La eliminación copera del equipo femenino traerá consecuencias

José Antonio Jiménez
José Antonio Jiménez
24/01/2023

Estaba cantado que el Sevilla Femenino, pese al triunfo ante el Villarreal, sería eliminado de manera administrativa de la Copa del Rey tras la alineación de una futbolista que no tenía que haber intervenido en la contienda (Nagore Calderón, por una roja vista la pasada campaña). Un adiós que, visto lo visto, traerá consecuencias.

Y es que la parte final del comunicado en el que hacía pública la eliminación de las chicas de Cristian Toro no deja lugar a la duda: 

“El club, que no presentará recurso de apelación en segunda instancia, lamenta profundamente que un error humano involuntario haya acarreado esta eliminación, que priva al equipo sevillista y a sus aficionados de disputar los cuartos de final de la Copa. El seguimiento del cumplimiento de la sanción no fue advertido en los protocolos internos de funcionamiento en el equipo. 

El club ha reforzado ya los procedimientos a seguir para evitar que un error de este tipo se vuelva a repetir, además de abrir una investigación interna para depurar las responsabilidades correspondientes”.

Habrá que qué ver quién o quiénes pagan los platos rotos de una situación que, curiosamente, también ha protagonizado el mismísimo FC Barcelona.