Nuestras Firmas: Miguel Ángel Chazarri

La temporada más ilusionante, tristemente por los suelos

La fábrica de humo

Miguel Ángel Chazarri
30/04/2019

La crisis del Betis es ya irreparable. Consummatum est. El Espanyol borró la última esperanza y a partir de ahora se abre la veda para hablar del verano, de los fichajes, de quién viene y quién se va. Y por supuesto, del entrenador. Entrenador agotado, amortizado y al que veo especialmente acabado desde el derbi. Lo peor no es el futuro de Setién, pues vendrá otro. Lo peor es la desunión abierta en la cúpula, aunque en este punto prefiero esperar y escuchar a que alguien diga esta boca es mía. El asunto hasta ahora se ha despachado con la patada hacia adelante de un comunicado. Realmente, para salir a dar un mensaje coherente precisamente conviene tener un mensaje coherente. El paripé por el paripé, ¿para qué? Cuidadito con eso de salir a dar la cara, frase que para mí no significa nada.

La crisis, decía, tiene a Setién contra las cuerdas. No seré yo quien trate de salvar a un entrenador perdedor, pero creo que la malísima racha presenta muchas más aristas. Comencemos por el punto de partida. El Betis esta temporada ha afrontado un escenario nuevo, el de disputar con protagonismo tres competiciones. Nunca antes se había abierto tal panorama, tan ilusionante como exigente. El Betis sacó nota en la fase de grupos de la Europa League y alcanzó unas semifinales de Copa. Cuando un equipo traspasa la dimensión de los 50 partidos jugados, ojito. Conviene tentarse la ropa. Con el desgaste anímico y físico que ello supone, es obligatorio contar con una plantilla repleta de alternativas. Lo de optar por una plantilla manifiestamente corta ha sido un error del que Setién también es responsable. Incluso la pasada campaña, con la comodidad del partido semanal, Setién estuvo obligado a sacarse de la chistera a varios canteranos que aportaron. Todos los días no es fiesta. La cantera, gracias a una labor agotadora e ingrata, funciona un tanto por generación espontánea. Este año la fuente está seca. No sale agua y aparece la sed. No ha surgido un Fabián, un Loren o un Junior y sí un Emerson, un Jesé o un Lainez en enero.

Además, y aquí entramos en el terreno más opinable, detecto que la plantilla está algo sobrevalorada. Entre los males endémicos del Betis se encuentra el de realzar a gente que no lo merece. No hay forma de erradicar tan penoso defecto. Realmente, se sigue cayendo en el mismo error que con el elogiado Petros, aunque afortunadamente ahora con otro tipo de jugadores. Pero en el fondo es lo mismo. Cualquiera que hace tres partidos buenos con la camiseta del Betis automáticamente pasa a tener galones de capitán general. Jesé marca un gol en Vigo y deprisa y corriendo hay que hablar con el jeque del PSG. El mismo Bartra resume perfectamente el clima general de algarabía en las valoraciones. Buen futbolista, sin duda, hasta el momento la temporada ha demostrado que Setién llevaba razón en aquellas inoportunas declaraciones sobre el nivel del central. Por algo no se pudo quedar en dos grandes. Podríamos seguir con algún futbolista más.

Ni que decir tiene que la cuerda se romperá por Setién. Con cierta frivolidad, muchos pensaban que el Betis se pondría a jugar finales como un descosido porque sí. O porque simplemente el Sevilla lo ha hecho. Se toma a la ligera que una línea tan capital como el ataque se haya confeccionado de forma tan penosa. Se pide con insistencia la presencia de jugadores medianos como Sergio León o Barragán, lo cual da idea de lo poco que se ha entendido lo que significa la palabra crecimiento. Da igual que sólo ocho goles alumbren a los cuatro atacantes utilizados. Caer en Mestalla es inadmisible, como si Rodrigo o Gameiro fueran unos cualquieras a los que el Betis debe laminar. Suelo recordar a los grandes equipos por el nivel de su delantera. Y luego, todo lo demás. Siempre hay una pareja mágica sobre la que recae la gloria. Es así desde que el fútbol es fútbol. De hecho, si los números goleadores no provocan sonrojo, se debe precisamente a la filosofía de juego de Setién, la misma que ha convertido en internacional a Canales y en goleador a Lo Celso. En realidad, Setién ha perdido este partido desde el primer minuto. En este sentido, Serra Ferrer juega con red. La crítica no irá hacia él o se pondrá muy de perfil. En parte es comprensible. Serra es leyenda, una marca ganadora y ningún bético desea que se aburra y se vaya. Su legión de seguidores lo pondrá a salvo cacareando una supuesta ambición que esta temporada no se ha visto por ningún sitio. En cuatro mercados ha sido incapaz de fichar a un delantero de nivel medio. Pecado mortal, pues ésta no era una temporada cualquiera. Era la temporada más ilusionante que se recuerda, ahora ya tristemente por los suelos.

Compartir:
Más Artículos
  •  

    En-Nesyri sigue en Budapest

    27/09/2020 · Miguel Ángel Chazarri

    Bueno, pues se sacó adelante un partido que tuvo sus fatiguitas. Yo creo que en gran parte provocadas porque el Sevilla se las buscó. Es decir, cuando se...

  •  

    Vender a Koundé

    22/09/2020 · Miguel Ángel Chazarri

    Creo que ya no debería doler mucho, pues a estas alturas... Cuando la oferta por el jugador equis va subiendo y al Sevilla le cuadra para continuar con su glorioso...

  •  

    Otro Betis

    20/09/2020 · Miguel Ángel Chazarri

    Gran partido del Betis ante el Valladolid. Autoritario, mandón, imponiéndose desde el primer minuto. Salí algo escéptico del triunfo ante el...

  •  

    Su majestad 0-1

    14/09/2020 · Miguel Ángel Chazarri

    Vaya por delante que me gustó muy poco el Betis en Vitoria, lo que ocurre es que al calor de un  0-1 los periodistas solemos desarrollar virtudes que yo...

  •  

    Adiós, mi Baneguita, adiós

    11/09/2020 · Miguel Ángel Chazarri

    Se va Banega, un jugador colosal. Un jugador como posiblemente tardemos mucho tiempo en ver a otro, aunque tratándose del Sevilla, vaya usted a saber... Este...

Podcasts

 




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.