Sepelios, mosquitos y sopor futbolero

Javier González-Cotta
10/06/2021

Decía el escritor húngaro Sándor Márai –titular indiscutible en el once de nuestras vidas– que marzo era el mes de los laxantes, las revoluciones y el pesimismo. No sabe uno bien qué quiso decir, pero suena estupendamente. También dijo que las retransmisiones deportivas eran la arteriosclerosis de la civilización. Esto ya lo comprendemos mejor y hasta podríamos entenderlo en un hombre que acabó devorado por el tedio y murió por la propia mano. Antes del gol de Panenka, siempre nos gustó la cultura del país magiar. Si los laxantes, el pesimismo y las revoluciones eran cosa del mes de marzo, ahora, bajo el aplastante calorín, junio nos parece que es el mes de los sepelios, la sangre de los mosquitos y el sopor futbolero. De los sepelios, porque el verano se abre y se cierra con duelos y cabezadas (nuestros mayores suelen doblar la servilleta en verano). De la sangre de los mosquitos, porque el calor nocturno agudiza el insomnio y sólo hallamos consuelo en aplastar mosquitos contra la pared para recrearnos con los churretes de sangre que dejan. Del sopor futbolero, porque junio es el mes del aburrimiento y la depresión para el hincha. No hay Liga, los fichajes están parados, la prensa deportiva cabalga a duras penas por el páramo noticioso. Encima Monchi va diciendo todos los días que el verano va a ser largo. La merma económica por la pandemia seguirá haciendo daño al fútbol. "Va a ser un mercado de mucha creatividad y paciencia", ha dicho últimamente en algún que otro foro de postín. Rogamos a Hagia Sophia, la Divina Sabiduría de Constantinopla, que le conceda grandes dosis de creatividad y paciencia táctica. Nosotros, metidos de lleno en el horrible mes de junio, andamos ayunos de inspiración creativa. El calor nos vuelve impacientes a la par que irritados. Necesitamos ya un fichaje en vena, igual que un pico, como el yonki en la Plaza del Pumarejo de los años duros. No importa si por ahora todos los caminos conducen a un trueque con Munir con otros equipos (Joselu, Guedes, Arambarri). Fíchese ya a alguien, nos vale cualquiera. Sabemos que nunca será el tal Dani Ceballos, que ha dicho que "jamás, jamás ficharía por el Sevilla FC". Nos consuela saberlo. Porque jamás, jamás habíamos pensado en fichar a ese talento que ha dejado de serlo y va camino de convertirse en bisutería.

Empieza la Eurocopa, sí. Pero no es el fútbol que el hincha de club, fanático de sus nostalgias, espera ver. Por ciertas afinidades poco o nada confesables, sólo nos interesa saber lo que haga Turquía, que debuta contra Italia. No esperamos que sus jugadores hagan el saludo militar en homenaje a las operaciones contra los kurdos en Siria, como ya hicieron con perfecta coreografía en un partido. Pero de los turcos siempre espera uno algún que otro estrambote. Seguiremos la pista a Macedonia del Norte, aunque es lástima que Grecia no se haya clasificado para la Eurocopa. Nos habría gustado verlos en un duelo de animosidad recíproca. Nos consolamos con que Ucrania y Rusia sí coinciden en el torneo. La camiseta nacional de Ucrania ha causado irritación en Moscú porque el mapa del país que luce en el pecho incluye Crimea, anexionada olímpicamente por Rusia en 2014, pero reconocida como parte de Ucrania en las plazas internacionales. El resto (la sede de Sevilla, la selección española, los casos de covid, los desvelos de la UEFA, etc.) nos importa bien poco. Sepelios, sangre de mosquitos y sopor futbolero. Apenas si esperamos otra cosa.

Compartir:
Podcast Sevilla FC
 
Podcast
Último encuentro

1ª División

Sevilla FC1
Alavés0
La crónica · Ficha técnica· El Mejor
Jornada a Jornada




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.