El nuevo Usain Bolt no es Tebogo, es Giannis 'Freak' Antetokounmpo

Alejandro Delmás
Alejandro Delmás
13/08/2022

Con todos sus récords aún intocados -¿e intocables?-, este próximo viernes 19 se cumplirán seis años de la última de las ocho medallas olímpicas, todas medallas de oro, de Usain St. Leo Bolt: nacido en Sherwood Content, Parroquia/'Parish' de Trelawny, Jamaica, el 21.8.1986. Altura, 1,96 metros. Es decir: Bolt, 'Relámpago', a juego con la palabra 'Thunderbolt',  está a una semana de su 36º cumpleaños... y mantiene en su historial una asombrosa trilogía de récords mundiales en súpervelocidad, con los que su leyenda no hace sino crecer y crecer, por más que no haya cedido una pulgada en su palabra de 'retirada completa de la alta competición'.

Ese definitivo oro olímpico de Usain fue el del 4x100 de los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro, con el equipo de Jamaica, cerrando -como solía- el trabajo previo de sus compañeros: en Río, Asafa Powell, Yohan Blake y Nickel Ashmeade. Por resumir, Usain Bolt sigue siendo plusmarquista mundial de 100 metros lisos (9.58, Mundial de Berlín, 2009), 200 lisos (19.19, también en el Mundial berlinés de 2009)... y relevos 4x100 lisos: 36.84 en los Juegos Olímpicos de 2012, en Londres, junto a sus 'coequipiers' jamaicanos Nesta Carter, Michael Frater y Yohan Blake. En estos momentos, su récord mundial de 100 metros, los 9.58 de Berlín-2009, es el segundo más duradero (caen 13 años) en la historia de la prueba desde que existe el cronometraje eléctrico, año 1968. Este martes 16 de agosto van a caer 13 años desde esa estampida sideral del 'Relámpago' sobre la recta de la pista azul del Olympiastadion berlinés, el mismo de los Juegos Olímpicos de 1936, Jesse Owens y Adolf Hitler.

Al registro universal de Bolt en 100 metros aún le quedan más de 20 meses para amenazar la longevidad de los 9.95 que el estadounidense Jim Hines mantuvo en lo más alto desde la final de los Juegos de México (14.10.1968) hasta julio de 1983, cuando Calvin Smith marcó 9.93. En tiempo manual, los 10.2 de Jesse Owens en los 'Trials USA' de Chicago, el 20.6.1936, se mantuvieron -compartidos con otra media docena de atletas- por más de 20 años, hasta los 10.1 de Willie Williams, el 3.8.1956. Williams 'batió' el récord de Owens, precisamente en... Berlín ('Mundial Militar'), no podía ser en otro sitio.

BALANCE INIGUALABLE.- Al mismo tiempo, y después de los Mundiales de Atletismo de Londres (2017, despedida material de Bolt de las pistas), Doha (2019) y Eugene (2022), Usain es, de lejos, el atleta masculino con más medallas en la historia de estos Mundiales de Atletismo: 14 (relevos incluidos), entre 2007 y 2017. En mujeres, Allyson Felix, la californiana de 'Chicken Legs', 'Patitas de Pollo', firma 19, la última bien recientemente en Eugene, Oregon. Para situarse en lo abismal de este palmarés, baste apuntar a los mundialistas masculinos que llegan tras Bolt en la lista de medallas en Mundiales... y su número de conquistas: LaShawn Merritt (11) Carl Lewis (10), Michael Johnson (8), Mohammed Farah (6), Sergei Bubka (6)... aunque en Juegos Olímpicos, mitos atléticos como Paavo Nurmi y Carl Lewis sí aventajan a Bolt; al menos, en podios.

LLEGA TEBOGO; A COMPARAR: ZAPATILLAS.- La irrupción de Letsile Tebogo, joven velocista de Botsuana de 19 años (7.6.2003) y altura indeterminada entre 1,70 y 1,75 de altura (lo dejaremos en 'uno setentaipocos'), con su récord mundial 'junior' de 9.91 en 100 metros para ganar el oro en los recientes Mundiales Sub-20 de Cali (Colombia) ha vuelto a desatar las especulaciones; esencialmente, por los modos del espectacular Tebogo al rematar las carreras, tan parecidos a los de... Usain Bolt, sobre todo en el 'showboating' o exhibicionismo con su algo de insolencia que arroja un punto de humillación para los rivales... y que el propio Bolt fue reduciendo hasta casi el mínimo tras su más espectacular explosión, en los Juegos Olímpicos de 2008, en el 'Nido de Pájaro' de Pekín.

'Crecí viendo a Usain Bolt, yo no me habría dedicado al atletismo sin ver a Usain... y es normal que me parezca a él en muchas cosas. Yo no sería atleta sin Usain Bolt", asume el propio Tebogo, del que el mayor parecido que se le puede conseguir con el llamado 'Relámpago' de Trelawny es que... uno y otro intentaron jugar al fútbol en competición, antes que dedicarse de firme al atletismo.  Uno entiende que la comparación Tebogo-Bolt es tan imposible como injusta, aunque claro: es como si los medios y el mercado la necesitaran, un poco como otra injusta comparación en tenis: Carlitos Alcaraz-Rafael Nadal Parera...

Para empezar, las palancas de Tebogo y su 'metro setentaipocos' poco o nada tienen que ver con las de 'Lightning Bolt': 196 centímetros de altura, desde la planta del pie hasta la coronilla, que le le permitían, todo con todo (y con peso en una forma cada vez más difícil, entre 89-90 kilogramos) aplicar fuerzas dinámicas en vatios de potencia cercanas a los ¡¡400 kilos!! (en torno a 375-380) por cada 'pisada en zancada' a plena potencia, a máxima velocidad lanzada, a algo más de 44 km/h (¿44,4, 44.5...?). La altura de Bolt, con un pie como un mortero de combate, de talla '52', hace que con cada paso avance hasta 15 centímetros más que un rival 'normal',  con palancas entre 1,80 y 1,85. Y Tebogo...

...Pues Tebogo (que perdió la final de 200 en Cali por sólo seis milésimas ante el israelí Blessing Afrifah... 19.960-19.954, '19.96' ambos) sí maneja, pese a todo, ciertas ventajas adicionales ante la gigantesca sombra del 'Relámpago' jamaicano. Para empezar, Bolt nunca compitió con esas zapatillas 'actuales' que se han impuesto a partir de Doha-2019 (lanzadas por las firmas comerciales y por los 'sospechosos', ultracomerciales éxitos de Eliud Kipchoge en maratón) que insertan clavos de titanio en una placa 'alta' de fibra de carbono de longitud completa, que se combina con espuma de amortiguación. Con estas zapatillas (o 'neumáticos') al límite del Reglamento, y no con sus 'Puma' habituales de principios de siglo, poca duda queda de que Usain Bolt habría bajado de 9.50 en 100 metros... o de 19.19 en 200, otra asombrosa plusmarca del Mundial berlinés.

En lo puramente físico, el conjunto de la maquinaria de alguien como Tebogo, por mucha 'fibra rápida' que tenga en su cuerpo... no es comparable en su conjunto a la clase de 'extraterrestre' que Bolt llegó a ser... pero tiene sus cositas. En las salidas, Tebogo siempre podrá ponerse en acción de modo mucho más explosivo que un Bolt, con todo su aparatoso chasis. Por pura física y conexiones nerviosas, 'neuralidad', la 'frecuencia' y dinamismo de zancada de Tebogo siempre será algo más rápida que la de Usain, pero el caso es que si alguien como éste último le saca entre 15-20 cms. por zancada a uno como Tebogo, a lo largo de 100 o 200 metros, pues no mucho queda por hacer.

En lo numérico o estadístico, con Tebogo en sus 19 años sólo cabe consignar que Bolt no tuvo un tiempo oficial IAAF en 100 metros... hasta muy cerca de cumplir 21 años, en julio de 2007: 10.03, exactamente. Pero al año siguiente, 2008, Usain se entretuvo en 'transportar' el récord del hectómetro desde unos iniciales 9.76 en los 'Trials' de Jamaica (aún sin récord ante los 9.74 de Powell)... hasta los 9.69 de Pekín, pasando por los 9.72 de mayo-2008, en Nueva York. "Usain quería correr mucho en 100 metros, y hemos puesto los medios para que lo haga", avisaba entonces Glen Mills, entrenador de Bolt. Mills vetaba rígidamente a Bolt toda actividad al margen del atletismo: "Quiero extremo dinamismo sobre la pista dura, ya que la usamos tan poco", gruñía Mills a Bolt en la pista secundaria del National Stadium de Kingston para meter o dinamizar el trabajo de pesas: que Usain empezó a todo trapo en 2006... con altas dosis de entrenamientos... en hierba y con series de cargas en arrastres.

En 200 metros (la prueba 'doncella' de Usain, la más querida, por su ajuste y lanzamiento 'masivo' en la curva, 'all out'), poco hay que decir. Ante los flamantes 19.96 de Tebogo en el 'Estadio Pascual Guerrero' de este Mundial 'Sub 20' e Cali (con -1,0 de viento en contra), marca personal actual del de Bostwana en doble hectómetro, Bolt ya oponía los 19.93 de 2004 (con 17 años)... o unos 'relampagueantes' 19.88 en julio de 2006, en Lausana, aún con 19 añitos. Con los 19.75 de  junio de 2007 en el National Stadium de Kingston, Bolt, con 20 años cumplidos, rompía por once centésimas el ancestral récord de Jamaica de Don Quarrie: 19.86, en 1971. Por añadidura, Tebogo, con sus 19.96 no va más allá de la decimosexta posición en la tabla mundial de 200 metros en 2022... que lidera el bólido estadounidense Noah Lyles con sus sensacionales 19.31 (este, sí; cerca del mejor Bolt), en el Mundial 'oregoniano'. A la estela de Lyles van dos centellas a galope tendido: el estadounidense Erriyon Knighton (19.49, 18 años) y el no tan conocido cubano Reyner Mena: 19.63 hace poco más de un mes, en Lausana, con 25 años cumplidos, al igual que Lyles, aunque Mena es un poco mayor. O sea.

OLIVÁN, BUSTOS... YASHCHENKO.- Al margen de todo esto, las comparaciones resultan insidiosas, brumosas... y noqueadoras para muchos. Con 16 años, en 1985, el madrileño (de Aranjuez, 5.7.1968) Jesús Oliván Mallén había saltado en longitud... 45 centímetros más que Carl Lewis, cuando Lewis también tenía 16 años: 7.71, Oliván 7.26, Lewis. "En el entrenamiento no sólo la teoría es válida. El factor psíquico es importantísimo y nadie como mi hermano para saber qué debo hacer en cada momento", contaba entonces Oliván a Juan Mora en 'El País' sobre su proyectos y sus entrenamientos con su hermano, Florencio. 

En suma y en fin, el superclase Oliván (1,90 de altura, 78/80 kilogramos de peso), con bastantes lesiones a cuestas, no consiguió ningún gran título o podio internacional más allá de seis Campeonatos de España al aire libre e 'Indoors' (3-3) entre 1991 y 1996, con plusmarca personal de 8,12 en 1991 (lo que era su objetivo en... 1985), contra los 8,87 'legales' (8,91 'ventosos') que Lewis alcanzó para colgarse la plata ante los estratosféricos 8.95 de Mike Powell en Mundiales de 1991, en Tokio. En el año 2000, Jesús Oliván ya no competía regularmente.

El mediofondista balear David Bustos (Palma de Mallorca, 25.8.1990) asombraba a los expertos porque sus marcas de 'júnior', en entrenamientos y pruebas eran mejores que las de un tal... Hicham El Guerrouj, vigente plusmarquista mundial de 1500 metros (3:26.00) y doble oro olímpico en 2004 (Atenas) en 1500 y 5000 metros. Sin ser opaca en absoluto, la carrera profesional de Bustos, atleta repleto de clase, no se ha ajustado en absoluto a semejantes expectativas. El palmesano concluyó séptimo (Diploma olímpico) en el '1500' de los Juegos de 2016, en Rio, con dos buenas medallas europeas: plata y bronce en 2016 (Amsterdam) y 2012 (Helsinki). En los Juegos de Londres-2012, la posición final total de David Bustos dentro de las series y tiempos totales de 1500 resultó ser la número 23...

Con 1,93 de altura y unos 80 kgs. (poco arriba/abajo), el extraordinario saltador de altura soviético-ucraniano Vladimir Yashchenko (nacido en la hoy bien conocida ciudad de Zaporizhzhia, la de la central nuclear tan disputada, el 12.1.1959) se disponía a volar literalmente a los cielos, tras batir el récord del mundo de Dwight Stones (2.32) con unos fantásticos (para la época) 2,33 durante un encuentro USA-URSS. Esto, en 1977.... cuando Yashchenko aún estaba en 'categoría júnior'.

Yashchenko, que encima y para asombro general, usaba la técnica (perfeccionadamente 'soviética') de 'rodillo ventral', atacando el listón con pecho y hombros de frente...fue campeón de Europa en 1978 al aire libre con 2,30 ('Indoors', en 1978 y 79) y aún subió la plusmarca mundial hasta 2.34 y 2.35, al aire libre e 'indoors'... hasta que en 1979, con apenas 20 años, sufrió una durísima lesión de rodilla que acabó con su carrera y prácticamente con su vida. Se dijo que el desastre vino por un grave e inopinado accidente de motocicleta en las calles de Moscú y que eso le granjeó no pocas antipatías del Régimen soviético. El legítimo heredero del legendario Valeri Brúmel no volvería a competir... y murió de cirrosis y depresión en su ciudad natal, la hoy 'batida' Zaporizhzhia, el 30 de noviembre de 1999, con apenas 40 años. ¿Caben comparaciones, expectativas...?

...En 2002, el atletismo jamaicano estaba expectante ante el Campeonato Mundial Júnior, que se iba a celebrar en Kingston, la capital de un país, Jamaica, donde la velocidad es una religión. En los 200 metros, ante el delirio del público, un quinceañero Bolt, casi en 16 años, vencía con 20.61, mejor marca mundial para un atleta de esa edad. Al terminar, Usain gesticula, saluda al público... monta un número de 'showboating' que encandila a la enloquecida grada. El chico desgarbado de 1,96 de altura alucina a la afición: aunque aún ha de mejorar aún mucho su técnica de carrera, en la que se fija un célebre paisano, un tal Benjamin Sinclair Johnson, que ese mismo año señala al aquí firmante: "Hay que hablar con Usain, puede correr más que nadie... pero hay que decirle que no abra tanto los brazos, que los cierre y los lleve erguidos hacia delante en la carrera, sin bracear: como yo hacía. Entonces podría hacer incluso menos de 9.40 en 100 metros, nueve 'thirtysome', 'treintaialgo', qué sé yo".

Don Quarrie, aquella otra leyenda de la velocidad de Jamaica (de Kingston) observó: "Tiene un talento excepcional. Es el futuro si sabe desarrollarse mentalmente" Con aquel título de 2002, Bolt se convirtió en el campeón mundial júnior más joven de la historia. En 2003, en el Mundial 'juvenil' de Sherbrooke, vence de nuevo en 200 metros: ahora, con 20.40. O sea: Usain se proclamó antes campeón mundial júnior que campeón mundial juvenil. Toca un gran salto en tiempo... y deporte. 

...Y ANTETOKOUNMPO.- El pasado martes 8 de agosto, una llamarada incendió a la Selección española de baloncesto en el Pabellón OAKA de Atenas, en el 'Torneo Acrópolis'. Giannis Ougko Sina Ugo Antetokounmpo ('Adekotunbo', en griego), 2,11 de altura, 6.12.1994, arrasó a la Selección de Sergio Scariolo con 31 puntos y 10 rebotes ('Valoración', 38)... en 20:22 de juego. 22 segundos totales más de la veintena de minutos, como para dispararse con seguridad más allá de los 50 puntos de haber disputado la totalidad del minutaje. Grecía venció por 86-70... pero España se acercó hasta 63-57 a finales del tercer cuarto, aprovechando una estancia de Giannis en el banquillo heleno de... 15 minutos en total. En fin, 31 puntos (plusmarca de Giannis con la Selección de Grecia)... en 20:22 minutos de juego real.

¿Qué tiene que ver Giannis, 'The Greek Freak', ('El Fenómeno Griego', 'El Disparate Griego')... con Usain Bolt o con las 'comparativas'?, dirá el lector. Pues... dos días después, este pasado jueves 10, Grecia y España volvían a verse las caras en Madrid, WiZink Center... pero con Giannis reservado, sin salir a pista. El fácil verbo de Sergio Scariolo, seleccionador español resumió así la situación: "Sin Antetokounmpo, este ya es un partido terrenal". En efecto, España venció por 87-80, con cierta comodidad. Sin Giannis, claro. "En el partido de Atenas, aquello era como un 'júnior' enfrentado a infantiles, a gente inferior en dos o tres edades; era como si nueve jugadores en pista perteneciesen a una categoría y él, Giannis... a otra, bastante superior", reflexiona algún técnico de baloncesto. 'Esa' es la comparativa: la demoledora, insufrible, sideral, 'alienígena' sensación de superioridad física que mostraba Bolt como un estallido o 'Relámpago'... y que hoy exhibe Giannis Antetokounmpo, alguien que va a cobrar de los Milwaukee Bucks de la NBA (donde ya tiene contratado a su hermano Thanasis), en la temporada 2022-23... 42,9 millones de dólares, rumbo a totalizar el resto de un descomunal contrato garantizado de 188 millones de dólares hasta 2026-27... como mínimo.

Al margen de Giannis y Thanasis, otros dos hermanos, Kostas y Alex, también integran la actual Selección de Grecia. Todos, más Francis -que juega al fútbol en Nigeria- son hijos de dos emigrantes nigerianos, nacidos de dos etnias espectaculares, en lo atlético: la 'yoruba' -la del padre, Charles, exjugador de fútbol, fallecido en 2017- y la 'Igbo', los ancestros de la madre, Verónica, antigua saltadora de altura.

A Giannis Sina Ugo Antetokounmpo, con sus 211 centimetros de altura y 110 kilos de peso, se le reconoció en el Draft de la NBA de 2013 una envergadura/alcance de brazos de... 2,24 y un alcance 'hacia arriba' en extensión/alcance total en salto vertical (desde 'abajo', no en carrera) de 3,57 metros, con brazos extendidos; esto es... 52 centímetros más arriba de la canasta, más de medio metro por arriba del aro: 3,05 metros, 'diez pies'. Desde 2013 hasta hoy, Giannis ha sido dos veces 'MVP' o 'Jugador Más Valioso' de la NBA (2019, 20) con unos Bucks a los que hizo campeones de la NBA en 2021, como 'MVP' de las Finales. Ha sido seis veces 'All Star' (y 'MVP' del 'All Star-Game' en 2021)... y ya tiene un hijo, Liam Charles. Giannis es católico ortodoxo, bautizado en la Catedral de Atenas... como el resto de sus hermanos.

Entre 2015 y 2016, quien aquí firma -y que aparece en la fotografía de 'collage' que abre texto, entre Usain y Giannis- entrevistó un par de veces (Francia y Canadá, Lille y Toronto) a Giannis Antetokounmpo, de quien pudo obtener respuestas como éstas: "Lo más importante en una Selección como Grecia es jugar juntos, como equipo, y con comunicación, Nuestro objetivo será salir y dar nuestra mejor talla como equipo y que cada uno pueda hacer mejor al equipo, esto ya lo he aprendido en la NBA.... nunca siento presión, solo salir y disfrutar del partido  como hacía contra tan grandes jugadores como Pau Gasol, Mirotic y otros, con los que me he enfrentado con los Chicago Bulls en playoffs de la NBA... y con España". 

En el duelo España-Grecia de cuartos de final del Eurobasket de 2015, que coronó campeona a la España del mejor y más imborrable Pau Gasol, Giannis produjo 12 puntos más 17 rebotes... con unas sensaciones que ya empezaban a producir escalofríos de asombro. España pasó a la histórica semifinal ante Francia con un ajustado 73-71... no sin que Antetokounmpo errara un desesperado, agónico intento triple desde su propio campo, tras descomunal avanzadilla en carrera desde su propio aro... con 1,8 segundos en el reloj.

...En octubre de 2012 (y tras haberse dejado ver incluso por Sevilla, unos meses antes, mientras su familia, padre y madre incluidos, recién emigrados desde Nigeria, se dedicaban a la venta callejera en las calles de Atenas), el CAI Zaragoza pagó 200.000 euros por los derechos de Antetokounmpo, que jugaba en el humilde Filathlitikos griego; en julio de 2013, por cláusula de salida, el CAI cedió esos derechos a los Bucks, que abonaron un millón de dólares. Tras ‘bonus’ y comisiones, el CAI tuvo un beneficio neto de 301.000 euros. “No olvido Zaragoza, fue muy bueno para mi proyección”, dice Antetokounmpo, 'The Greek Freak' que, desde 2013-14, promedia 29.0 puntos, 9.0 rebotes y 1,5 tapones, además de todo esos títulos y menciones que ha logrado en la NBA.

THE END.- En 2012 y en los Juegos Olímpicos de Londres sonó el tiro de la final de 100 metros, a las 21:30 horas del 5 de agosto de 2012, en el Olympic Stadium del Lea Valley de Londres (hoy, 'London Stadium', Estadio del West Ham United), y el aquí firmante manifestó al eximio Iñako Díaz-Guerra, quien aún hoy puede testificar (esto... y otras cosas) desde su sitial en 'ElMundo.es': 'Gana Bolt, 9.63'. Mientras una botella de cristal verde de 'Heineken' caía sobre los monstruos de la velocidad, en pleno arranque, al momento del disparo del juez de salida, Yohan Blake, que llegaba a los Juegos acreditado en unos recentísimos 9.69, pensó: "La salida ha sido buena. Allá vamos. Pero ojo, que Usain tiene que venir. Y fui delante de Usain hasta los 30 metros. Ahí escuché algo así como 'Baam, Baam' y me dije... 'aquí viene'. A los 40 metros... me pasó volando y todo se acabó. Creo que en Londres, Usain se estableció como una leyenda de por vida. Desde Muhammad Ali, no creo que nadie haya sobresalido tanto en un deporte como Usain Bolt".

Y esta última línea de Yohan Blake, hoy todavía en activo, es una frase en la que coinciden Blake, Asafa Powell... y el mismísimo Usain Bolt: cuya salida en la final olímpica de Londres fue algo catastrófica: como el propio Mills casi le había anticipado. Pero esa aceleración a media pista... era imposible de seguir por ningún ser humano: al menos, en este planeta. Por cierto, en la pantalla electrónica del Olympic Stadium londinense apareció la marca de '9.64' junto al nombre del ganador, Usain Bolt (Blake, 9.75; Gatlin, 9.79)... sólo para rectificar en décimas de segundo y reaparecer en '9.63'. Iñako Díaz-Guerra, entonces en 'AS', hoy en 'El Mundo', y a pie de pista junto al firmante, en asientos privilegiados, contó toda esta secuencia en un tuit de ese día de 2012 que aún se puede hallar en la cuenta @InakoDiazGuerra, tuit que obtuvo variadas reacciones y pasional seguimiento.

... Bajo los cuidados y recetas del médico 'gurú' alemán Hans-Wilhelm Müller-Wohlfahrt (HWMW), el 'Coach' Glen Mills decía en Londres a Usain: "Todo has de hacerlo y de salir con fluidez. La fluidez es 'fluyendo más rápido', ahí la unes con la fuerza. Si quieres obsesionarte, hazlo después del disparo, después de la técnica. Cuida la fase de impulso, a partir de 40 metros.. y ya está. Serás el campeón 'Forever faster'/'por siempre el más rápido". Aquellos 9.63 de la noche olímpica de Londres (con +1,5 de viento a favor) fueron la segunda mejor marca de Bolt en toda su carrera... tras los 9.58 de la plusmarca mundial de Berlín-2009: +0,9 de aire a favor. A partir de 2015, y tras un 9.74 de Gatlin en Doha, lo más rápido que ningún hombre haya corrido el hectómetro han sido los 9.76 de Christian Coleman en el Mundial 2019 de Catar. ¿Tebogo; Lyles? Ah...

El 5 de agosto de 2017, a las 21:45 y diez segundos, con lesión grave -rotura de tendón proximal en la pierna-, en una última, dolorosa posta del 4x100 -que Usain no concluyó, obviamente- quedaba cerrada en el mismo Olympic Stadium de Londres, en aquel sombrío, bastante patético Mundial londinense, la alucinante carrera (en todos los sentidos) del llamado 'Relámpago Bolt': sin duda, el mayor fenómeno de todos los tiempos en la velocidad mundial.

Desde ya le ponemos todos los asteriscos que se deseen al lado de un tal Jesse Owens, quien ganó y batió todo lo que había ganar y batir, en longitud y velocidad corta (hasta 200 metros)… pero que sólo compitió en los célebres Juegos Olímpicos de 1936, los del bulo colectivo sobre Hitler y el triunfo conjunto de Alemania, sin Mundiales -que no existían entonces- y sin competir en más Juegos Olímpicos: no ya por la II Guerra Mundial, que también, sino sencillamente… porque Owens fue descalificado por la AAU, la Asociación Americana de Deporte Amateur, casi al momento de regresar de Berlín. Entonces, el eximio presidente demócrata Franklin Delano Roosevelt se negaba a recibir a los deportistas negros triunfantes en la Casa Blanca. 'Black Lives Don't Matter', naturalmente.

El tremendo 'Relámpago Bolt', 'I am Bolt', aún ilumina de sobra cualquier expectativa del atletismo mundial. ¿Perjudica su inmenso, colosal recuerdo? Cierto que a la NBA y al mismo deporte del baloncesto no les viene mal que Michael Jordan aparezca a pie de cualquier pista o haga sus anuncios. Pero lo que la gente querría es ver al Jordan de las dos finales de Utah, en 1997 y 98. O aquella de 1996 contra los Sonics de Seattle, junto a Pippen y Rodman, todo bajo la batuta 'zen' de Phil Jackson. Ese Jordan no va a volver. Y el Bolt de 2008-12… ése tampoco va a volver. El Relámpago no volverá a alumbrar a Superman. Pero 'Superman' se llama ahora... Giannis. Aunque vuele sobre otro tipo de pistas. Otra barbaridad, otro 'extraterrestre', otro disparate humano. Dígalo si no... Sergio Scariolo. Ya no se trata de "I am Bolt"; ahora nos sobrevuela 'Giannis The Freak'.

Compartir:
Podcast Polideportivo
 
Podcast




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.