En una NBA virtual y arrodillada, Marc 'Justice' Gasol ya defiende su anillo

 Galería:
Alejandro Delmás
02/08/2020

'ESPN Wide World of Sports Arena, Walt Disney World: Lake Buena Vista. Orlando, Florida'. Ahí está, reside, se mueve y finge la llamada 'Burbuja'/'Bubble' de la siniestra 'Nueva Normalidad' de la NBA. En el corazón de esta pasada madrugada y de esa llamada 'Burbuja' o 'Bubble' de Disney World, los potentes Toronto Raptors -segundos en el este tras los fortísimos Bucks de Giannis Antetokounmpo  reanudaban la (dura) defensa de su título/anillo de 2019 con victoria por 107-92 ante nada menos que Los Angeles Lakers, esos que aspiran a todo de la mano del ya bien veterano LeBron 'King' James. Como cualquier aficionado puede conocer, la nómina de los Raptors incluye a sendos vigentes campeones mundiales de Selecciones con el equipo de España: el seleccionador (italo-marbellí) Sergio Scariolo y el pívot catalán 'All Star' Marc Gasol: 35 años, 2,11 de altura: en la imagen, durante una entrevista con el aquí firmante, en Francia. Además, los canadienses Raptors incluyen a otro jugador con pasaporte español: el espectacular 'taponador' Serge Jonas Ibaka, nacido en Brazzaville, República del Congo: pero, con la Selección española (y con Scariolo)... campeón de Europa en 2011 y plata olímpica en 2012, en Londres. En estos momentos cabe decir que... España no es precisamente aquello en lo que más piensa el extraordinario atleta que es Serge Ibaka, quien llegó a trabajar en una cuadrilla de albañilles por tierras catalanas a mediados de la primera década de este Siglo XXI.

Con esos 35 años, cumplidos el pasado enero, Marc Gasol es ya uno de los dos únicos baloncestistas en el total histórico que pueden ufanarse de agrupar y haber ganado en un mismo año el Campeonato Mundial FIBA de Selecciones y el título de la NBA: el otro fue Lamar Odom, en 2010, con EE UU y con los Lakers... de Kobe Bryant y Pau Gasol. Sobre los acontecimientos que rodearon el final de la trayectoria deportiva -y casi vital- del fenomenal ala-pívot zurdo Lamar 'Kardashian' Odom... mejor será correr un tupido velo. "Nadie puede contar cuántos burdeles habrá pisado Lamar",señaló Kim Kardashian, señora cuñada de Odom.

El caso de Marc Gasol se halla absolutamente en las antípodas del de Odom. En Marc nos topamos no sólo con un sensacional jugador (7,6 puntos y 6,3 rebotes de media en 36 partidos 'regulares de la NBA 2019-20, por 14,7 de promedio total desde 2008-09, cuando empezó en Memphis)... sino también con un terrorífico currante de las pistas. "De tan bueno que es, tanta clase natural que tiene y en tantas posiciones como puede ser usado... Pau Gasol acaba por no saberse exactamente bien de qué puede jugar. Pero Marc es un 'cinco/cinco', un pívot-pívot, totalmente hecho a sí mismo, humilde y con volúmenes increíbles de trabajo para pulir su físico y movilidad, más una mano de enorme habilidad para el tiro", definió una vez alguien que conoce muy bien a los hermanos Gasol. Recién cumplidos los 40 años y a la espera de su primer hijo, Pau Gasol -que no juega competición desde abril de 2019, con Milwaukee Bucks- está ahora mismo sin contrato oficial en la NBA, recuperándose de una grave lesión en el pie (fractura ósea navicular de la que le operó el cirujano Robert Anderson, en Wisconsin)... y madurando lo que -quizá- podría ser un regreso a la plantilla del F. C. Barcelona, con la vista puesta en llegar a los etéreos Juegos Olímpicos de 2021, en Tokio. Este ultimísimo sueño olímpico de Pau será... con permiso de la NBA, de los dineros y si el pie y el dichoso COVID-19, todo junto, no lo impiden. Como se diría en inglés... 'those are a very big 'ifs'. Esos son unos condicionantes muy grandes. Pero estábamos con Marc, los Raptors, la NBA etc...

MARC: RÉGIMEN Y 'JUSTICE'.- Marc, que siempre se ha sentido 'un poco payés' -dicho a quien suscribe-, ha comparecido en la 'Burbuja' de Orlando en un estado físico que ha sorprendido incluso al 'staff' de los Raptors. Afiladísimo, Marc ha perdido en torno a ocho kilos desde aquellos últimos partidos de marzo pasado y ahora se sitúa en torno a unos escuetos 110 kilogramos: 'escuetos' para una mole de su talla y envergadura. "Los compañeros me han dicho que parezco un jugador del Barça de fútbol", especifica el pívot 'All Star' de Sant Boi/San Baudilio de Llobregat, que sigue con el número '33' en los Raptors... pero que no llevará a la espalda el apellido 'Gasol': sino, rotulada, la leyenda 'Justice'. Obviamente... 'Justicia'. ¿Qué ha pasado aquí?

En lo físico, Marc ha seguido desde la primavera una dieta que eliminó azúcares, refrescos y alimentos procesados y en la que se redujeron al mínimo las carnes rojas y los hidratos de carbono. Además, se despejó la mente en el contacto con sus amigos, familiares y sus queridas serranias catalanas. "Quisiera terminar mi carrera deportiva jugando en Girona", ha llegado a decir el 'center' titular de los Raptors. ¿Y eso de 'Justice'? Pues ya entramos en materia.

En realidad, esto que hay ahora en Orlando es una NBA tan 'virtual' como 'arrodillada'. Lo de Marc 'Justice' viene porque la NBA ha dado permiso a cada jugador -diríase que hasta les ha animado- para que, en lugar del apellido al dorso de la camiseta se rotulen con un lema 'social' (?) a la vista de los recientes acontecimientos -más bien, disturbios- 'sociales' en los Estados Unidos de America. En sus propias palabras, y en Conferencia de Prensa telématica, Marc explicó: "Yo jugué 11 temporadas en Memphis y allí visité el Museo Nacional de los Derechos Civiles. La historia todavía está allí y la educación todavía está allí para ser enseñada. Hay muchos líderes en el área de la comunidad de Memphis que pueden guiarte. Sí, tienes que aprender mucho y ver cuánta lucha hubo y cómo los afroamericanos carecieron de oportunidades a lo largo de la historia, lo duro tuvieron que trabajar para obtener esa oportunidad de estar donde están ahora y todavía no están donde se supone que deben estar”. Sólo como curiosidad, diremos que el buen Marc no dio señales ni recuerdos en posturas ni palabras (ni a través de sus décadas de estancia en Memphis, Tennessee, desde que llegara allí en 2001 con su hermano Pau)... de que precisamente en Memphis, en el Lorraine Motel, caía asesinado el 4-4-1968 el Dr.Martin Luther King Jr., caudillo de la igualdad racial, por via de los balazos de un fanático delincuente de raza blanca: James Earl Ray, exsoldado del Ejército estadounidense, del que fue expulsado por delincuente convicto habitual... y fallecido en 1998, de Hepatitis C.

Pero lo del buen 'payés' Marc es lo de menos, es pura anécdota... cuando se compara con el triste espectáculo de una NBA masivamente arrodillada en esa 'Burbuja' de Orlando: rodillas hincadas en todos los sentidos, con los jugadores arrodillados cuando suena el 'National Anthem', el Himno Nacional de EE UU -algo que hasta ahora mismo hubiese sido pecado mortal en América y que viene desde la demostración de 2016 del 'quarterback' Colin Kaepernick, hoy fuera de la NFL-; algo como un insulto o ultraje que ha generado reacciones enconadas en viejas leyendas: "Todo aquel que hinque la rodilla cuando suene nuestro Himno Nacional debería irse al infierno, bien fuera de nuestro país", señala el venerable Mike Ditka, técnico y 'head coach' campeón de la NFL con los fabulosos Chicago Bears de 1985. "Sea por Trump o sea por quien sea, arrodillarse ante el Himno Nacional de EE UU es una falta de respeto", matiza Clifford Luyk, pívot legendario del Real Madrid y de la Selección española -nacionalizado en 1966-, nacido en Syracuse, Nueva York... y que llegó a defender a Wilt Chamberlain en una pretemporada de la NBA, con los New York Knicks: fue antes de que Luyk fichara en 1962 por el mitico, fastuoso Real Madrid que Pedro Ferrándiz edificó.

Así que, excepto ponerse de rodillas cuando suena el 'Stars-Spangled Banner' -las jugadoras de la WNBA llegaron incluso a abandonar ostentosamente la cancha-, en esta NBA casi todo es una 'burbuja' virtual... y absolutamente racista, pero justamente a la inversa. Antes de que comenzara este simulacro de NBA, nada menos que un tal Shaquille O'Neal, cuyo padre legal, Philip Harrison. es Sargento Mayor del Ejército de EE UU (el mismo Shaquille hizo cursos de Policía Portuaria en New Jersey y Miami) se declaraba 'no partidario' de reanudar en 2020 la competición del baloncesto profesional USA. Pero era por razones deportivas y de carácter. "En deporte de competición, cuando se gana un título o un Campeonato significa que se ha merecido el respeto de todos. Quien gane esta anillo de la NBA, si la temporada continúa, siempre llevará un asterisco junto a este título: y no va a disfrutar de ese respeto general". Eso dijo un Shaquille O'Neal, quien a su vez... llegó tarde al primer programa de esta reanudación, en la ESPN.

La gran pregunta sigue, inevitable. En este caso, ¿se hubiera puesto de rodillas un tal Larry 'Legend' Bird, quien siempre defendía que 'este, América, es un país libre, no es como Rusia'? ¿O incluso aquel Michael Jordan que, en su momento cenital, lanzó que 'los republicanos también compran zapatillas, 'Air Jordans'...? Hasta la pasada madrugada, sólo habían dejado de ponerse de rodillas un jugador, Jonathan Isaac, pastor adventista de fuertes convicciones religiosas que dice que sólo se 'arrodilla ante Dios'... y los dos técnicos de los San Antonio Spurs, el 'boss' Gregg 'Pop' Popovich -señaladamente 'antiTrump'- y Becky Hammon. Todo el calculado 'show' a puerta cerrada circula como un ritual bajo patrocinio de 'Nike', proveedor oficial de los uniformes de la NBA y que ha conseguido insertar e imponer el ya famoso y prácticamente obligatorio '#BlackLivesMatter' en el rotulado oficial del ESPN Wide World of Sports Arena: junto al -todavía- logo oficial de la NBA, con la figura de Jerry West, el gran alero y técnico...blanco: 'Mr. Logo'. Además, y junto a emblemas publicitarios de las Clínicas californianas de UCLA ('UCLA Health', Universidad de California en Los Angeles), también puede leerse ese otro adorno en la pista de la 'Burbuja', con rotulado tipicamente 'Nike': "You can't stop sport". "No puedes detener el deporte". ¿Eso también se lo dicen a Trump...? ¿Se habría arrodillado un tal John Fitzgerald Kennedy, 35º Presidente de los EE UU de América, asesinado/ejecutado en Dallas el 22-11-1963...?

LAKERS-CLIPPERS.- De este surrealista modo reemprendió camino la NBA, más que nunca 'en su burbuja', en la madrugada española del jueves al viernes pasados hasta una final que, si todo llega al límite, clausurará la temporada ('sin respeto') el próximo 13 de octubre. Sarcásticamente, Rudy Gobert, formidable pívot francés (2,16 de altura) de Utah Jazz, el 'Paciente Cero' de este 'coronavirus' en la NBA... fue también el que anotó la primera canasta de la reanudación, ante los Pelicans de Nueva Orleáns. Más sarcásticamente aún, Quinn Snyder, entrenador... blanco de Utah, compareció con una sudadera capuchón totalmente negra ('hoodie'), con el puño grabado que es emblema de #BlackLivesMatter (y de Borja Iglesias, miren por dónde). El sarcasmo continuó cuando el sumiso Snyder ('Esto es más que un voto') fue acusado en redes sociales de... 'Apropiación Cultural'. Lo tenía merecido. Al menos, Utah Jazz batió por 106-104 a los Pelicans del nuevo fenómeno Zion Williamson, con 14 puntos más doce rebotes del impactante Gobert: que redujo a Williamson a 13 discretos puntitos. No ha dejado el COVID-19 muchas secuelas en el interminable organismo de Gobert, no.

Obviamente, Snyder -como el Seleccionador español Sergio Scariolo, técnico asistente del 'boss' blanco Nick Nurse en los Raptors de Marc Gasol, o como Frank Vogel, entrenador-jefe de los Lakers, todos los entrenadores...- no habia tenido más remedio que tragar con el lema designado -impuesto- a los técnicos para la poco sublime ocasión: 'Coaches for Racial Justice': 'Entrenadores por la Justicia Racial'.

Y en este escenario que pretendía ser semibélico y se quedó en mitad grotesco, mitad farsa, casi como un montaje de consola o 'E-Sports'... irrumpió el teórico primer gran partido: los Lakers contra los Clippers. Todos con las rodillas en el 'parquet' y con camisetas negras 'Nike' de #BlackLivesMatter: igualitos que habían aparecido Jazz y Pelicans. Rivalidad 'angelina' y presunta mala sangre... entre pelados de gueto -pero pasados cuidadosamente por secadores de peluquería- que incluían coletas, moños, cuidadosas 'rastas' agrupadas con forma de granadas de mano (literal) y cortes como de indios nativos americanos (los de verdad), 'cherokees', mohicanos, hurones o 'kiowas'. Todo, a más de 4.000 kilómetros del Staples Center de Los Angeles y, evidentemente... sin Jack Nicholson a la vista: el 'hincha' número uno de los grandísimos y más emocionantes Lakers. ¿Se habría arrodillado 'Tío Jack', el McMurphy líder de 'El Nido del Cuco', el furibundo Coronel Nathan Jessep de 'A Few Good Men', el diabólico Profesor Jack Torrance de 'El Resplandor'...? ¿Sí?

Con agónico enceste final de Lebron James que reboteó y anotó en continuación ('putback') un propio fallo postrero, los Lakers vencieron por 103-101 a los Clippers de Kawhi Leonard y Paul George. 34 puntos (más ocho capturas) del formidable y , versátil jugador que es Anthony Davis, más 16 puntos, 11 rebotes y siete asistencias del propio Lebron -que alternó dos pares/modelos diferentes de zapatillas 'LeBron James'- decidieron la madrugada en favor de unos Lakers que igualaron 2-2 el balance de la temporada con los Clippers: unos 'Clips' privados, por sendas 'cuarentenas, del revoltoso Lou Williams -cazado en una juerga prohibida, 'al estilo Banega'- y del buen jugador que es Montrezl Harrell, con teórico permiso para ver a la familia... o eso fue lo que se contó. El alero Kyle Kuzma se igualó con LeBron en 16 puntos para los triunfantes Lakers.

Acabada la función, LeBron 'King' James, que cumplirá 36 años en diciembre (ojo a las urgencias)... se manifestó en términos que recordaban a los de Marc Gasol: "El juego del baloncesto siempre ha sido algo más grande que la pelota más el aro, diez tíos en la pista y ios árbitros. Se trata de una oportunidad para usar esta plataforma y esparcir mucho de positivo, mucho amor a través de todo el mundo. Entendemos lo que está pasando ahora mismo en la sociedad y, como jugadores, entrenadores y organizaciones, estamos usando el formato de playoff de la NBA para continuar manteniendo nuestra postura ('stand') fuertes en esto. Esta noche ha sido un gran comienzo; tener la NBA de vuelta es algo grande". Por cierto, los jugadores con más nombre de los Lakers, el propio James, Anthony 'Brow' Davis y el pívot Dwight 'Superman' Howard... llevaban sus apellidos de siempre junto al dorsal de las camisetas: James Davis, Howard. Nada de lemas de 'ingeniería social'. Eso quedaba para el blanquito Ivica Zubac (2,13 de altura), el pívot bosnio de los Clippers, que se rotulaba en la espalda un 'Enough': 'Suficiente'. 'Ho'Many More', 'Cuántos más', se escrituraba el 'laker' Danny Green: a las órdenes de los jefes.

El californiano Paul George que casi salva a los Clippers (11-17 en tiros de campo, 6/11 en triples), agregó: "Hemos jugado por algo, nos hemos manifestado y mantenido nuestra postura por algo, nos hemos arrodillado por algo ('something')... desde ahora, esta Liga es algo que va de unidad total". Este de George ya era otro tono, -¿no?- ese que dejaban escapar las palabras de ese sensacional alero que es Paul George (2,03 de altura), otro 'angelito angelino', nacido en una zona inquietante de Palmdale, Southern California; pero el barrio o zona 'angelina' del fantástico jugador que es Kawhi Leonard no resulta menos inquietante: el gueto de Riverside... donde el padre de Leonard pereció acribillado en un ajuste de cuentas: sin policías blancos de por medio. Ocurrió hace años, poco después de la infancia de Kawhi. Uno más.

Y así reemprendió camino la NBA. En España, el 'deterioro del producto' -es lo que importa- continuó entre locutores que en Movistar se autoproclaman los que más saben 'del mundo'... cuando desconocen casi completamente el idioma inglés (ahora, a puerta cerrada se escucha lo que dicen los jugadores, como en LaLiga, miren por dónde), apenas reconocen normas o defensas y casi tampoco con qué mano ejecuta un jugador cada bandeja o tiro. Todo se queda en 'espectaculares' alardes de cuerdas vocales en 'ha sonado 'chof' en la red', en 'espectaculaarr' y en imitaciones constantes, grotescas de 'speakers', aún más malhadados y de más triste recuerdo. ¿Otra vez? Sí, otra vez. ¿Ustedes, teóricos aficionados y/o especialistas... saben cuáles y cómo son los sistemas de ataque 'Ice' y 'Flex', que representan la base del juego de ataque posicional en la NBA, con los 'bloqueos y continuación', los 'pick&rolls'? ¿Los saben... saben cómo se defienden esos sistemas? ¿Se los ha contado/explicado alguien? ¿No? Qué cosas.

Al fin de casi todo, y para no ser menos, el diario español 'AS', deprisa, de PRISA y en la órbita de Ana Botín y de tantas majaderías y botines se fue a titular, deprisa, deprisa... un portadón en el que podía leerse: "La NBA desafía a Trump". Desde hace años, 'AS' ha sido el diario español de cabecera en la misma NBA: que firmó con 'AS' importantes acuerdos comerciales y de patrocinio. Así iban las cosas, hasta que el mismísimo Ricky Rubio, base y campeón mundial´(y MVP del Campeonato) en 2019 con la Selección española, número 11 de los Phoenix Suns y, como Marc Gasol, con la palabra 'Justice' (?) a la espalda lanzó una tajante respuesta a 'AS' y su portada. Fue en Twitter, en una publicación de 'Justice' Rubio que incluía la portada en cuestión. Esto tuiteó Ricky Rubio (que aparece en otra fotografía con el aquí firmante; por cierto, Rubio pasó el COVID-19 antes de irse a Orlando). He aquí: "...La NBA no desafía a Trump, la NBA cree que es momento de alzar la voz e intentar crear soluciones de un problema que lleva existiendo durante muchos años, no sólo con Trump. Estaría bien que entre todos no intentemos buscar polémica, sino ayudar". Directamente y sin más comentarios, Sergio Scariolo, seleccionador español, 'retuiteó' el mensaje de Ricky Rubio, Ricard Rubio Miralles: que tenía más de 12.500 RTs y 54.600 'likes' a la hora de escribir esta pieza. Sin Larry Bird, Michael Jordan, 'Magic' ni 'Tío Jack' Nicholson, esto ya no parece más bien la NBA que uno vivió y amó, sino una siniestra burla: otra más. Los Lakers han jugado esta madrugada con los Raptors. ¿Y? Pero ojo: los republicanos siguen comprando 'Air Jordans'. De momento.

Compartir:
Podcast Polideportivo
 
Podcast




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.