de Orcieres-Merlette, en 1971... antes de que Ocaña diera con sus huesos en el fondo de una barranca, en Col de Menté, aquella infernal tarde de tormenta pirenaica, con rayos, truenos y relámpagos.

Existieron y existirán en la memoria campeones como Fausto Coppi ('Il Campionissimo'), Gino Bartali, 'El Monje Volador'... y tambíén, Federico Martín Bahamontes (en realidad, llamado 'Alejandro' de nombre), el 'Águila de Toledo', que se esculpió como ciclista y escalador imparable a partir de dedicarse al estraperlo en la posguerra más dura, con una 'bici' de angarillas y una carretilla por las cuestas y Montes de Toledo. Seco (1,74 de altura), afilado como un galgo de caza y gran seguidor del Barça por oposición a los acérrimos madridistas de Toledo, Alejandro Federico Martín Bahamontes debe de cumplir felizmente 94 años este proximo 9 de julio como el ganador vivo más longevo del Tour (1959)... y el ciclista con plusmarca de cumbres en 'La Grande Boucle': 53. Está reconocido oficialmente como 'El Mejor y Más Completo Escalador en la Historia del Tour'... que él ganó en 1959 bajo órdenes y estrategia de Fausto Coppi.

...Hubo compañeros de Merckx (como su 'gregario escalador' Martin Van den Bossche o Roger Pingeon)... que le afearon su ambición incontrolable por el triunfo. ¿Cómo no iba a tener semejante ambición él, Eddy Merckx, cuyas proezas durante el Tour de 1969 habían eclipsado la mismísima llegada del Hombre a la Luna? Al fin, Neil Armstrong, el primero en poner pie en suelo selenita era un simple ser humano. Y Eddy Merckx, un... 'Caníbal'.

Y 10) REINHOLD MESSNER; EL SUPERVIVIENTE.- Entre 1978 y 1986, el alpinista italiano Reinhold Messner (17.9.1944, Bresanone, Alto Adigio, Tirol del Sur) se convirtió en el primer hombre capaz de firmar las cumbres de los 14 'ochomiles' que existen en el mundo... pero sin oxígeno. Técnicamente, el gran icono de su fabulosa carrera (aparte del hito de la primera subida al Everest sin oxígeno, en 1978) fue, en 1970, la conquista del Nanga Parbat por la 'Vertiente Ripal' (Pakistán), con sus 4500 metros de pared vertical más grande del planeta. En el descenso del Parbat por la cara 'Diamir' falleció su hermano, Günther Messner, algo que siempre ha pesado sobe las espaldas de Reinhold... más que varios 'ochomiles'.

Messner también ha cruzado la Antártida, sin ayuda ni apoyos. Fue parlamentario europeo por 'Los Verdes' italianos (1999-2004) y recibió el reconocimiento de universal de 'Mejor Escalador de Todos los tiempos... incluso antes de recibir el Premio 'Princesa de Asturias de los Deportes' en 2018, junto a Krzysztof Wielicki. Los títulos de sus libros como 'Sin oxígeno (Everest)', 'La montaña desnuda: Nanga Parbat-Hermano, muerte y soledad', 'Espíritu libre...', 'En los límites de la Tierra...' o 'Grito de Piedra... Cerro Torre, la montaña imposible' vienen a ser el mejor resumen de su vida y carrera.

Aquí -y hasta aquí- llega el 'The End'. Que usted y ustedes lo debatan.

 

Compartir:
Podcast Polideportivo
 
Podcast




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.