La Crónica

Athletic Club BilbaovsSevilla FC
12

Ficha técnica · El Mejor

1ª División (2019/2020) > Jornada 35

Qué bueno que te quedaste

Lucas Haurie

El Sevilla logró en Bilbao un triunfo de peso y prestigio, ambas cosas, que lo acercan muchísimo a la Liga de Campeones. Tanto, que ha ascendido a la altura del tercer puesto y sigue viendo por el retrovisor el cuarto a seis puntos cuando restan nueve por otorgar. La victoria lleva grabado el nombre de Éver Banega, oficialmente futbolista de un ignoto club saudí pero hasta agosto jugando de prestado, a precio oro –los euros mejor invertidos de la temporada–, en el plantel sevillista. Dio una exhibición en la primera parte y su clase inmarcesible, dos toques mágicos con su pie derecho privilegiado, brilló en los dos goles que remontaron el que había encajado Bono justo antes de la media hora.

En ocasiones, pese a que vivimos un fútbol ultratecnológico e hiperconectado, los entrenadores sorprender a sus colegas. A veces, como hizo Gaizka Garitano, lo hacen para mal… sin que su oponente sepa aprovecharse. El Athletic, contra toda la tradición y contra el mismísimo sentido, cedió al Sevilla terreno y balón pero la proverbial humedad de la pólvora de su ataque, más empapada que mojada, evitó que los magníficos veinticinco minutos de fútbol salidos de la batuta de Banega, bien secundado por Joan Jordán, produjesen nada concreto. No digo ya un gol, ni siquiera un remate con el que asustar a Unai Simón.

Combinaba el Sevilla con sentido y precisión, apoyado también en lanzamientos de juego balísticos de Diego Carlos que estiraban la defensa vizcaína para solaz de Navas y Reguilón. Todo perfecto en la pizarra, por consiguiente, pero una auténtica porquería en los veinte últimos metros de campo, con Suso travestido de Don Tancredo, Ocampos en modo atropello perpetuo y En-Nesyri embarcado en ese esfuerzo vano tan suyo, sin medir bien las carreras ni aparecer por las zonas de remate. Estaba cantado que el Athletic marcaría en su primera ocasión, típico castigo del fútbol a los cuqui-equipos, y así lo hizo Capa, al enganchar un balón suelto en el área para fusilar a Bono. Casi un ochenta por ciento de posesión y un chicharro en contra, he aquí el triste balance de un primer tiempo bien jugado, según los cánones del tiqui-taca.

El portero marroquí se llevó nada más reanudarse el juego un gran susto que resolvió con una parada meritoria, sí, pero afortunado, ya que Córdoba, solo en el área chica, remató centrado. Replicó Suso con un zapatazo que negoció mal Simón, concediendo un rebote que Reguilón desaprovechó por un resbalón inoportuno. Mejor estuvo el arquero local en la siguiente ocasión, cuando desvió un remate a bocajarro de Ocampos, bien servido por Jordán desde la derecha. El pichichi sevillista debió haber esquinado algo un remate comodísimo. Los ingresos de Munir y De Jong estaban cantados, también porque Garitano había decidido apostar su suerte al repliegue para lanzar zarpazos con Williams y Muniain.

No le dio tiempo al Athletic a asentarse en la nueva configuración del encuentro porque la conexión entre Munir El Haddadi y, sobre todo, Éver Maximiliano Banega combustionó San Mamés en menos de cinco minutos. El madrileño, regate eléctrico en la medialuna, fue derribado. Banega la puso con mimo en la escuadra. Acto seguido, el argentino puso un centro-banana desde casi la frontal que Munir mandó a la jaula con un frentazo. Pausa para beber y un cuarto de hora para defender la cuarta plaza, o para asaltar la tercera. Como siempre, Lopetegui ordenó un paso atrás o puede que esta vez fuese el rival quien recetase el encierro con su empuje. Bono se ganó el sueldo al detener un tiro muy peligroso que buscaba el palo y el equipo arbitral ignoró un agarrón de Munir a Iñigo Martínez que un colegiado puñetero habría considerado penalti.

En otro tiempo, defender una renta mínima en San Mamés en un partido tan decisivo para ambos, habría equivalido a… meter la cabeza en las fauces de un león. Pero entre la pandemia y el amaneramiento socialdemócrata, las encerronas ya no son lo que eran. Diez años después, triunfo en Bilbao y media Champions en la buchaca. Monchi lo ha bordado y Julen se ha ganado un busto.

Ficha Técnica

Ficha técnica:

Athletic de Bilbao (1): Unai Simón, Capa (Ibai Gómez, minuto 78), Núñez, íñigo Martínez, Yuri (Balenciaga, minuto 24), Dani García, Mikel Vesga, Muniain, Sancet (De Marcos, minuto 46), Córdoba (Villalibre, minuto 78) e Iñaki Williams (Kodro, minuto 78).

Sevilla FC (2): Bono, Jesús Navas, Koundé, Diego Carlos, Reguilón, Gudelj, Joan Jordán (Munir, minuto 63), Banega, Ocampos (‘Mudo’ Vázquez, minuto 88), Suso (Fernando, minuto 79) y En-Nesyri (De Jong, minuto 63).

Goles: 1-0, minuto 28: Capa. 1-1, minuto 69: Banega. 1-2, minuto 73: Munir.

Árbitro: David Medié Jiménez (Comité Catalán). Amarillas para Núñez, Banega, Ocampos, De Marcos y Dani García. 

El mejor del Encuentro

Banega

Impresionante en San Mamés. Juego, gol de falta y pase de gol.

Compartir:
Podcast
Último encuentro

1ª División

Athletic Club Bilbao2
Sevilla FC1
La crónica · Ficha técnica· El Mejor
Jornada a Jornada




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.