La Crónica

ZenitvsReal Betis
23

Ficha técnica · El Mejor

Liga Europa (2021/2022) > Play off para octavos de final

2-3: el Betis, que ve 'el aro como una piscina'... también toma San Petersburgo

Alejandro Delmás

 En San Petersburgo, Petrogrado o Leningrado, han pasado muchas cosas a lo largo de la Historia... y otras muchas que han dejado de pasar, entre el 'Crucero Aurora', los cañones de Kronstadt, la Estación de Finlandia, V I. Lenin y el Grupo de Ejércitos Norte de la Wehrmacht. En la Champions League de este mismo curso 2021-22 (Grupo H) el Chelsea y 'la' Juventus lo pasaron francamente mal (3-3, 0-1) en sus visitas al Gazprom Arena de la Isla Krestovsky. Líder de la Liga Premier rusa a golpe de presupuesto, el Zenit es un rival de lo más considerable. Pues llegó el Betis de Manuel Pellegrini, sin Canales ni Fekir y se adueñó del 'frente' de Krestovsky en menos de 15 o 20 minutos, ante algo menos de 30.000 espectadores en el 'Arena' (a cubierto; afuera se estaba dos grados y con nieve), medio aforo a causa de las restricciones sanitarias. El Betis marca goles como quien lava, juegue quien juegue y pase lo que pase. De cuatro en cuatro o de tres en tres. Se llega a un punto en el que es casi noticia que el Betis no marque cuatro tantos. En baloncesto, cuando esto pasa, se dice que el equipo o el jugador 'en gracia de Dios' ven 'el aro como si fuera una piscina'. Por hacernos una idea.

Sin Canales ni Fekir, que cumple sanción europea, Manuel Pellegrini se sacó esta vez de la redoma un invento más o menos de tres 'dobles parejas' por delante de la defensa de 'cuatro' (Sabaly, Pezzella, Edgar, Alex Moreno). Se trata más o menos de un 4-2-2-2 que va filtrándose entre las línea adelantadas del rombo con el que Sergei Semak, primer entrenador del Zenit, va a recambiar su habitual 4-4-2. Al modificar tu armazón habitual, ya estás concediendo la iniciativa al contrario. Y estas son las tres dobles parejas de la baraja de Pellegrini: Guido-Guardado, Joaquín-Ruibal (que produce oxígeno por dos) y Juanmi-Willian José.

El entrenador del Zenit, Serguéi Semak, entrenador del Zenit, amaga de salida con este 3-5-2 en perjuicio de su habitual 4-4-2; esto es, seguramente, bajo la influencia de los informes de Anatoliy Timoshchuk, su entrenador-asistente que anduvo espiando al Betis en Heliópolis la tarde del 0-2 del Villarreal. Así, el Zenit se plantea sobre la pantalla con Kerzhakov; Karavaev y Douglas Santos en los carriles, más Chystiakov, Yaroslav Rakitsky (volveremos a este nombre), Dmitri Chistyakov y Wilmar Barrios como escudo (?) central en defensa. En la zona de producción parece que afilarse la punta diamantina del rombo entre Kuzyaev, Wendel y Claudinho, con el exbarcelonista Malcom entre líneas y todos a la busca del interminable Artem Dzyuba y sus 197 centímetros. Dzyuba es el capitán del Zenit y la torre más alta de todas las Rusias futbolísticas. No será estético (Dzyuba es una cosa así como 'Mr. Proper')... pero vaya cómo 'limpia' el tío.

Pero lo que limpia, fija y da esplendor es el suave castigo en 'rosca' de Joaquín, a los siete minutos, que facilita grandemente el testarazo de Guido -'empotrado en la defensa rusa- para facturar impecablemente el 0-1. Ocurrió tras falta de Rakitskiy a Sabaly con tarjeta para Rakitsky de parte del árbitro francés Benoit Bastien.

En el minuto 18, el poco rodado Zenit, recién salido de la inactividad invernal, vuelve a complicarse en la salida del baló, el Betis circula a velocidad sideral para los de la Isla Krestovsky y, en plena galopada, Willian José larga un cachetazo a la base del poste derecho de Kerzhakov. Sin buena salida del balón, no es posible funcionar ante la presión adelantada y el achique de espacios que el Betis practica. El problema adicional en el caso de las pérdidas son los espacios adicionales que ofreces en el despliegue, cuando el balón corre más que ninguna otra cosa en el mundo. Y más, el balón del Betis.

A tal punto llega la marea bética, en pleno 'show', que en el minuto 21, Joaquín intenta un gol de córner directo. A punto de ser tragado por la marea verde y con el centro del campo perdido ante las 'dobles parejas' de Pellegrini, Semak reajusta su esquema y pasa al 4-4-2; Wilmar Barrios se inserta en la media para compensar el control verdiblanco. 

Pero en el minuto 24 sobreviene, de modo peculiar, el tipo de jugada que Semak dibujó mentalmente al diseñar aquel su primer rombo, a instancias e instrucciones de Anatoliy Tymoshchuk. Guido se lía ante una entrada de Wendel en muy posible falta, Wendel abre a la llegada de Claudinho por la derecha (izquierda del Betis), banda en la que Alex Moreno ha quedado 'borrado' y Claudinho envía al corazón del área verdiblanca, donde Artem Dzyuba cabecea a gol desde el balcón de sus 197 centímetros de altura: 1-2.

El Betis acusa el golpe. No pasan ni cinco minutos, y en el 28, Wendel vuelve a iluminar los medios con fútbol, ve el desmarque sin balón de Malcom y el exbarcelonista (y exCorinthians) cruza con soltura el 2-2. Vuelve a achicarse el Betis, para que en el minuto 35, Silva descuelgue otro cabezazo de Dzyuba, cuya 'envergaltura' empequeñece incluso los 193 centímetros de Edgar. Lo que está pasando es que Wendel se ha hecho el amo en la medular, a base de robos y de un ritmo superio, mientras que Claudinho maneja el 'tempo' del juego.

Pero el Betis de Pellegrini tiene dos 'Códigos Verdes' firmemente inscritos en su ADN. Son la presión adelantada y la velocidad en la circulación. Todo junto es demasiado para el actual Zenit, que en el minuto 40 produce otra grosera pérdida entre Kerzhakov y el desafortunado Rakitsky (minuto 40), pérdida que deriva el balón hacia Ruibal, quien localiza a Guardado para que éste firme el 2-3 con brillantez sobre la salida del descolocado Kerzhakov.

Tras el descanso (con un curioso 62%-38% a favor del Zenit en posesión; es por los brasileños y sus lentas posesiones, acabará en 59%-41%) , Semak se harta (naturalmente de Rakitsky (naturalmente) y de Karavaev y ordena jugar en sus puestos a Danil Krugovoi y Andréi Andréyevich Mostovói, éste sin nada que ver con el 'clásico' céltico Aleksandr Mostovói. El partido se pone serio y en el minuto 57, Pellegrini sienta a Juanmi y Joaquín para activar a Tello y William Carvalho.

En el 64, Semak vuelve a plantear 'rombo', avanza línea, envía a Yuri Alberto por Claudinho... y en el 65, tras varios amagos, Malcom teje una brillante luminaria por el flanco derecho del Zenit que termina con zapatazo de Kuzyaev al travesaño de Rui Silva. El VAR tendría que haber dictaminado sobre esa jugada, de haber acabado en gol. Lo que casi acaba en gol es un disparo de Ruibal sólo cuatro minutos después. El Betis enseña los colmillos en cada salida en transición... y Semak busca mordiente. En el minuto 72, el zar del Zenit quita a la 'torre' Dzyuba, que fijaba mucho su ataque 'estático' para hacer jugar al más móvil Ivan Sergeev, quien produjo más de 40 goles en la campaña 2020-21 para el Krylya Sovetov Samara. Y el caso es que se escuchan 'pititos', silbidos en el Gazprom Arena de Isla Krestovsky. No es como cuando V. I. Lenin llegó a la cercana Estación de Finlandia, en  abril de1917, pero... aquí lo que pasa es que en la siguiente mano de cartas, Pellegrini destapa la carta de Borja Iglesias en lugar de Willian José. Es el minuto 79. Antes, en el 75, Tello se había ganado merecida tarjeta amarilla. En el 85, Ruibal se va tan tranquilo, pese a los metros cúbicos de oxígeno que ha dejado en la Isla Krestovsky... y deja paso a Bellerín. Floritura de Pellegrini: Sabaly y Bellerín, los dos al mismo tiempo en cancha. Toma ya. 

Aún queda que el Zenit haga jugar a Erokhin en lugar de Chistyakov, más una tarjeta amarilla para Wilmar Barrios. Y el caso es que, pese al acoso final del Zenit, casi se veía más probable el cuarto gol del Betis... que 've el aro como una piscina'. Todas estas cosas pasaron -pasan- en San Petersburgo.

 

Ficha Técnica

 Zenit (2): Kerzhakov, Karavaev (Krugovoi, minuto 46), Rakitskiy (Mostovoy, minuto 46), Chistyakov (Erokhin, minuto 87), Douglas Santos, Wilmar Barrios, Kuzyaev, Wendel, Malcom, Claudinho (Yuri Alberto, minuto 65) y Dzyuba (Sergeyev, minuto 72).

Real Betis (3): Rui Silva, Sabaly, Pezzella, Edgar, Álex Moreno, Guido Rodríguez, Guardado, Aitor Ruibal (Bellerín, minuto 85), Juanmi (Tello, minuto 57), Joaquín (William Carvalho, minuto 57) y Willian José (Borja Iglesias, minuto 78).

Goles: 0-1, minuto 8: Guido Rodríguez. 0-2, minuto 18: Willian José. 1-2, minuto Dzyuba. 2-2, minuto 28: Malcom. 2-3, minuto 41: Guardado.

Árbitro: Benoit Bastien, galo. Amarillas para Rakitskiy, Tello y Santos. 

El mejor del Encuentro

Pellegrini

Es el amo. Sin Fekir ni Canales y el equipo sigue goleando fuera de casa. Buenos cambios también.

Compartir:
Podcast
Último encuentro

1ª División

Real Madrid0
Real Betis0
La crónica · Ficha técnica· El Mejor
Jornada a Jornada




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.