Alfonso Jaramillo, 1983: "Han convertido al Betis en una sede del P.S.O.E."

 Galería:
Alejandro Delmás
10/06/2018

En infatigable labor de prospección, un grupo de historiadores béticos negocia sin cesar la adquisición de archivos documentales de antiguos y señalados directivos de la entidad. En una de estas últimas adquisiciones, nuestros historiadores han tenido acceso a una singularísima, excepcional carta de puño y letra de Don Alfonso Jaramillo González, el trianero icono del Betis que falleció en 2012 a los 98 años, como socio número dos de la entidad: el 'número uno' lo mantenía el expresidente José Núñez Naranjo, que murió en 2013. 'Muchodeporte' ofrece hoy a sus lectores esta carta manuscrita, un documento excepcional.

Jaramillo mantuvo una fuerte amistad personal con nada menos que Manuel Simó, en su juventud se enfrascó en actividades relacionadas con el equipo del Betis campeón de Liga en 1935 (fue amigo personal de Peral, Larrinoa, Unamuno, Lecue, Saro, Timimi...) y también, después de colaborar a fondo en los durísimos tiempos de la posguerra -años 40 y 50- resultó pieza esencial en la compra del Stadium de Heliópolis por parte del Betis de Benito Villamarín. Esto último sucedió en 1961, ya en los tiempos en que Jaramillo, trianero de la Cava de los Gitanos -nacido en Pagés del Corro, donde el derribado Cine Emperador- ya navegaba con tanta relevancia dentro del Betis como para actuar decisivamente en la vinculación del Triana Balompié con el mismo Real Betis Balompié: en 1957.

Alfonso Jaramillo presidió ese célebre Triana Balompié del que salieron leyendas béticas como Quino, Antón, Bizcocho, Alabanda, Gordillo, Telechía, Díaz... y también fue delegado del primer equipo verdiblanco en fechas felices y no tan felices: como cuando sobrevino la repentina muerte de Andrés Aranda en su puesto de entrenador del Betis, en la concentración de Aracena, en 1965. Hermano de la Esperanza de Triana (Nº28 al fin) y de la Estrella, estableció la Agrupación de Béticos Veteranos. En 2008 se rotuló con su nombre en un azulejo trianero la llamada 'Plaza de Alfonso Jaramillo', sita en la esquina de la calle Pagés del Corro con San Vicente de Paúl.

En junio de 1983, el Betis convocó elecciones para sustituir al abogado Juan Manuel Mauduit, quien  abandonaba la presidencia después de cuatro años en el sillón de Benito Villamarín: siempre en Primera División. En estas elecciones, Jaramillo -como el propio Mauduit- apoyó la candidatura de Miguel Espina Martín, el buen empresario bético de Dos Hermanas. Finalmente, se impuso la candidatura de Gerardo Martínez Retamero, con 574 votos de 1.183 socios numerarios del Betis -sobre un total de 1.700-, que pasaron por la única urna que permitió instalar ('para asegurar la transparencia de las elecciones') el presidente de la Junta Electoral:  José María de la Concha. La candidatura de Espina se detuvo en 462 votos, con 139 para una tercera, la de Juan Márquez Medrano. Tras un espeso colapso de largas colas, las votaciones y la subsiguiente elección se oficializaron ya en plena madrugada.

"Un compañero de promoción de Felipe González, presidente del Betis". Así tituló Miguel Gallardo Rodríguez su información en 'El País' sobre las citadas elecciones, el 9-6-1983.  Efectivamente, Retamero había sido compañero de carrera de Felipe González Márquez (Presidente del Gobierno español desde octubre de 1982) en la Facultad de Derecho de Sevilla, donde también coincidieron con Manuel del Valle Arévalo, ex alcalde de Sevilla. Según 'El País', Retamero (que ya había sido vicepresidente con Núñez Naranjo y secretario con el propio Mauduit) habría dicho a Felipe Gonzalez:  "A ver quién llega antes a una presidencia: tú a la del Gobierno o yo a la del Betis". Felipe ganó esa carrera por unos siete escasos meses. 

Cuando Martínez Retamero (hijo de Don José Martínez Luna, el procurador de tribunales del notario Blas Infante Pérez) ascendió a la presidencia del Betis, el club arrastraba -siempre según la información referida de 'El País'- una deuda de 740 millones de pesetas (unos 4.5 millones de euros), derivada esencialmente del reacondicionamiento y reconstrucción del Estadio Benito Villamarín para el Mundial España'1982: "Soy consciente de que esta es una deuda muy fuerte y nos toca pagarla", declaró Retamero, que asumió al poder verdiblanco con esta la Junta:  Juan Salas Tirado (vicepresidente 1º), Ramón Bordás Marrodán (vicep. 2º); Antonio Cortés Jimeno (asesor jurídico), Francisco García de la Borbolla (tesorero), Manuel Zubiría Pastor como contador y los vocales Marcelino Ruíz Rodríguez, Luis Miguel Guisado Iñiguez, Luis Ferrater Beca y Luis Barón Rivero.

En estilo, uno de los primeros actos representativos de la Junta de Martínez Retamero fue... una visita oficial al Palacio de La Moncloa, donde ya habitaba el 'bético' Felipe González, nacido junto al campo del Betis, en la barriada de Guadaira. El 13-1-1980, en un empate a cero del Betis con el Athletic de Bilbao, González Márquez -con anorak y botas de montaña- se había sentado en el palco del Betis junto a su 'hombre de confianza': el librero y especialista teatral Alfonso Guerra González, trajeado muy de pana en 'casual wear'. Casi de entrada, Retamero y su Junta habían procedido al despido de Federico Jiménez Cabrera, jefe de las instalaciones del Betis y Presidente (con Núñez Naranjo) de la Federación de Peñas entre 1973 y 1976. Jiménez Cabrera tuvo que controlar el proceso de obras 'mundialistas' del Villamarín entre 1980 y 82 y era amigo personal de Jaramillo quien, furioso por el despido fulminante, redactó una pasional carta de apoyo a Jiménez Cabrera. Llamamos la atención sobre las frases que Alfonso Jaramillo dedica a Felipe González Márquez, al PSOE (él escribe 'P. S.O.E.') e incluso al expresidente Núñez Naranjo, al que llama literalmente 'ipócrita', con tal exacta grafía. He aquí la carta: 

"Chipiona (Cádiz), 30 de junio de 1983. 

Señor Don Federico Jiménez Cabrera, Sevilla. Querido amigo Federico: Me han informado que la actual Junta 'revanchista' se ha permitido despedirte del puesto que venías desempeñando en nuestro Club y, según me han dicho, están dispuestos a pagar lo que sea, deben tener sus razones para ello, y yo te aconsejo que no pienses en el Betis, piensa solo en ti por tu prestigio y honradez y porque tus amigos confiamos en que no tienen razón para lo que han hecho... tendrán que demostrar que ellos tienen la razón, o lo que tú tengas que percibir, lo tendrán que pagar ellos de su peculio particular, el Betis no permitiremos que pague caprichos de directivos vengativos e inectos (SIC), tus amigos te defenderemos, ya deben estar contentos los que forman la mafia que caro le ba (SIC) costar a nuestro Club la colaboración que veo por todos a los vencedores, que todos sabemos que ellos también de la forma que lo han conseguido. El señor presidente ha vuelto a humillarnos una vez más ante todos nuestros enemigos tratando de conseguir del equipo al que odiamos los buenos béticos que participara en el trofeo Ciudad de Sevilla.

El señor presidente han convertido a nuestra Sociedad en una sede del P.S.O.E. desplazándose la Junta a la ‘Moncloa’, para rendir tributo al señor González Márquez, que dicen que es bético pero nunca fue socio del Club al que tanto quiere, supongo que los gastos originados por esta visita lo habrán pagado cada uno por su cuenta, porque yo no voy a permitir que lo pague el Betis. Están actuando igual que el partido al que creo pertenecen todos, P.S.O.E., eliminan a los que no están con ellos y los puestos los ocupan los leales a ellos y no al Betis.

Desconozco quienes forman las juntas consultiva, Económica y de disciplina, yo he podido saber por el señor Pichi, no figuro en ninguna de ellas, toda una vida prestando con amor mis servicios a nuestro entrañable Betis y al final me eliminan porque en las elecciones últimas trabajé por un hombre honrado y más béticos que todos ellos juntos. Yo estoy dispuesto a seguir luchando por nuestro Club y porque los actuales mandatarios consigan el mayor de los fracasos, ellos han declarado la guerra y nosotros la vamos a continuar, qué pena que hombres como Pepe Núñez, que parecía un hombre bueno, ha demostrado ser el más ipócrita (SIC) de todos los que a lo largo de mi vida he conocido.

Podría decirte muchas cosas más pero tú sabes como yo las que no digo, de esta carta puedes hacer el uso que te convenga. Recibes como siempre el afecto de tu buen amigo. Con un fuerte abrazo, Alfonso Jaramillo.

Te envío esta carta a la peña por no conocer tu dirección".

Hasta aquí la carta. Muy poco después, en 1986, Antonio Burgos escribió en 'ABC de Sevilla' un articulo titulado 'Real Betis Pesoé', donde acusaba a Retamero de vincular al Betis con el PSOE, a través de frases como éstas: "... el modo y manera con (que) el PSOE ha utilizado a Martínez Retamero para extender sus tentáculos a ese grupo de presión que es la masa bética..." ..."con que sólo haga (socios de honor) a los Borbollas que se han colocado en la política, Retamero llega de una sola tacada a los ansiados veinticinco mil socios". Burgos también se refería a la relación profesional del padre de Martínez Retamero con Blas Infante, deteniéndose de pasada en ciertas horas del 11 de agosto de 1936.

Más de tres décadas después de las elecciones que Miguel Gallardo relató en 'El País', de la carta de Alfonso Jaramillo y del artículo de Antonio Burgos en 'ABC', el Director General del Betis es Don Ramón Alarcón Rubiales, hijo de Doña Amparo Rubiales Torrejón, expresidenta del PSOE Andalucía (2012-13) y ex Consejera de la Presidencia de la Junta de Andalucía. Al mismo tiempo, Alarcón Rubiales es el padre de los hoy tristemente célebres Palcos Premium. Sobre las relaciones del actual presidente del Betis, Ángel Haro García y su vicepresidente, José Miguel López Catalán con el entramado de la Junta de Andalucía... se podría escribir no ya una carta: un libro entero, más bien. Se adjuntan las capturas de la carta de Alfonso Jaramillo González.

Compartir:
Podcast Real Betis Balompié
 
Podcast
Último encuentro

1ª División

Real Betis3
Elche0
La crónica · Ficha técnica· El Mejor
Jornada a Jornada




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.