Otoño de 1977, Recopa: el Real Betis Balompié (con Lopera y Gordillo) noquea al 'Lok Leipzig' y al sistema deportivo de la RDA

 Galería:
Alejandro Delmás
23/10/2021

A lo largo de cinco confrontaciones directas, la entidad 'Real Betis Balompié S. A. D.' no cuenta en su historial derrota alguna ante equipos alemanes en competiciones oficiales de UEFA; ni de la actual República Federal... ni de la anterior República Democrática de Alemania (RDA/DDR). Este dato irrebatible ha quedado destapado con la bien reciente visita del Bayer 04 Leverkusen a Heliópolis (1-1, este pasado jueves) y no sufrirá modificación hasta -como mínimo- el próximo cuatro de noviembre, cuando los verdiblancos rindan visita al Bay Arena ('Ulrich-Haberland-Stadion'), en la Bismarckstrasse de la ciudad renana de Leverkusen, núcleo y corazón del 'Imperio Bayer', la colosal fábrica química 'Bayer'. La vinculación de 'Bayer' con el club de Leverkusen hace que al Bayer 04 se le conozca en la Bundesliga con una serie de sobrenombres, empezando por 'Die Werkself', 'El 'Once' de la Fábrica'. O también... 'Los Obreros' ('Millhanders'), 'Los Operarios' ('Millhanders', más o menos) o 'Los Dispensadores de Pastillas': 'Pillendrehers'.

En realidad, el Betis apenas ha perdido con equipos alemanes... ni siquiera en torneos amistosos ('Trofeo Colombino', 'Essen Cup', etc), siempre desde sendas giras por la República Federal en 1925 y 1964; esta última se cerró con derrota en el Neckarstadion de Stuttgart, el martes 18.08.64, ante un potente VFB Stuttgart que aplanó con un rotundo 4-1 (dos tantos del internacional Rolf Geiger; diana bética de Fernando Ansola) a un Betis, que de la mano de Louis Hon y justo tras imponerse en un histórico 'Carranza' en final ante el mejor Benfica... se aprestaba a iniciar -y concluir- ante el Stade Français su primera participación continental, en la Copa de Ferias 1964-65.

La especial 'sensibilidad victoriosa' del Betis ante los alemanes (¿por imaginación, por creatividad...?) le ha llevado incluso a resultados tan históricos como el 5-0 de la consolación del Trofeo Colombino de 1974, en Huelva, ante un FC Bayern München que se acababa de proclamar campeón de la Copa de Europa ante el Atlético de Madrid... y que presentaba en sus filas ante los verdiblancos, aquella tarde tórrida del domingo 18.08.74 en el antañón 'Municipal' onubense a nada menos que cuatro flamantes campeones del mundo con la Alemania Federal de 1974: 'Kaiser' Franz Beckenbauer, Hans-Georg Schwarzenbeck (autor del tanto vital al Atlético de Madrid en la Copa de Europa), Uli Hoeness (después, encarcelado 'general manager' del Bayern) y el cañonero Gerd 'Torpedo' Müller, hoy casi recién fallecido. 

Aquel Bayern de 1974 aún contaba con otros dos 'Weltmeisters' del 74 en sus filas: el gran guardameta Sepp Maier -que no se alineó en Huelva, en aquel X Trofeo Colombino- y el mediocampista Jupp Kapellmann, que tampoco jugó contra el Betis pero si en la semifinal que el Bayern perdió ante el Ujpest Dozsa húngaro: 2-2 y penaltis. El Feyenoord del gran mediocampista internacional Wim Van Hanegem, entonces flamante campeón de Liga en los Países Bajos (el Ajax ya había perdido a Johan Cruyff, en 1973) alzó ese 'X Trofeo Colombino' tras batir al Betis por 3-2 en su semifinal... y al Ujpest por 1-0 en la final, tanto del internacional 'oranje' Theo De Jong.

Dejaremos constancia de la alineación y cambios del recién ascendido Betis -al que entrenaba 'Tito' Ferenc Szusza- aquella imborrable tarde de agosto de 1974 a orillas del Odiel: Esnaola (García Fernández 45´); Cobo, Iglesias, Telechía, Biosca; López, Alabanda, Rogelio (Olmedo 78´), Cardeñosa; Benítez, Anzarda. Por el Bayern (dirigido por Udo Lattek) jugaron: Hugo Röbl; Johnny Hansen, Franz Beckenbauer, H. G. Schwarzenbeck (Jensen 25´), Röhr; Uli Hoeness, Röth, (Dürnbenger 57´), Rainer Zobel; Conny Torstensson, Gerd Müller, Klaus Wunder. A la media hora ya ganaba el Betis por 3-0, tres tantos de Eduardo Anzarda. El llorado Sebastián Alabanda impuso el 4-0 un minuto antes del descanso.. y el hábil zurdo Anzarda haría 'póker' personal con el 5-0 del minuto 73. Cabe agregar que este mismo equipo del Bayern fue, con bien pequeños cambios, prácticamente el mismo que se apuntaría las dos siguientes Copas de Europa ('Champions'), en 1975 y 76. Pero sí: ocurrió en Huelva.

Por cerrar con los amistosos triunfales bético/teutónicos, y dada la coincidencia temporal del rival... el 15.08.1982, en la consolación del 'Ciudad de Marbella', el Betis vapuleó por 3-0 precisamente... al Bayer 04 Leverkusen, con sendas dianas de Carlos 'Lobo' Diarte (que tampoco se halla ya entre nosotros) y otra, magistral, del defensa Carmelo, que pronto crearía su propio 'mito' en... Cádiz, apodadado, precisamente, 'Beckenbauer de la Bahía'. Pero no mucho después del Bayern en Huelva y algo antes de ese duelo con poco pulso competitivo en Marbella, en 1977... el 1. FC Lokomotive Leipzig se había cruzado en la vida del -entonces, sí...- Real Betis Balompié. Después de abatir en 1/16 de aquella Recopa al Milan AC de Gianni Rivera (2-0, 1-2), este choque con 'los ferroviarios de Leipzig' fue el primer cruce oficial que el Real Betis Balompié, campeón de la I Copa del Rey, mantenía con una escuadra germana; aunque el 'Lok' fuese de la DDR-Oberliga, la Liga de la República Democrática de Alemania. Pero el 'Lok Leipzig', el equipo de los ferroviarios del gran núcleo urbano de Leipzig y de su barrio de Prostheida... no era una banda de 'cualquieras'. Sí era un 'club de empresa'. Pero vaya club... y vaya 'empresa'. Veremos.

Al firmante le tocó vivir muy de cerca aquella eliminatoria de octavos de final de la Recopa 1977-78, aunque no se le encargara ninguna misión concreta relacionada con el viaje del Betis tras el 'Telón de Acero', a la RDA y a Leipzig; que, en todo caso, procuraremos detallar. 

La trepidante eliminatoria Real Betis Balompié-1. FC Lokomotive Leipzig se desarrolló en dos asaltos, sendos 'miércoles'; el 19.10.1977 en el Zentralstadion de Leipzig (1-1, goles de Wilfried Gröbner y Javier López, el 0-1)... y el 02.11.1977, en el Estadio Benito Villamarín, cuando el Betis sentenció el cruce con 2-1, dos goles de Juan Antonio García Soriano, para ganarse billete a los cuartos de final, donde ya caería KO ante el Dinamo de Moscú, el 15.03.1978, ya con el soberbio 'Eurobetis' de Rafael Iriondo (presidido por Pepe Núñez) tan repleto de internacionales... como en 'picado' hacia un inaudito descenso a Segunda.

VIAJE 'EXPLOSIVO' A LEIPZIG.- Para empezar, haremos una explicación del 'collage' de fotografías que abre este texto, todas imágenes en blanco y negro. La primera de ellas nos ofrece el banquillo del Betis, ante unas 40.000 espectadores en el Zentralstadion de Leipzig, el 19.10.1977. En ese (inmenso) banquillo de Leipizg se hallan sentados el masajista Vicente Montiel ('Mános Mágicas'), el meta suplente Manuel Campos, Juan Manuel Cobo, la traductora germana de la expedición, Adolfo Palomino (delegado del club), el doctor Ramón Rodríguez del Valle, Rafael Iriondo, Alabanda, Del Pozo, el técnico de cantera Germán Vaya Ballabriga ('Mani'), Eulate y Alberto Tenorio, legendario encargado del material verdiblanco. Y también, 'conservador' y 'canciller' de la historia y de la filosofía del Real Betis Balompié, cabría añadir sobre Alberto.

A continuación tenemos una imagen de la llegada del 'Lok' al Aeropuerto de San Pablo, el 31.10.1977. De izquierda a derecha se hallan (o nos hallamos) sobre el asfalto de las pistas de San Pablo el defensa 'ferroviario' Gunter Sekora (melena, cazadora oscura, pantalón de 'pata elefante', 'look' totalmente germanooriental de la época), dos directivos, el guardameta (internacional con la RDA e incluso mundialista) Werner Friese, algo tapado por el aquí firmante, entonces un auxiliar de redacción en 'ABC' de Sevilla. Cierra el grupo de la pista aeroportuaria (con una cartera de mano y girado hacia el avión de los alemanes)... Don Antonio Picchi Castro, también legendario gerente del Real Betis Balompié. Quizá en ese mismo momento, Antonio estaba diciendo justo estas palabras, vuelto hacia el 'jet' del Lokomotive Leipzig... 'Qué maravilla, no viene Löwe'. 

Porque Antonio Picchi dijo justo eso en San Pablo en ese preciso momento, cuando los delegados recién llegados de Leipzig le facilitaban la lista de viajeros a Sevilla... en la que no se incluía a Wolfram Löwe, el capitán y motor mediocampista del 'Lok', uno de los grandes jugadores de la RDA: nada menos que 41 internacionalidades. Lesionado en la jornada anterior de la Oberliga, Löwe, que había causado gran impresión en la ida, en el 1-1 de Leipzig... no participó en la vuelta, en Heliópolis. El 'collage' de imágenes continúa con la fotografía de un barullo en el área del Betis, en el Zentralstadion, 'melée' que, previo despeje del meta Esnaola, es, muy posiblemente, la jugada que preceda al 1-1, el gol de Gröbner ('4'). Del Betis y junto a Esnaola intervienen en esta jugada confusa... Antonio Biosca, un 'tapado' que es Gerrie Mühren o el propio Cobo (que entró a jugar por el lesionado Bizcocho, en el minuto 18) y, en fin, Jaume Sabaté.

Sigue una fotografía bastante espectacular por lo que de testimonio histórico tiene. Es en el vestuario del Betis, aquel 19.10.77... en la 4ª planta de la inmensa mole del Zentralstadion, entonces con tremebunda capacidad: para más de 100.000 espectadores, 'El Estadio de los Cien Mil', que llegó a acoger hasta a 110.000 espectadores en un duelo premundialista RDA-Checoslovaquia en 1957. Tras la reunificación de Alemania, en 1990, la capacidad del Zentralstadion se redujo. Pero en 2004, el colosal recinto se 'refundó', conservando el cubículo y la obra exterior (como el Olympiastadion de Berlín), con vistas al Mundial de 2006. Hoy sigue siendo la sede del Red Bull Leipizig y del mismo 'Lok', tras la refundación de este último, en 2004.

Pero estábamos con esa 'imposible' foto del vestuario del Real Betis Balompié, después del 1-1 en Leipzig. Tocando palmas por sevillanas se encuentran... el encargado/delegado de la agencia de viajes, 'Mani', Biosca, ¡¡Manuel Ruiz de Lopera!! (que entonces tenía 33 años)... totalmente hombro con el hombro de Rafael Gordillo Vázquez, el delantero uruguayo Hugo Cabezas (tío del base internacional Carlos Cabezas, un campeón del mundo de 2006 en baloncesto), Rafael del Pozo, Javier López, Antonio Picchi y J. M. Cobo. En aquellos legendarios tiempos -que existieron, pese a todo-, Lopera era un simple aficionado adinerado al que le gustaba hacer 'esos' viajes casi extraordinarios. "Lo que yo más añoro de todo son aquellos tiempos en los que yo viajaba como simple aficionado detrás del Betis, sólo por el simple hecho de viajar, sin compromiso alguno", solía decir el propio Lopera, bastantes décadas después.

El 'collage' continúa y se extingue -quizá sea mejor así- con la imagen del marcador del Zentralstadion, ya con el 1-1 definitivo, a las 18:45 horas pasadas en Leipzig (el partido de 'Europapokal der Pokalsieger', Copa de Europa de Vencedores de Copa' había empezado a las 17:00 horas), apuntando a los goleadores ('Torbschuetze'), Gröbner y López. El viaje del Betis a Leipzig había sido tremendo, siempre en el epicentro del 'Otoño Rojo' u 'Otoño Alemán', entre el 13.10 y 19.10.77 con alerta máxima en todos los aeropuertos alemanes después de que por vía de la llamada 'Operación Feuerzauber' (Hamamelis 'Hechizo de Fuego', como cierta Operación de la Wehrmacht en Italia, en la II Guerra Mundial) se liberara -a partir del secuestro del 13.10.77- un avión de Lufthansa, el Vuelo 181-'Landshut', secuestrado y depositado en Mogadiscio (Somalia) por la banda extremista 'Baader-Meinhof': 'RAF', 'Fracción del Ejército Rojo' 

Los acontecimientos de zozobra y terror en todo el territorio alemán no iban a concluir precisamente con la 'ejecución' de Hanns-Martin Schleyer, el Jefe de la Patronal de la República Federal, el 18.10.77, justo el día antes del partido del Betis en Leipzig. Ese 18.10.77, la exitosa liberación de los rehenes de Mogadiscio (salvo el infortunado piloto de Lufthansa, Jürgen Schumann) y la muerte de los secuestradores del avión provocó el 'suicidio' (??) desesperado de los presos de la cúpula de la RAF en la prisión federal de Stammheim: Andreas Baader, Güdrun Ensslin y Jan-Carl Raspe. 

...Estos hechos definen lo que se conoce como la "Noche de Stammheim". A consecuencia de la doble crisis en Stammheim y Mogadiscio, la RAF ejecutó a Schleyer ('ex SS') de inmediato, ya de la mano de su nueva 'jefa', la metódica asesina Brigitte Mohnhaupt, quien prosiguió con la campaña de terror hasta su detención, en 1982. Después de 25 años en cárceles de alta seguridad, Mohnhaupt (nacida en 1949) fue liberada en 2007, aunque ahora sigue envuelta en el proceso por el asesinato de Siegfried Buback, Fiscal General de Alemania Federal; un crimen sucedido también en 1977: 7 de abril.

En este ambiente literalmente 'explosivo', el equipo del Betis y los periodistas habían viajado a la RDA por vía de sendos vuelos desde San Pablo, con el equipo por Hamburgo y los periodistas, vía Berlín (desde Fráncfort), donde presuntamente se iban a encontrar todos. Los retrasos 'de situación' -con los periodistas, naturalmente más perjudicados- hicieron imposible la 'reunificación bética' en el cruce de fronteras, en Berlín Este. Con todo el mundo desparramado por los 190 kilómetros de autopistas orientales entre Berlín y Leipzig, a través de Sajonia, el Betis pasó primero y dejó escudos verdiblancos en el 'Check Point Charlie' berlinés donde, algo más tarde, cierto enviado especial -ya fallecido- cantó el 'Cara al Sol' ante los 'vopos', los policías germanoorientales de fronteras. Quienes, naturalmente, no entendían nada. Al regreso a Sevilla, el periodista se jactaría ampliamente de su 'hazaña', también como es natural. Todos los expedicionarios llegaron a Leipzig, en goteo de autocares, bien avanzada la madrugada. Los periodistas, casi a las claras del día.

LOS FERROVIARIOS Y EL 'SISTEMA DDR'.- El 1. FC Lokomotive Leipzig no era sino una pieza más del llamado 'Sistema Deportivo de Deporte Estatal en la DDR', que en el caso del fútbol iba a producir el título olímpico de 1976 (Montreal), la medalla de plata en los Juegos de Moscú (1980, final perdida 1-0 ante Checoslovaquia) y el bronce en Múnich, en 1972, en un partido de consolación que soviéticos y alemanes del Este amañaron (algo después reconocido) para el 2-2 final que daba a cada Selección (del Pacto de Varsovia) una medalla de bronce.

También toca hablar de la épica victoria de los llamados 'Minipanzers' de la RDA, en contraposición a los verdaderos 'panzers', los futbolistas totalmente profesionales de la República Federal, de Bayern, Hamburgo, etc... que iban a ganar el Campeonato Mundial de 1974. Pero la RDA se impuso a la RFA en la fase de grupos del WM-74 con 0-1 en el Volksparkstadion de Hamburgo, gol del atacante Jürgen Sparwasser, 'el gol más caliente de la Guerra Fría'. Esto, aunque la República Democrática, Alemania Oriental, quedara eliminada en la segunda fase del WM-74, por sus derrotas ante Brasil y los subcampeones de Cruyff y de los Países Bajos: 'La Naranja Mecánica'

Este Lok Leipzig 'del Betis' y del entrenador Manfred Pfeifer contribuyó notablemente a estos grandes éxitos de la RDA, con dos campeones olímpicos en Montréal/1976, Löwe y Gröbner -que en la final ante Polonia, 3-1, entró justo por Löwe-... y otros  tres hombres en los Juegos de 1980: Kühn, Baum y Liebers. En la plantilla que el seleccionador Georg Büschner confeccionó para el Campeonato Mundial de 1974 se hallaban tres ferroviarios: el meta Friese, el defensa Fritsche y el propio Löwe. Por el título olímpico de Montréal en 1976, Gröbner y Löwe fueron condecorados con la Orden Patriótica del Mérito, categoría de bronce. ¿Cómo era 'El Sistema de Deporte Estatal en la RDA' que había construído estos equipos, el 'Lok', los Dynamos de Berlín y de Dresde, el Empor/Hansa Rostock, el Carl Zeiss Jena... y las descomunales 'valkirias' en atletismo y natación, Marita Koch, Heike Drechsler, Ute Geweniger, Barbara Krause, Kristin Otto...?

Terminada la II Guerra Mundial y partir de 1949, la maquinaria del nuevo sistema socialista se puso en marcha en Alemania Oriental para sustituir a las 'Asociaciones Deportivas' locales que habían nacido de la mano del III Reich. Ese mismo año se aprobaron las 'Betriebssportgemeinschaften' (BSG; en español, 'Asociaciones Deportivas de Empresa'). Tras la Gran Guerra, éstas BSG sustituirían a las asociaciones deportivas. Iban a constituir la base del deporte en la DDR. Organizadas en torno a empresas de un determinado sector (minería, metalurgia, correos, construcción, burocracia, química, comercio,…), las BSG promovían el deporte entre sus empleados. Así, en la teoría, el deporte se convertía en un complemento al trabajo y no en un trabajo en sí mismo. En la práctica, los deportistas de élite eran contratados para puestos fútiles, irrelevantes, en determinados sectores o fábricas mientras dedicaban su jornada laboral a entrenarse en las instalaciones deportivas de la empresa. Los de los 'Dynamos', en las instalaciones de las policías. Los del 'Lokomotive'... en las instalaciones de los ferroviarios. Marita Koch, la inalcanzable plusmarquista mundial de 400 lisos, con el SC Empor Rostock, club estatal de la asociación portuaria 'Hansa'. El nadador 'superespaldista' Roland Matthes -más tarde, rebelde al 'sistema' y médico-, con el 'SC Turbine Erfurt'. La gran piscina olímpica de Erfurt lleva hoy el nombre del no menos grandioso Matthes, fallecido en 2019 ya como exmarido de Kornelia Ender, otra supercampeona.

En 1951 se fundaría en la RDA el Comité Olímpico Nacional (NOK, siglas en alemán), aunque el CIO no lo reconocería oficialmente hasta 1964. Las dos Alemania aún desfilaron oficialmente como 'Equipo Alemán Unificado' hasta los Juegos de Tokio, en 1964. En 1952 se fundó el “Staatliches Komitee für Körperkultur und Sport“ (en castellano: Comité Nacional para la Cultura del Cuerpo y el Deporte) y se entregan así los mandos del deporte nacional al 'Partido Socialista Unificado', el SED, verdaderamente el real 'Partido Comunista' de la DDR; concretamente al Ministerio para la Seguridad Nacional, responsable de la célebre estructura policial: la 'Stasi'. El último paso para el control total del deporte por parte del Estado se daría en 1957, cuando se fundó la DTSB ('Deutscher Turn und Sportbund'; en español, Unión Alemana de Gimnasia y Deporte). En este momento, las asociaciones deportivas que aún quedaban “libres”, es decir, sin estar bajo el control de una BSG, desaparecieron. Con ello, el SED se aseguraba que todos los deportistas estuvieran bajo control y supervisión del Estado y sirvieran a sus objetivos... incluido el célebre 'Dopaje de Estado', del que en todo caso no hubo pruebas en relación a los futbolistas. Por muy dopados que estuviesen los jugadores de fútbol, para dar el 'Gran Salto Adelante' en la alta competición internacional, no podía tratarse como los casos de atletas y nadadores de la RDA/DDR; en fútbol se requerían y requieren un talento individual y una técnica de equipo y preparación que, sencillamente, no podían existir en aquella remota Alemania Oriental con tan escasísima proyección/modernización, sin contactos internacionales con Occidente... y con las fronteras del Este cerradas a cal y canto.

Para que todo funcionara correctamente, los deportistas debían servir sin duda ni mancha la línea política e ideológica del SED. Una de los motivos por lo que se centralizó el deporte en las BSG era que, oficialmente... "En los clubes deportivos no se entendía lo suficientemente bien la importancia de combinar la educación político-ideológica con las tareas necesarias de los deportes competitivos (…) La educación no se centraba en el objetivo de desarrollar la fuerza de voluntad y el espíritu de lucha necesarios en el entrenamiento". Para poder controlar esto, el Comité Central del SED creó una Secretaría y un Departamento específicos para el deporte. Rudolf Hellmann era el máximo responsable de este Departamento. Junto con Manfred Ewald (director del Comité Olímpico Nacional y antiguo miembro 'crítico' del Partido NacionalSocialista de Adolf Hitler) y Manfred Höppner (director del Comité Nacional para la Cultura del Cuerpo y el Deporte) formaban el triunvirato que controlaría el deporte de la DDR desde 1960 hasta la caída del muro de Berlín. Así, junto con la preparación deportiva, se realizaba una preparación ideológica. Así funcionaban los 'Dynamos',  'Lokomotive', el equipo de la fábrica 'Carl Zeiss Jena', etc... en la Alemania Oriental de los trabajadores', del amenazante Muro de Berlín, las melenas, las cazadoras de cuero, los pantalones de 'pata de elefante'... y de los 'Trabbi' o 'Trabi'. Los famosos cochecitos utilitarios 'Trabant', todo un símbolo del Régimen socialista de la DDR.

EL DESENLACE... Y EL SEVILLA.- En el partido de vuelta en Sevilla, el 2.11.1977, Betis-Lok, dos días después de esas imágenes del Aeropuerto de San Pablo, aquel Betis que tanto y tan bien jugaba al fútbol, pero que ya navegaba dentro de un viaje insólito que terminaría en Segunda División, en mayo de 1978... acabaría eliminando al 'Lok': 2-1, dos tantos de García Soriano (el 1-0 y el 2-1), que prevalecieron sobre un gol sensacional (1-1) del también sensacional jugador que sería Matthias Liebers (plata en 1980, en Moscú), producto del mismísimo barrio de Prostheida en Leipzig. Liebers ('querido') no había cumplido ahí ni 19 años. Más adelante, y hasta 1988, Liebers -que hoy ejerce como entrenador en la nueva 'Oberliga'- sería 59 veces internacional con la Selección de Alemania Oriental, los 'MiniPanzers' de la DDR de camiseta blanca... o azul cielo. Liebers tiene exactamente la misma condecoración de la DDR que ya se habían colgado Wilfried Gröbner y Wolfram Löwe: 'Orden Patriótica del Mérito', categoría bronce.

Entre octubre y noviembre de 1995, en 1/16 de la Copa de la UEFA 1995-96, el Betis (para el caso... de Lorenzo Serra Ferrer y Manuel Ruiz de Lopera) apeó de esta competición a otro rival alemán, el 1. FC Kaiserslautern (Andreas Brehme...), con tanteos de 1-3 en Kaiserslautern/Batzenberg, en exhibición memorable de Alfonso Pérez Muñoz, y remate de ronda con 1-0 en Heliópolis. En la siguiente ronda, octavos de final, diciembre de 1995, el Girondins de Burdeos... y de Zinedine Zidane pondría KO al Betis en esa Copa de la UEFA: 2-0 en Burdeos y 2-1 para el Betis en Heliópolis, con gol asombroso de Zidane a Pedro Jaro.

En 1994, poco después de la Reunificación de Alemania, el Lokomotive Leipzig cambió su nombre a 'VFB Leipizig' y pasó a jugar en el Bruno-Plache Stadion de Leipzig. En 2004-05, justo cuando se concluía la 'refundación' del Zentralstadion (donde ha vuelto a jugar), el viejo club, el Lokomotive, emergió y se refundó con sus colores de siempre, amarillo y azul. Incluso Matthias Liebers regresó de su retrada para jugar con 'su Lok' en esa misma 2004-05. Hoy, el Lok Leipzig viaja por la Cuarta Division de Alemania, la 'Regionalliga Nordost', que incluye a los equipos más destacados de la Liga Regional de Sajonia.

El 6.11.1977, en el Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán y uniformado de verde, blanco y negro, el Real Betis Balompié, que acababa de noquear brillantemente al 1. FC Lokomotive Leipzig... caía por 1-0 ante el Sevilla FC que esa misma semana se había medido con el San Andrés en la españolísima Copa del Rey... de la que el Betis era campeón vigente en esos momentos. Un canónigo de la Santa Iglesia Catedral, Francisco Gil Delgado, había escrito para 'ABC de Sevilla' la crónica del Sevilla-San Andrés. La firmó como 'Fidel'. El Sevilla venció al Betis ese 6.11.1977 con un zapatazo inolvidable de Curro Sanjosé, en el minuto 53... y con otra no menos inolvidable, asombrosa parada a bocajarro del arquero uruguayo Gustavo Fernández a Javier López, el goleador bético de Milán y de Leipzig. 

El martes 8.11.1977, en el extinto Diario 'SurOeste', de los Medios de Comunicación Social del Movimiento, el cronista M. Fernández de Córdoba tituló asi su crónica del importante triunfo del Sevilla sobre Betis... 'Gooooool'... el texto se abría con estos párrafos: "Gooooool... 'Se crisparon las manos. Se abandonaron los asientos. Se dejaron atrás las barreras de los miedos, y la taquicardia de las intranquilidades se trocó en palmoteo que echaba humo...  Gooooool... Y los pañuelos saltaron al aire flameando una diana de apoteosis y poniendo las gargantas del sevillismo a tope de sus ronqueras... Se dejó sentir un relajante ‘Vámonos, vámonos’ que en tardes de cara el sevillismo acompasa de esquina en esquina en la bombonera de Nervión'. Más tarde, Fernández de Córdoba dirigiría el 'ABC de Sevilla' -en lo que esta crónica del 8.11.77 y del 'Gooooool' tuvo no poco que ver- y, aún más adelante, una frase suya... 'De padres a hijos, de abuelos a nietos' presidiría el frontispicio de la gran Tribuna de Fondo del campo del Betis, en Heliópolis. Eso es hoy mismo.

'Goooool'. Pero el gol del recuerdo fue (o fueron: también, el decisivo de Milán o los dos de la final de Copa ante el Athletic)... el gol de... Javier López. El 'gooooool' en la inmensa mole del Zentralstadion (o en San Siro), este con Lopera y Gordillo hombro con hombro. El gol y el KO del Real Betis Balompié a uno de los equipos emblemáticos del 'Sistema Estatal' de la RDA. En aquel 'Otoño Alemán' de Leipzig, 'Otoño Rojo' y, de verde, blanco y negro... del Real Betis Balompié.

Compartir:
Podcast Real Betis Balompié
 
Podcast
Último encuentro

Copa del Rey

CFI Alicante0
Real Betis4
La crónica · Ficha técnica· El Mejor
Jornada a Jornada




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.