El 'Dream Team' reinó hace 30 años en Barcelona sin tomar prisioneros y de la mano del rey: 'Air' Jordan

El Escaparate

Alejandro Delmás
Alejandro Delmás
30/07/2022

El 18 de febrero de 1991, la portada de 'Sports Illustrated' estallaba así bajo un rótulo rojo donde se leía 'Dream Team': 'Watch Out, World! This could be America's 1992 Starting Five' ('Háztelo Mirar Bien, Mundo! Este podría ser el 'cinco inicial' de América en 1992') Cinco hombres se alineaban en esa portada, sus nombres rotulados bajo los cinco aros olímpicos: Charles Barkley, Patrick Ewing, Karl Malone, Earvin 'Magic' Johnson y Michael Jeffrey Jordan. Muy probablemente, las cinco estrellas más rutilantes en la NBA de aquellos primeros años 90, donde Larry Bird ya aceleraba camino al ocaso. De todos modos, el propio Bird sería incluído en la lista final del equipo olímpico estadounidense, con el que disputaría 144 minutos en los ocho partidos de los Juegos de Barcelona, para anotar 67 puntos (8,3 de media)... en la que sería su última presencia oficial en una pista como jugador de baloncesto. Aunque aún había promediado 20,2 puntos por partido en sus 45 apariciones con los Boston Celtics en 1991-92 y acababa de cumplir 35 años, la zona lumbar de las vértebras de la espalda estaba, literalmente, acuchillando a Bird, quien no volvería a enfundarse un uniforme de jugador NBA, en Boston ni en ninguna parte, después de sus 144 minutos en Barcelona.

Tras los seis ya citados, los de la portada de 'Sports Illustrated' más Larry, el 'Dream Team' estadounidense de Barcelona-92, el 'Equipo de Ensueño', se completaba con otras cinco estrellas, Scottie Pippen, David Robinson, John Stockton, Clyde Drexler, Chris Mullin y en fin, y como concesión al estamento universitario, la NCAA... Christian Laettner, recién emergido de los 'Blue Devils' de Duke University y del 'Coach' Mike Krzyzewski como 'mejor jugador de la NCAA 1992-93'. Al fin de los Juegos, Laettner habría disputado 61 minutos en ocho partidos, con 38 puntos anotados, 4,8 de media. Este 'buen chico', Laettner, fue preferido a un tal... Shaquille O'Neal, que ya fichaba en Orlando tras salir de Louisiana State... pero cuya gigantesca presencia podía hacer despertar buenos ruidos de sables en el 'Dream team'.  

Tras haber sido diagnosticado con los anticuerpos del virus del SIDA ('Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, AIDS'), en octubre de 1991, Earvin Johnson siempre razonó que 'aquella convocatoria para los Juegos Olímpicos de Barcelona me rescató para la vida, si es que no me la salvó totalmente'

Bajo los auspicios de Jerry Colangelo, supremo 'boss' de 'USA Basketball', la Federación Estadounidense de Baloncesto, designó como seleccionador a Chuck Daly, entrenador de los Detroit Pistons 'Bad Boys', campeones de la NBA en 1989 y 90... pero que acababa de emigrar a New Jersey Nets. Toda la personalidad, influencia y buen trato de Daly no pudieron conseguir que Michael Jordan retirara su veto particular a Isiah Thomas, 'Pocket Magic', 'Magic de bolsillo'... y alma de aquellos Pistons campeones con Daly, Thomas, Dumars, Rodman, Bill Laimbeer...

La génesis y motivos de por qué EE UU había reunido semejante constelación de estrellas, las que más iluminaron los Juegos de Barcelona, se remontaba a las dos graves derrotas sufridas por equipos de universitarios en dos de los anteriores cinco Juegos Olímpicos (1972, 88), siendo ambas de lo más doloroso... y las dos ante la entonces agonizante Unión Soviética. Tras una serie de maniobras 'de trastienda', en las que Juan Antonio Samaranch (Presidente del CIO, Comité Internacional Olímpico) y David J. Stern, Comisionado de la NBA, llevaron las riendas durante el otoño de 1988 -resultaron ser claves las conversaciones durante el madrileño 'Open McDonald's' de 1988-. con el Real Madrid de Drazen Petrovic frente a los Boston Celtics de Bird...-, el 7 de abril de 1989, se produjo la oficialización de la participación de los profesionales de la NBA en los Juegos Olímpicos, tras decisión de la Asamblea de la FIBA: en Múnich, ese 7 de abril de 1989, con 56-13 en tanteo de votos a favor y la abstención de Grecia. Fue como cierre de la IV 'Final Four' de la Copa de Europa de la FIBA (tras 1966, 67 y 1988), una 'Final Four' en la que explotó y dominó con 'su' Jugoplastika de Split el destello de un cometa llamado Toni Kukoc.

¿Necesitaba la NBA a los Juegos Olímpicos? Pues... lo que Estados Unidos no necesitaba ni quería era más 'olímpicas' derrotas en 'The Olympics', el gran evento deportivo 'exterior' que SÍ capta la imaginación de la gran audiencia estadounidense. Con la crecida de ingresos e impactos de mercadotecnia a la cabeza, Samaranch, Stern y Willi Daume, importante 'lugarteniente' de Samaranch y presidente del Comité Olímpico de Alemania sí coincidían en los argumentos a favor. Coordinados, se los pusieron por delante a Borislav Stankovic, el yugoslavo Secretario General de la Federación Internacional de Baloncesto, FIBA, quien terminó cediendo... bajo la seducción de la fascinación y ventas que los profesionales de la NBA también podrían llevar a los Mundiales FIBA, inclusive. "A la NBA le interesaba mantener la relación con la FIBA... y a la FIBA, con la NBA", sostiene aún hoy en estos mismos días el potente inversor inmobiliario de Arizona que es Jerry Colangelo, también una personalidad semidivina para los Phoenix Suns de la NBA.

En su 95ª sesión, en San Juan de Puerto Rico, en agosto de ese mismo 1989, el Comité Internacional Olímpico, CIO refrendó la votación de la Asamblea de la FIBA... y lo siguiente verdaderamente importante para 'USA Basketball' (que envió un equipo 'de trámite' al Mundial argentino de 1990) fue la puesta en marcha del 'Original Dream Team' de cara a los Juegos de Barcelona, ya bajo el acuerdo y supervisión de la NBA. 'La cosa', la 'máquina', el llamado 'Dream Team', el 'Equipo de Ensueño', tenía que irse poniendo en marcha casi sin pausa, sin el menor asomo de lentitud; y esto fue durante la segunda parte de 1991, para quedar todo rematado (con Laettner más el 'blazer' Clyde Drexler como última estrella NBA en ser reclutada) en el mismo mes de enero de 1992. Había una explicacion sólida para los apremios. 

'LAS AMÉRICAS'.- A la vista del fracaso ante los todavía soviéticos (de Gomelski, Sabonis, Saras Marciulionis, Volkov, etc.) en la semifinal de los Juegos de Seúl en 1988, con 76-82 para la URSS, y pese a la ulterior medalla de bronce, Estados Unidos tenía que sellar su pasaporte olímpico para Barcelona en el llamado 'Torneo FIBA de las Américas', el Preolímpico americano, que se iba a disputar en Portland, Oregon, entre el 27 de junio y el 5 de julio de 1992. El 'Dream Team' no bajaría en todo ese torneo clasificatorio de una anotación de 105 puntos (a Canadá, 105-61), con máximo de 136 puntos a Cuba (136-57), más 128-87 a Argentina, 127-80 a Venezuela en la final, etc. El 136-57 a Cuba fue en el debut del equipo, el 28 de junio, algo que hizo decir a Miguel Calderón, seleccionador de Cuba: "No puedes tapar el sol si sólo tienes un dedo". Presente en Portland, el distinguido locutor Marv Albert lo resumió así: "Era como hombres jugando contra chiquillos de instituto".

Esto, aunque pocos saben que cuando el 'Dream Team' se reunió en la tercera semana de junio en La Jolla, California... sufrió su primera y única derrota, el 24 de junio de 1992 ante un equipo de universitarios emergentes, como Grant Hill. El marcador señaló 54-62 para los universitarios, aunque hubo su parte de 'maniobras psicológicas' por parte de Daly y de su también legendario ayudante, Mike Krzyzewski, el histórico 'Coach K' en Duke. A la vista del inicial 'ataque de soberbia' de las megaestrellas de la NBA, Daly limitó intencionadamente el minutaje de Jordan en este partido 'de arranque' y realizó malas sustituciones 'a propósito', según confirmaría 'a posteriori' el propio Krzyzewski con estas palabras: "Chuck Daly tiró ese partido para hacer ver a los jugadores de la NBA que ellos también podían perder". Hubo revancha al día siguiente, también en el complejo de La Jolla... y los universitarios fueron arrasados por 35 puntos, después de lo cual, algunos de los de la NCAA se fueron... a la habitación de Jordan, a pedirle material de recuerdo.

Viendo lo que se veía venir, ciertos miserables habituales llegaron a lanzar que 'los jugadores de la NBA no van a pasar controles antidopaje en los Juegos Olímpicos'. "Con Magic Johnson, Larry Bird, Michael Jordan, Charles Barkley, John Stockton, Patrick Ewing, Scottie Pippen, Clyde Drexler, David Robinson y todos los demás, todos juntos en mi equipo, a mí ya me basta con llevar el traje bien planchado y que no se me derrame encima el agua del cubo del 'trainer"; tal fue la sentencia genial de Chuck Daly, 'head coach' y técnico campeón de la NBA con los Detroit Pistons en 1989 y 1990... y, naturalmente, campeón olímpico con ese mismo 'Dream Team'. Esa excepcional persona que fue Chuck Daly desapareció de entre nosotros en 2009, mientras que en este mundo se han quedado tantos...

INTERIORES DE LA MÁQUINA.- Todos esos jugadores seleccionados acertaban en su carrera NBA más del 50% de sus tiros, excepto Bird (49,7%) y Pippen: 49,2%. En una media de 30,1 puntos por partido, Jordan había sido el máximo anotador de la NBA 91-92... dentro de unos Chicago Bulls campeones por segundo año en fila. Chuck Daly contaba en su equipo (o 'regimiento acorazado', o 'grupo salvaje') con los cinco primeros anotadores de esa edición 1991-92 de la NBA (Jordan, Karl Malone, Mullin, Ewing, Drexler)... más otros dos entre los diez primeros: Barkley y Pippen. Además, el líder del año en asistencias: John Stockton, 'Stock', el base y cerebro de Utah Jazz.

Una pequeña fractura en el pie que Stockton había sufrido, ya en la primavera de 1992, limitaría su tiempo de juego en Barcelona a cuatro partidos y 29 minutos totales... pero ni esa fracturita de 'Stock' 'rescató' al 'maldito' Isiah Thomas. Pesaba absolutamente la herida que aún venteaba Michael Jordan, a cuenta del boicot del equipo del Este -liderado por Thomas- durante el 'All-Star Game' de 1985, en Indianapolis, cuando un Jordan 'rookie' sufrió la marginación y boicot de las 'Estrellas' de la Conferencia Este, que le acusaban -según criterio del propio Isiah- de 'provocar', al aparecer para el 'Slam Dunk Contest' cargado de joyas de oro y con chándal especial de Nike sola y exclusivamente para él. 

No era precisamente la (requerida) ropa oficial de los Chicago Bulls, el 'basketball club' de Jordan; era una cosa para exhibirse y deslumbrar: 'showboating'. Cuenta la leyenda que Jordan y Thomas no se hablaban ni aunque viajaran los dos solos en un ascensor. Ya en 2003, cuando Larry Bird se hizo cargo de la Jefatura de Operaciones de los Indiana Pacers, la primera medida que Bird tomó fue destituir a un entrenador llamado… Isiah Thomas. "No había comunicación y tenía el sentimiento interno de que no iba a funcionar, así que no tuve que pensar demasiado", explicó Bird.

Después de 'Las Américas', tras un pequeño descanso y a partir del 17 de julio, el ya llamado 'Equipo de Ensueño' montó en Mónaco, durante una semana completa, el cuartel general  para los Juegos Olímpicos de Barcelona. Se entrenaban dos horas al día, entrenamientos que a veces eran partidos de exhibición en la 'Salle Omnisports' del Estadio Luis II frente a equipos nacionales (Francia...) y el resto del tiempo se pereceaba entre playas y casinos. No había 'toque de queda'. Daly lo zanjó así de genialmente: "No puedo poner aquí un 'toque de queda' porque yo me tendría que adherir a él y 'Jimmy'z' (uno de los 'night clubs' y salas de juego más notorios en Montecarlo) no abre hasta la medianoche". Es fama que Magic Johnson tuvo que ser advertido, justo antes de que el equipo viajara a Barcelona (el 24 de julio) de que '¿es usted el que va a hacerse cargo de los 50.000 dólares de deuda que 'Monsieur Jordan' ha dejado en el Casino'?... Por ahí iban las razones que llevaron a Jordan (y al propio Colangelo) a evitar que Michael fuera la 'cabeza visible' del equipo... algo que recayó en el propio Earvin Johnson.

'EL GRAN PARTIDO'.- Uno de esos partidos de entrenamiento en la 'Salle Omnisports' de Montecarlo, bajo el Estadio Luis II, es considerado según los pocos presentes, como el PR (Director Comunicación) Josh Rosenfeld, ex 'DirCom' en los Lakers del 'showtime' o como el periodista Jack McCallum ('Sports Illustrated') como 'el mejor partido de todos los tiempos... a puerta cerrada'. "Ahora vamos con todo lo que tengamos. 'Todo' es TODO', ordenó Daly. Lo que faltaba. En un bando (el 'azul', 'Blues') iban Johnson, Robinson, Mullin, Bird y Drexler contra los 'blancos', los 'whites'. Nada menos que Michael Jordan, Malone, Ewing, Pippen y Barkley. 

La historia -y el mismo Johnson lo confirma- es que 'Magic' Johnson fue provocando a Jordan con cosas como 'hoy no vas a jugar conmigo, no me vas a putear... hoy vas a tener que necesitar hasta el último de tus tiros'... todo, cuando los 'blues' llegaban a ir ganando incluso por 12-2, hasta que, según Scottie Pippen, "en la cara de Michael ya se pudo ver 'esa' mirada ('look'). Y, cuando le sale 'esa' mirada, lo único que puedes hacer es... darle el balón". Jordan hizo del partido del Omnisports monegasco un duelo personal contra Earvin Johnson y toda una generación NBA. 

"He sido testigo presencial de las tres mejores canastas que se han visto nunca en la NBA,. Aquella de Julius Erving caminando por el aire, en Filadelfia, en una bandeja de reverso en el aire, en la final de 1980 contra 'nosotros', los Lakers; otra más de Jordan en la final de 1991, en Chicago y también contra nosotros, cambiándose de mano en el aire, y una más, este día de Montecarlo, con Michael que entra en velocidad por la derecha, va y se suspende en el aire ante David Robinson, para esperar, con la lengua fuera, a que David bajara al suelo; todo esto, durante un giro de 360 grados en el aire... y entonces, anotar la canasta". Los 'blancos' de Jordan ganaron por 40-36 (en '20 minutos corridos', como un tiempo en baloncesto FIBA), mientras Michael 'Air' Jordan venteaba a sus heridos rivales: "Vosotros sois los 80 y nosotros somos los 90, aquí nos tenéis". "Hay un nuevo sheriff' en la ciudad" dijo un sonriente Bird a Magic, ya en el vestuario. "Y lo peor es que... tenía razón", apostilló Johnson.

BARCELONA: APLASTAMIENTO.- El equipo -con su familia, quien así lo quisiera- viajó a Barcelona el 24 de julio de 1992, 29º cumpleaños de Karl Malone. Por razones de Seguridad y de atención multitudinaria, el 'Dream Team' había renunciado a todo alojamiento en Villa Olímpica (Poblenou); 'USA Basketball' pasó a 'cerrar' 80 de las 98 habitaciones del recién inaugurado Hotel Ambassador, que se cerró para cualquier persona del exterior; esto, aunque incluso acudían jugadores de otros equipos, con sus credenciales, para pillar alguna fotografía con las estrellas de la NBA. "Era como poner juntos a Elvis Presley y los Beatles", recordaría Daly. Barkley denunció haber recibido 'amenazas de muerte', aunque paseaba a su antojo por Barcelona. "Esta es 'mi' seguridad, decía 'Chuck' (1,98 de altura, 125 kilogramos de peso), a la vez que mostraba sus puños al aire. En las noches del Ambassador había 'timbas' de cartas, con Michael Jordan matándose por ganar la última mano. El mismo Jordan que por la mañana se dedicaba... a rondas y rondas de golf.

En entrevista de 2012 para el Diario 'AS', el hoy comentarista televisivo de éxito Charles Barkley, aquel señalado matón del 'Dream Team', con el alias de 'The Round Mound of Rebound' ('Montón Redondo de Rebotes'), relató al aquí firmante: "Ningún equipo habría podido ganar a aquel 'Equipo de Ensueño': el nuestro, el mío. No habrá ningún equipo como el nuestro, nunca habrá otro equipo como el 'Real Dream Team'. No sólo era el equipo, que era más grande que ninguno en todos los sentidos, sino cómo nos llevábamos ('get along, to get along well'): la dinámica y la química del equipo. En ese sentido de la dinámica del equipo ('dynamics'), la Selección española de los hermanos Pau y Marc Gasol, etc, lo hizo siempre muy bien. Eso siempre es algo clave". 

Ya se sabe que, visto lo visto, del torneo en sí no había mucho que esperar en el flamante Pabellón Olímpico de Badalona. El 26 de julio de 1992, el 'Dream Team' debutó en Badalona y destrozó a Angola con 116-48, tras un parcial 'atómico' de... 31-0 a partir de un sorpresivo 7-7 inicial... que hizo explotar a Daly en grandiosa e insólita bronca... a los cuatro minutos de partido. Saltaron de 7-7 a 38-7. Antes del partido con los africanos, Barkley fue más bocazas que nunca al hablar de Angola: "No sé nada sobre Angola, lo único que sé es que Angola tiene un problema". 

Durante el juego, a Barkley se le señaló 'falta intencionada' tras brutal e intencionado codazo al pecho del angoleño Herlander Coimbra. 'Chuck' ni pidió disculpas. El tiro libre que Coimbra anotó de resultas fue el único punto de Angola durante un parcial a favor de Estados Unidos de... 46-1. Descanso... 64-16. "Esa gente está a otro nivel, están en una galaxia muy, muy lejana", sería el resumen del propio Coimbra.

Consignemos los números del aplastamiento 'de Ensueño': 116-48 a Angola. 103-70 (partido del Grupo A) a la Croacia de Drazen Petrovic. 127-83 al Brasil de Oscar Schmidt. 111-68 a la Alemania de Detlef Schrempf. 122-81 a la España agonizante de Díaz-Miguel ('el único partido de mi vida que antes de jugarlo he estado totalmente seguro de perder', decía hace poco Jordi Villacampa; después de que Jordan saludara afectuosamente a un Juan Antonio San Epifanio 'Epi', con quien ya se había cruzado en la final olímpica de 1984, en Los Ángeles). 115-77 a Puerto Rico, ya en cuartos; 127-76 en semifinales a la Lituania de Sabonis y, en fin, el 117-85 de la gran final del 10 de agosto de 1992 a la misma Croacia de Petrovic. 

En esta final de los Juegos Olímpicos de Barcelona, Drazen anotó 24 puntos; Dino Radja, 23. Y Michael Jordan... 22 tantos... en 23 minutos, no sin haberse tenido unos 'piques' con un Petrovic que ya llevaba un par de temporadas en la NBA. En la final, siete estadounidenses anotaron en 'dobles dígitos': Jordan, Barkley (17), Ewing (15), Pippen (12), Johnson (11), el zurdo Chris Mullin (11) y Drexler (10). Por promedio, los tres máximos anotadores del 'Dream Team' en los Juegos de Barcelona fueron Barkley (18), Jordan (14,9) y Malone, 13, aunque éste a una sola décima por delante de los 12,9 de Mullin. Jordan salió en el 'cinco inicial' en todos y cada uno de los ocho partidos, el único que así lo hizo.

El 'Dream Team' anotó más de 100 puntos en cada uno de sus partidos en los Juegos de Barcelona. Su media a favor de 117,3 puntos por partido es la mejor de todos los tiempos, más de 15 puntos superior al soberbio equipo USA de los Juegos de 1960, en Roma: Jerry West, Oscar Robertson, Walt Bellamy... sus 43,8 puntos de margen victorioso por día (dejando a los rivales en media de 73,5 puntos anotados) es el segundo mejor de todos los tiempos, después del de '+53,5' del equipo de Estados Unidos en 1956, en Melbourne, con Bill Russell al frente de las operaciones. 

Más tarde, Earvin 'Magic' Johnson (que, con pequeña lesión de rodilla, fue titular en cinco de los ocho partidos) recordaría con nostalgia: "El 'Dream Team' de 1992 es el mejor momento de mi vida en baloncesto, cero dudas... miraba a mi derecha y ahí estaba Michael Jordan, a la izquierda iba Charles Barkley o Larry Bird... no sabía a quién pasar el balón". Para Barkley, "nada puede haber mejor en tu vida que representar a tu país en un evento como este". "La ceremonia de las medallas, cuando escuchamos 'The Star Spangled Banner', fue la experiencia definitiva en mi vida como jugador de baloncesto", asumió Larry Bird, que se retiraba. El ultracompetidor Jordan confesó que para él, 'el mayor beneficio de los Juegos fue aprender a fondo las debilidades de compañeros de equipo, todos potenciales rivales'. Todos esos jugadores estadounidenses de aquellos Juegos, excepto Laettner, están en el Salón de la Fama, el 'Hall of Fame' del baloncesto internacional. Daly se felicitaba por algo que nada tenía que ver con las cosas de Jordan: "Nuestros rivales se irán a casa y por el resto de sus vidas dirán a sus hijos: 'Yo jugué contra Michael Jordan, Magic Johnson y Larry Bird. Y más que todos ellos hubieran jugado contra jugadores así... mejores jugadores habrían sido, siempre con más confianza". De Barcelona, el legado de los Juegos, su herencia y su presente... mejor será no hablar.

Tras unos Juegos desastrosos para la España del baloncesto (el terrible 63-83 del inicial 'angolazo', pese al 78-75 final a los mismos angoleños, por el... noveno puesto le costó el cargo a Antonio Díaz-Miguel), la ceremonia de entrega de medallas -que mostramos en la imagen que abre texto- exhibió al mundo descarnada, descaradamente y a toda luz pública uno de los flancos 'reales' del 'Dream Team', el flanco 'del mercado', la mercadotecnia. 'Nike' exigió a 'sus' jugadores, empezando por 'ese tal' Jordan (también estaban David Robinson, Barkley, Pippen...) que no subieran al podio con el chandal oficial de 'USA Basketball'. Este chándal 'vetado' era de la marca... 'Reebok', por entonces uno de los principales competidores del gigante 'Swoosh' de Phil Knight... y del propio Jordan. 

La cosa estuvo a punto de degenerar en conflicto de alta seriedad, hasta que se llegó al acuerdo de que la bandera de 'las barras y las estrellas', 'Star-Spangled Banner'... caería sobre los hombros de todos los 'Nikesmen' (singularmente, Jordan), como un gigantesco pañuelo o 'pashmina', a fin de tapar 'casualmente' el anagrama y rótulo de Reebok. Lo que Pippen, Pip', hizo, por ejemplo, fue abrirse y extender las solapas de la chaquetilla del chándal, siempre con idéntico objetivo. Pero es que ese 'Air' Jordan no toma prisioneros, no. 

 

Compartir:
Podcast Polideportivo
 
Podcast




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.