La Crónica

Borussia M'glagbachvsSevilla FC
42

Ficha técnica · El Mejor

Champions League (2015/2016) > Grupo D. Jornada 5

4-2: Otro partido de pacotilla

Paco Cepeda

Otra derrota dolorosa, muy dolorosa. Y pudo ser peor, porque el Sevilla, eliminado ya de la Champions tras caer goleado por el Borussia en Alemania, al menos, gracias al goal-average, todavía tiene una opción de conseguir la tercera plaza, la que le daría un puesto en la Europa League, si gana en la última jornada a la Juventus y el rival de esta noche no hace lo mismo en Manchester ante el City. Hay que empezar por la información, porque es lo que hay, pero la derrota fue de nuevo muy fea, como otras muchas este año. Y a este nivel, aunque el Sevilla ha sido capaz de ganar  a Barcelona y Real Madrid, derrotar a la Juventus pues es prácticamente imposible.  

Unai Emery puso de inicio el equipo que más o menos hubiese elegido cualquiera. El equipo titular, por las bajas, por el bajo estado de forma de muchos, está más o menos cantado y la variante es quién acompaña a Krychowiak. En esta ocasión le tocó a Krohn-Dehli. Otros días es Nzonzi y otros Iborra. Pero poco cambia, la verdad. También arriba tiene margen de elección, pero cuando está sano Gameiro parece razonable que sea él quien juegue. Poco que objetar, por tanto, al Emery alineador. El Emery de los cambios es del chiste. Y el Emery entrenador, en el concepto global de preparador de un grupo, pues mucho se le puede afear en esta temporada que se presentaba tan bonita, tan ilusionante, y que se están yendo al mismísimo garete entre otras cosas porque no es capaz de dar con la famosa tecla. Tiene que ser difícil desde luego recuperar las virtudes del pasado con una defensa tan blandita, porque el equipo se sabe vulnerable, se repliega más de la cuenta, presiona menos y en zonas menos peligrosas para el rival. Y después, para atacar, la calidad de Konoplynaka, Banega o Vitolo pues evidentemente provoca que el Sevilla haga cositas, pero no las suficientes para ganar los partidos. Es como si la confianza, ese saberse invulnerable, como pasó por momentos las temporadas pasadas, pues se ha ido a otro lugar. Y el equipo se ha vuelto flojito, fácil de dominar, muy batible. Los rivales, los que antes se daban por derrotados, ahora huelen todo lo contrario, porque el miedo y la debilidad se huelen. El Borussia, sin hacer un partido redondo, con defectos incluso parecidos a los sevillistas, sí se lo cree. Está en racha, desde el cambio de entrenador (no estoy dando ideas en esta ocasión) se ha crecido. Al Borussia le resultaba muy sencillo llegar por fuera y por dentro. Mil veces, mil disparos lejanos, sin apenas oposición sevillista se fueron sucediendo. Una de esas ocasiones acabó en el primer gol alemán. Más plomo, más miedo, para un equipo que está como está y que no sabe si es carne o pescado. 

 

Tras el descanso, más de lo mismo. Bueno, peor, mucho peor. El Sevillla llegaba algo, menos de lo que debe hacerlo un equipo dominador, y sufría atrás, mucho más de lo que debe un equipo aceptablemente plantado. Emery hizo un primer cambio, de esos que no dicen nada, que fue meter a Nzonzi por Krohn-Dehli. A los pocos minutos de esa apuesta, tras alguna buena jugada de Vitolo y Konoplyanka, llegaba el segundo del Borussia. Facilidades por todos lados. Sergio Rico era el mejor. El entrenador sevillista siguió moviendo el banquillo de  forma insulsa. Esta vez, Llorente por Gameiro. Pero lo que pasaba es que el Borussia hacía el tercero, sin oposición, sin defensa, sin centro del campo en el repliegue. Con Mariano preparado en la banda para suplir a Coke, ese cambio tan ridículo y hoy más ridículo que nunca, Vitolo recortaba diferencias. Gol de cierta importancia por lo ya explicado del goal-avarage. A la siguiente jugada, de nuevo con un disparo sin oposición, el Borussia hacía el cuarto. Se produjo el cambio éste que tanto enfada al sevillismo (con razón) y al final del encuentro, Banega, de penalti, pues trataba de maquillar algo que no tenía arreglo. Pintan bastos. Con todo muy revuelto dentro y fuera del campo. 

 

Ficha Técnica

Borussia Monchengladbach (4): Sommer, Christensen, Nordtveit, Dahoud (Schulz, m. 79), Raffael, Stindl, Traoré (Drmic, m. 14), Wendt, Johnson (Elvedi, m. 86), Korb y Xhaka. 

Sevilla FC (2): Sergio Rico, Coke (Mariano, m. 82), Rami, Kolodziejczak, Tremoulinas, Krychowiak, Éver Banega, Krohn-Dehli (N’Zonzi, m. 63), Vitolo, Konoplyanka y Kevin Gameiro (Fernando Llorente, m. 75).

Goles: 1-0, minuto 28: Stindl. 2-0, minuto 67: Johnson. 3-0, minuto 78: Raffael. 3-1, minuto 81: Vitolo. 4-1, minuto 83: Stindl. 4-2, minuto 91: Éver Banega, de penalti.

Árbitro: Damir Skomina, esloveno. Amarillas para Éver Banega, Dahoud y Drmic. 

El mejor del Encuentro

Sergio Rico

El chaval encajó cuatro goles, pero paró otros tantos en un partido que jugó sin defensa. 

Compartir:
Podcast
Último encuentro

1ª División

Atlético de Madrid2
Sevilla FC2
La crónica · Ficha técnica· El Mejor
Jornada a Jornada




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.