Equilibrios inestables

Luis Giménez
Luis Giménez
04/07/2022

La temporada recién terminada ha sido muy exitosa en lo deportivo para el Real Betis Balompié. Sin embargo, no soplan vientos favorables en el ámbito económico de la entidad.

Al inicio de la temporada existían magnitudes económicas preocupantes en las cuentas anuales aprobadas por la Junta General de Accionistas: patrimonio neto negativo de 31 millones de euros, pérdidas del último ejercicio de 37 mm€, deudas por importe de 166 mm€, de las que 135 mm€ vencían a corto plazo... En definitiva, un panorama complicado que obligaba a una gestión económica exigente. Por todo ello, resulta de interés hacer un seguimiento a la ejecución del presupuesto de la última temporada y estimar el posible resultado económico.

En la última Junta General de Accionistas del RBB se aprobó el presupuesto económico para la temporada 2021-2022 con los principales conceptos de ingresos y gastos del presupuesto, que se comparan en el siguiente cuadro con el resultado real del ejercicio anterior (en millones de euros):

  

Concepto

Presupuesto 2021-2022

Real Temp. 2020-21

Presupuesto 2020-2021

Ingresos recurrentes

111,3

85,9

87,9

Gastos operativos

(30,7)

(35,3)

(28,6)

Coste de la plantilla deportiva profesional

(110,6)

(103,8)

(92,6)

Otros ingresos de explotación

4,8

2,0

2,8

Beneficios por traspasos de jugadores

30,0

18,5

33,0

Resultado financiero

(3,3)

(4,0)

(2,5)

Resultado

1,5

(36.7)

0

 

Sorprendió que se aprobase un presupuesto con un resultado equilibrado tras las significativas pérdidas de la temporada anterior y que en las propias cuentas anuales (véase nota 2.4 de la memoria) se manifestara por los administradores que en este ejercicio se iban a producir beneficios operativos significativos que deberían ayudar a reequilibrar el desfase patrimonial y financiero que el club presenta en sus últimas cuentas anuales. 

Como puede observarse, el objetivo presupuestario consistía en volver a equilibrar el resultado del ejercicio con incrementos de ingresos recurrentes de 26 mm€ y de beneficios de traspasos de jugadores (12 mm€), subiendo ligeramente el coste de la plantilla deportiva profesional y reduciendo los gastos operativos en 4 mm€. En definitiva, un presupuesto bastante exigente para su cumplimiento, tras un año de fuertes pérdidas, sobre todo en las partidas de beneficios por traspasos y reducción de costes operativos.

Ingresos recurrentes

El detalle del importe neto de la cifra de negocios presupuestado (ingresos recurrentes) se presenta a continuación:

Concepto de ingresos

Presupuesto 2021-2022

Real Temp. 2020-21

Presupuesto 2020-2021

Competiciones

15,6

0

3,4

Televisión

66,0

69,7

61,5

Abonados y Socios

13,8

0,1

7,5

Publicidad y Marketing

15,9

15,9

15,5

Total ingresos

111,3

85,7

87,9

El incremento de los ingresos recurrentes presupuestados tienen su origen en dos partidas claras: el regreso de los aficionados al estadio y la previsión de ingresos por participación en la Uefa Europe League. También se han reducido ligeramente los ingresos por televisión, como consecuencia de la cesión del 11% de los derechos televisivos al fondo CVC. Por tanto, no parece que existan muchos riesgos para que, en su conjunto, las referidas previsiones se hayan cumplido.

Plantilla profesional más cara

En el principal coste de un club de fútbol de La Liga, el de la plantilla profesional, se estimó un incremento de 6,8 mm€ (110,6 mm€ frente a los 103,8 mm€ de la temporada anterior). No se han producido especiales circunstancias durante la temporada que permita concluir sobre desfases significativos, al alza o a la baja, en esta partida. Las renovaciones realizadas de contratos de algunos jugadores deben tener un efecto limitado en ka reducción de costes en este ejercicio.

Como puede observarse, todos los ingresos recurrentes se dedican al pago del coste de la plantilla profesional, sin dejar margen para el pago del resto de los costes operativos o funcionamiento de la entidad (30 mm€, que se reducen en el presupuesto en unos 5 mm€, tras acometer un plan de reducción de gastos estructurales) y los gastos financieros generados por la deuda, que se mantienen en una cifra similar al ejercicio anterior.

Con estas premisas puede estimarse un déficit en esta temporada sobre los 20-25 mm€, que solo se podría compensar con los beneficios generados por la venta de derechos federativos de jugadores.

Beneficios por traspasos de jugadores

No hay que ser un lince para comprobar que las previsiones de este epígrafe de los presupuestos de obtener 30 mm€ de beneficios no se han cumplido. Si mal no recuerdo, en el ejercicio económico cerrado el 30 de junio solo se han generado plusvalías por la venta en el verano pasado de Emerson y, posiblemente, se haya cobrado algún variable de traspasos realizados en ejercicios anteriores.

Diversas circunstancias han contribuido a esta situación, especialmente la atonía del mercado europeo de fichajes y los pocos jugadores de la plantilla que puedan generar con la venta de sus derechos federativos plusvalías contables de dicho importe, más por la edad de los mismos que por su calidad futbolística.

Otra temporada con déficit

A modo de conclusión, parece inevitable que por segunda temporada se producirán pérdidas significativas en la cuenta de pérdidas y ganancias, estimándose en el entorno de los 20 mm€.

Hasta el momento, los dirigentes del club han capeado el temporal de los malos resultados económicos y del significativo fondo de maniobra negativo; pero más pronto que tarde tendrán que tomar medidas de calado para reequilibrar el desfase patrimonial actual.

En el último ejercicio se justificó la situación por los efectos de la pandemia y se aludió a un optimista plan de actuaciones a corto plazo que no parece haber fructificado. No puede ser únicamente la pandemia la justificación de las importantes pérdidas registradas en los clubes, que, en el caso de los clubes sevillanos, solo ha afectado al importe neto de los ingresos por abonados, recuperados ya esta última temporada.

 Al no conseguir recursos por la vía de generación de resultados el club se adhirió a la operación de financiación del fondo de inversión CVC, promovida desde La Liga. Dicha transacción no es la panacea, más bien supone pan para hoy y hambre para mañana. A cambio de un préstamo de unos 90 mm€ a largo plazo, se cede como retribución casi un 11% de los derechos de televisión durante 40 años. Al alto coste de financiación se unen las limitaciones en el uso de los fondos recibidos, en especial, que debe dedicarse el 70% de los mismos a infraestructuras e instalaciones, lo que permitirá el inminente comienzo de las obras de la nueva ciudad deportiva en Dos Hermanas.

Aún se está a tiempo que antes de comenzar la nueva temporada se alivien las tensiones financieras con alguna venta de jugador. Estos recursos, probablemente, se destinarán al pago de la adquisición de los dos fichajes anunciados y a completar la composición de la plantilla.

En definitiva, parece que se tendrá que acudir a otras vías para reequilibrar el desfase patrimonial y poder atender el pago de los gastos corrientes y la devolución de la deuda financiera, gran parte de ella garantizada con los derechos de televisión. Aunque no se conoce el plan estratégico a diez años anunciado en la memoria, las vías de reestructuración económica pueden implicar una combinación de factores. A modo de ejemplo: ampliación de capital, aumento del endeudamiento a largo plazo con garantías, procedimientos de reestructuración de la nueva ley concursal o la aplicación de lo indicado en la sentencia de la sala de lo civil del Tribunal Supremo de 15-10-2013 (véase página 11 de la memoria consolidada), que hasta ahora se ha aprovechado como un escape legal.

La situación económica del RBB y, en menor medida la del Sevilla FC, no es un fenómeno aislado en el conjunto de los clubes españoles. Salvo casos contados (Real Madrid y alguno más) resulta preocupante no sólo la situación patrimonial y financiera sino las perspectivas futuras para solucionar los desfases. Hasta ahora solo se están basando en la recuperación por la vía de la obtención de beneficios operativos, circunstancia que parece va a ser claramente insuficiente con la atonía existente y previsible en el mercado de traspaso de jugadores, que está impidiendo la obtención de recursos, la generación de plusvalías y las posibilidades de realizar nuevas contrataciones de jugadores.

Habrá que estar atentos a las futuras actuaciones del control financiero de La Liga para intentar, en primer lugar, detener la tendencia de generación de pérdidas de los clubes españoles y, posteriormente, mitigar los desequilibrios patrimoniales y financieros actuales. Se divisa en lontananza un escenario complicado para la economía de los clubes españoles que, sin una gestión adecuada por los dirigentes, podría derivar no solo en falta de crecimiento sino en la reducción de los niveles actuales de ingresos. Es un buen tema para una próxima entrega.

Postdata: Para aquellos que quieran profundizar en esta árida tarea les recomiendo la lectura de las páginas 11 a 15 de la última memoria consolidada del RBB donde podrán conocer las manifestaciones del Consejo de Administración al respecto de las actuaciones para recuperar el equilibrio patrimonial y financiero.

(*) Luis Giménez es abogado y auditor de cuentas

Compartir:
Podcast Real Betis Balompié
 
Podcast
Último encuentro

1ª División

Getafe0
Real Betis1
La crónica · Ficha técnica· El Mejor
Jornada a Jornada




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.