La Crónica

FC BarcelonavsSevilla FC
54

Ficha técnica · El Mejor

Supercopa (2015/2016) > Final Supercopa de Europa

5-4: Más grande, incluso en la derrota

Paco Cepeda

No se trae la Copa, la Supercopa, pero el Sevilla sigue haciendo historia en Europa, que en fútbol es decir en el Mundo entero. Ante un Barcelona imperial, con el mejor jugador de todos los tiempos en su momento más óptimo; porque este equipo nunca se rinde, el Sevilla, que estaba muerto después de una memorable primera parte de Messi, cuando perdía 4-1 entre olés de ese parque temático azulgrana que es Tiflis, se sobrepuso pasito a pasito y terminó forzando una prórroga en la que podía pasar ya de todo. Y pasó que de nuevo apareció Messi, aunque al final el gol fuera de Pedro, en un último servicio a la causa azulgrana allá por el minuto 115 de partido, con muchos jugadores cojeando y rotos. Pese a todo, el Sevilla pudo empatar y hasta ganar en acciones de Coke y Ramí. Pero no pudo ser, aunque quizá hasta se lo mereciera, por esa forma de competir que enorgullece a todos los suyos, pese a ese talento y superioridad del Barcelona.

En principio era un día de entrenador. Muchas decisiones que tomar por culpa de unos problemas musculares de Carriço y una comida de franceses que acabó en salmonella de Kolo, Ramí y Nzonzi. Y Emery tomó esas decisiones y alguna más. De momento se inclinó por Beto como titular. Papelito. Si Beto está por delante de Rico es que el chico cuenta con una confianza muy limitada. O Emery tiene la misma vista para el portero que quien fichó a Barbosa. Para arreglar el problema de los centrales, el técnico arriesgó con Ramí y lo escoltó con Krychowiak. Un parche para la defensa, una baja insustituible para la media. Y banquillazo para Konoplyanka. Da cosa dejar fuera a un tipo con esa calidad, pero fue una decisión justa porque Reyes y Vitolo son también buenísimos y están en mejor forma. La manija se la dio a Banega, por supuesto, y la responsabilidad del gol, pues para Gameiro, también lo coherente por lo dado estos años por el francés y por lo poco que había ofrecido hasta el momento Immobile. 

Quizá por ese trivote sevillista, Luis Enrique sorprendió con el nombre del sustituto de Neymar. Todos dábamos por seguro a Pedro, que además retrasaba su pase al United por este partido, pero al final el asturiano puso a Rafinha, un futbolista menos vertical y trabajador que Pedro, pero con más contacto con el balón, por si ya no era suficiente con Iniesta, Busquets y Rakitic.  

En realidad todo lo antes dicho da igual cuando aparece Messi, que es Dios en esto del balompié. Pagando a Hacienda es lento, de los peores, pero con el balón en los pies es la bomba. Pese al golazo de Banega en el minuto dos, de falta directa, el Barcelona le dio el balón a su megaestrella, que se encargó de noquear al Sevilla sin compasión con la ayuda del siempre hiperactivo Alves, su complemento perfecto. Dos golazos de falta y cada vez que cogía el balón, en la banda o por el medio, eliminaba a los rivales que fueran necesarios para ponerse en ventaja él o un compañero. Por momentos, hasta iba a medio gas, no necesitaba más. El plan del Sevilla era parecido al que ya mostró en Villarreal. Balones en largo a Iborra para evitar la presión del Barça, e intentar la prolongación de cabeza para que Reyes, Vitolo o Gameiro se aprovechasen de esos balones. No mucho más. E Iborra ganó muchas, casi todas, pero sin encontrar a esos compañeros tanto como quisiera. Metía más distancia el conjunto catalán en una contra de Luis Suárez que remachó a la segunda Rafinha, con el Sevilla muy descolocado.

Tras el descanso, Emery no tocó nada, en cuanto a nombres, pero ordenó jugar más arriba, y por fuera, donde el Barcelona parecía más débil. Un error de Tremoulinas facilitó el cuarto, del uruguayo Suárez. Todo el mundo dio por muerto al Sevilla, este cronista el primero, pero ya saben que esta gente no se rinde. Una jugada marca de la casa de Vitolo acabó en gol de Reyes, el mejor hasta entonces del Sevilla. Y con ese poquito de confianza, y con los movimientos de Emery desde el banquillo, el Sevilla, tan pequeñito cuando Messi lo gobernaba todo, se fue creciendo paso a paso, metro a metro, poniendo al confiado Barcelona contra las cuerdas. Konoplyanka empezó a demostrar lo que es, un tipo que hace cosas especiales. Immobile, Krohn-Dehli, Mariano, Ramí... todos los nuevos, con más o menos acierto, ya saben qué es jugar en un equipo como este Sevilla. De hecho tampoco se rindieron, viendo sufrir y competir a Krychowiak o Vitolo, rotos pero sin renunciar a nada. Ayudaron y mucho para lograr esa mítica remontada, con goles de Gameiro (penalti) y Konoplyanka. Un 4-4 que abría las bocas de toda Europa. Quizá debió seguir apretando el Sevilla en ese momento, sin pensar en la prórroga, porque el Barcelona se había arrugado definitivamente y las bandas, sobre todo con Konoplyanka y Mariano, eran tiros que no podía controlar el Barcelona. Pero llegó esa prórroga, en la que el Barça de nuevo asumió el mando, rondando mucho cerca del área sevillista, pero sin hacer daño de verdad. El Sevilla esperaba su ocasión para completar la gesta. Ya saben que no llegó. Messi se fabricó una falta, que él mismo lanzó, y aunque esta vez Beto paró, le dejó el balón a Pedro, para remachar el quinto, con cinco minutos por delante y esa vergüenza torera que tiene el Sevilla. De hecho, Coke, primero, y Ramí, después, tuvieron ocasiones clarísimas, inmejorables, que no entraron e impidieron que el Sevilla se traiga otra Copa europea. No hay Copa, pero sí gloria, hasta para un resultadista convencido. 

 

 

 

Ficha Técnica

FC BARCELONA (5): Ter Stegen, Dani Alves, Piqué, Mascherano (Pedro, minuto 93), Mathieu, Busquets, Iniesta (Sergi Roberto, minuto 63), Rafinha (Marc Bartra, minuto 77), Rakitic, Messi y Luis Suárez.

SEVILLA FC (4): Beto, Coke, Rami, Krychowiak, Trémoulinas, Krohn-Dehli, Éver Banega, José Antonio Reyes (Konoplyanka, minuto 68), Iborra (Mariano Ferreira, minuto 79), Vitolo y Kevin Gameiro (Ciro Immobile, minuto 79).

Goles: 0-1, minuto 3: Éver Banega. 1-1, minuto 7: Messi. 2-1, minuto 15:  Messi. 3-1, minuto 43: Rafinha. 4-1, minuto 51: Luis Suárez. 4-2, minuto 57: José Antonio Reyes. 4-3, minuto 72: Kevin Gameiro, de penalti. 4-4, minuto 81: Konoplyanka. 5-4, minuto 114: Pedro.

Árbitro: William Collum, escocés. Amarillas para Krychowiak, Mathieu, Coke, Éver Banega, Ciro Immobile, Pedro, Busquets, Daniel Alves y Krohn-Dehli.

El mejor del Encuentro

Krychowiak

Hay muchos jugadores que acabaron muy bien, pero el coraje de este polaco es inmenso. 

Compartir:
Podcast
Último encuentro

1ª División

Atlético de Madrid2
Sevilla FC2
La crónica · Ficha técnica· El Mejor
Jornada a Jornada




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.