muchodeporte.com Polideportivo

LeBron ya rebasa en puntos a Kareem Abdul-Jabbar... pero pierde en casi todo lo demás

Alejandro Delmás
Alejandro Delmás
11/02/2023

Tal como pueden recordar los lectores habituales de este humilde palimpsesto, en un 'Escaparate' anterior, publicado el pasado 7.1.2023, se escribió, textual: "la previsión más o menos lógica es que LeBron James corone el 'Everest' que es la caza de Kareem Abdul-Jabbar en algún punto a mediados de este febrero próximo, muy poco después de la docena de partidos que los Lakers aún deben completar en este enero de 2023".

Bien, como ya casi toda la Civilización Occidental debería conocer, esa caza o cacería se remató este recién sobrepasado miércoles 8 durante el duelo Lakers-Thunder de 'regular season' (Western Conference/NBA), cuando, a 10,9 segundos del final del tercer cuarto, LeBron anotó en un tirito de cinco metros los dos puntos que le hacían sobrepasar al viejo Lew Alcindor/Kareem, plusmarquista NBA desde abril de 1984; quien, naturalmente, se hallaba presente en la pista de Los Angeles Lakers como el gran 'captain' ('capitán') que siempre fue y se levantó de su butaca de pista para aplaudir el remate de la hazaña. 

Para compartir estrellato e imágenes del día con LeBron James, Kareem Abdul-Jabbar, hoy casi tan buen autor literario como 'Musulmán Negro', se fotografió junto a 'King James' ataviado con excelente material de estreno de la nueva línea de productos Adidas 'Evolution of Excellence', sólo disponible para los que integren el 'Club Skyhook' que promocionan Adidas y el propio Abdul-Jabbar. 

'For the record', los bien discretos Thunder de Oklahoma City firmaban un 99-104 favorable al anotar James la canasta del récord (la que acumulaba 38.388 puntos de LeBron contra los 38.387 totales de Kareem en 'regular season')... y acabaron ganando el partido, un partido crucial de cara a las aspiraciones de 'playoff' de ambos clubes, por 130-133, pese a los 38 puntos totales de 'King' James. Se trató de la segunda derrota de los Lakers de LeBron (y de Anthony Davis, etc.) en una racha actual de tres fracasos -venían de perder en Nueva Orleáns y siguió otro KO frente a los Bucks de Antetokounmpo-... que a día de hoy relega al histórico club californiano en el pozo del puesto 13º de la Western Conference (el 'Salvaje Oeste'), con 25 victorias y 31 derrotas en 2022/23; y eso, con el objetivo de una mísera clasificación para el 'play-in' de los 'playoffs' cada vez más lejos. 

Ya cabe adelantar que Kareem Abdul-Jabbar y sus Lakers del 'showtime' jamás descendieron hasta semejantes abismos de miseria deportiva. Lo que esta pieza intentará sacar a la luz (para sus esforzados lectores) son algunos arcanos del resonante suceso del pasado miércoles en el centro de Los Ángeles, California, bastante lejos del histórico, monumental Forum de Manchester Boulevard, Inglewood. Allí, en el Forum -que aún sigue en pie- fue donde los Lakers de Kareem, de Earvin 'Magic' Johnson, Pat Riley, James Worthy, el propietario Jerry Buss, etc... conquistaron todo lo que conquistaron (cinco anillos de la NBA a través de nueve finales entre 1980 y 1991) y con un halo de épica, glamour y mística al que -simplemente- estos Lakers de LeBron... jamás podrán acercarse ni de lejos. Pero vamos paso a paso.

1) NOMBRES DE NOSTALGIA.- Para los nostálgicos, hubo como una brisa de aire fresco venida desde el pasado -nada quisiera uno más en esta vida que poder retroceder en compañía de su padre hasta diciembre de 1964, con el Betis ganando al Barcelona con goles de Rogelio y Molina-... cuando se pudo advertir sobre la pista de los Lakers el inimitable estilo de los 'pasos de gigante' ('Giant Steps', su primer libro autobiográfico) de Kareem Abdul-Jabbar y sus 218 centímetros. de altura, con una cazadora 'Adidas' gris y negra, de fieltro, en la que se inscribía su 'graduación' de 'captain', eterno capitán de L. A. Lakers, junto con su número de leyenda: el '33'. Para los curiosos, el mismo '33' que usó un tal Larry Bird en Boston. O también, Patrick Ewing, Scottie Pippen... Alonzo Mourning. 

Pero también, y junto al imprescindible Kareem y a Adam Silver, actual Comisionado de la NBA, que 'legitimaron' la entrega a LeBron del balón del partido sobre la pista y sólo instantes después de la canasta del récord... ahí se pudo observar a Andrew D. Bernstein, el fótógrafo oficial de la NBA y de los resplandecientes Lakers del 'showtime' de Pat Riley y de los años 80. Ahí seguía Bernstein, como 40 años después de la primeras fotografías con 'flashes' electrónicos sobre los tableros y ya con el pelo tan desaparecido como el del viejo 'trainer', Gary Vitti, quien también fue a darse una vuelta y un saludo junto al gran 'Cap', ese Kareem de los 'Pasos de Gigante'. 

Hubo a registrar una ausencia demasiado evidente en esta constelación de estrellas: la de 'Tío Jack', Jack Nicholson, alguien que siempre abrillantaba con su presencia tantos y tantos partidos de los Lakers y que hoy, a sólo dos meses de cumplir 86 años... no aparece en público desde octubre de 2021, por presuntas razones de deterioro mental. Sí se halló presente el cineasta, productor  y propietario Lou Adler (89 años), casi eterno compañero de 'Tío Jack' en las carísimas sillas de pista ('courtside seats') del Forum de inglewood y, posteriormente, del Staples Center.

2) JORDAN... Y CHAMBERLAIN.- Más allá de la épica, el glamour y la mística, nos damos de bruces con un hecho tan inamovible como las losas romanas de granito que sustentan la torre de alminar de la Giralda de Sevilla. Si de contabilizar récords de puntos se trata, no hay una sola duda de que, técnicamente, el mejor anotador de todos los tiempos en la NBA, más allá de la cantidad de puntos totales, se llama... Michael Jeffrey Jordan. Y esta afirmación... incluso con asterisco. Veamos.

En puntos totales, Jordan (32.292) es quinto (5º) en la lista histórica de la NBA por detrás de LeBron, Kareem, Karl Malone y un Kobe Bryant, del que luego hablaremos más. Sólo que la media final de Jordan sube a 30,1 puntos por partido (LeBron, 27,2 en la actualidad; Kareem... 24,6 en 1.560 partidos) en un total de 1.272 compromisos NBA. Recordemos que el máximo anotador final de cada temporada NBA es el de mejor promedio, dentro de un mínimo de partidos. Y bajo estos parámetros, 'Air' Jordan sólo tendría un rival directo para liderar la gran lista histórica: Wilt, 'Goliath' Chamberlain: 31.419 puntos en 1.049 partidos durante 15 temporadas NBA -tantas como Jordan-, entre 1959 y 1973... incluido aquí el famoso récord de los 100 puntos a los Knicks (como jugador de los Philadelphia Warriors), en 1962 en Hershey, Pennsylvania. Este 2 de marzo se cumplirán 61 años de 'aquello'. 

Curiosamente, Chamberlain sólo viaja séptimo en el 'total histórico' de la NBA, con 31.419 puntos en 1.049 partidos, por detrás de los 31.560 tantos del sexto 'anotador general', Dirk Nowitzki (primer europeo) a través de 1.522 partidos de 'regular season' en 22 temporadas en los Dallas Mavericks: 20,7 de media. En tercer y cuarto puestos, Malone y Bryant se igualaron en 25,0 en promedio final de puntos anotados.

Pero -aquí viene el asterisco-; ya afilando cifras, Jordan concretó 581 triples en 1.778 intentos (32,7%) durante sus 15 temporadas en la Liga. Y Chamberlain... 0/0; no existía el tiro de tres durante los años de 'Goliath' Wilt. Sólo por redundar sobre esto, Kareem Abdul-Jabbar (pívot de 2,18 con carrera NBA entre 1969 y 1989 y con casi la mitad de esa carrera sin existir el tiro de tres puntos, en NBA desde 1979-80)... tan sólo anotó un triple en toda esa carrera NBA. 

Ese único triple lo conectó Kareem en una victoria de los Lakers en Phoenix ante los Suns por 93-97, el 24.2.1987. Kareem nunca llegó a tirar más de tres triples en una sola temporada y cerró carrera en un total de 1/18 en triples. Mientras, LeBron navega hoy, con todo lo que le queda, en... 2.237 triples anotados (Stephen Curry, 3.302... Harden, 2.699).

Aunque Jordan y Chamberlain se igualen en media redondeada de 30,1 puntos por partido, Michael ha logrado más puntos totales (32.292/31.419)... y su promedio final es casi medio punto superior al de Chamberlain, por más que ambos se redondeen oficialmente en 30,1. A las milésimas, se trata de una cifra media definitiva de 30,123 para Jordan... y 30,066 para Chamberlain, quien siempre se quejaba, pesaroso: "Nadie ama a Goliath".

3) LOS LOGROS DE KAREEM.- Antes dijimos que, más allá de épica y mística, había una serie de logros de Kareem Abdul-Jabbar/Lew Alcindor a los que LeBron jamás podrá acercarse ni de lejos, por mucho 'King' que sea. Pues...

Abdul-Jabbar, elegantísimo y flexible pívot de 2,18 de altura nutría su arsenal desde su movilidad flexible y a base del nunca bien ponderado 'Sky Hook', el elástico, mágico y celestial 'Gancho del Cielo' que le cinceló en UCLA, la Universidad de California en Los Ángeles (cuya gorrita de béisbol sigue usando Kareem), el considerado mejor entrenador de todos los tiempos: John Wooden.

Pero Kareem Abdul-Jabbar ha sido seis veces campeón de la NBA, lo que de verdad cuenta para los profesionales de la Liga, más otras tres veces campeón universitario con la UCLA de Wooden, entre 1967 y 69 (LeBron no acudió a universidad). En esos tres títulos de UCLA, Kareem -que se llamó 'Lew Alcindor' hasta 1970-71- fue elegido 'Mejor Jugador de la Temporada' y 'de las Finales' por la organización universitaria, NCAA. LeBron James cuenta con cuatro anillos, entre Miami (2), Cleveland y Lakers, más sendos oros olímpìcos (Jabbar rechazó acudir a los únicos Juegos Olímpicos a los que podría haber asistido, en 1968) y, en términos de logros individuales, Abdul-Jabbar y James empatan a seis designaciones como 'Jugador Más Valioso' ('MVP') en la NBA, mas 19 presencias en el 'All Star Game'. En 'MVP' de Finales de la NBA, LeBron James mantiene ventaja: 4-2. Todo esto, aunque, obviamente, a LeBron aún le queda por apurar el tramo final de su carrera.

4) KAREEM MATIZA.- En un 'post' a través de su 'blog' personal ('kareem.substack.com'), publicado casi de inmediato tras el Lakers-Thunder, Kareem Abdul-Jabbar matizó una serie de cosas; específicamente quiso referirse a sendas observaciones e LeBron James y de su excompañero Earvin 'Magic' Johnson. Preguntado poco antes del partido 'del récord' por sus pensamientos y relación con Abdul-Jabbar, James respondió: "No hay pensamientos y tampoco hay relación". Aún peor, Johnson había dicho: "... el hecho de que esto (NB, el récord) pase y de que lo haga un tipo que juega con los Lakers, creo que será una píldora dura de tragar para Kareem; creo que él pensaba que iba a tener el récord para siempre".

Abdul-Jabbar (que cumplirá 76 años este próximo 16 de abril) escribió en 'kareem.substack': 

"Ouch'... hay una razón principal por la que no me importa tanto que se rompa mi récord: ya no me concentro tanto en mi legado de baloncesto como en mi legado social. No estoy tratando de construir un imperio de mil millones de dólares, escribo artículos en defensa de la democracia y defendiendo a los marginados... LeBron dijo que no tenemos una relación. Tiene razón, y por eso me culpo a mí mismo. No por nada de lo que hice, sino quizás por no hacer un mayor esfuerzo por acercarme a él. Por naturaleza, nunca he sido un tipo amigable y comunicativo (como los medios siempre se apresuraron a señalar). Soy callado, tímido y soy tan devoto del hogar que cualquiera pensaría que tengo agorafobia. Me gusta leer, ver la tele, escuchar jazz. Eso es prácticamente todo. Durante los últimos 15 años, mi atención se ha centrado menos en formar nuevas relaciones que en fomentar mis viejas amistades con personas como Magic, Michael Cooper, Jerry West, etc....

Creo que la razón principal por la que nunca formé un vínculo con LeBron (una vez más, por mi culpa) es simplemente nuestra diferencia de edad. Establecí el récord de anotación en 1984, el año en que nació LeBron. Cuando empezó a hacerse un nombre, yo ya estaba bastante alejado del mundo de la NBA. Excepto por ciertos eventos de gala, yo era como cualquier otro fanático, viendo juegos en mi televisor en mis pantalones de chándal mientras comía demasiados refrigerios poco saludables.

Esa desconexión es responsabilidad mía. Sabía las presiones bajo las que estaba LeBron y tal vez podría haber ayudado a aliviarlas un poco. Pero vi que LeBron tenía un amigo y mentor en Kobe Bryant y yo era solo una camiseta vacía en las vigas. No podía imaginar por qué querría 'andar por ahí' con alguien que casi le dobla en edad. ¿Cuántos de hoy harían eso?... pero sí estoy feliz de que LeBron bata mi récord... por sus ideales, por su modestia... e incluso por la misma curiosidad de que nació en el mismo 1984, el mismo año en el que establecí el récord.... Ya hace un par de años escribí en 'Sports Illustrated: 'Romper un récord deportivo es una celebración del impulso humano para rebasar las limitaciones conocidas y redefinir lo que somos capaces de hacer. Es un reconocimiento de que los humanos tienen la capacidad de estar siempre mejorando, física y mentalmente'. (Earvin, ¿no leíste ese artículo?)".

... "Es por eso que no quiero que mis 'fans' empañen o equivoquen de ninguna manera el enorme logro de LeBron. Esto va de que LeBron James ha hecho ya algo que nadie más ha hecho, anotar más puntos de los que nadie ha podido hacer en los 75 años de la NBA. No hay 'sí, peros', sólo hay elogios que son debidos por justicia y por rectitud. La conclusión sobre LeBron y yo: LeBron me hace amar este juego, nuevamente. Y también me enorgullece que él sea parte, como yo, de un grupo cada vez mayor de atletas que se preocupan activamente por su comunidad".

Abdul-Jabbar terminaba con ese tirito a su amigo Earvin 'Magic' Johnson... y con una referencia poco desinteresada a que la gente chequeara los sitios web donde cabe hallar esa cazadora de fieltro, parte de la nueva línea Adidas, Evolution of Excellence', que sólo está disponible para los miembros del 'Club Skyhook'. 'Copyright © 2023 Kareem Abdul-Jabbar. All Rights Reserved'.

Bueno, pues hasta las leyendas de siempre pasan hoy por las ventas 'online' y los sitios 'web' de ventas restringidas y limitadas. Como diría el propio Kareem, No hay 'sí, peros'... sólo se trata de realidad. No sabe uno lo que habría pensado de todo esto el inflexible, archidisciplinario 'coach' John Wooden como una reflexión ante ese Lewis Ferdinand Alcindor que, sin duda, fue su pupilo más productivo en UCLA... y, muy probablemente, el más querido por Wooden; quien, desde luego, dedicó a Alcindor/Jabbar y a perfeccionar el celestial 'Skyhook' en el Pauley Pavillion de UCLA, en Westwood, más horas que a nada y nadie. 

Al fin de todo, Kareem batió el récord el jueves 5.4.1984, en Las Vegas y ante Utah, con un 'Gancho del Cielo', un 'Skyhook Made in Wooden', ante Mark Eaton, el gigante 'jazzman' blanco de 2,24 fallecido en 2021. Y en ese momento, Jabbar sólo pensó (dicho por él mismo): "Mete el gancho ('hook'), da las gracias a todo el mundo y volvamos al negocio, 'let's go back to business". 

Ese mismo año 1984, los Lakers de Kareem y del 'showtime' se tuvieron que inclinar ante los Boston Celtics de Larry Bird en una antológica final de la NBA: 4-3 para los Celtics sobre unos Lakers... que en 1985 se tomaron la gran revancha en el Boston Garden de la mano del 'hook' del propio Kareem; 'ese' ultracompetitivo' y ganador Kareem que quedó impreso en la memoria, también ultracompetitiva, de Earvin 'Magic' Johnson. Dos ganadores que se hermanaron en los Lakers.

... 5) Y 'ESA' FOTOGRAFÍA: WEST.- Nos queda describir esa fotografía que abre nuestro 'collage' que lidera texto y que ofrece a siete de las ocho leyendas 'lakers' que la NBA ha escogido dentro del gran ramillete de los mejores 75 jugadores de los 75 años de la gran Liga profesional. Se trata -primero, en pie- de Shaqulle O'Neal, James Worthy, Bob McAdoo, LeBron James, Magic Johnson y... sentados, Jerry West (el 'logo' de la NBA), y el propio Kareem Abdul-Jabbar, que enarbola un gesto algo enigmático, con el balón oficial del 75º Aniversario de la Liga en la mano. 

Obviamente... se echa de menos ahí a Kobe Bryant, desaparecido en cruel accidente de helicóptero, aquel 26.1.2020. Pero uno, uno que tiene fotografías/imágenes personalizadas con seis de los siete 'Lakers de la Fama' (sólo con Kareem, quien firma tuvo acceso a imágenes individualizadas a través de cuatro días diferentes, entre 2006 y 2015)... ha querido elegir entre tantas otras 'imágenes individualizadas' al propio Kobe Bryant, en homenaje a su memoria. 

Y también hemos elegido una de las tres imágenes de las entrevistas en las que Jerry West accedió a un diálogo con quien suscribe. Tras ser 14 veces 'All-Star' de la NBA como jugador, Jerry West (28.5.1938, 84 años hoy) fue el primer entrenador de Kareem Abdul-Jabbar en los Lakers (1975-76) y también, el 'general manager' que escogió y firmó para la gran franquicia californiana a Shaquille O'Neal, McAdoo, Worthy, Johnson, el propio Bryant. 

Más adelante, en 2005, cuando se trasladó a Memphis, West suscribiría a Pau Gasol el 'contrato de su vida' en los Memphis Grizzlies. Hoy, Jerry aún sigue siendo consultor o referencia en las operaciones de Los Angeles Clippers. La imagen individualizada del sensacional jugador que fue Jerry West (campeón de la NBA en 1972 con los Lakers, oro olímpico en 1960, en Roma, etc.) es, aun hoy, el mismo logotipo de la NBA que lleva la camiseta 'laker' del firmante, ahí junto al propio West. 

Jerry West sólo escogía a tipos tan ganadores como él mismo. O como lo fue Kareem Abdul-Jabbar, el 'Lewis Alcindor' de John Wooden. Jerry no hubiera permitido ese 'estado actual' de los Lakers de LeBron James y la propietaria Jeanie Buss, volátil hija de Jerry Buss, el gran patrón del 'Laker Show' de los años 80. 

Tan grande y tan mítico fue West que... es el 'logo de la NBA'. Fue todo un ganador; como John Wooden, como el joven Kareem/Alcindor, como Earvin Johnson, Worthy, McAdoo... como Kobe y todos ellos. No se crean ninguna otra cosa que les digan. En el nombre de Jerry West, de Kobe Bryant... y de Kareem Abdul-Jabbar.


¡Hola!

Nos alegra mucho que estés visitando nuestro sitio web. Queremos pedirte un pequeño favor: notamos que estás utilizando un bloqueador de anuncios (ADBlocker).

¿Por qué te lo pedimos?

La publicidad es una parte fundamental para mantener este sitio en funcionamiento. Gracias a ella, podemos seguir creando contenido de calidad y ofreciendo nuestros servicios de forma gratuita. Nuestro equipo trabaja arduamente para brindarte lo mejor, y los anuncios son una de nuestras principales fuentes de ingreso.

¿Cómo puedes ayudarnos?

Es muy sencillo. Te pedimos que consideres desactivar tu ADBlocker mientras navegas por nuestro sitio. Al hacerlo, nos ayudas a continuar ofreciendo el contenido que disfrutas y a sostener a las personas que están detrás de este proyecto.

¿Qué ganarás tú?

Desactivar el bloqueador de anuncios no solo nos beneficia a nosotros, sino que también mejora tu experiencia al apoyar el contenido que amas. Además, siempre nos esforzamos por mostrar publicidad relevante y no intrusiva.

Tu apoyo cuenta

Cada visita y cada anuncio visto es un paso más para mantener nuestra comunidad viva y en crecimiento. Te agradecemos de corazón por tu comprensión y apoyo.

¡Gracias por ser parte de nuestra familia!

muchodeporte.com


Instrucciones para desactivar el ADBlocker:

  1. Haz clic en el icono de tu bloqueador de anuncios en la barra de herramientas de tu navegador.
  2. Selecciona la opción para desactivar el bloqueador en este sitio.
  3. Recarga la página.

¡Y listo! Continúa disfrutando de nuestro contenido.