Roscoe Tanner, el 'bombardero' encarcelado y olvidado en Wimbledon que derribó a Borg en NY con saques a 246 Km/h

Alejandro Delmás
Alejandro Delmás
18/06/2022

Al arrancar esta pieza, el firmante está totalmente seguro de que más de 3/4 partes de los eventuales lectores no reconocen, ventean ni tienen huellas sólidas del nombre del hombre que responde por 'Roscoe Tanner': 'Leonard Roscoe Tanner III', 15.12.1951, Chattanooga, Tennessee, 1,83 de altura; zurdo y entre 76-78 kilogramos de peso, en forma. Casi todo ha sido borrado como por un viento del desierto... o de los bosques de Tennessee.

Pero el 19.2.1978, y con una extraña, casi rudimentaria raqueta de la olvidada y especializada marca 'PDP' ('Profesionally Designed Products', Starwin Industries, EE UU), raqueta hecha de... aluminio -después, 'PDP' las fabricaría de fibra de vidrio), el zurdo Tanner hizo 'click' (o 'boom') en un saque que estalló en una medición de oficial de... 153 millas por hora. O lo que es lo mismo... 246,2 km/h. Entre algunas otras cosas,  ese servicio 'sirvió' bastante al cañonero zurdo Tanner para apuntarse la final del torneo que jugaba ese remoto día de febrero de 1978, en Rancho Mirage, cerca de Palm Springs; Riverside, California. En el Mission Hills Country Club de Rancho Mirage, Tanner bombardeó y abatió con tanteo de 6-1 y 7-6 al mexicano Raúl Ramírez en un evento -siempre en pista dura- que entonces se conocía como 'American Airlines Tennis Games'. Básicamente, el antecesor de lo que hoy es el 'Master 1000 de Indian Wells'... muy cerca de Rancho Mirage. 

Este de Rancho Mirage se trató del segundo título ATP de Tanner en aquel 1978 y el 24º de su carrera profesional, dobles incluidos. En total, 29; 16+13... más otras 43 finales perdidas... y la Copa Davis de 1981, como miembro del equipo estadounidense que batió a Argentina en la final de Cincinnati. En aquel febrero de 1978 y ese mismo torneo, Roscoe/'Rosco' también 'dobló título en dobles' en el desierto de Palm Springs, en dúo con el sudafricano Ray Moore y frente a otra célebre pareja de Sudáfrica: Bob Hewitt-Frew McMillan.

Aquel saque/obús de Tanner que Tanner 'desenroscaba' como un proyectil explosivo hacia la diana del cuadro de Ramírez, con 'esa raqueta', especie de estaca grisácea con vivos naranjas, con tanta rugosidad y 'dureza de impacto en el punto dulce' casi como un bate de béisbol y un punto similar a la 'Adidas' de la ascensión de Ivan Lendl en los años 80... fue un servicio/cañón que reinó como el más rápido en la historia del tenis mundial hasta que en septiembre de 2004 (26 años después) y en la semifinal de Copa Davis entre EE UU y Bielorrusia, Andy Roddick firmó un servicio/misil a 155 millas por hora (249,5 km/h) ante el bielorruso Vladimir Voltchkov.

LOS ÉXITOS: LA CIMA... Y BORG.- Lo que nadie debería olvidar es que el hijo de Leonard Tanner II, un exitoso abogado de Tennessee, y su esposa Anne (un matrimonio que crió a Roscoe y a sus otras dos hijas en una mansión de 2.500 metros cuadrados y que le aupó en ética y motivación hacia títulos con la Universidad de Stanford y Nacionales 'Amateurs' de EE UU)... pues como que no se trató de un tenista cualquiera. 

Hablamos de un campeón en 'Grand Slam' (en la hierba de Australia/Kooyong/Melbourne, 1977, final ante Vilas, triple 6-3), con cuatro semifinales también en eventos 'grandes' (US Open y Wimbledon, 2+2)... y finalista en Wimbledon ante Bjorn Borg, en la célebre final de 1979 que Bjorn, en la penúltima de sus cinco coronaciones en el All England rescató ante Tanner por la mitad de un pelo: Tanner llegó a mandar en el quinto set por 4-3 y 15/40 sobre el servicio del llamado 'Vikingo de Oro'... y uno de los puntos de 'break' fue un 'passing' de Roscoe sobre una volea totalmente 'jugable' del sueco (tras gran resto de Tanner), un 'passing' de 'drive' que se escapó, según el propio Tanner 'por unas tres pulgadas', siete u ocho centímetros. Como solía ocurrir, Roscoe no ganó un juego más tras la gran oportunidad perdida... y Borg acabó resistiendo lo casi irresistible para prevalecer por 6-7, 6-1, 3-6, 6-3, 6-4.

Además, Roscoe Tanner perdió otras dos semifinales en el All England (1975 y 76, Connors y Borg)... y otras dos en el US Open: 1974 y 79, frente a Jimmy Connors y Vitas Gerulaitis. En este último combate a última sangre con Gerulaitis, ya sobre la pista dura y entre los focos de Flushing Meadows, Roscoe vencía por 6-3 y 6-2 y estuvo a dos puntos de la final en el 'tiebreak' del tercer set... que el ya fallecido Gerulaitis acabó conquistando por 7-6 (7/5)... para terminar de resurgir en los sets cuarto y quinto y apuntillar a Roscoe con sendos 6-3. "En el US Open de 1979 viví la más alta de mis alturas y la más baja de mis profundidades en una pista de tenis, sólo en un periodo de dos días", suele resumir 'Leonard Roscoe Tanner III'.

El cuarto de final de 1979 entre Tanner y Bjorn Borg resultó especialmente memorable. Al servicio en el cuarto y último set frente al sueco y bajo las luces titilantes de Flushing, la llamada 'jungla de asfalto', Tanner incendió la Pista Louis Armstrong... y carbonizó la mismísima red de la pista cuando un servicio cronometrado oficialmente a 140 millas por hora, 225,3 kilómetros por hora -y con 'aquella raqueta'- echó abajo la red, que cayó como zarandeada por un huracán. Se halló que el impacto del saque de Tanner, a esos casi 226 km/h... había encontrado de lleno el cable central de la red ¡¡y lo había cortado por la mitad!! Intimidado en el 'tiebreak' final como como pocas veces, temeroso y acobardado, Borg acabó cediendo a Tanner turno y partido por 6-2, 4-6, 6-2 y 7-6 (2). Tanner puede significar literalmente... 'Bronceador'. Aclaraba Tanner: "Durante todo el año 1979 yo sabía que tenía buenas oportunidades cada vez que jugaba con Borg porque le había ganado en pista rápida en la WCT en Filadelfia (6-4, 7-6)... así que tenía claro que delante de mi servicio no era precisamente el mejor sitio donde él querría estar. Sabía que iba a tener mis oportunidades en hierba y en las pistas rápidas, si me mantenía a mi ritmo y haciendo mis cosas. En pista de tierra ya tenía otras sensaciones". En 1/8 de final de Roland Garros-1978, Borg despachó a un Tanner con el servicio 'esponjado' por la tierra, con sumaria solidez: 6-2, 6-4, 7-6. 

Pero a partir de 1975 (KO en semifinal ante Connors) y hasta su 'desaparición' en 1981, tras memorable final ante John McEnroe, esta de Tanner en 1979 fue la única vez que Bjorn Borg perdió en el US Open en la pista y en partido regular a través de ese periodo de seis años... antes de la final; esto, si exceptuamos su abandono en octavos de 1977 ante Dick Stockton, con 1-1 en sets... y bajo severas molestias en el hombro. Borg disputó -y convenientemente, perdió- las finales de 1976, 1978, 1980 y 1981, las dos primeras frente a Jimmy Connors y las dos últimas bajo el poder zurdo de John Patrick McEnroe Jr. 

Al fin, 'IceBorg' se despidió sin ganar el Abierto de Estados Unidos y entre el escandaloso público neoyorquino, jugadores y correveidiles del circuito se desató la especie de que Bjorn no era capaz de superar las rondas finales del US Open en las 'night sessions', las sesiones nocturnas -que el sueco siempre solía disputar, como habitual primer cabeza de serie- por problemas de visión en los que se mezclaban las confusas luces de Flushing, en pleno pasillo final de los aviones hacia el inmediato Aeropuerto de la Guardia, los graznidos confusos del público, los ruidos de los motores de los aviones a reacción... y la velocidad y efectos endemoniados de los servicios de dos 'pistoleros' zurdos como John McEnroe... y Roscoe Tanner. 

De todos modos, en los cuartos de Flushing en 1980 y 81, aquí cuando Tanner ya había cambiado la 'PDP' de aluminio a otra nueva 'PDP'... de fibra de vidrio, Bjorn supo sobreponerse a sus demonios interiores -una vez más- y cerró palmarés ante Roscoe con duros triunfos en cinco y cuatro sets... sólo para caer ante el abrupto, letal genio de McEnroe en ambas finales. El Borg-Tanner de cuartos de final del 10 de septiembre de 1981, que Bjorn dominó en cuatro apretados, cerrados, durísimos y hoscos sets (7-6 (4), 6-3, 6-7 (4) y 7-6 (7), con Tanner disponiendo de trío de 'set points' en la cuarta y última manga... ese fue el último duelo 'cara a cara' de Bjorn y Roscoe. Al fin, 12-4 para Borg como cierre oficial de estadísticas.

LA DINAMITA DE 'ROCKET ROSCOE'.- En 2004, y en una especie de 'historia de su vida' a consecuencia de sus ulteriores problemas con la Justicia, Tanner confesó a 'Sports Illustrated' (L. Jon Wertheim) cómo había forjado su personalísimo saque, con un lanzamiento de bola 'superbajo' en busca un golpeo veloz, ultrarrápido -y zurdo-, más un 'desenroscamiento' prácticamente total del torso en busca de la bola, lo que se conjugaba, todo junto y desde sus casi 80 kilogramos, en un latigazo de extraordinaria violencia, como balas trazadoras en ráfagas, como una bomba que se fuera cebando... hasta estallar en un latigazo total de explosividad corporal. Había algo como de 'matar moscas a cañonazos' o a 'papirotazos'. 

Tanner lo explicaba así a LJ Wertheim: "Me iba a los bosques cercanos a casa, en Tennessee, y me dedicaba a 'cazar' y golpear las hojas que caían de los árboles, sin dejarlas que cayesen al suelo". Asi fue como le llamaron "Rocket Roscoe", 'Cohete Roscoe'. Su 'PDP' despedía pura dinamita, como una máquina lanzadora de cohetes 'Katyusha', algo así. Dígalo sí no la red de la Pista Louis Armstrong, en aquel partido de 1979 en el que 'Rocket Roscoe' derritió al 'IceBorg'... y  fundió los cables de la red. 

Además de ese servicio como en acción 'de bombardeo' o 'de bombeo', el mayor activo de Tanner como jugador fue su consistencia. Nunca pasó por baches prolongados. Podía perder una primera ronda y en sólo una semana más ya era capaz de ganar el siguiente torneo. "Cuando perdía, me lo quitaba de la cabeza lo más rápido que podía", señalaba a Wertheim. "Otros perdían y se ponían a analizar lo que habían hecho mal. Mi actitud era simplemente... 'pasa' y ve al próximo partido". De este modo... cuando empezaron a llegar las citaciones judiciales, los avisos de impagos... y los inversores en sus proyectos empezaron a preguntar qué había pasado con su dinero, el impávido Tanner los trató a todos como si fueran distracciones del juego del tenis. Más o menos... bloqueo mental ante todo eso; ya se irán o desaparecerán.  

Pocos deportistas eran tan 'positivos' como Roscoe Tanner. "Roscoe no es que viera el vaso medio lleno, siempre lo veía... rebosando", apuntó cierta vez al firmante nada menos que Stan Smith, el mito de 'Adidas' y sus zapatillas que fue capaz de imponerse en US Open (1971) y Wimbledon (1972). En 1972, Smith fue considerado 'número uno mundial' por la ATP. Jamás dejó de prestar apoyo a Tanner: "Nunca dejaré de extenderle mi mano; siempre ha querido salir de todos los líos y problemas, siempre ha tenido esa misma confianza suprema que tenía en ganar", reflexiona Smith, llamado en los años 70 'El Gigante de Pasadena' por sus 191 centímetros de altura... en aquella época. Pero la gran tormenta de la vida iba a descargar sobre Roscoe Tanner, 'confiado entre los confiados'.

RETIRADA... Y CÁRCEL: LA SIMA.- En 1985, a los 34 años y tras acumular un total en ganancias de 1,7 millones de dólares, sólo en las pistas de tenis... Tanner anunció su retirada, con dos últimas finales perdidas ante John McEnroe (Sydney, 1981) y Johan Kriek: 1982, La Costa-WCT. Una lesión en el codo izquierdo -el del tremendo saque- que emergió en 1984... aceleró el aterrizaje del 'Bombardero'... que todavía en 1983 fue capaz de vencer a un McEnroe rumbo a la plenitud de sus poderes. Fue en 1/8 de la WCT en Richmond: 6-3, 5-7, 6-2. Allí, Tanner 'bronceó' a 'Big Mac'...

Según su agente, Donald Dell, el mismo con el que tuvo que debatir el retraso del comienzo en la final de Wimbledon de 1979 ante Borg... porque se trataba de la primera final de Wimbledon que la NBC daba en directo... con Tanner, nervioso por jugar, negándose al retraso... "hicimos más negocios con Roscoe que con jugadores que ganaron más, muchos más títulos. Tras la final de Wimbledon en 1979, todo el mundo le quería: marcas de jabones, 'shows', jurado de 'Miss America... no sólo era en tenis". Aquel Tanner en la cúspide cenaba con el Príncipe Rainiero de Mónaco en la Riviera... y era un invitado de Ronald Reagan en la Casa Blanca. 

Aún en 1988, Roscoe Tanner era el cuarto deportista profesional más 'sexy' en EE UU, incluso por delante del gran Wayne Gretzky, el 'number one' de hockey sobre hielo. "Pongámoslo así: Roscoe Tanner jugaba dobles con Arthur Ashe y el más recto y limpio de los dos... era Roscoe, sin las polémicas de Connors o McEnroe; ni una sola vez cuestionó mi autoridad; si me decía que iba a hacer algo, podías apostar a que lo hacía", apuntaba Dennis Ralston, su entrenador en profesionales (antes lo fue Dick Gould, en los años de Stanford); Dennis Ralston fue 'aquel' rival derrotado por Manuel Santana en la final de 1966 en Wimbledon. "Uno miraba al tipo y te inspiraba confianza; pensabas que era capaz de hacer lo que se propusiera; ni en mis sueños más extraños podía intuir lo que estaba viniendo. No sé si es que Roscoe nos tenía a todos engañados, supongo que sí", reflexionaría John McEnroe, otro alumno de los 'Cardinals' de Stanford.

Fuera como fuese y a partir de 1990, Tanner -al que, inclusive, había contratado la ESPN como comentarista- empezó su particular 'Descenso a los Infiernos' que se abrió con la entrega de una serie de cheques sin fondos a los participantes de un evento 'Senior' que el propio Roscoe organizaba en Santa Bárbara, California. "Yo siempre vi un lado dudoso, como titubeante, en todo lo que Roscoe hacía, pero en principio no parecía nada de lo que hubiera que preocuparse", afirmaba el exjugador (luego, locutor de la CBS) Dick Stockton, uno de los amigos afectados por los impagos de Santa Bárbara, más o menos acuerdo con la opinión de McEnroe.

Pero, a partir de 1997, Tanner fue encarcelado cuatro veces; una en Alemania -de donde fue extraditado- y otras tres más, en EE. UU., por cargos relacionados con cheques y compras sin fondos, además de no pagar la manutención de sus hijas. Tiene cinco hijas, en total, a partir de su matrimonio inicial con Charlotte (Tanner): Tamara Tanner, Anne Monique, Lacey, Lauren y... Omega Annie Romano, de cuya concepción y nacimiento, fuera del matrimonio con Charlotte, emergieron los primeros problemas graves para el 'Bombardero' de los bosques de Tennessee y de Stanford.

En Marzo de 1997, Tanner fue arrestado por primera vez en EE UU (Naples, Florida), cuando asistía a un evento de 'seniors', por 40.000 dólares de retraso en los pagos de la pensión alimenticia a Connie Romano, una mujer imponente, madre de Omega Annie, de la que Roscoe es padre confirmado por Test de ADN, aunque dijo que la concibió 'emborrachado a propósito'. 

Para que saliera de la emergencia de 1997, entre varios exjugadores -incluidos McEnroe, Stockton y Ray Moore- agruparon 100.000 dólares para 'prestar' a Tanner. Esto, aunque el abogado de Borg le demandó judicialmente por 'impago' de la cantidad que el sueco había pensado que era 'un préstamo oficial'. Ni así. Roscoe Tanner fue arrestado nuevamente en Atlanta en 2001, y Florida, en junio de 2003 con cargos de 'fugitivo de la Justicia', relacionados con más cheque sin fondos e impagos adicionales de manutención infantil. Su padre, el estoico, frugal abogado Leonard Tanner II, había arrojado la toalla tras el abono de una primera fianza y la eventual muerte de Anne, esposa del abogado de Tennessee y madre de 'Rocket Roscoe'.

En 2003, Roscoe Tanner se declaró culpable de los cargos y recibió una sentencia inicial de libertad condicional, 'probation', pero violó las cláusulas de 'la condicional' y -tras arresto en Alemania, por cargos relacionados con la compra sin fondos de un yate de 40.000 dólares, cuyo propietario, Gene Gammon, le localizó en un Evento 'Senior' en Alemania; que le extraditó a EE UU-, ahí, Roscoe ya pasó más de un año en prisión en Florida (Pinellas County), para luego ser encarcelado por desacato a un tribunal en California; en las prisiones entre Alemania, Florida y California, el finalista de Wimbledon-1979 tuvo que aprender a 'saber ir al servicio y hacer todo lo que hubiera hacer delante de otros internos, así como a pedir y comer hamburguesas en mitad de las carreteras... pero con las esposas puestas y a la vista de los policías'... estamos hablando de alguien a quien nunca se pudo vincular con drogadicción, ludopatías, cartas u otros tipos de adicciones. "Podría ser un caso de 'Tres Caras' de Eva: ¿El Roscoe Tanner que yo conocí no se iba a hacer cargo de sus hijos? Eso no entra en mi mente", sostuvo Ralston ante Wertheim. La primera esposa, Charlotte Tanner, cree que la muerte de la madre, Anne, desencadenó en Roscoe a partir de 1990 alguna profunda 'mala reacción psicológica'.

En 2008, ya 'firmado legalmente' con una tercera mujer, Margaret, Tanner fue nuevamente arrestado por escribir un cheque sin fondos en Knoxville, Tennessee. Aunque el caso se resolvió fuera de tribunales, Tanner fue desalojado de su casa, y de nuevo arrestado en enero de 2012 y marzo de 2013 por extender más cheques sin fondos, En 2014 cumplió 10 días de prisión por conducir con licencia suspendida. En 2015, Tanner fue arrestado por no comparecer en tribunales por una orden anterior. Lo habitual.

Pero desde 2015, 'Rocket Rosceo' Tanner ha ido saliendo de una cosa y otra con el apoyo firme de la propia Margaret y de grandes compañeros del alma como Smith -incluso John McEnroe o, en su momento, Ralston, que falleció en 2020- y acudiendo al Plan de Pensiones y Jubilaciones de la ATP que le ha permitido ir reformulando y consolidando otro plan: el de pago de las numerosas deudas, que llegaron a ascender a 400.000 dólares. 

Aunque en relaciones irregulares con sus hijas y mujeres, Roscoe se ha ido regenerando, en apariencia. Ha dado clases de tenis en California del Sur, Laguna Niquel, Kiawah Island, South Carolina, y ahora, finalmente y en compañía de otros profesionales -como Sandy Mayer, su viejo compañero en Stanford-, ha conseguido recuperar cierto crédito y consolidar un proyecto-franquicia, 'Roscoe Tanner Tennis', en Orlando, con una parte importante dedicada a la escolarización y adaptación -por vía del tenis- de chicos desfavorecidos. Uno de los 'discípulos' tenísticos de Roscoe ha sido James Dolan, el polémico propietario de los New York Knicks de la NBA. Parecería que los nubarrones van desapareciendo...

"No culpo al tenis de nada; ni tampoco a mi padre, aunque este pudo hacer mejor ciertas cosas. Todo esto me lo he hecho yo a mí mismo, no caben excusas. Como deportista profesional de éxito adquieres una serie de hábitos que, para ser rotos... precisan de un martillo neumático. Tomé muy malas decisiones y he pagado el precio. Toda la situación con mis hijas va mejorando. Me arrepiento de muchas cosas... que al mismo tiempo también he aprendido mucho", dijo Tanner en 'Sports Illustrated'. Sigue manteniendo esa costumbre de leer la Biblia... que adquirió a través de tantas prisiones. Asegura que prepara una autobiografía...

"Bueno, aquí me tienes, exactamente donde me querías tener", concluía en 2019 un Roscoe Tanner cambiadísimo y casi septuagenario con Wertheim, quien nos describía esto: "Roscoe Tanner elige una bola, la guarda en su bolsillo... se va a la línea de fondo para ejecutar un último servicio con la mano izquierda y jugar el siguiente punto, a la vista de todos nosotros. Así lo hace. Y el marcador del saque nos arroja, todavía... 120 millas por hora (193,1 km/h). Todavía, 'Rocket Roscoe...".

Compartir:
Podcast Polideportivo
 
Podcast




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.