Nuestras Firmas: Víctor Fernández

Vuelve la romería

Me levanto y me voy


11/06/2021

La crisis sanitaria que aún sufrimos ha dejado al descubierto un panorama inquietante. No entraré en detalles, que cada uno sane su inquietud, si la tiene, como crea oportuno. Dejando a un lado el peligroso poder que ha demostrado tener la mano que mece la cuna y la aceptación de la estabulación, lo más asombroso es cómo empezamos ya a tolerar las estupideces. El sentido común ha desaparecido de un plumazo y la gilipollez más absoluta se mastica con naturalidad. Estos días, con el asuntillo de las vacunas de la selección, descubrí que el Rey, el presidente del Gobierno y los ministros han tenido que esperar sus turnos como cualquier ciudadano para recibir la vacuna. Vamos, que mi vecino del quinto ha quedado protegido antes que las personas que deben velar por este país. Y todo porque el personal todavía cree que diciendo que todos somos iguales se hace una sociedad más justa. ¿Aún no entienden que todos no somos iguales?

La vacunación de los jugadores de la selección española de fútbol ha levantado un debate que evidencia esta tolerancia de la estupidez. O sea, el pueblo se rebela por este asunto sin importancia cuando ya se está pinchando a todo el mundo a marchas electrizantes y obvia el sistema confiscatorio de Hacienda y el fusilamiento de los autónomos. Qué maravilla, qué capacidad para volcarse en lo importante. En medio de este panorama se ha colado la romería que arrastra siempre La España, con un seleccionador cuestionable y a quien se le permiten decisiones erróneas y declaraciones estúpidas bajo el manto de ser un tipo peculiar y con carácter. Sin duda, la caída del periodismo no tiene freno. Luis Enrique decidió no agotar el cupo que la UEFA concedió para equilibrar los efectos del coronavirus y ahora tiene entrenando en un hotel de al lado a 300. En vez de asumir su ridículo, lo agrandó diciendo que con menos jugadores hay menos opciones de contagiarse. Hay cargos en los que no deberían permitirse las reacciones de niños mal criados. La prensa lo calificó como un gesto de carácter. Lo dicho, en picado…

En este año, la empresa-fútbol ha demostrado tener fortaleza. Ha combatido contra el populismo hasta rematar de manera espléndida las competiciones nacionales e internacionales. La romería que rodea a la selección ha vendido el positivo de Busquets como una situación alarmante, cuando durante el año se asumieron estos contratiempos con naturalidad. No entiendo por qué se ha vuelto a reiniciar una problemática que se aceptó y se superó. Es la romería que siempre rodea a España, un circo en el que no existe la crítica porque es una simple diversión sin trascendencia para el aficionado y el periodismo.

Compartir:
Más Artículos
  •  

    Se alquila

    05/06/2021 ·

    Con su habitual voz de sargento y gen dictador, Chazarri me solicita con urgencia algo nuevo que leer en este rinconcito. Había retrasado la condena todo lo...

  •  

    ¿Nadie se lo cree?

    29/05/2021 · Víctor Fernández

    El ridículo que Florentino Pérez protagonizó presentando un proyecto de cartón piedra en 'El Chiringuito' no ha sido suficiente para que su...

  •  

    Pellegrini versus propaganda

    23/05/2021 · Víctor Fernández

    Es curioso, la decisión más acertada que han tomado los dirigentes del Betis ha sido también el elemento que ha dejado al descubierto la propaganda...

  •  

    Ridículo

    16/05/2021 · Víctor Fernández

    Ridículo. Sí, ridículo espantoso. Los histéricos ya habrán blasfemado contra mí sin empezar a leer la primera línea. Con...

  •  

    Ahí sigue la pregunta…

    14/05/2021 · Víctor Fernández

    Aún me martillea la pregunta, sin descanso. Los maestros espirituales invitan a convivir con una mente silenciosa, pero el ruido externo es un obstáculo para...

Podcasts

 




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.