muchodeporte.com Hoy es noticia...

Los sonoros éxitos de Betis y Sevilla con... Enríquez Negreira

Alejandro Delmás
Alejandro Delmás
18/03/2023

La actualidad genera una pequeña vuelta de tuerca en lo que aquí se conoce como 'El Escaparate'. Así que, donde iba a aparecer una historia sobre el recién fallecido, legendario atleta Dick Fosbury, campeón olímpico de 1968 que transformó para siempre el salto de altura (historia que se verá otro día)... ofrecemos mejor un pequeño análisis de datos, la mayoría poco vistos, sobre la relación del árbitro barcelonés José María Enríquez Negreira, el hombre de más rabiosa actualidad en España, con los dos equipos sevillanos, Real Betis Balompié y Sevilla FC. Enríquez nació en Barcelona el 6.9.1945.

Y lo que la exploración de Muchodeporte revela sobre la trayectoria de Enríquez en relación a los dos grandes rivales sevillanos es que... en modo alguno les fue mal a ninguno de ellos con el controvertido árbitro catalán. Por las constantes acusaciones -en aquellos tiempos- de dirigentes tan señalados de los años 90 como los ya fallecidos Jesús Gil ("Enríquez Negreira es el hombre que le hace ganar las ligas al Barça en los despachos") y Ramón Mendoza ("Hay indicios de presunta corrupción deportiva; existe una gran preocupación en cientos de miles de personas en la actuación de Enríquez Negreira desde Barcelona. Habrá que intentar que los árbitros no hablen antes de los partidos siempre con la misma persona. Crea un clima de tensión innecesario")... parece quedar claro que Betis y Sevilla no estaban dentro de las mayores preocupaciones o intereses del 'referee' barcelonés. 

Obviamente, ninguno de los dos clubes sevillanos -ni de todas las otras partes de España no catalanas- podían recibir arbitrajes de Enríquez Negreira cuando se chocaba con cualquier equipo catalán... empezando por el FC Barcelona de nuestras culpas.

Al margen de observaciones personales de viejos tiempos -que también irán-, en datos objetivos... ni Betis ni Sevilla pueden quejarse de balance negativo en sus cruces con E. Negreira. Entre 1979 y 1992, de Algeciras (0-0) a Sestao (0-2, Betis), principio y fin, en sendos duelos de Segunda División, el Betis disputó 22 partidos oficiales bajo órdenes de José María Enríquez. Los verdiblancos ganaron ocho de esos partidos, empataron otros ocho y perdieron seis: 8-8-6. 

Por su parte, y entre 1980 y 1992, desde un 2-0 al Salamanca en Nervión hasta una derrota final en Tenerife por 4-1 (24.5.92), el Sevilla recibió arbitraje de E. Negreira en 21 compromisos oficiales: nueve victorias, tres empates y nueve derrotas, 9-3-9. Pero, entre una masa de pequeños traspiés más o menos anónimos, relucen grandes éxitos históricos de ambos 'eternos rivales' bajo el control técnico del 'referee' hoy en la diana de la escopeta nacional.

Cabe agregar que Enríquez sólo arbitró en toda esta relación dos duelos entre Sevilla y Betis, uno en Liga y otro en Copa. Al de Campeonato de Liga, en Nervión, el 24.1.1982, jornada 21ª, pertenece la fotografía del propio Sevilla FC que abre este texto y en la que se observa cómo José Carlos (Fernández) Tello, delantero malagueño -de Vélez- de aquel 'segundo' Betis de Rafael Iriondo levanta del suelo a un Antonio Álvarez en cuclillas, con Enríquez Negreira a paso y medio de los jugadores. Desde la distancia y ante un graderío repleto, el defensa central sevillista Juan Rivas observa la escena. 

Aquel partido de enero de 1982 en Nervión concluyó con 1-1, goles de Juan Carlos y -para igualar, y con la punterita- de Julio Cardeñosa. La única incidencia señalada fue la expulsión (por doble tarjeta amarilla) del 'crack' sevillista Carlos Alberto Pintinho en el minuto 62, ya con 1-1 en las tablas de Nervión. Enríquez exhibió otras cuatro tarjetas de amonestación: a Pablo Blanco y Antonio Álvarez, del Sevilla, y a los béticos Alex y Romo.

Ahí, Enríquez ya había dirigido el Sevilla-Betis de Copa del 19.11.1980, también en Nervión, cerrado con 2-1 para el Sevilla, tantos de Blanco y Morete que levantaron en el segundo tiempo el 0-1 que también Cardeñosa había impuesto en el minuto 24. Un espectador de aquel choque recuerda que sí le llamó la atención cómo, en un ambiente hipertenso, el barcelonés despachó el asunto con una sola tarjeta amarilla; precisamente, al goleador Pablo Blanco. En la vuelta, el 3.12.80, el Sevilla apeó al Betis de la Copa 79-80 con 1-1 en Heliópolis ('Lobo' Diarte; Yiyi), ya bajo arbitraje de Soriano Aladrén.

Los éxitos: Betis

Entre los grandes momentos de ambos dos 'eternos' con arbitrajes de Enríquez, no cabe duda de que los del Betis fueron más y mejores; esto último, no ya sólo por las cifras en sí, sino por la relevancia de lo conseguido. Con arbitrajes de Enríquez Negreira, el Betis firmó el dramático ascenso del 17.6.1979, el 2-1 al Granada en Heliòpolis, la famosa, 'taquicárdica' permanencia del 21.4.85, en 'La Rosaleda' de Málaga, con aquel célebre gol de Antonio Joaquín Parra o... nada menos que un impactante 4-1, el 7.1.1984 y en Heliópolis, a un Real Madrid entrenado por Alfredo di Stéfano; dianas de Francisco Javier Mantilla, José Suárez, Gaby Calderón y el excastillista Paco cimentaron un estruendoso 4-0 que el Real Madrid sólo pudo rebajar al final en 4-1 gracias a un 'penaltito' (...??) convertido por el hoy desaparecido Juan Gómez, 'Juanito'.

Bien curiosamente, Enríquez también firmo el acta de la única, rarísima victoria oficial del Betis como 'local', en el campo del Sevilla, un 4-1 a la U. D. Las Palmas, el 28.9.1980, goles de Biosca, Segundo y -dos- de 'Lobo' Diarte, quien ya no se encuentra entre nosotros. 

Juani había abierto para Las Palmas en 0-1 el marcador del 'Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán'... donde el Betis salía como 'local' por las obras de su estadio, previas a la Copa Mundial España'82. A la media hora de juego, E. Negreira expulsó a la vez a Julio Cardeñosa y al medio grancanario Benito Morales, que perseguía al cerebro del Betis de punta a punta de Nervión. En el minuto 87, ya con el definitivo 4-1, el árbitro catalán también mandó a casetas, por segunda tarjeta amarilla, al defensa Roque; una inmediata -y última, hasta hoy- segunda cita del Betis como 'local' en Nervión, el 12.10.1980, se saldó con 0-1 para el Atlético de Madrid, con arbitraje más o menos convulso de García de Loza.

Otra curiosidad de la relación Enríquez Negreira-Betis resulta ser, por ejemplo, que el 'marcado' árbitro barcelonés es el que históricamente ha juzgado más compromisos oficiales entre Betis y Valencia: tres. Y lo hizo con balance absolutamente equitativo: 1-1-1. Por lo demás, ninguna de las seis derrotas verdiblancas resultó especialmente grave; como máximo, y sólo por la 'eterna rivalidad', aquel 2-1 para el Sevilla de la Copa 80-81. Pero eso sólo era un 50% de una eliminatoria en la que pesó aún más cómo el Sevilla supo defender su suerte en la vuelta, en Heliópolis. Vayamos al Sevilla.

Cardo y Pintinho suben al cielo

El gran hito de los 21 partidos oficiales que Enríquez Negreira dirigió al Sevilla se produjo en la cuarta de esas citas: 'La Romareda', Zaragoza, el 13.2.1981, el 'Pintinho Day', el debut de Manuel Cardo Romero, 'Coriano de Oro y Banquillo de Leyenda', como entrenador titular del Sevilla... en la imborrable tarde de los cuatro goles al Zaragoza del recién fichado debutante Carlos Alberto Pintinho; quien había brillado como toda una estrella carioca en el Fluminense de 'La Máquina'. 

Pintinho selló los cuatro tantos de un encarnado, encendido, 'iluminado' Sevilla en aquella mágica tarde aragonesa... que también contempló otro debut para el recuerdo del sevillismo. Fue cuando Manolo Cardo vistió de titular a un tal Francisco López Alfaro, ursaonense y nazareno del Gran Poder.

Ni con Enríquez Negreira -ni con casi nadie más- podían repetirse muchos días con el embrujo y el halo de aquél de Zaragoza. Para el recuerdo, el árbitro barcelonés sólo tarjeteó aquel día a Paco Buyo y al central zaragocista (cántabro) Pedro Camus. Y el gol del Zaragoza se lo anotó un tal... Jorge Alberto Francisco Valdano Castellano.

En el resto de la secuencia oficial Enríquez-Sevilla FC, hasta concluir en 1992, no constan derrotas ni éxitos especialmente significativos. Hagamos constar un duro 0-3 ante el Celta (mayo de 1988), el 4-1 a favor del Tenerife que el 24.5.1992 clausuró la estela de partidos Enríquez-Sevilla o, a favor del Sevilla... el 4-1 al Atlético de Madrid de septiembre de 1988 y, ya el 20.10.1990, un sonoro 3-0 sevillista al Athletic Club, con duelo de banquillos Cantatore-Clemente. 

Este último día, Pablo Bengoechea e Iván Luis Zamorano (2) apuntillaron la victoria del Sevilla. Ya con 2-0, en el minuto 72, Negreira mostró una bastante merecida tarjeta roja directa al ilustre leñador bilbaíno Pachi Salinas. Rafa Alkorta era el otro central de aquel Athletic de Clemente. Y...

Enríquez: buen trato y 'echao palante'

Datos a un lado, el firmante sí pudo hablar de cerca una sola vez con José María Enríquez Negreira. Y fue en los pasillos del 'Estadio Benito Villamarín', la ardiente tarde del domingo 17.6.1979 cuando el Betis selló el retorno a la Primera División que había abandonado muy poco más de un año antes con victoria por 2-1, goles de Antonio Benítez y Hugo Cabezas frente al 0-1 del granadinista José Luis.

Entre la barahúnda que había desatada aquella tarde por los pasillos de Heliòpolis -que entonces sí podían pisar los periodistas, como en los demás estadios-, de repente el firmante escuchó una voz a la espalda templada, muy modulada y con bastante calma y educación dentro de aquella caldera, que decía: 'Oye, rubio, ¿dónde puedo encontrar agua? Hemos acabado con la del vestuario, aquí pasan de nosotros y en mi vida he visto tanto calor como el que hoy hace aquí'. 

Esa era la voz de un 'joven' Enríquez Negreira (ni 34 años cumplidos), que, con el pelo 'cardado' en los rizos que se llevaban en aquellos tiempos, resultaba ser un protagonista totalmente secundario en aquel delirio del retorno bético de junio de 1979; todo, dentro una tarde verdaderamente hirviente en Heliòpolis. Sin mucho más, uno remitió al sediento árbitro en busca de Alberto Tenorio, príncipe verdiblanco de los utilleros. Si se produjo algo irregular en aquella tarde del ascenso del Betis en 1979... no fue precisamente la actuación de Enríquez Negreira. Y de esto sí que cabe dar fe.

Barcelona... y Guruceta

Pero, hacia 1994, tras cuatro Ligas ganadas en fila por el Barça de Johan Cruyff, con la doble sentencia contra el Real Madrid en Tenerife, etc, Jesús Gil y Ramón Mendoza ya habían tenido bastante. Vinieron las declaraciones ya citadas. Y ahí fue cuando desde Madrid empezaron a tronar a tope contra Negreira, del que el propio Gil denunciaba: "Todos saben que Enríquez Negreira es un asistente habitual al palco del Camp Nou... le hace ganar las Ligas al Barça en los despachos". En 1992, Enríquez, 'in style', ya había respondido así en una entrevista de Tomás Guasch en 'Mundo Deportivo': "No me han propuesto ganar dinero fácil, y si hubiera pasado... no se lo diría".

Ya el 23.10.1994, en el programa 'Gol a Gol' de TV-3, y a preguntas de nuestro amigo Lluís Canut, Enríquez Negreira se defendió con tanto sarcasmo como desahogo ante las acusaciones de Jesús Gil de 'haberle hecho ganar cuatro Ligas al Barcelona'. Así se defendía Enríquez ante Canut, entre sonrisas distendidas: "Sí hombre, sí, si lo dice él... lo que pasa es que se olvida de que el Barça lleva cuatro años siendo campeón y yo llevo nada más que un año en el Comité. El año pasado fue campeón el Barcelona por un error de un jugador del Coruña (N: agónico penalti parado por el meta González al deportivista Djukic, en 'Riazor')... y este año va cuarto el Barcelona, así que mal informado va". Enríquez aún le bromeaba así a un Canut que le hacía ver el 'poderío' que Gil le concedía: "Soy la hostia, es que debo de ser la hostia"...

Anderlecht-Nottingham

Enríquez no era 'la hostia' pero sí fue de juez de línea (junto al cántabro Felipe Crespo Aurre) con Emilio Guruceta en un partido de Recopa que Guruceta -fallecido en 1987, en accidente de tráfico, en Fraga- 'vendió' oficialmente. Se trató de un Anderlecht-Nottingham Forest de semifinales de la Copa de la UEFA 1983-84, el 25.4.1984, en Bruselas, que el Anderlecht de Scifo, Vandenbergh, Czerniatynski, etc. solucionó por 3-0... tras haber perdido en la ida por 2-0, en Nottingham.

Según estableció oficialmente la UEFA en 1997, el entonces presidente del Anderlecht, Constant Vanden Stock (ex seleccionador nacional de Bélgica), abonó aquel 1984 a Guruceta un millón de francos belgas, casi cuatro millones de pesetas de la época o 24.000 euros de hoy, por decidir partido y eliminatoria a favor del Anderlecht; que después perdió la final a doble vuelta ante el Tottenham, en penaltis y tras doble 1-1.

El contacto y el pago a Guruceta se hicieron a través de un intermediario de bajos fondos, Jean/Jan Elst, que después pasaría a chantajear a Vanden Stock, gran industrial de cerveza... al que llegó a extraer en total, según los autos judiciales de 1997, un total de 20 millones de francos belgas. Constant Vanden Stock no resistió la presión y dejó la presidencia a su hijo Roger, para retirarse, en espera de que cesara el chantaje. Pero Elst no se detuvo y cuando Vanden Stock cesó en los pagos trató de vender el caso en los medios y al fin denunció judicialmente a un Vanden Stock que, detenido e interrogado, terminó por confesar su culpa ante un tribunal civil de Bruselas.

Estos autos judiciales se abrieron en 1997, 13 años después del aciago partido. Ahí ya hacía una década que Guruceta había muerto en accidente de coche cuando iba a arbitrar un Osasuna-Real Madrid. El caso legal se declaró 'prescrito' en relación al largamente fallecido Guruceta, aunque el Anderlecht fue apartado por un año de la competición europea para la que se clasificara inicialmente y su 'delegado arbitral', Raymond De Deken, fue declarado 'persona no grata' por la UEFA. Guruceta quedó 'convicto' a los ojos de la UEFA, aunque legalmente y por su muerte, todo quedara 'prescrito'.

Los jueces de línea en aquel Anderlecht-Nottingham 'de Guruceta', fueron nada menos que José María Enríquez Negreira y Crespo Aurre. Ambos -al alimón- declararon que todo era 'una fantasía', pero las imágenes, que aun andan por ahí en 'YouTube', no les ayudan a ambos, precisamente.

El 2-0 del Anderlecht (minuto 56, tras el 1-0 de Scifo) llega a través de un penalti 'fantasma': el danés 'anderlechtois' Kenneth Brylle circula como a medio metro del defensa inglés Ken Swain y se pega un 'piscinazo' por la cara, denunciado con escándalo por los ingleses. Pero Guruceta -que está al lado de los hechos- pita penalti, con suprema determinación. Todas las protestas de los del Forest, a quienes dirigía Brian Clough no impiden que Brylle ejecute el castigo (?) y selle el 2-0. En el 86, sin necesidad de ir a prórroga (...), Erwin Vandenbergh liquidó la eliminatoria con el 3-0 y metió en la final al Anderlecht de Vanden Stock, 'de' Guruceta y al que entrenaba Paul van Himst, gran mito belga. 

Según el exárbitro internacional Eduardo Iturralde González, en la Cadena SER y hace muy pocas semanas (después de negar en principio que hubiera llegado a juicio), "esto fue la palabra de un presidente vivo contra una persona muerta". Pero no; nada de esto fue 'fantasía'. En todo caso... 'desahogo máximo'. Y el educado Enríquez Negreira, de juez de línea.


¡Hola!

Nos alegra mucho que estés visitando nuestro sitio web. Queremos pedirte un pequeño favor: notamos que estás utilizando un bloqueador de anuncios (ADBlocker).

¿Por qué te lo pedimos?

La publicidad es una parte fundamental para mantener este sitio en funcionamiento. Gracias a ella, podemos seguir creando contenido de calidad y ofreciendo nuestros servicios de forma gratuita. Nuestro equipo trabaja arduamente para brindarte lo mejor, y los anuncios son una de nuestras principales fuentes de ingreso.

¿Cómo puedes ayudarnos?

Es muy sencillo. Te pedimos que consideres desactivar tu ADBlocker mientras navegas por nuestro sitio. Al hacerlo, nos ayudas a continuar ofreciendo el contenido que disfrutas y a sostener a las personas que están detrás de este proyecto.

¿Qué ganarás tú?

Desactivar el bloqueador de anuncios no solo nos beneficia a nosotros, sino que también mejora tu experiencia al apoyar el contenido que amas. Además, siempre nos esforzamos por mostrar publicidad relevante y no intrusiva.

Tu apoyo cuenta

Cada visita y cada anuncio visto es un paso más para mantener nuestra comunidad viva y en crecimiento. Te agradecemos de corazón por tu comprensión y apoyo.

¡Gracias por ser parte de nuestra familia!

muchodeporte.com


Instrucciones para desactivar el ADBlocker:

  1. Haz clic en el icono de tu bloqueador de anuncios en la barra de herramientas de tu navegador.
  2. Selecciona la opción para desactivar el bloqueador en este sitio.
  3. Recarga la página.

¡Y listo! Continúa disfrutando de nuestro contenido.