La Crónica

Sevilla FCvsCluj
00

Ficha técnica · El Mejor

Liga Europa (2019/2020) > 1/16 de final. Vuelta

Traoré echa una mano

Javier Santos

Disponer de seis minutos de prolongación en el encuentro de vuelta de una eliminatoria ante el Cluj y que se te hagan eternos demuestra que has hecho más cosas mal que bien a lo largo de la misma. Que el equipo rumano te haga un gol de la nada en el 86', con un balón colgao y un tiro centradísimo evidencia que también has tenido problemas en defensa, no sólo en ataque. Un toque con la mano de Traoré en esa acción evitó la tragedia máxima en Nervión, la de la eliminacionón del Sevilla de la Europa League a manos del Cluj en los 1/16 de final del torneo. La pitada del Ramón Sánchez-Pizjuán al término del partido que certificaba el pase del Sevilla a los octavos de final no fue casualidad. Un triste empate a cero con el que jamás se debió llegar a la fase final del encuentro. Esta vez el fútbol no castigó al Sevilla, que había mandado a la basura muchas ocasiones de gol y que pudo ser ajusticiado por el modesto equipo de Dan Petrescu, que acabó perdiéndole el respeto al Sevilla en una segunda parte igualadísima y que vuelve a poner en evidencia el habitual plan de Lopetegui para el Sánchez-Pizjuán.

Apostó el vasco por el mismo once de Getafe, salvo Bono, que sustituía a un Vaclik ni siquiera convocado finalmente. El mismo plan del Coliseum, el mismo plan que en Rumanía. Una continuidad pocas veces vista con el técnico. Sí hubo cierta diferencia a la hora de ejecutarlo, al menos durante la primera mitad: sus jugadores parecieron buscar pases más rápidos para poder penetrar en la defensa del Cluj, profundidad en ambas bandas e incluso tiros desde la frontal cuando no encontraban huecos. Variantes que le sirvieron para generar mucho peligro. Esta vez el ataque era más fluido pero el remate anduvo perdido. Reguilón empalmó un córner lamiendo el larguero, el mismo final encontró Suso desde la frontal y Bordeianu casi se mete un despeje en su portería en otro de los córneres ejecutados por Jordán.

Fue una primera media hora intensa del Sevilla. El Cluj apenas daba tres pases seguidos y se limitó a probar a Bono dos veces desde lejos. En ambas ocasiones el portero marroquí estuvo atento ante Paun y Djokovic. El Sevilla necesitaba transformar ese dominio aplastante en gol, en tranquilidad. A punto estuvo de lograrlo tras un jugadón de De Jong por la banda derecha, con pase raso a la frontal para que Ocampos disparara. El tiro se topó con Fernando y a punto estuvo de entrar de rebote. El Sevilla atacaba con bastantes jugadores y se notaba. Pero sin acierto. Los constantes centros rasos y fuertes de Navas nunca encontraban un rematador avispado. Tan cierto como increíble a estas alturas. Tras otro saque de esquina, Koundé se marcó el lujo de dar tres toques sin dejarla caer: control, orientación y remate duro que se topó con los guantes de Arlauskis.

No había manera. Ni siquiera cuando otra internada por la derecha de los nervionenses derivó en un pase raso de Suso que acertó a rematar Reguilón, quien ya cantaba el gol cuando se dio cuenta de que su tiro dio en el costado de De Jong a sólo medio metro de la línea de gol. Se desesperó el Sevilla y en las tres últimas jugadas de la primera parte casi lo paga en tres jugadas a balón parardo. Primero en una falta desde la frontal que derivó en un tiro duro de Djokovic que envió a córner Bono. Se sacó y el balón le cayó a Paun, quien hizo lucirse al portero sevillista con un gran zurdazo. Otra vez saque de esquina y otra vez susto gordo, con un remate de cabeza de Boli que se fue fuera por poquísimo. Así es el fútbol y así jugar en Europa. Hay que matar cuando puedes.

La frustración por no haber marcado y la acumulación de esfuerzos de los mismos jugadores hacía correr el peligro de que el Sevilla se desactivara en la segunda mitad. Y eso ocurrió. Los ataques eran cada vez más lentos y previsibles, aunque el encuentro se reanudara con un centro de Navas rematado por Ocampos con mucha intención pero poca puntería. Lo vio claro Petrescu, que mandó al Cluj un paso arriba, a presionar a un Sevilla cansado y con cada vez más dificultades para sacar el balón. El partido estaba definitivamente envenenado y Lopetegui buscó control con Banega. Nada. El argentino ha desaparecido del mapa del Sevilla y no encuentra el camino.

A falta de media hora hubo una especie de 'spoiler' de la jugada final: Paun agarró un balón fuera del área y disparó duro pero centrado. Bono la detuvo pero se le escapó el esférico, despejado final y providencialmente por Koundé. Pese a sus buenas paradas de la primera mitad, el marroquí no dejaba tranquilo a nadie. No sabía el Sevilla salir de la presión descarada de un Cluj crecido y que empequeñecía al Sevilla. Y no sabía Lopetegui qué hacer para desbloquear la situación, fruto del cansancio y del miedo por el apretado marcador. Había tenido ocasiones de sobra el Sevilla para no llegar así a los últimos minutos (Fernando tuvo otra en un córner, pero disparó fuera desde muy cerca), pero si en la liga te puede valer para estar arriba una gran defensa, en Europa, para triunfar, necesitas poderío ofensivo.

Para el último cuarto de hora Lopetegui calcó el plan que le dio frutos en Rumanía, colocando a Gudelj de central, a Koundé de lateral y a En-Nesyri junto a De Jong. Pero había una diferencia: el que tenía que marcar era el Cluj y el Sevilla no se quería estirar, por lo que el plan se quedó a medias. El recurso de Petrescu era rudimentario pero útil: colocó a Rondón junto a Traoré para así aprovechar el poderío aéreo de éste. Así llegó la jugada de marras, con Traoré bajando un balón aéreo y dejando a Paun otra vez en la frontal. Otra vez disparó centrado y otra vez erró Bono, al que se le coló el balón por abajo. El susto duró dos minutos, el tiempo que el colegiado fue advertido desde el VAR de que Traoré se la llevó con la mano tras una providencial acción defensiva de De Jong. Susto. Clasificación. Y pitos. Incluso algún cántico al entrenador.

Ficha Técnica

Sevilla FC (0): Bono; Jesús Navas (En-Nesyri, minuto 75), Diego Carlos, Koundé, Reguilón; Joan Jordán (Banega, minuto 57), Fernando, Gudelj; Suso (Nolito, minuto 67), Ocampos y De Jong.

CFR Cluj (0): Arlauskis; Manea, Vinicius, Burca (Boli, minuto 28), Camora; Deac, Bordeianu, Djokovic (Rondón, minuto 78), Paun; Omrani (Golofca, minuto 84) y Traoré.

Árbitro: Andris Treimanis, letón. Expulsó por doble cartulina a Bordeianu. Amarillas para Jesús Navas, Deac, Djokovic, Boli, Petrescu, Nolito y En-Nesyri.

El mejor del Encuentro

Koundé

Buen partido del central, rematando incluso con peligro sobre la portería del Cluj. También correcto en el rato que jugó de lateral.

Compartir:
Podcast
Último encuentro

1ª División

Sevilla FC2
Real Mallorca0
La crónica · Ficha técnica· El Mejor
Jornada a Jornada




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.