¿Se dopó Lasse Virén en el 'doble doblete' de Múnich-72 (5.000/10.000 metros), como Mariano Haro denunció?

Alejandro Delmás
Alejandro Delmás
27/08/2022

Entre los Juegos Olímpicos de Múnich (de los que ahora caen 50 años exactos) y Montréal, en 1972 y 1976, Lasse Artturi Virén (22.7.1949, Myrskylä, Finlandia; 180 centímetros de altura) consiguió lo que nadie pudo hacer nunca... hasta que llegó Mo Farah entre 2012 y 2016: 'doblar doblete' de títulos olímpicos en 5.000 y 10.000 metros, total de cuatro medallas de oro. ¿Fueron 'limpios' esos cuatro 'oros'? Extracto del testimonio del propio Lasse Virén (después, parlamentario nacionalista conservador en Finlandia, entre 1999-2011), al arriba firmante, cierto lluvioso día finlandés de agosto, durante el X Campeonato Mundial de Atletismo: 2005, Helsinki.

De Lasse Virén 'in person': "Me entrenaba en la altitud de Font-Romeu, Bogotá y Kenia ('Thomson's Falls', 'Cataratas Thomson'), a las órdenes de Rölf Haikkola. Fuimos los primeros en usar la altitud y nos tuvimos que entrenar casi en secreto hasta 1971, protegidos por la Federación Finlandesa. Lo de usar la altitud era entonces una innovación. Lo hice cuando nadie lo hacía y conseguí mis resultados. Pero lo hice de acuerdo a la legalidad: nadie pudo pillarme en falta. Cuando compites, todo es fortaleza mental para llevar a cabo la preparación táctica de tu carrera. Cuando me caí en Múnich, me levanté y empecé a correr en la dirección equivocada. Si los europeos de hoy quieren ganar a los africanos, lo primero que tienen que hacer es superar la barrera mental".

Declaraciones, ese mismo día de agosto de 2005, del propio Haikkola, entrenador de Lasse: "El objetivo de nuestras concentraciones 'en altura' estaba claro: subir el hematocrito, la tasa de glóbulos rojos, hasta el nivel de los atletas africanos criados en las altiplanicies del Valle del Rift. Lasse corrió en Múnich y Montreal con más del 70% de hematocrito: tenía casi 80% cuando veníamos de la altitud. Era muy fuerte, tenía el cuerpo adecuado. Entrenábamos series de 5.000 metros en una pista de 600, con cambios de ritmo de 200, como si fuera una bala lanzada hacia la espalda de nuestro gran rival, el David inglés Bedford, hasta 273 cambios de ritmo diarios". Literal, del mismo Haikkola. Cabe recordar que a día de hoy, en las grandes vueltas ciclistas, no se permite competir a quienes presentan más allá de un 50% de hematocrito, por considerarse que 'ponen su salud en peligro'. 

Exactamente -y resumido- el dichoso 'hematocrito' es el porcentaje que ocupa la fracción sólida de una muestra de sangre anticoagulada, al separarse de su fase líquida. Corresponde casi por entero al volumen que ocupan los glóbulos rojos. La 'tasa hematocrito' aumenta estratosféricamente -con riesgo de colapso sanguíneo por 'alto octanaje' en la sangre- cuando se insiste en los entrenamientos en 'alta altitud'. Exactamente lo que, en los años 70, hacían Virén y sus compañeros de los 'nuevos finlandeses voladores' entre Kenya, Colombia y... Font-Romeu (Pirineos franceses, a 88 kms. de Andorra), a las órdenes de Haikkola... que aún vive en Finlandia, con 95 años; recién cumplidos este pasado 14 de julio.

MARIANO HARO.- Casi al poco de que terminaran las dos finales olímpicas de 10.000 metros, en Múnich (3.9.1972, en vísperas de la 'Múnich Masacre' entre los comandos de 'Septiembre Negro', la delegación de Israel y la Policía estatal de Baviera) y Montréal-1976... el gran campeón español Mariano Haro Cisneros, cuarto en los diez kilómetros de Múnich, y sexto en los de Montréal... apuntó ácida y decididamente hacia las presuntas prácticas dopantes de Virén... y sus compañeros de entrenamientos con Haikkola, entre los que se encontraban campeones y figuras europeas como Juha Väätainen y Pekka Paivarinta. 

En numerosas entrevistas a varios medios, Haro (Valladolid, 27.5.1940, aunque residente desde pequeño en Becerril de Campos, Palencia), hombre de fuerte carácter y gran perseverancia, reiteró declaraciones y titulares como... "Lasse Virén me ganó dopado en 1972, en Múnich; yo me había enfrentado muchas veces a Virén, incluso en Finlandia, campo a través ('cross-country') y en pistas, y siempre le ganaba. Pero en Múnich... yo no estaba acostumbrado a correr en aquel tartán nuevo (NB: 'Rekortan', para ser exactos), porque en España casi no había pistas de ese material. Hice todo lo humanamente posible para conseguir medalla, pero fui cuarto en la mejor carrera de la historia hasta ese momento... como digo, ganaba siempre a Virén, pero en los Juegos Olímpicos de Múnich, él se llevó el oro y el título, cayéndose y todo. Entonces yo no sabía nada, pero luego salió eso de que el finlandés se cambiaba la sangre 'cascada' por otra también suya, pero de refresco... Se siente una pena enorme de que la medalla no la ganase alguien honrado, como yo, sino uno que iba dopado, con la sangre cambiada. Te quema mucho que te gane alguien en esas condiciones".

En la imagen que aportamos para presidir este texto, Lasse Virén encabeza la gran final de Múnich con camiseta de tirantas 'azul royal', 'azul Finlandia', dorsal 226... y Haro a los alcances, dorsal 169 y mano en la cara, justo por delante del tremendo inglés David Bedford (274) y el belga Emiel Puttemans (61) y en medio de todos, el pequeño (ya fallecido) gran etíope 'tigriña' Miruts Yifter, 'Yifter the Shifter', 'Yifter, La Palanca de Cambios'. La carrera de Múnich concluyó con el triunfo de Virén en 27:38.35, brutal récord mundial -para aquellos tiempos-, con Puttemans segundo (27.39.58) y medalla de plata, Yifter tercero, bronce, en 27:40.96... y Haro, cuarto en unos sensacionales -para España- 27:48.14. 

Ahí, Mariano Haro, infatigable labrador e indomable cazador de Becerril de Campos, dejó atrás a grandes campeones como Frank Shorter (EE UU, campeón olímpico en el maratón de Múnich y plata en Montréal-76), el propio Bedford (plusmarquista europeo hasta ahí mismo, campeón mundial de 'Cross'... y plusmarquista mundial tras el propio Virén) o el yugoslavo -croata- Dane Korica. Otro español, el vigués Javier Álvarez Salgado firmo el puesto 12º, en 28:56.38. Álvarez Salgado (después, concejal del PSOE en Vigo) sería décimo en el 5.000 de Múnich... donde también arrasó Virén: que dejaría el récord de los cinco kilómetros en 13:16.4, ya en Helsinki y justo al salir de los Juegos de Múnich.

Lo más asombroso de la carrera de Virén en el 'diezmil' muniqués fue que Lasse cayó casi a comienzos de la vuelta número 12, casi en las marcas del 4x400. Tras trompicarse con Puttemans y caer junto a Mohammed Gammoudi... Virén se levantó, aturdido y descolgado. empezó a correr ¡¡en sentido inverso al grupo y a la carrera!!, volvió sobre sus pasos, alcanzó al grupo... y destrozó la final en un arreón inolvidable de vuelta y media, a unos 600 metros de detener el 'crono' del Olympiastadion de Oberwiesenfeld (donde recién han concluido los Campeonatos Europeos de 2022) en los ya citados 27:38.35; que aún hoy representan la mejor marca jamás conseguida en el imponente recinto olímpico de Oberwiesenfeld, 'ex' reducto del FC Bayern München.

Estudios posteriores demostraron que, aparte de todo, Virén -y todos los corredores de Haikkola- extraían seria ventaja de la técnica de ir rigurosamente pegados a la 'cuerda' interior, estrictamente por la 'calle 1', lo que se llamaría 'Bend ('curva') Mathematics'. De este modo, Virén corrió 50 metros menos que Puttemans en esta final olímpica de Múnich que describimos... y unos 42 metros menos que el furioso estadounidense Steve 'Pre' Prefontaine, en la final muniquesa de 5.000; que igualmente dominó Virén. 

Había muchos que corrían las finales mucho más por el exterior, casi por 'Calle 2'. Pero Mariano Haro, 'El León de Becerril', no era de éstos, no. Mariano Haro ganaba el corazón del pelotón, donde quería mandar con un ritmo furioso, sostenido... y sálvese el que pueda. Haro llegó a ser (con el PP) alcalde de su pueblo de residencia, Becerril de Campos, entre 1979 y 2003, y eso que -tan racial como siempre- se vio envuelto en un serio incidente en 1993, en el que propinó un tiro de perdigones (con un pistolón no autorizado) a cierto agresor, en un bar de Becerril. 

Pese al rifirrafe, Mariano siguió ganando elecciones en Becerril, hasta que en 2003 abandonó la política activa. A los 82 años cumplidos (27.5.1940, 1,65 de altura) y con la Medalla de Oro del Mérito Deportivo en su poder, también desde 2003, Mariano Haro Cisneros se conserva vivo y con buena salud; la herencia y el fruto de haber sido labrador y cazador de perdices en los secarrales de una comarca, la Tierra de Campos, desde la que el joven Mariano Haro acostumbraba a ir desde Becerril hasta la capital, Palencia... corriendo los 16 kilómetros que median entre el pueblo y la ciudad. Total, 32 kilómetros entre ida y vuelta, más la propina de lo que Mariano anduviera por las calles de Palencia...

En 2007, y en entrevista con Ángel Cruz Jiménez en 'AS', Haro declaraba: "En aquellos años te daban cien duros (N: 500 pesetas, 3,1 euros de hoy) y yo iba a por todas, como un 'sputnik'.... si se demuestra que el deportista es culpable, nada de dos o cuatro años de sanción. Que no vuelva a correr en su vida, por tramposo. Y si se demuestra que es el médico, pues que no ejerza más la medicina, que le echen de todos los sitios. Y lo mismo con los mánagers o los entrenadores. Yo era honrado y, sin embargo, era el vencido. No es justo. ¿Por qué me tienen que quitar la gloria? No quiero recibir medallas en un despacho... ¡A mí qué me importa que me den la medalla así, casi a escondidas! ¡Como si me dan un hueso! El deportista la quiere en el momento, en el podio, con todas las de la ley; yo sólo tomé alguna vez unas pastillas efervescentes que se llamaban 'Farmacola', que eran como la 'Coca-Cola'. Y yo le comentaba a Ignacio Sola y a 'Pipe' Areta... 'mira que si da positivo'. Nosotros, de dopaje, no sabíamos ni papa. Redondeaba los ingresos vendiendo las cámaras de fotos 'Zenit' y el caviar que traían a Europa los atletas soviéticos. Lo compraba a 2.500 pesetas el kilo y se lo vendía a 5.000 a Rafael Cavero, entonces presidente de la Federación Española, y a sus amigos, que eran gente de pasta. En San Sebastián ('Cross' de Lasarte) te daban como premio una nevera. ¿Cómo iba a llevarme yo una nevera a casa? Lo apalabraba con alguno de por allí y se la vendía". 

Mariano Haro aún sería sexto (28:00.28) en el 10.000 de Montréal, donde fracasaron algunas de las estrellas de Múnich, como Puttemans o Gammoudi. Al cerrarse esta carrera con el tercer oro olímpico para Viren (27:40.38, por 27:45.17 para el astro portugués Carlos Lopes), Lasse se descalzó y mostró al público de Canadá sus zapatillas 'Onitsuka Tiger Runspark', gesto 'comercial' 'a lo Mark Spitz' que costó al finlandés una descalificacion inicial para los 5.000 metros... anulada tras apelación sólo dos horas antes de que empezaran las series de esta prueba.

VIRÉN: LAS EXPLICACIONES.- En la ya citada entrevista con quien aquí suscribe, durante el X Campeonato Mundial de Atletismo, Lasse Virén relataba lo siguiente (Virén, Haikkola y todo su grupo usaban un método que se veía revolucionario: el entrenamiento en altitud y la inyección posterior de sangre propia liofilizada en esa misma altitud. Hoy, esos métodos bordearían la legalidad): "Hoy hay muchos controles, pero yo sufría controles constantemente: prácticamente a diario, y por sorpresa. La Federación Finlandesa tuvo problemas para que Haikkola me entrenase con total dedicación. Y nos tuvimos que entrenar casi en secreto hasta 1971. Eso de usar la altitud era una innovación. Lo hice cuando nadie lo hacía y conseguí mis resultados. Pero todo lo hice de acuerdo a la legalidad: nadie pudo pillarme en falta..."

..."Me gustaba competir, y en aquellos tiempos era una motivación extra competir por tu país. Una vez que compites, todo es fortaleza mental para llevar a cabo la preparación táctica de tu carrera. Es todo concentración. Después, cuando tienes que pelear, reaccionas por instinto. En la caída de Múnich, recuerdo que cuando me levanté creí que empezaba a correr en la dirección equivocada. Si los europeos quieren ganar a los africanos hoy, lo primero que tienen que hacer es superar la barrera mental que ya tienen y creer que van a ganar con su propio modelo de carrera".

El legendario Steve 'Pre' Prefontaine (uno de los iconos fundadores y emblemáticos del titán 'Nike', en Oregon, junto al 'boss' Phil Knight y al entrenador Bill Bowerman, juraba en Múnich que nadie podría resistirle a él cuando cubriera las millas finales a menos de cuatro minutos. A eso, Virén respondía: "Yo sabía eso de 'Pre'- Pero lo que Prefontaine no sabía era que otros más podíamos hacer eso, e imponiendo un paso más rápido del que él y los otros 'milleros' querían. Ante Prefontaine, mis últimas dos millas en el 'cincomil' de Múnich las cubrí exactamente igual: a 4.01. Tácticamente, no había secretos: si ibas con los 'milleros' en el 5.000, había que llevarlos a un ritmo que les impidiera usar su final. Si ibas con Bedford en el 10.000, había que aguantar... y desgastarle a base de tirones. El más fácil fue el 10.000 de Montreal: me fui tras Carlos Lopes, que había tirado todo lo que podía, sabiendo que al final Lopes caería, como así fue. La capacidad mental está detrás de todo eso. Las barreras de los sueños parecen muy altas... hasta que alguien las escala y entonces ya no hay más barreras. El asunto importante es entrenarse cada vez más duro y no abandonar nunca la esperanza". 

Estrictamente, básicamente, Viren -que pasó un año de juventud, 1969-70 en la Universidad mormona de Brigham Young, en Provo, Utah- era un atleta ‘olímpico’ en sentido casi radical o literal. Pensaba casi exclusivamente en los Juegos, ‘desaparecía’ de la escena y rechazaba la mayoría de propuestas para competir, como no le sirvieran de 'pistas' para los ciclos de entrenamiento. Podia alistarse en 'Cross Country'; pero como medio, no como fin, no para 'jugarse la vida' ni los pies. "Puedes correr tantas millas como yo", asumía con un punto de reflexión... pero, filosofaba Lasse, "no te puedo garantizar que ganes unos Juegos Olímpicos". En los Europeos de 1971 (Helsinki) Lasse no pasó del puesto 7º en 5.000... y del 17º en 10.000... sólo un año antes de convertirse en un semidiós, en el Olympiastadion de Múnich. Fuera de Múnich y de Montréal, Lasse sólo obtuvo otra medalla más, un discreto bronce en los 5.000 metros de los Europeos de 1974, en Roma. Y ahí no estaba precisamente en decadencia...

Durante aquel mismo encuentro en Helsinki con quien aquí firma, Rölf Haikkola, allí presente, especficaba: "Lasse corrió en Múnich y Montreal con más del 70% de hematocrito. Tenía casi el 80% cuando llegábamos de la altitud. Podía soportarlo porque era muy fuerte y tenía el cuerpo adecuado". Haikkola, recetaba a Virén -y a Paivarinta, Väätainen...- series de 5.000 metros en una pista de 600 en Helsinki, a través de cambios de ritmo de 200 metros, "siempre como si fuera una bala sobre la espalda de David Bedford'. Descansaba 200 metros y venía otro cambio de ritmo, y otro... hasta que totalizaba 273 'cambios' diarios, a lo largo de hasta tres sesiones.Buscábamos que el atleta quedara exhausto, hasta dejar al cuerpo en carencia absoluta de recursos de energía". Ahora detallaremos una de estos ciclos o secuencias de 'entrenamientos de barbarie' dispuestos por Haikkola para Virén... y todo el que pudiera-

En 2005 y a los 55 años, Lasse Artturi Virén aún podía rodar una veintena diaria de kilómetros, cada vez que así lo deseaba. Competía en carreras populares. Lasse fue el cuarto atleta en ganar 5.000 y 1.000 metros en unos solos Juegos Olímpicos después de otro finlandés, Hannes Kolehmainen (1912), el checo Emil Zátopek (1952, con el 'triplete' único del oro en maratón para la llamada 'Locomotora Humana') y el soviético -ucraniano- Vladimir Kuts (1956). Tras Virén y 1976 repitieron gesta el propio Yifter (1980),y ya en días recientes, Kenenisa Bekele (2008) y Mo Farah (2012, 16). De todos ellos, sólo Kolehmainen, Virén y Yifter tuvieron que correr series en 10.000 metros para clasificarse a la final.

Matt, 'Matti' Virén, hijo de Lasse, fue campeón de Finlandia Sub-19 en 800 y 1.500 metros... hasta que se hizo profesor de Económicas y descartó continuar por los sacrificados, altísimos senderos de su padre. Hoy, montan guardia en esos desfiladeros de los dólares los guerreros del gran fondo curtidos en las altiplanicies del africano Valle del Rift. Ante semejante 'guardia de corps' y en la ultramoderna Finlandia de la alegre 'premier' Sannia Marin... ya no pueden quedar 'finlandeses voladores'. O, como mínimo... vuelan menos, mucho menos.

ASÍ SE ENTRENABA VIRÉN.- Como remate, pasamos a detallar una semana de entrenamiento de Lasse Virén, organizada por Haikkola y revelada por el periodista Scott Larsen, especializado en gran fondo, en su libro 'Los Finlandeses Voladores'. Pertenece precisamente a la 'invernada' de 1971-72 ('Fase-Base', en las Cataratas de Thomson, 'Thomson Falls', en Kenya, en altitud). Se trataba de... 250 kilómetros a la semana, aproximadamente: LUNES: De mañana, 12 kms, con subidas de 8x600m por un cerro en cuesta dentro del recorrido. II, Mediodía. Carrera 'fartlek' de 15 kms. (sin parar) con 'oleadas' a voluntad; normalmente, una 'oleada' cada 2-4 minutos. Tarde. 'Fartlek' de 12 kms. en, aproximadamente, 52 minutos. Ahí y allí se practicaban y sumaban los cambios de ritmo de 200 metros... 'hacia la espalda de Bedford'.

MARTES. Por la mañana, 12 kms, 'fáciles'.· Mediodía, 12 kms. de intervalos ('íntervals'), alrededor de una pista. Por ejemplo, 2 series totales de 10x200 metros. con 200 mts. de recuperación 'en flotación/descarga'... y 5 minutos de descanso entre cada serie. Por la tarde, 'fartlek' de 17 kms.

MIÉRCOLES. De mañana, 'fartlek' 'sencillo' de 15 kms. Tarde, 20 kms. a ritmo constante por debajo de 4 minutos el kilómetro (total, inferior a 1h20min para los 20 kms.).

JUEVES. De mañana, descanso o 12 kms. a ritmo, suave, a discreción. Tarde, 22 kms. manteniendo la frecuencia cardíaca constante en torno a 122 pulsaciones por minuto.

VIERNES. Por la mañana, 'fartlek' de un 12 kms. con un kilómetro a tope y a fondo, continuado, en plena mitad de la carrera. Mediodía, 'Fartlek' de 15 kms, con 'oleadas' a voluntad, entre cada 2-4 minutos. Tarde (tercera sesión), 'Fartlek' a distribuir de 12 kms. en 52 minutos.

SÁBADO.- De mañana, 'fartlek' de 12 kms. en 'oleadas' a voluntad. Mediodía, otro 'fartlek'... pero en 16 kms, también con 'oleadas'. Tarde (tercera sesión). 10 kms, a 'ritmo de recuperación'...

DOMINGO.- Matinal, 25 kms. de carrera 'suave'. Mediodía, 'fartlek' de 12 kms. en aproximadamente 52 minutos.

Entre octubre de 1971 y septiembre de 1972, Virén realizó un total de 952 sesiones en entrenamientos, con ¡¡ONCE!! diás de descanso total durante todo ese plazo. En dos meses, febrero y marzo de 1972 se superaron las 500 millas totales de trabajo: 524 y 512 millas, iguales a 843 y 824 kilómetros, respectivamente... ¡¡ mensuales!! No se bajaría de 300 millas mensuales de trabajo hasta el mismísimo septiembre de 1972, ahí ya con las pruebas olímpicas en la agenda. 

En diez meses de octubre de 1971 y hasta agosto de 1972, los Juegos Olímpicos de Múnich, el 'desaparecido' Virén (ya se ve dónde estaba y qué hacía...) sólo compitió en un total de... 27 carreras, sin actuar para nada en octubre y diciembre de 1971 ni en marzo de 1972. Hubo otros cuatro meses, hasta abril de 1972, en los que Lasse sólo se inscribió en un par de carreras. Y ahora, a ver quién tenía o tiene la razón: Mariano Haro o Lasse Virén. 'La verdad está mú repartía', diría Rafael Guerra, 'Guerrita', aquel califa. Pero, ¿alguien puede entrenarse como hizo Lasse Virén...?

Compartir:
Podcast Polideportivo
 
Podcast




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.