Monchi, 53-Big data, 0

Antonio Félix
11/07/2019

La innumerable y distinguida parroquia que atiende a estas soflamas recordará cómo, el pasado año por estas fechas, precipitamos ya un juicio sobre el trabajo de las secretarías técnicas en la confección de las plantillas para afrontar el tajo del año. Aquello se sintetizó en un ‘Serra, 3-Caparrós, 0’ que alborotó a la peña, a pesar de que se resaltaba lo somero de un análisis que, dada la altura del curso, quedaba pendiente de calificación definitiva. Pero mire usted por dónde que, atravesado agosto e iniciada ya la Liga, aquella calificación resultó correcta, lo cual nos ha hecho pensar lo adecuado que resulta subrayar por dónde van los tiros y repetir el experimento. Así que, con todos los condicionantes que ustedes quieran, por el momento de la pretemporada, lo vivo aún del mercado, los tiempos de las estrategias comerciales, etc, etc, ahí va nuestra impresión: gana Monchi al Big data por 53 a 0.

En síntesis, todo lo que nos perturbaba ahora hace un año del proceder del Sevilla está sucediendo en el Betis. Si recuerdan, aquello se resumía en lo siguiente: no se sabía fichar. O sea, había dinero, había necesidades y había un plan para paliarlas. O, al menos, se decía que había dinero y que había un plan, pues las necesidades eran evidentes. Pero lo único que llegaban eran excusas. Por su ingenio o su falta, recordarán algunas, como aquello de que había que esperar primero a que cerrara la Premier. Luego sucedió lo que sucedió: Promes, Gnagnon, Vidal y Rog. Al fin, el mismo Joaquín Caparrós descubrió el gazpacho y tuvo a bien reconocer que el problema es que él no sabía fichar. He ahí la cuestión. Punto final. Monchi de regreso a casa, y otra vez a carburar.

Reconozcamos algo: lo de Monchi la pasada semana fue una exhibición. Justo unos días después de que aquí coreáramos sus cualidades, o no, el gaditano dio un máster de cómo funciona un director deportivo a pleno pulmón. Cerró a De Jong y Jordán, avanzó con Fernando y firmó a Koundé, Ocampos y Reguilón. Ya estaban Diego Carlos, Dabbur y (ay señor) Lopetegui. Más de 100 millones gastados y casi 50 recibidos por las ventas de Sarabia, Promes y Muriel. Evidentemente, el juicio a Monchi se realizará por el rendimiento que ofrezcan esos jugadores, entre los que existen todo tipo de contrastes, futbolistas con recorrido frente a noveles de alto riesgo. Pero su manera de actuar ofrece excelentes sensaciones: ya ha aumentado la competitividad en parcelas de la plantilla que parecían solares y, sin duda, ha convencido con su promesa de que lo mejor está aún por llegar. Monchi ha logrado, en fin, lo más difícil que se le puede exigir a un director deportivo: ilusionar.

Enfrente… Bien, para empezar, enfrente no sabemos ponerle cara al homólogo del gaditano. ¿Quién se responsabilizará de los fichajes que haga este año el Betis? Josemi ya ha dicho que él no y Alexis que esa talla le viene grande. Tras la patada a Serra ha quedado un vacío que nadie parece por la labor de llenar. Al menos, nadie humano. Porque en el Betis del siglo XXXXXI que ya tenemos aquí el que parece dictar lo apropiado de a quién fichar es el Big data. Lo cual que, hasta ahora, se ha fichado a Juanmi y se ha vendido a Pau López, con cuyo dinero se pretende pagar la cláusula de Borja Iglesias. Se da por sentado que también saldrá Júnior y se anda a la expectativa de lo que sucederá con Lo Celso y William. Ah, también se firmó a Rubi, lo mejor de lo mejor según el presidente Haro, que ya ha anunciado que para atrás no se juega y que, “con la calidad que tiene el equipo”, cada vez que “se den la vuelta como aviones” será gol. El tema es si el propio Rubi sabe a ciencia cierta con cuánta calidad contará allá cuando el campeonato arranque, dentro de poco más de un mes. En ese sentido, el gélido proceder del Big data no conduce precisamente al entusiasmo. El personal ve caer las hojas del calendario aguardando algo, pero de momento sólo encuentra silencio. Puede ser una estrategia. Y puede ser que, como sucedió el año pasado en el Sevilla, no sepan. Ya veremos. Por ahora, el Big data provoca lo peor que puede emanar de un director deportivo: inquietud.

Compartir:
Podcast Sevilla FC
 
Último encuentro

1ª División

Sevilla FC2
Athletic Bilbao0
La crónica · Ficha técnica· El Mejor
Jornada a Jornada




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.