La Crónica

Sevilla FCvsAthletic de Bilbao
10

Ficha técnica · El Mejor

1ª División (2021/2022) > Jornada 38

Por la mínima

Lucas Haurie

Un 1-0 para cerrar la temporada como si la última jornada hubiese sido una alegoría de la Liga. El Sevilla le ganó al Athletic para nada, porque el Atlético certificó su tercer puesto en San Sebastián y ese “objetivo histórico” que cacarea Julen Lopetegui para resaltar el –incuestionable, enorme– mérito de volver a la Champions le suenan a un sector no pequeño del sevillismo a, eso mismo, los servicios mínimos de una plantilla tallada para… Bueno, ahí está el quid de la cuestión y en ese debate, más cansino que bizantino, se nos irán las doce semanas que faltan para que empiece el próximo campeonato.

La temporada, además de una tercera clasificación consecutiva para la Champions, se recordará por otro hito, individual y menor, si se quiere, pero igualmente histórico: el Trofeo Zamora de Yassine Bono, primero que logra un portero sevillista y que fue tomado como un asunto de Estado –de club– por el alto mando, que dejó en el banquillo al marroquí para asegurar el galardón, que habría sido para Courtois en caso de haber encajado más de un gol. Tendrá que ver en la decisión, sin duda, que dos cofrades de la hermandad de los guardametas ocupen el banquillo y la dirección deportiva; y también esa saludable política de recursos humanos del Sevilla, que quiere a sus futbolistas contentos –Diego Carlos, el otro gran puntal de la campaña, ha jugado todo el curso agradecidísimo por el permiso que se le concedió para ganar el oro olímpico en Tokio–.

Entre sincronización de relojes obligada con otros campos y pausas de hidratación, estaba claro que el partido se iría al borde de la madrugada del 23 mayo, una hora propicia para el sueñecito si el Sevilla incidía en el fútbol tedioso que ha perpetrado durante toda la segunda vuelta. En evitación de la narcolepsia generalizada en el graderío, tal vez, salieron rumbosos los locales con dos acercamientos peligrosos en el arranque: En-Nesyri fuera tras bonita asistencia de Tecatito y Lamela de cabeza al poste tras centro de Acuña. La hinchada no cantó gol pero se pellizcaba para certificar que semejante despliegue ofensivo era real. Sí, vale, Lopetegui estaba en un box por acumulación de tarjetas…

El espejismo duró un cuarto de hora, quizá menos, y la primera parte se esfumó sin mucho más que llevarse al coleto, con alivio porque un toque incidental en la mano anuló el gol de Yuri Berchiche, que había batido a Dmitrovic con un zurdazo raso, y con resquemor porque En-Nesyri –nadie se olvide de la importancia de su gol en Madrid– sumaba otra muesca a su culata de oportunidades falladas en la acción inmediatamente previa al descanso, cuando Óliver Torres lo dejó sólo ante Unai Simón un magnífico primer toque.

Al comienzo de la segunda mitad, tras un gol anulado a Rekik por fuera de juego posicional de Koundé, En-Nesyri agotó la paciencia de técnicos y grada con un número de los hermanos Tonetti: incurrió sólo por el pico derecho del área e hizo un escorzo para perfilarse con su zurda con horrible resultado, pues no sólo ignoró a dos compañeros que llegaban en posición franca, sino que su remate de chupón salió manso, como si se hubiese tropezado con la pelota. Rafa Mir lo sustituyó enseguida y descerrajó el marcador con un auténtico golazo. Descargó a un toque el cartagenero un despeje de Jesús Navas y corrió al espacio, donde lo encontró Lamela, para marcar en el mano a mano con frialdad.

Pues no pasó mucho más, y no se crean que es pereza de cronista con prisa por marcharse de vacaciones, ni alucinación de quien está convencido de haber visto mil veces el mismo partido. ¿Será cierto? Trataba de empatar sin convicción el Athletic, desencantado por las noticias que llegaban desde Barcelona, e intentaba contraatacar el Sevilla sin piernas ni talento, los que deberían haber puesto, respectivamente, Ocampos y Papu Gómez, que celebraron el gol junto al cuarto árbitro porque estaban a punto de entrar. Nadie estaba demasiado interesado (o quizá capacitado) para que ocurriese mucho más para satisfacción de Dmitrovic, que aseguró la interinidad del Zamora con una “puerta a cero” plena de solvencia, pues no tuvo que hacer milagros pero sí tranquilizó a su zaga en los centros que llovían sobre el área.

En fin, amigos, que Lopetegui seguirá donde está, parece, igual que Mbappé.

Ficha Técnica

Sevilla FC (1):  Dmitrovic; Jesús Navas, Koundé, Diego Carlos (Rekik, minuto 46), Acuña; Delaney, Joan Jordán, Óliver Torres (Papu Gómez, minuto 70); Erik Lamela (Ocampos, minuto 70), Tecatito (Rakitic, minuto 82) y En-Nesyri (Rafa Mir, minuto 58).

Athletic de Bilbao (0): Unai Simón; De Marcos (Lekue, minuto 73), Vivian, Iñigo Martínez, Yuri; Berenguer (Nico Serrano, minuto 85), Vencedor (Villalibre, minuto 73), Vesga (Dani García, minuto 46), Muniain; Raúl García (Zárraga, minuto 46) e Iñaki Williams.

Goles: 1-0, minuto 68: Rafa Mir.

Árbitro: Del Cerro Grande, madrileño. Amarillas para Joan Jordán, Raúl García, Yuri, Vivian, Acuña y Papu Gómez. 

El mejor del Encuentro

Koundé

Otro gran partido del francés para cerrar la temporada y puede que su exitosa etapa en el Sevilla. El verano dirá.

Compartir:
Podcast
Último encuentro

1ª División

Sevilla FC1
Athletic de Bilbao0
La crónica · Ficha técnica· El Mejor
Jornada a Jornada




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.